Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

La Política me da risa
 
Politica Gourmet

Por YAZMÍN ALESSANDRINI

DESAYUNO (ELECTORAL) AMERICANO

04-Nov-2016

DESAYUNO (ELECTORAL) AMERICANO

 

            Las elecciones en Estados Unidos ya están a la vuelta de la esquina y en esta “Política Gourmet” tenemos que ponernos muy internacionales con las recetas de dos cocineros (la verdad es que no les podemos decir chefs, todavía les falta nivel para legar a eso) que en los últimos días han estado en la boca de todos: Hillary Clinton y Donald Trump, quienes se han ensuciado los mandiles de lo lindo arrojándose de todo: comida podrida, comida caducada, fast food (muy socorrida en la dieta de los gringos) y… ¡hasta comida mexicana!, porque al de la cabeza de calabaza de Halloween a veces le da por meter a su cocina ingredientes propios de nuestra gastronomía.

 

            Pues bien, a unos días de que millones y millones emitan su sufragio a favor de uno y en contra de otro, estos señores Clinton y Trump deberán lucirse frente a la estufa para preparar una receta que más o menos les salve el día. Y es que el premio que se pueden ganar por agradarle el paladar a los norteamericanos será nada menos que atender durante cuatro años (mínimo) el restaurante “La Casa Blanca”.

 

MENÚ (MUY GRASOSO Y BARATO ¡APROVECHEN!):

 

-       Hamburguesas a la Obamacare, o sea… ¡terribles para la salud!

-       Alitas de pollo enchiladas con injurias

-       Hotdogs sin propuestas políticas

-       Nachos evasores de impuestos

-       Falafel a la Estado Islámico, o sea… ¡muy explosivo!

-       Chili a la frontera sur (lo tienes que pagar tú “sí o sí”)

-       Costillas de cerco a la BBQ con guarnición de promesas incumplidas

-       Meatsandwich (sandwich de carne) a la Queens, o sea… muy racista

-       Patatas horneadas con decepción bañadas en salsa gravy de mentiras

-       Pay de limón agrío, muy agrío… como las muecas de Trump

-       Guacamole demócrata

-       The Whole Enchilada (sólo se sirve por orden de 3)

-       Tacos deportados

 

Y ahora sí, ¡Mal provecho! Me avisan como están de la panza para el martes.

 

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

 



Comenta este artículo:
  No  Mucho
Captcha Image
 

ARTÍCULOS ANTERIORES

04-Nov-2016

DESAYUNO (ELECTORAL) AMERICANO

 

            Las elecciones en Estados Unidos ya están a la vuelta de la esquina y en esta “Política Gourmet” tenemos que ponernos muy internacionales con las recetas de dos cocineros (la verdad es que no les podemos decir chefs, todavía les falta nivel para legar a eso) que en los últimos días han estado en la boca de todos: Hillary Clinton y Donald Trump, quienes se han ensuciado los mandiles de lo lindo arrojándose de todo: comida podrida, comida caducada, fast food (muy socorrida en la dieta de los gringos) y… ¡hasta comida mexicana!, porque al de la cabeza de calabaza de Halloween a veces le da por meter a su cocina ingredientes propios de nuestra gastronomía.

 

            Pues bien, a unos días de que millones y millones emitan su sufragio a favor de uno y en contra de otro, estos señores Clinton y Trump deberán lucirse frente a la estufa para preparar una receta que más o menos les salve el día. Y es que el premio que se pueden ganar por agradarle el paladar a los norteamericanos será nada menos que atender durante cuatro años (mínimo) el restaurante “La Casa Blanca”.

 

MENÚ (MUY GRASOSO Y BARATO ¡APROVECHEN!):

 

-       Hamburguesas a la Obamacare, o sea… ¡terribles para la salud!

-       Alitas de pollo enchiladas con injurias

-       Hotdogs sin propuestas políticas

-       Nachos evasores de impuestos

-       Falafel a la Estado Islámico, o sea… ¡muy explosivo!

-       Chili a la frontera sur (lo tienes que pagar tú “sí o sí”)

-       Costillas de cerco a la BBQ con guarnición de promesas incumplidas

-       Meatsandwich (sandwich de carne) a la Queens, o sea… muy racista

-       Patatas horneadas con decepción bañadas en salsa gravy de mentiras

-       Pay de limón agrío, muy agrío… como las muecas de Trump

-       Guacamole demócrata

-       The Whole Enchilada (sólo se sirve por orden de 3)

-       Tacos deportados

 

Y ahora sí, ¡Mal provecho! Me avisan como están de la panza para el martes.

 

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

 


06-Sep-2016

TACOS DE LENGUA Y DE TROMPA

 

            Distinguidísimos comensales, es hora de entrarle a la muy socorrida vitamina “T”, con la receta de dos muy afamados taqueros, uno gringo y otro mexicano (pero que se siente francés) que últimamente les ha dado por preparar unos tacos muy antihigiénicos e insalubres que han estado muy solicitados por aquellos que no tienen tiempo para ir a comer a sus casitas o que no les alcanza para meterse a comer a algún restaurante.

 

            Como toda buena cocinera, aquí les paso la receta, pero mucho ojo, porque los tacos que preparan estos dos señores, apodados “El Pelucón” y “El Pomadoso” si pueden provocarles mínimo una gastroenteritis o una tifoidea. Así que coman bajo su propio riesgo.

           

 

INGREDIENTES:

 

  • 1 lengua viperina, ofensiva y muy suelta
  • 1 trompa de cochino
  • 1 embarrada de sesos… ¡pero muy pocos sesos!
  • Aceite de odio
  • Un manojo de racismo fresco bien picado
  • Sal de ignorancia
  • Una cebolla homofóbica cortada en cuadritos
  • Tortillas de maíz inmigrante al gusto
  • Discurso clasista bien hervido
  • Salsa verde de demencia
  • Salsas roja de desprecio

 

PREPARACIÓN:

 

Preparar tacos no requiere de mayor ciencia. Pero en esta ocasión repasemos cuidadosamente la elaboración de este tradicional platillo mexicano para saber cuál de los ingredientes echará a perder toda la receta. Comencemos poniendo la lengua y la trompa en el aceite de odio, para que se frían bien y ya cuando estén a punto de crujir ponerlas a escurrir (sobre un muro, si gusta) y enseguida ponerles la sal de ignorancia. Las ramitas del racismo y la cebolla homofóbica (que deben estar bien frescas), se cortan finamente para que alcancen para todos aquellos que también gusten de ponerle una embarrada de pocos sesos a sus tacos. Pero si ni la lengua ni la trompa les gustan fritas, también las pueden preparar hervidas al vapor de un discurso clasista figurativo y muy intelectualoide.

 

Y ahora sí, la lengua y la trompa ya están listas. Calientes las tortillas al fuego de las campañas y las redes sociales, que cada quien le ponga la salsa de su preferencia y acompañen sus taquitos con unas buenas melodías de Juan Gabriel.

 

¡Mal provecho!

 

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                 Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

06-Jul-2016

TAMALES OAXAQUEÑOS DE PEJELAGARTO

 

            Debido a los eternos bloqueos carreteros cortesía de los “maestros” indeCNTEs que lamentablemente han provocado un terrible desabasto en múltiples restaurantes, merenderos, fonditas y hasta puestos de fritangas, me he visto obligada a buscar en mis viejos recetarios algún platillo que además de reunir las tres “B” (bueno, bonito, barato) también tenga la cualidad de poderse preparar rápido y que le llene rápidamente la barriga a todos los comensales que para estas alturas ya deben estar bastante hambrientos.

 

            Así que vamos a darnos prisa para preparar unos indigestos tamalitos oaxaqueños de pejelagarto

 

INGREDIENTES:

 

-       1 pejelagarto caduco, necio, mesiánico y muuuuuy oportunista

-       4 hojas de cerrazón

-       1 cebolla de violencia

-       4 dientes de ajo(derse)

-       ¼ de kilo de pierna de puerco magisterial

-       ½ kilo de mole negro de malas intenciones

-       ¼ de manteca de cerdo (se puede sustituir por un líder sindical bien machacado)

-       1 kilo de masa de protestas

-       ½ taza de agua(ntarse) de toma de carreteras y 2 cucharadas de desesperación

-       1 pizca de indecisión gubernamental

-       20 gotas de desinterés oficial

-       sal al (dis)gusto

 

PREPARACIÓN:

 

Las hojas de cerrazón se cuecen por varias semanas al calor de la molestia social. Se escurren, se desenrollan y se cortan en distintos cuadros de 20 x 20 cms. Aproximadamente y se envían a distintas carreteras. La carne de pejelagarto también se cuece con oportunismo, demagogia y populismo, sin olvidar cubrirla con violencia y malas intenciones. Se deja enfriar, se le quitan los alardes electoreros y se le corta en pedazos pequeños. El caldo servirá para las protestas.

 

El mole negro de malas intenciones se combina con la parte grasosa del caldo y se pone a calentar con marchas.

 

La manteca se bate hasta que desespere a los estudiantes y los ciudadanos.

 

 

Todos lo anterior se va incorporando al caldo hasta que quede por encima de la indecisión gubernamental y el interés oficial, y cuando ya se haya formado una masa molesta y desesperante, se hacen bolitas del mismo peso y tamaño y se les untan carne de pejelagarto y pierna magisterial, envolviéndose en las hojas de cerrazón. Se meten dentro de una olla de grillos y se ponen cocinan al fuego lento de las demandas inconcebibles y una vez que estén bien cosidos se sirven al (dis)gusto de toda la gente.

 

¡Mal provecho!

 

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

 

24-May-2016

TENTEMPIÉS ELECTORALES

 

            Eso del proselitismo, andar rancheando de aquí para allá, no es para cualquiera. Las asoleadas, los baños de pueblo, varios eventos al día… la verdad es que no queda tiempo suficiente para ir a la casa a comer o meterse a un buen restaurancito, lo que provoca que nuestros pobrecitos candidatos por lo regular casi siempre se estén malpasando (ya ven que algunos en su 3 de 3 presumen que prácticamente están al borde de la anemia). Pero eso se puede solucionar si para cada acto de campaña se llevan sus loncheras repletas con éstas muy tradicionales viandas de temporada:

 

MENÚ:

 

-       Aguascalientes: Rellenas de carne de ratón loco adobado

-       Chihuahua: Machaca de mapache alternante desmenuzado

-       Durango: Pan con lo mismo… y nada más

-       Hidalgo: Pastes de carro completo con salsita tricolor

-       Oaxaca: Tlayudas de tlacuache

-       Puebla: Enchiladas de mole poblano con tepocatas

-       Quintana Roo: Chocolomo de hermano ex priista

-       Sinaloa: Aguachile de venganza con pez Malova triturado

-       Tamaulipas: Embutido de promesas incumplidas

-       Tlaxcala: Tlayudas de chicharrón de caballo (por aquello de que habrá photo finish)

-       Veracruz: Ceviche de carne de puerco aderezado con decepciones

-       Zacatecas: Enfrijoladas de (¡obvio!) frijol con gorgojo

 

Y no olviden que todos los platillos tienen fecha de caducidad: 5 de junio.

 

¡Mal provecho!

 

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

 

20-Apr-2016

GARNACHAS A LA XÓCHITL

 

            En la delegación Miguel Hidalgo de la contaminadísima cedeemeequis recientemente se inauguró allá por las inmediaciones de la Rotonda de las Personas Ilustres un muy pintoresco changarro vulgarmente llamado “El que la mete, la paga”, por cierto muy mal atendido por doña Xóchitl y don Arnoldo, quienes inspirados por los muchos miguelhidalguenses que están acostumbrados a comer cualquier cosa en la calle, so pena de afectar su salud, decidieron, en plena vía pública, entrar al negocio culinario de las fritangas, las garnachas y los antojitos. Nada nutritivo, pero muy empanzonador pues…

 

            Sin embargo, con todo y que este puesto se ubica en la vil calle (adornada de baches y basura) tuvieron la puntada de reservarse el derecho de admisión y ¿qué creen? no admiten ni madres solteras ni discapacitados ni personas de la tercera edad, ¡pura clientela selecta, pues! Pero eso sí, para que se sientan seguros, todo el tiempo que permanezcan en el lugar serán periscopeados.

 

            Pero vamos ya a echarle un ojo a la carta porque se me está haciendo agua la boca

 

MENÚ:

 

-       Sopes simulados (se toma la foto con ellos y se los quitan después)

-       Pambazos mentirosos

-       Gorditas de leperadas

-       Quesadillas misóginas

-       Huaraches ¿con huevo?, ¿o sin huevo?, ¿o con huevo?, no… mejor ¡sin huevos!

-       Flautas trolleadas

-       Enchiladas clasistas

-       Atole con el dedo

-       Panuchos discrecionales

-       Tlacoyos de desprecio ciudadano

-       Tostadas de reputación

-       Patitas de pollo con muchos huesos

-       Tacos dorados con sonrisas falsas

-       Tlayudas de intolerancia

-       Churros de cuatachismo

 

¡Mal provecho!

 

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

 

02-Mar-2016

GOBERNADOR A LA TUMBADA

 

            “Veracruz, son tus noches palmera y mujer (…) tendré que volver”, así cantaba el inmortal Agustín Lara, pero por el momento una servidora (y seguramente muchos de ustedes, comensales distinguidos) se abstendrá de volver porque en tierra jarocha la cosa está color hormiga con su cocinero en jefe, quien tiene la cocina patas pa’arriba y toda encochambrada en vísperas de una elección que amenaza con traer a una nueva plantilla de expertos en artes culinarias que bien pueden traer, para sustituir el menú tricolor, algunas recetas blanquiazules, o amarillas… ¿o qué tal independientes?

 

            Así que, para ir calentando el buche, ¿qué les parece si aprendemos a preparar un suculento, pero a la vez muy indigesto, gobernador a la tumbada? Pero a ver si no nos lo tumban antes ¿eh?

 

INGREDIENTES:

 

-       Un gobernador intolerante y cínico

-       Violencia picada muy finamente

-       Muchos policías pelados, corruptos y coludidos

-       Inseguridad asada, pelada, molida y colada

-       Varias ramitas de temor ciudadano

-       Varias ramitas de descontento ciudadano

-       Autoridades bien lavadas

-       17 periodistas asesinados

-       Represión hacia los sectores vulnerables

-       3 tazas arroz pellizcado del presupuesto

-       2 cucharadas de aceite de derechos humanos pisoteados

 

PREPARACIÓN:

 

Con mucho cuidado hay que poner a acitronar la inseguridad y la violencia, porque éstas vienen impregnadas con migajas de los cárteles de narcotráfico y la corrupción  de los órganos policacos. Se añaden las ramitas de temor ciudadano y de descontento ciudadano, los cuales se deben sazonar junto a la repression hacia los grupos vulnerables; si se llega a poner espesa la poción agregue agua con la que las autoridades se han lavado las manos sistemáticamente. Cuando todo esto ya esté hirviendo agregue varios trozos de gobernador intolerante y cínico, mezclándolos con los 17 periodistas asesinados y los policías pelados, corruptos y coludidos, esto se debe dejar hervir durante varios años y enseguida se agrega el arroz del presupuesto pellizcado para que quede bien aguado y maloliente. Sírvase en plena efervescencia electoral para causar una tremenda indigestión a quienes lo coman.

 

¡Mal provecho!

 

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

 

15-Jan-2016

 

            Como buenos entrepreneurs que son, además de excelentes amigos, la actriz Kate Del Castillo-Negrete Trillo y el narcotraficante Joaquín Archivaldo Guzmán Loera han decidido llevar su amistad a otro nivel uniendo esfuerzos y capitales incursionando en el ramo restaurantero, por lo que próximamente se espera la inauguración del feudo “Les tunnels de Chapoix”, que ofrecerá una variado menú con comida internacional y una carta de bebidas espirituosas de distinta denominación y que harán maridaje perfecto con los suculentos platillos que se ofrecerán en sus sucursales de Los Ángeles, Los Mochis, Badiraguato, Mazatlán, Xochimilco y Almoloya… ¡toda una cadena!

 

            Las reglas de etiqueta para ingresar a este restaurante son simples, sólo requiere ir vestido con camisas guapachosas, cinturones y botas de pieles de animales exóticos y los fines de semana puede entrar con camisa polo y pants deportivos.

 

            Cada restaurante será atendido únicamente por dos cocineras que se irán rotando periódicamente, por lo que el sazón de los platillos puede variar; además, para que se entretenga, todos los días en las pantallas gigantes de televisión usted podrá disfrutar una y otra vez de los 63 episodios de “La Reina del Sur”.

 

            Cabe mencionar que en estos restaurantes no se habla inglés.

 

MENÚ SEMANAL:

LUNES

  • Desayuno: Café, té, huevo en salsa de pasilla, tortillas, pan dulce y gelatina.
  • Comida: agua de sabor, sopa de pasta con zanahoria, arroz con plátano, carne de cerdo en salsa verde con calabacitas, frijoles, tortillas, manzana.
  • Cena: café, té, papas con longaniza, tortillas, pan dulce y mazapán.

MARTES

  • Desayuno: café, té, calabacitas a la mexicana con queso panela y grano de elote, tortillas, pan dulce, flan.
  • Comida: agua de sabor, sopa de pasta con champiñones, arroz con poblano, fajitas de pollo, frijoles, tortillas y manzana.
  • Cena: cafe, té, marina de queso panela y una barra de trigo con amaranto.

MIÉRCOLES

  • Desayuno: café, té, caldo tlalpeño, tortillas, pan dulce, gelatina.
  • Comida: agua de sabor, crema de chayote, arroz con ejote, bistec a la mexicana, frijoles ,tortillas, plátano.
  • Cena: atole de sabor, torta de jamón con queso, galletas y un paletón.

JUEVES

  • Desayuno: café, té, jamón ahumado de pavo a la plancha, ensalada de verduras, tortillas, pan dulce, gelatina.
  • Comida: agua de sabor, sopa de pasta con zanahoria, arroz con plátano, carne de cerdo en pasilla, frijoles, tortillas y manzana.
  • Cena: café, té, quesadillas poblanas, ensalada verde, pan dulce, mazapán.

VIERNES

  • Desayuno: café, té, huevo en salsa verde, pan blanco, barra de trigo y flan.
  • Comida: agua de sabor, sopa de pasta con chayote, arroz con elote, romeritos en mole, frijoles, tortillas y guayaba.
  • Cena: café, té, ceviche de soya, galletas, pan dulce y una palanqueta.

SÁBADO

  • Desayuno: café, té, queso panela a la plancha, frijoles, pan dulce, gelatina.
  • Comida: agua de sabor, sopa azteca, arroz con chícharo, filete a la veracruzana, frijoles, tortillas, melón.
  • Cena: café, té, pizza, galletas, tamarindo.

DOMINGO

  • Desayuno: café, té, quesadilla de chorizo, frijoles, tortillas, pan dulce, gelatina.
  • Comida: agua de sabor, sopa de lenteja, arroz con zanahoria, pollo frito, ensalada de verduras, frijoles, tortillas y manzana.

Cena: café, té, huevo con jamón, tortillas, pan dulce y galletas.

En ocasiones especiales se pueden ordenar mariscos y carne asada.

 

BEBIDAS:

- Tequila “Honor”

- Whisky “Bucana” (no confundir con “Buchanan’s”)

- Champaña “Penn”

 

Si gusta, puede hacer su reservación en BlackBerry.

 

¡Buen provecho!

 

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

 

05-Dec-2015
Paella a las Ondas

 

            Chef de cuisine de amplísima trayectoria y con un recetario tan gordo como una “Sección Amarilla”, Joaquín López-Dóriga literalmente brincó el charco hace unos días con la bolsa del mandado repleta de ingredientes mexicanos para enseñarle a los españoles cómo se prepara una suculenta paella a la ondas, un platillo típico de la gastronomía de España pero con la sazón de un maestro de la cocina informativa mexicana es como si prácticamente le hubiera ido a vender chiles a Herdez.

INGREDIENTES:

-          1 kilogramo de arroz noticioso

-          ¾ de kilo de pollo objetivo

-          500 gramos de conejo veraz

-          400 gramos de alubias amenas y judías verdes exclusivas

-          1 lata de puré de tomate nocturno

-          1/3 de cucharada de azafrán narrativo

-          1 diente de ajo crítico

-          1 cebolla conductora

-          20 caracoles oportunos

-          1½ litros de caldo de experiencia

-          Sal periodística

-          Aceite de oliva virgen periodístico

-          Agua televisiva

 

PREPARACIÓN:

 

            Antes que nada hay que limpiar todos los ingredientes con ética y dedicación. Enseguida nos debemos poner a cortar en rodajas tanto el ajo como la cebolla sobre una tabla de redacción pulcramente lisa. Después la carne del conejo veraz y el pollo objetivo se limpian de cualquier mala fuente y todo se pone a freír en una paella (sartén) lo suficientemente grande como para que le pueda alcanzar a numerosísimas teleaudiencias y radioaudiencias y previamente calentada con el aceite de oliva virgen periodístico. Todo se tiene que freír a fuego lento para que el rating agarre buen color y con las verduras ya incorporadas a continuación agregamos el caldo de experiencia con el puré de tomate nocturno. Una vez que ya todo se sazone con muy buenas entrevistas, crónicas, reseñas y notas le ponemos el arroz noticioso bien cocinado. Verán qué sabrosa quedará esta receta, ¡digna de un premio internacional!

 

            ¡Buen provecho!

 

            Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

              Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

03-Nov-2015

            Amig@s de la Política Gourmet, este arranque del penúltimo mes del año siempre nos ofrece varias delicias culinarias a todos los mexicanos, sobre todo a aquellos que en lugar de las americanizadas festividades del Halloween preferimos las celebraciones del Día de Muertos, pues es en estos días más que nunca que el ingenio mexicano se deja sentir en todas nuestras cocinas, desde las más humildes fondas hasta los llamados restaurantes de pipa y guante.

 

            Por eso, en esta ocasión vamos a echarle un vistazo a las mesas de algunos personajes relacionados con la polaca mexicana y otros que están en boca de todos sin tener que ver con esta macabra actividad (¡uy, qué miedo!), para saber que comieron en estos días de espanto:

 

PLATILLOS

-       Andrés Manuel López Obrador.- Pejelagarto en salsa de jengibre

-       Jaime Rodrígues “El Bronco” – Tacos de lengua de cabrito populista

-       Ricardo Anaya – PAN de muerto a la Colima

-       Miguel “El Piojo” Herrera  – Hamburguesas de Xolo panteonero

-       Sergio “Checo” Pérez – Comida corrida… ¡corrídisima!

-       Rafael Pacchiano – Ensaladita vegetariana

-       Margarita Zavala – Calaveritas de  (falsas) ilusiones

-       Aurelio Nuño Mayer – Tlayudas oaxaqueñas de la fonda de don ViCNTE

-       Gustavo Madero – Sólo tomará refresco, hasta que se harte. Para que se le piquen los dientes y deje de decir leperadas

-       Joaquín “El Chapo” Guzmán – Barbacoa de hoyo… ¡perdón!, de túnel

-       José Antonio Meade – Un desayunito del DIF

-       Nico Rosberg – Salchichas alemanas con salsa pico de gacho y pulque

-       Erick Ramírez Crespo – Pipián con carne de narco

-       El Papa Francisco – Unos tamalitos… porque por fin nos visita para el mes de la Candelaria

 

¡Buen provecho para tod@s!

 

                        Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

30-Sep-2015

            Como ya muchos de ustedes estarán enterados, el próximo sábado en Nuevo León vamos a tener la inauguración de un nuevo restaurante de especialidades norteñas, con nuevo chef y toda la cosa, Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón, quien durante 33 años especializó su sazón en “El Asador Tricolor”, pero ahora con una pequeña ayuda de sus amigos, se animó a poner su propio changarro, “La Parrilla del Bronco”, que entre sus principales platillos ofrecerá, obviamente, el tradicional cabrito regiomontano con un toque muy particular, por lo que desde el próximo fin de semana aquellos que vivan o viajen a Nuevo León ya podrán degustar del cabrito a la Galeana o a la Bronco, como ustedes quieran decirle. Pero, mucho, ojo, no se vayan a indigestar:

 

INGREDIENTES:

-       1 cabrito de Galeana entero recién salido de contienda electoral

-       1 puño de chiles guajillos

-       6 dientes de ajo

-       Sal

-       Pimienta

-       Clavos de olor

-       Vinagre

-       Limones

-       Carbón o leña

-       1 varilla de metal

 

PREPARACIÓN:

 

Primero que nada consigan un cabrito entrón y animoso para abrirlo en canal con distintos problemas sociales y clavarle de extremo a extremo una varilla de deuda estatal. Una vez que esté bien atravesado con los problemas heredados de pasadas administraciones hay que limpiarlo por completo de su pasado tricolor, para eso utilicen el vinagre y los limones. Al mismo tiempo, hay que dejar que el carbón o la leña ardan a la par del descontento ciudadano para que aumente la expectación por saborear un buen platillo. Con los chiles guajillos se tiene que preparar una salsa más o menos picosita, para que no se enchilen sus cuates y para que también la prueben aquellos que no están acostumbrados a la cocina independiente. La sal y la pimienta tienen que utilizarse discretamente, para que no le quede muy condimentado el cabrito y los comensales no se decepcionen del platillo antes de que sea servido; mientras que los seis de ajo (uno por cada partido político) se deben machacar por completo e integrarse a la salsa de guajillo para que haya cierto sabor opositor que le dé sabor a la receta. Una vez que esté bien asado sírvase con tortillas de harina e invite un taco a cada medio de comunicación, principalmente a las televisoras, para que no surjan rencores anticipados.

 

¡Buen provecho!

 

            Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

16-Sep-2015

            Día de la Independencia. Fiesta nacional. Hasta en el más recóndito punto de nuestra geografía absolutamente todos estaremos disfrutando de la insuperable gastronomía mexicana y en el norteño estado de Sonora no será la excepción. Y menos cuando hace apenas unos días registró cambio de estafeta en su cocina principal, con la salida del cocinero (pésimo, por cierto) Guillermo Padrés Elías y la entrada de la chef Claudia Pavlovich Arellano, quien antes de ponerse a prepara alguna delicia culinaria seguro va a tener que ponerle una muy buena refregada con sosa, piedra pómez y jabón a todos los muebles y utensilios para cocinar porque, sin querer ser amarranavajas, su antecesor le dejó muy cochambrosas las cazuelas y la estufa.

 

            Fueron seis años de improvisados menús blanquiazules que indigestaron a todos los sonorenses, que ya es justo que se lleven a la panza algo higiénico y transparente. ¿Qué les parece si empezamos con un rico caldillo de machaca sonorense?

 

INGREDIENTES:

-       Carne machaca de trabajadora doméstica encarcelada injustamente

-       Cuatro papas peladas, cortadas en tiras, regadas con agua robada a la tribu Yaqui

-       ½ cebolla fileteada con impuesto de tenencia vehicular

-       ½ tomate picadito sembrado en el rancho Padrés y cultivado con agua de su presa privada

-       Cilantro picadito con condonaciones de impuestos a amigos

-       Puré de tomate con sulfato de cobre, cortesía de la mina Buenavista del Cobre

-       1 chile verde transportado por un caballo pura sangre

-       1 cubo de Knorr de res o de enriquecimiento ilícito, saben parecido

-       Pimienta corrupta

-       Orégano nepotista

-       Sal de tenencia vehicular

 

PREPARACIÓN:

 

Toda esta receta se debe preparar en la mayor de las insalubridades, para que el sazón padrista destroce el paladar de los comensales. En una olla profunda, tan profunda como la opacidad, se ponen aceite y la cebolla, que debe quedar totalmente acitronada por los periodicazos y enseguida se agregan el chile verde, las papas, el tomate y el puré de tomate. No hay que olvidar poner suficiente agua del río Sonora y el cubito Knorr sabor a enriquecimiento ilícito junto con la pimienta, el orégano y el cilantro.

 

Una vez que todos estos ingredientes estén perfectamente mezclados (será cosa de dejarlos en cocción unos seis años) hay que agregar la carne machaca de trabajadora doméstica encarcelada injustamente con mucho cuidado, porque éste será el ingrediente principal de esta muy insípida e indigesta gestión estatal que recién concluyó

 

Se le sugiere a la chef Pavlovich que éste inmundo platillo se lo sirva únicamente a panistas.

 

            ¡Mal provecho y felices fiestas patrias!

 

            Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

02-Sep-2015

            Sorpresivamente, en el bistró Los Pinos se anunció una muy interesante serie de cambios en su plantilla de chefs de cuisine, sous chefs, chefs de partie, chefs de garde, chefs de grillardin, chefs de garde y otras muy importantes posiciones, con el objetivo de que para los próximos tres años se revitalice la cocina de este selecto establecimiento pueda entrar en las afamadas guías Michelin, Zagat y St. Pellegrino.

 

            Para conocer a detalle los movimientos al interior de este afamado bistró, aquí los nombres de los chefs y sus nuevas posiciones.

 

INGREDIENTES:

-       Claudia Ruiz Massieu.- Después de sus exitosas recetas de cocina turística, esta afamada cocinera guerrerense ahora brillará preparando suculentos platillos de cocina internacional.

-       José Antonio Meade Kuribeña.- Ahora le corresponderá preparar viandas más accesibles, con la ventaja de que serán degustados por millones. ¡Millones!

-       Rafael Pacchiano.- En el área de comida orgánica urge una revolución para que los comensales sepan qué se está preparando ahí. A ver qué sorpresas trae en su recetario, porque la comida vegetariana que servía su predecesor era muy insípida.

-       José Calzada.- Será una gran ventaja que este cocinero especialista en bocadillos queretanos pueda disponer de todo tipo de alimentos en su nueva cocina: carnes, pescados, verduras, cortes finos, etcérera

-       Rosario Robles.- Vaya reto que le espera a esta muy conocida chef, pues de ahora en adelante deberá especializarse en menús sumamente territoriales y urbanos.

-       Enrique de la Madrid.- Dio un salto de calidad considerable. De preparar comida para un comedor bancario, ahora tendrá la enorme responsabilidad de seducir los paladares nacionales y extranjeros con lo mejor de nuestra gastronomía.

-       Francisco Guzmán.- Solía asesorar a los chefs que preparaban los menús del personal interno de Los Pinos; ahora él será el encargado de que el Presidente coma adecuadamente y a sus horas.

-       Renato Sales.- No le quiten el ojo de encima a este chef especializado en platillos fuertes y picantes, porque en su nueva encomienda deberá trabajar con ingredientes sumamente delicados.

-       José Reyes Baeza.- Acostumbrado a la cocina chihuahuense, rica en carnes, ahora deberá ser más cuidadoso en la selección de sus productos, porque sus comensales requieren de comidas más balanceadas

-       Aurelio Nuño.- Sin duda todos están esperando con ansías degustar las recetas y platillos de este chef de cuisine, que sirvió suculentos platillos en la mesa del presidente y ahora tiene la delicadísima misión de alimentar a todos los niños y jóvenes del país, además de espantar de las ollas y las cazuelas a las moscas de los rijosos sindicatos. Seguramente tomará cursos exprés de cocina oaxaqueña, guerrerense, michoacana y chiapaneca para que no se le queme ni se le agrie ninguna receta.

¡Buen provecho!

 

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

 

26-Aug-2015

            A veces no es tan necesario pasar horas y horas en la cocina para elaborar una receta que nos permita salir del paso después de que el platillo principal se nos quemó horriblemente en el horno. Así que para seguirle sirviendo pan con lo mismo a la hambrienta afición futbolera que se atragantó con el insípido mexican Piojo a las brasas, que se tatemó con tanta publicidad, ahora les traemos un brazilian Tuca a la interinè para que, mínimo, se la pasen de aquí a fin de año con la barriga llena.

 

INGREDIENTES:

-       1 Tuca bien marinado en atole tibio

-       ½ kilo de filosofía ratonera para conservar la línea

-       2 kilos de lengua… mientras más larga, mejor

-       Insultos, insultos, insultos ¡muchos insultos! en rodajas, rebanados, picados en cuadritos y, obviamente, bilingües: en español y portugués

-       2 litros de bilis

-       Chicharrón de disciplina

-       2 litros de conformismo

-       Un manojo yerbas de miedo al éxito internacional

-       Unas gotitas de espejismos

-       Bolillos, teleras o cualquier pan… con lo mismo

 

PREPARACIÓN:

 

Consigan un Tuca en piel de tigre bien marinado y añejado en atole tibio, primero como jugador (22 años) y después como entrenador (24 años). Con una brocha que no suelte pelo úntele repetidamente la filosofía ratonera para que agarre sabor y en este proceso agregue los kilos de lengua con insultos, groserías, majaderías, leperadas y palabras altisonantes (tanto en portugués y en español). Todos estos ingredientes se ponen a fuego lento, en torneos cortos, con muchas liguillas y pocos títulos… poco a poco vaya poniendo cucharadas de bilis y de conformismo para que el Tuca se afiance en la cazuela que para estas alturas ya estará hirviendo con las yerbas de miedo al éxito internacional y los espejismos. Una vez que ya todo esté a punto de turrón, pida a los federativos que los sirvan como torta de tamal y que le pongan una camiseta verde para que se venda (una buena campaña de publicidad le vendría muy bien al platillo) como pan caliente.

 

Al probarlo podrán darse cuenta que la receta no cambia mucho en su sabor si en lugar de un naco (“El Piojo”) utilizamos un patán (“El Tuca”).

 

Y que conste que yo nunca dije que prefería ser barrendera a chef.

 

            ¡Mal provecho!

 

            Colaboración cortesía de www.lopezdoriga.com

 

            Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

14-Aug-2015

            Poco conocida pero sumamente exquisita en variedad y sabores, la gastronomía sonorense ofrece platillos sabrosos como pocos. Y para botón de muestra sólo hay que darse una vuelta por el restaurante “Las Delicias de Villa Juárez”, que en su menú incluye un guiso que les ha tomado mucho tiempo y paciencia preparar: la cahuamanta tricolor, que en esta ocasión la prepararemos con una variante culinaria muy mexiquense: el chorizo verde, que en Metepec se prepara de manera única.

 

            Por si alguno de ustedes no ha probado en su vida ni la cahuamanta ni el chorizo verde, les tengo una muy buena noticia: dos extraordinarios chefs de nombre Manlio y Carolina, muy pronto abrirán aquí en la capital, allá por los rumbos de Buenavista, una sucursal de “Las Delicias de Villa Juárez” para deleitar a todo tipo de paladares.

 

MENÚ:

-       3 kilogramos de filetes de mantarraya  sonorenses con colmillos muy largos y afilados

-       3 kilogramos de chorizo verde metepequense de muy buena cuna

-       Apio VERDE finamente picado en cuadritos

-       Palmito BLANCO finamente picado en cuadritos

-       Pimiento ROJO finamente picado en cuadritos

-       2 latas de puré de oposición (amarillo y azul de preferencia)

-       1 cucharada sopera de unidad

-       11 ejotes bien rebanados con solidaridad

-       1 pizca de aprobación presidencial

-       1 manojo de voluntad

-       1 cucharada de (me importa un) comino (la oposición)

-       1 cucharada de harina quemada y colada

-       Ajos pelados para los envidiosos del buen condimento

-       Abolengo tricolor para espolvorear

 

PREPARACIÓN:

 

            Es muy importante que este platillo se elabore en una olla transparente, para observar en todo momento el manejo eficaz de los ingredientes. Así las cosas comencemos por integrar con mucho cuidado los filetes de mantarraya con el chorizo verde, porque ambos se encargarán de darle sabor al platillo. El apio, el palmito y el pimiento tienen que formar una base tricolor que agarrarán sazón con la unidad y la solidaridad, con el puré de oposición totalmente triturado a su mínima expresión y cuyo sabor deberá potenciarse con el ajo envidioso. La harina quemada y colada (de algunos cocineros que cambiaron de bando y que ya quieren regresar) deberá seleccionarse con mucho cuidado porque el abolengo para espolvorear no debe confundirse con este ingrediente. A lo largo de la cocción no olvide incorporar agua de certidumbre para que todo se integre armoniosamente, porque al final la mantarraya y el chorizo deben armonizar en todo momento para beneficio de los comensales.

 

            ¡Buen provecho!

 

            Colaboración cortesía de www.lopezdoriga.com

 

            Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

29-Jul-2015

 

            Combinar gastronomías cuesta muchísimo trabajo. No es nada sencillo que a un chef o a un cocinero se le de exitosamente eso de mezclar cocinas de distintas latitudes para crear algo verdaderamente digno de los paladares más exigentes. Sin embargo, en esta ocasión al cocinero Decio Di Bigotes se le ocurrió un platillo muy sui géneris que lo mismo puede satisfacer a los comensales de la fast-food gringa que a los amantes de los antojitos mexicanos: unos piojos rostizados a la Filadelfia.

 

            Cabe destacar que esta inmundicia culinaria se puede saborear mejor si es servida en tacos (de fútbol, obviamente) y en un restaurante de un aeropuerto estadounidense.

 

INGREDIENTES:

-       2 piojos gordos güeros previamente marinados en odio

-       1 cronista toluqueño desmenuzado

-       1 ladrillito de adobo de pésima educación

-       2 litros de jugo de intolerancia

-       Leña verde al gusto para tatemar los piojos

-       Sal de malos resultados deportivos

-       Pimienta de comerciales chafas

-       2 litros de pulque

-       2 manojos de yerbas finas… no, mejor yerbas corrientes (le vienen mejor)

-       1 pizca de agresión

-       Millones de ilusiones rebanadas en cuadritos

-       1 lata de críticas

 

PREPARACIÓN:

 

            Los piojos se pueden marinar durante varios meses de anticipación con las criticas, el odio y la intolerancia. Una vez que estén bien impregnados con estos tres ingredientes el cocinero deberá ser cuidadoso de que no se hinchen demasiado con la mala educación, porque pueden explotar de coraje y hacer un batidillo infernal en toda la cocina. Al mismo tiempo, hay que prenderle fuego a la leña verde para ya tener una flama preparada justo cuando sea el momento de incendiar a los piojos, que una vez dentro del fuego se les debe agregar la sal de pésimos resultados deportivos y la pimienta de los comerciales chafas. Las yerbas corrientes se deben incorporar una vez que aparezca la intolerancia y los dos piojos quieran salir del fuego a base de agresiones, cachetadas, puñetazos y patadas.

 

            Una vez que los piojos estén debidamente rostizados, quemados o ardidos, hay que servir en 18 porciones (una para cada uno de los dueños de la rama de la Primera División) y hacer que se traguen hasta la última uña de este indigesto platillo, para que no quede rastro alguno de él y conseguir de preferencia a un buen chef que sepa cocinar comida rusa.

 

            ¡Mal provecho!

 

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

 

15-Jul-2015

            En la vasta gastronomía mexicana, desde Baja California hasta Yucatán, es muy común encontrarnos platillos que para su elaboración requieren ser preparados en un agujero cavado en el piso (una añeja tradición prehispánica). Sin embargo, para esta ocasión yo les traigo una receta que los va a dejar con el ojo cuadrado, porque en lugar de un hoyo vamos a requerir de un túnel. Sí, ¡un túnel!

 

            Con algunas variantes, este platillo se preparó originalmente, en 2001, en “Las Delicias de Puente Grande”; pero ahora lo serviremos en “El Altiplano Inn”.

 

INGREDIENTES:

-       1 Chapo(*) de aproximadamente 1.60 mts de altura

-       1 Túnel de 1½ kilómetros de longitud

-       1 Penal (dizque) de máxima seguridad

-       1 Manojo de funcionarios coludidos perfectamente desmenuzados

-       Fajos y fajos de billetes (si son verdes, mejor)

-       1 Pizca de corrupción

-       1 Ducha vespertina

-       Varios camiones de volteo con cemento y de carga para cascajo

-       1 Motocicleta (para aderezar)

 

REPARACIÓN:

 

            Se debe marinar el Chapo durante 14 meses en una celda (dizque) estrictamente vigilada las 24 horas del día, sin quitarle un ojo de encima. Todo este tiempo también hay que ir preparando la cocción del platillo y simultáneamente preparar el túnel, que va a requerir de mucho esmero para que el sazón sea mejor que si se tratara de un carrito con ropa sucia (esto es muy importante). En esta ocasión en lugar de chef y cocinero requeriremos de los servicios de un ingeniero y un topógrafo que trabajarán al amparo de la corrupción y la repartición de muchos billetes verdes, porque eso le pondrá mejor sazón al platillo. Los camiones van a ser sumamente útiles y necesarios para la preparación de esta receta, porque con ellos sacaremos la tierrita del túnel (ya verán que rico es preparar en estas construcciones, olvídense de los obsoletos hoyos tradicionales de barbacoa hidalguense) y transportaremos el cemento para darle forma a nuestro recipiente para cocinar.

 

            Una vez que el túnel ya esté completamente listo para cocinar a nuestro Chapo, éste deberá irse a tomar una ducha junto con los funcionarios coludidos, los cuales deberán poner cara de sorpresa y de yo no fui a la hora de que sean destituidos de sus puestos. Si quieren acompañar el plato con un aguachile sinaloense y una cerveza Pacífico, ¡qué mejor!

 

            ¡Mal provecho!

           

            *.- Espécimen endémico de la región de Badiraguato, Sinaloa, sumamente escurridizo y sanguinario. Capturarlo no significa que se vaya a quedar quieto.

            Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

08-Jul-2015

            La fast-food (comida rápida), como todos los sabemos, tiene sus ventajas y sus desventajas. Sin embargo, en “Los Caprichos de San Lázaro”, afamado comedero localizado allá por los rumbos de Avenida Congreso de la Unión, en la capital mexicana, se ha caracterizado porque cada tres años nos ofrece una muy poca variada y desagradable carta de platillos que sólo a sus 500 cocineros les resultan atractivos, porque lo que es a sus comensales… ¡nada que ver!

 

            Especialistas en el finísimo arte del chaqueterismo chapulineril, varios de estos 500 cocineros que a partir de septiembre próximo se integrarán a la fonda (ellos le dicen legislatura) más cara de México, en esta ocasión nos prepararán una variada e indigesta selección de tamales a la ahí se va.

 

INGREDIENTES:

-       3 kilos de masa blanca de Iztapalapa para tortillas marca Valencia… de la que echa mentiras

-       ½ litro de caldo de gentlemen blanquiazul

-       500 gramos de manteca perredista

-       1½ cucharada de polvo para hornear… o para esponjar ambiciones políticas

-       1 cucharada de sal plurinominal

-       500 hojas de maíz transgénico

-       3 dientes de ajo indecisos (primero panistas, luego priistas y ahora verdes)

-       200 gramos de chiles anchos chaqueteros, desvenados y despepitados

-       1 cucharada de manteca de cerdo arrogante

-       500 gramos de carne maciza de diputado traicionero cocida con engaños y muy poca convicción partidista

-       750 gramos de tomates

-       Cebollas, muchas cebollas… para que nos hagan llorar

 

PREPARACIÓN:

 

            La masa y el caldo se baten muy bien y se balconean adecuadamente en los medios de comunicación y las redes sociales, sobre todo cuando haya que dar a conocer casos de prepotencia y despilfarro. Aparte, la manteca se bate hasta que se ponga esponjosa cuando a uno de los cocineros se le balconeé que anda haciendo tratos con otros cocineros no autorizados y compra sus ingredientes en una delegación donde no le corresponde. Hay que agregar una taza de agua (pero no de Limón, porque esa no tiene personalidad política) para que se combine con el polvo de esponjar cuando a alguno de los cocineros les “destapen” casos de agresiones y amenazas a ciudadanos. Esta masa nauseabunda se coloca con una cuchara en cada una de las hojas de maíz transgénico (previamente lavadas y empacadas por menores de edad de Sonora contratados por el cocinero César Flores) y se doblan cuidadosamente para que no se escurran y se meten en una tamalera. Los chiles, los ajos y las cebollas servirán para preparar salsas tricolores, albiazules, amarillas, verdes, morenas y naranjas, y para que sazonen bien se tienen que calentar a fuego lento con mentiras, engaños, abuso de autoridad y cambios de ideología.

 

            ¡Mal provecho!

 

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

 

01-Jul-2015

 

            La gastronomía norteamericana no es muy exquisita que digamos. Los estadounidenses están acostumbrados a llenarse la barriga con comida chatarra. Sin embargo, la actual coyuntura, con el odioso magnate Donald Trump aventándose al ruedo político, según él queriendo abrazar una eventual candidatura republicana para llegar a la Casa Blanca, está detonando que en varios puntos de la Unión Americana que varios chefs y cocineros latinos, principalmente mexicanos, estén incorporando a los menús de sus restaurantes algunos platillos de tendencia inmigrante.

 

            Ciertamente algunos de éstos están resultando ser muy indigestos y nauseabundos, como el que a continuación les enseñaré a preparar y que no deben confundir con la receta que nuestras abuelas nos deleitaban el paladar en Día de Muertos:

 

MENÚ:

-       10 tazas de agua del río Bravo

-       14 conos de estupidez

-       4 tazas de racismo

-       8 astillas de discursos irritantes

-       1 cucharada de semillas de coraje

-       1 cucharadita de clavos de intolerancia

-       1 calabaza gigante neoyorquina millonaria y prejuiciosa

-       4 cucharadas de cal (se encuentra en algún negocio inmobiliario de Baja California)

 

Hay que calentar el agua en una olla grande junto a los conos de estupidez, el racismo y los discursos mal elaborados e insensibles. Con un trozo de falta de tacto hay que formar una “bolsita” y colocar ahí las semillas de coraje y los clavos de intolerancia. Ciérrela herméticamente para que no se salgan y colóquela en la olla con varios enemigos (sociales, corporativos, etc.).

 

Cocine a fuego lento por aproximadamente varias semanas, hasta obtener una consistencia pegajosa y desagradable. Mientras tanto, hay que partir la calabaza en trozos grandes y colocarlos en una olla con suficiente agua del río Bravo para que  quede totalmente cubierta. Agregue la cal para que la calabaza naranja se deshaga en la cocción y en el odio, y deje remojar durante años. Luego escúrrala y lave muy bien.

 

Combine los pedazos de la calabaza con la miel de estupidez y cocínela a fuego bajo hasta que los trozos se deshagan en su propio odio.

 

Sírvala principalmente a sus socios, para que lo manden por un tubo por invitarlos a comer semejante porquería y vea como poco a poco se queda prácticamente sólo y compártala nada más con una Miss Universo mexicana.

 

            ¡Mal provecho!

 

            Colaboración cortesía de www.lopezdoriga.com

 

            Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

24-Jun-2015

 

            De reciente creación, la escuela de cocineros (lo cierto es que todavía no les podemos llamar chefs, aún les falta mucho para eso) del Instituto Nacional Electoral (INE) está acusando muchos problemas con sus integrantes porque todos quieren ser chef ejecutivo, sous chef, chefs de partie y nadie quiere ser commis o apprenti, lo que ha provocado que los platillos que han entregado a sus respectivos comensales prácticamente han estado incomibles, sobre todo porque cada uno de los 11 sólo está viendo para su propio santo.

 

            Por eso, a cada uno de los consejeros electorales, como una especie de examen final para que no salgan reprobados de este curso que recién concluyó el pasado día 7, a cada uno le vamos a encargar que preparen por separado, una receta que deberán entregar de manera impecable para que no los mandemos a extraordinario por su pésimo desempeño:

 

REPARTICIÓN DE PLATILLOS:

-       Lorenzo Córdova: Por su animadversión a las manifestaciones culinarias indígenas, a usted le corresponde preparar una suculenta carne apache, como la que solía devorar el gran jefe Toro Sentado

-       Adriana Margarita Favela: Usted tendrá por encomienda preparar una muy dietética ensalada verde con tucán desmenuzado, un plato muy bajo en calorías… pero alto en multas

-       José Roberto Ruiz Saldaña: Le encargo que por favor se prepare unos dedos de queso empanizados con cinismo y desvergüenza

-       Ciro Murayama Rendón: Porque por sus venas corre ADN oriental, su misión será poner en la mesa un exquisito chop suey a la chiapaneca…

-       Marco Antonio Baños: Usted se la ha pasado poniéndole sal y pimienta de manera innecesaria a los platillos de los demás, por lo que en esta ocasión su tarea será fungir como apprenti de los demás cocineros. ¡Ah!, y tiene prohibido hablar con los periodistas de lo que se está preparando.

-       Enrique Andrade González: Usted también tiene prohibido acercarse a la estufa y los trastos. Encárguese por favor de llevar un registro meticuloso de todos los comensales que acudirán al restaurante el día del estreno del bufete que prepararán el resto de sus compañeros.

-       Alejandra Pamela San Martín Ríos: A usted se le encargará algo sencillo: un postre reducido en grasas.

-       Benito Nacif y Arturo Sánchez: A los dos les corresponde prepararles unas tortas “para llevar” a los partidos del Trabajo y Humanista. Bien serviditas para que ya no regresen nunca más.

-       Beatriz Eugenia Galindo: Usted tiene la nada sencilla tarea de estar en la entrada del restaurante, así tipo hostess, para ahuyentar la llegada de cualquier famoso. Está prohibido que ninguna celebridad quiera comer de este bufete y que por encima de todo quieran cobrar.

-       Javier Santiago Castillo: Usted tiene que revisar cuánto dinero hay en el monedero para ir a comprar todos los ingredientes que se requieren para cocinar. Nada de andar comprando caviares y viandas ostentosas; sea ahorrativo y austero, por favor.

 

Ahora sí, muchach@s, que suenen esas ollas y cazuelas. Que de estas recetas depende su futuro como verdaderos chefs electorales. ¿O acaso quieren terminar en cualquier fonda o merendero de quinta?

 

            ¡Mal provecho!

 

            Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

17-Jun-2015

 

            ¡Caray!, qué cerrada se puso la competencia de comilonas en Colima entre los dos chefs del momento, José Ignacio Peralta y Jorge Luis Preciado, estrellas de los merenderos “El Bufete del Dedo” y “El Castillito del Moche”, respectivamente, quienes durante las dos últimas semanas disputaron encarnizadamente nada menos que por la distinción de adjudicarse el premio el trinche de gobernador y para eso tuvieron que preparar un platillo típico de la gastronomía colimense: cerdo tatemado.

 

            Tatemar significa “poner al fuego” (tlatematl en el lenguaje de los nahuas y aztecas) y se aplica a las recetas que se preparan en comal o al horno.

 

INGREDIENTES:

-       1 kilo de lomo de cerdo blanquiazul

-       6 chiles pasilla, para enchilar a los ardidos

-       3 dientes de ajo de coalición

-       2 hojas de laurel tricolor (sólo 2 hojas, no le quieran hacer una corona al ganador)

-       Tomillo, para encorajinar todavía más a los perdedores

-       Mejorana, para los errores aritméticos

-       1 taza de vinagre blanco, para los errores de la autoridad electoral

-       1 cucharadas de manteca, para engordar las urnas

-       1 cebolla morada, para llorar por la diferencia de votos

-       Sal de impugnación

 

REPARACIÓN:

 

            Hay que lavar muy bien la carne para que no quede rastro de su procedencia chilanga, por aquello de que en Colima esta la importaron del D.F. Después hay que colocarla en una cazuela de Comala que se meterá al horno. Los chiles (ya desvenados) se licúan con los ajos, las hierbas, el vinagre, la sal y agua, cuidando que una cocinera llamada Felícitas Valladares no vaya a meter su cuchara porque puede echar a perder la receta. Todo lo licuado se vierte sobre la carne y se deja reposar este adobo durante unos días hasta que el Tribunal Electoral del Estado decida el momento en el que se debe servir… puede tardar hasta tres meses.

            Para esto, el horno político ya debe estar bien caliente (a unos 250º) y la carne untada con la manteca, para que se le resbale el manoseo mediático y unas horas después, constancia de mayoría de por medio, se sirve adornada con cebolla morada para que llore el chef preciado y ría el chef Peralta.

 

            ¡Buen provecho!

 

            Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

09-Jun-2015

            Y porque este arroz ya se coció (o ya casi), lo más seguro es que después de la extenuante jornada electoral dominical y tras el estresante transcurrir del famoso “voto por voto” que nos recetaron vía el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) muchísimos van a traer una hambre bárbara; les traemos una receta sorpresa, inimaginable para muchos, cortesía de un chef tabasqueño poco ortodoxo para los rudimentos culinarios, Andrés Manuel López Obrador, quien a expensas de su anterior restaurante, “El Mesón del Sol Azteca”, ahora se luce con una paella morena que podrá comprarse para llevar en su nuevo feudo, “El McPeje”, que pronto abrirá sucursales en Azcapotzalco, Cuauhtémoc, Tláhuac, Tlalpan, Xochimilco y muy probablemente en Gustavo A. Madero.

 

INGREDIENTES (PARA 6 PORCIONES):

-       600 gramos de arroz marca Batres

-       300 gramos de carne de pejelagarto (ingrediente secreto)

-       200 gramos de carne de conejo zacatecano

-       250 gramos de alubias amarillas (o sea, frijoles ex perredistas)

-       1 lata de puré de tomate de Mixquic

-       1 cucharada de pimienta dulce, como la venganza

-       1 cucharada de sustituto de azafrán (este platillo no puede llevar nada de color amarillo… ¡está prohibido!)

-       1 diente de ajo electoral

-       20 almejas frescas de los canales de Xochimilco capturadas en trajinera

-       ½ litro de caldo de pollo orgánico de Tlalpan

-       Sal (no mucha, para que no se eche a perder el platillo de aquí a 2018)

-       Aceite de oliva reciclado, como las promesas de campaña obradoristas

-       Agua purificada importada del meritito Macuspana

 

PREPARACIÓN:

 

            Todos los ingredientes deben ser pasados por agua purificada de Macuspana para que se impregnen de sabor tabasqueño. Enseguida hay que cortar el ajo con un cuchillo afilado con rencor y revanchismo, al igual que la carne de pejelagarto, pollo y conejo, que deberán ir en cuadritos bien alineados y obedientes. Antes de freír todos estos elementos hay que poner el arroz en una sartén a fuego lento al calor de las protestas, marchas y mítines (con el aceite de oliva reciclado nos dejará un sabor de boca de que hemos estado comiendo pan con lo mismo desde hace muchos años). Una vez que todo se haya mezclado en la sartén hay que poner las almejas de Xochimilco y el caldo de pollo orgánico criado en Tlalpan y tapar para que agarren el sazón del chef y la paella esté lista para servirse en 2018.

 

            ¡Mal provecho!

 

            Cortesía de www.lopezdoriga.com

 

            Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

03-Jun-2015

            ¡Qué emoción!, domingo 7, domingo de elecciones, domingo de instalar urnas, domingo de abrir casillas, domingo de conteo de sufragios, domingo de gritos y sombrerazos, domingo de “yo gané, tu perdiste”, domingo de “me hicieron fraude”, domingo de “voto por voto, casilla por casilla”, domingo de “¿apoco hoy era la elección?”. Se acabaron las especulaciones. Llegó la hora de la verdad y nadie, absolutamente nadie, puede salir de su casita con la panza vacía o mínimo con un buen itacate para aguantar tantas horas de trajín político.

 

            Por eso, en esta ocasión, en lugar de una sola receta gourmet, he decidido ponerles un menú completo para que cada quien elija con lo que se quiera atragantar.

 

            Las recetas para cada vianda son libres, cada quien que se indigeste a su gusto para que después no haya reclamos (el nombre del chef viene incluido para que sepa quién lo envenenó).

 

MENÚ:

-          Pejelagarto zarandeado - Andrés Manuel López Obrador

-          Mapache a las brasas – disponible en los 17 estados donde habrá elección

-          Ratón loco al mojo de ajo –disponible en los 17 estados donde habrá votación

-          Tamales de chivo –se servirán bien calientitos a partir del 8 de junio en el merendero del TEPJF

-          Machaca de caballo bronco – Jaime Rodríguez Calderón

-          Pato a la despistada – Patricio Zambrano

-          Malteada de cocoa a la michoacana – Luisa María Calderón

-          Tacos de barbacoa de gato – Javier García

-          Paloma rostizada – Carmen Guillén Vicente

-          Pastito enlatado a la zacatecana (para preparar unos ricos romeros) – Ricardo Monreal

 

           Como pueden ver, el menú está variadito, hay para todos los gustos y disgustos, además, como dijera Guillermo Cienfuegos, conocido popularmente como el payaso “Lagrimita” está qué barato, qué barato

 

            ¡Mal provecho!

 

            Colaboración cortesía de www.lopezdoriga.com

 

            Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                 Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

22-May-2015

 

            Querid@s amig@s de “Política Gourmet”, existe un refrán que dice, y por cierto dice muy bien, que “el pez por la boca muere” y con las campañas proselitistas prácticamente agonizando (estamos a 17 días de las elecciones) va a ser cosa común que nos encontremos con chefs y cocineros atragantándose con sus propios platillos, por aquello de las prisas y el mal manejo de los ingredientes que utilizan, por lo que en esta ocasión vamos a preparar un alambre de consejero presidente electoral que hay que tener mucho cuidado de no quemarlo, ¿de acuerdo?

 

INGREDIENTES:

-       1 consejero presidente electoral

-       2 teléfonos celulares

-       Racismo, clasismo e insensibilidad

-       Opinión pública enchilada

-       Burlas en tiras

-       1 grabadora oculta

-       Desatino al gusto

-       100 gramos de cinismo

-       100 gramos de falso arrepentimiento

-       1 pizca de poca vergüenza

 

PREPARACIÓN:

 

            Hay que cortar en cuadritos muy pequeños la carne del consejero presidente electoral, para que no se le atraganten a los comensales. Enseguida piquemos finamente el racismo y el clasismo (los cuadritos deben estar del mismo tamaño que los de la carne del consejero presidente electoral) y agregar la insensibilidad. Todo esto se va a freír en una sartén con aceite de molestia social bien caliente… agregue la grabadora oculta y el desatino para que poco a poco suelten toda su grasa. Cuando ya casi todos estos ingredientes estén a punto de turrón e integrados por completo, hay que sacarlos de la sartén y esparcirles las burlas, el cinismo, el falso arrepentimiento y la poca vergüenza.

 

            Por lo regular los alambres se sirven con tortillas para hacer tacos, pero en esta ocasión en lugar de tortillas utilizaremos teléfonos celulares previamente alambreados y ya no seré necesario preparar salsa alguna, porque los comensales (la opinión pública) estará lo suficientemente enchilada.

 

            ¡Mal provecho!

 

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

18-May-2015
 

            Se aproxima la hora cero, el día de la elección cada vez está más cerca. Las estufas y los hornos ya calientan al máximo, por lo que los chefs y cocineros trabajan a marchas forzadas para tener listas sus más suculentas especialidades, sobre todo en el “Bistró INE”, que con su chef de partie Vianello está dando mucho de que hablar con una especialidad de la que no deben abusar porque la pueden quemar de fea forma: tucán rostizado.

 

INGREDIENTES:

-       Un tucán de pico tricolor perfectamente desplumado

-       1 cabeza entera de ajos (ajos, ajos ¿o.k.?) electorales

-       Suficientes cineminutos

-       Spots televisivos

-       1 puñado de violaciones a la normatividad

-       Caldo de parcialidad

-       1 carita de yo no fui

-       1 ramita de me vale-me vale

-       Unas gotas de aceite de desobediencia

 

PREPARACIÓN:

Todo lo que hay que hacer es desplumar al tucán poco a poco, hasta arrancarle algo así como 392 millones de plumas. Para que agarre buen sabor hay que quitárselas cuando esté vivo y una por una, para que le duela al condenado pajarraco. Enseguida hay que destriparlo por completo, sacarle todo lo que tenga adentro y desperdigar todos los dientes de ajo (uno por cada consejero electoral) en un recipiente (se sugiere un refractario tipo urna) que resista el calor y las multas, debidamente forrado con cineminutos y spots televisivos. Después de eso hay que acomodar el tucán sobre su pecho en el refractario, meterlo al horno de las campañas y rociarle el agua, la sal y la pimienta. A partir de este momento el chef de partie deberá actuar por cuenta propia colocando espaciadamente la ramita de me vale-me vale, el caldo de parcialidad (para que no se seque el tucán) y la carita de yo no fui en cuadritos.

 

Como pueden ver, se trata de un platillo sumamente fácil de preparar que también se puede preparar con un suculento pejelagarto moreno de Tabasco pero que por alguna razón el chef de partie no ha querido cocinar… quizá por miedo.

 

            ¡Mal provecho!

 

            Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

08-May-2015

            Diez, nueve, ocho, siete, seis… la cuenta regresiva ya comenzó. Estamos justo a un mes de que se celebren las llamadas elecciones intermedias y por todos lados surgen chefs y cocineros (expertos, inexpertos e improvisados) que se dicen más que listos para indigestar a los paladares políticos más exigentes.

 

            Por eso, en esta ocasión, después de revisar minuciosamente el tradicional recetario de la cuisine mexiqué, no nos queda más remedio que llevar hasta su mesa unos tradicionales chiles rellenos de promesas. Sí, promesas de campaña, promesas proselitistas, promesas de esas que nada más empanzonan un rato pero que una vez que se esfuman vuelven a dejar a los comensales más hambreados que nunca.

 

            Se trata, en definitiva, de un plato muy mexicano que con el toque especial de nuestros muy sui géneris partidos agarrará un sabor muuuuuy gacho.

 

INGREDIENTES:

-       10 chiles poblanos (2 de tamaño grande, 2 de tamaño mediano, 4 de tamaño pequeño y 2 de tamaño irrelevante)

-       Varios kilogramos de electores incautos hechos picadillo

-       Una cebolla INExperta

-       Dos dientes de ajo: uno de incertidumbre y otro de inestabilidad

-       Un litro de aceite de inconformidad social

-       3 tazas de caldo de topes de campaña rebasados

-       Sal al disgusto

-       5 huevos de autoridad partidista (lo ideal serían 10, pero estamos en crisis…)

-       ¼ de harina de credibilidad pulverizada

-       Descalificaciones, acusaciones, insultos, calumnias, infamias y reclamos al gusto

-       Tintura vegetal de distintos colores

 

PREPARACIÓN:

 

            Hay que hacerle un corte a todos los chiles, aunque reclamen, para sacarles todas las venas, porque si no, corremos el peligro de que nos pongan una enchilada de pesadilla. Las venas y las semillas se ponen en una urna confiscada y se cierra herméticamente. El picadillo de electores será lo más importante en esta receta, por lo que debemos ponerlos bien distribuidos en todos los chiles (algunos quedarán más gordos y otros más flacos, todo depende de la preferencia electoral). Con la cebolla, los ajos, la sal y el caldo se debe formar una mezcla líquida más o menos digerible para sumergir los chiles (no olviden sazonarla a fuego lento, tienen de aquí al 7 de junio para que quede a punto de turrón). Pero, ¡mucho ojo!, antes de sumergir los chiles en este caldoso potaje tiene que capearlos: primero bata los huevos y después revuélquelos en la harina para enseguida arrojarlos en una sartén con aceite hirviendo. Tenga cuidado, no se vaya a salpicar porque puede ser acusad@ de cometer un delito electoral.

            El toque final se lo va a poner al platillo con la tintura vegetal, que fue el último ingrediente que le recomendé: reparta un chile por plato y decórelos con pintura tricolor, blanquiazul, amarilla, turquesa, morena, naranja, verde, roja, morada…

 

            ¡Mal provecho!

 

            Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                             Twitter@yalessandrini1

                             alessandriniyazmin@yahoo.com    

01-May-2015

            La coyuntura electoral indica que no disponemos de mucho tiempo para meternos a la cocina, porque primero lo primero y porque al grito de “el voto o la vida” los candidatos andan metidos de lleno en sus campañas y eso complica disponer del tiempo necesario para preparar algo digno de la alta cuisine.

 

            Para quienes andan del tingo al tango en mitines, actos de campaña y demás eventos proselitistas, se me ocurre que para no traer la panza vacía podemos preparar unas ricas tortas a la Marcelo Ebrard, quien por disposición del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y por andarse pasando de abusado precisamente se quedó como el perro de las dos tortas.

 

INGREDIENTES:

-       5 teleras sin migajón (una para cada magistrado)

-       Rebanadas de lomo de “alcalde del año 2010”

-       Rebanadas de salchichas naranjas conmemorativas… marca “Línea Dorada”

-       Chorizo plurinominal

-       Queso amarillo… marca “Sol Azteca”

-       Aguacate, cebolla y jitomate (verde, blanco y rojo), para que se mueran de la risa “ya saben quienes”

-       Pepinillos de fuero

-       Chiles jalapeños de inconformidad social

-       Frijoles refritos con impunidad

-       Mayonesa de deshonestidad

 

PREPARACIÓN:

 

            Hay que freír con aceite político las rebanadas de lomo de “alcalde del año 2010”, las de las salchichas naranjas y el chorizo plurinominal, siempre pensando en preparar la torta para servírselas a los del PRD y a los del MC. La mayonesa y los frijoles refritos se untan en cada tapa de las teleras de los magistrados (con la intención de ver si se tragan la candidatura… ¡perdón!, la torta). Una vez montados todos estos ingredientes en el pan, se coloca el queso amarillo, que para amarrar sabor debe estar muy caducado. Los pepinillos y los jalapeños son al gusto de quienes todavía creen en la falsedad y para aderezar las tortas (esta receta es para dos tortas, no lo olviden) se ponen los ingredientes tricolores.

 

            Cuando ya estén totalmente preparadas las dos tortas échele un grito al comensal para que se siente a comer. Pero cuando ya esté bien listo para devorarlas ¡quítelas de la mesa y vaya a servírselas a quien usted quiera!, para que así se quede como el perro de las dos tortas, ni PRD ni MC.

 

            ¡Provechito!

 

            Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

24-Apr-2015

 

            En tiempo de veda electoral, que no vigilia, todos los chefs y cocineros deben adaptar sus respectivos menús para que no los agarren en curva y los parroquianos que suelen acudir a comer a sus restaurantes, fondas, comederos, merenderos, changarros y puestos callejeros no acaben indigestándose con alguna delicia culinaria prohibida por el árbitro electoral.

 

            Por eso, en esta ocasión, y ya prácticamente con el tiempo encima de cara al día de la elección, vamos a preparar unas tradicionales y muy enchiladas electorales que, de acuerdo al gusto de quien las prepare y las consuma, pueden ser amarillas, azules, tricolores, morenas, naranjas, turquesas…

 

INGREDIENTES:

-       Kilos y kilos y kilos de electores… ¡perdón!, de tortillas

-       Carne deshebrada de pejelagarto, de pato, de caballo bronco, de tucán, de mapache, de rana, de mono… ya saben, la variedad está en el gusto

-       No olviden tropicalizar la receta para que se adapte a su región, así que pueden ser potosinas, michoacanas, morelenses y ¡hasta chilangas!

 

Para la salsa:

-       Jitomates… y jitomatazos para las propuestas chafas

-       Chiles de su preferencia: anchos, güeros, cuaresmeños, jalapeños, secos, etcétera

-       Crema (que de esa tienen sobra los políticos, pues a todo le echan mucha crema a sus tacos, aunque esté agria y caducada)

-       Cebolla finamente picada, para que nos hagan llorar, igual que cuando nos enteramos en que gastan la lana para sus campañas y cuando rebasan los topes

-       Queso rayado para espolvorear… con descalificaciones, calumnias, ataques, balconeos

 

REPARACIÓN:

 

            La salsa se prepara a fuego lento, muuuuy lento, tienen de aquí al 7 de junio para que quede como para chuparse los dedos. Hay que sazonarla con spots, eventos callejeros aderezados con playeritas, gorritas, bolsitas del mandado y demás parafernalia proselitista (esto le dará a las enchiladas un característico sabor nauseabundo). Igualmente no olviden agregarle un colmillo de ajo (diente no, colmillo) para no quedarse a la zaga de los demás cocineros candidatos y, por supuesto, pónganle saborcito a sus discursos con todos los choros mareadores que se les ocurran (total, prometer no empobrece…). Para que la comilona agarre sabor de fiesta electoral inviten a muchos paleros y tragones para que celebren estas enchiladas como si se tratara de un platillo de alta alcurnia tipo foie gras.

 

            ¡Mal provecho!

 

            Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

17-Apr-2015

            Poco a poco se acerca la elección del 7 de junio próximo, los chefs y cocineros ya preparan lo mejor de su repertorio culinario. Algunos nos ofrecen platillos verdaderamente vomitivos y los demás… pues, también. Lo cierto es que ninguno tiene en sus alacenas, estufas y refrigeradores alguna novedad ni como entrada, ni como plato fuerte y ni como postre. A decir verdad, todos nos quieren dar pan con lo mismo o atole con el dedo.

 

            Pero de entre todos, sobresale un cocinero tabasqueño que se ha especializado en preparar comida chatarra y, lo que son las cosas, lo que está cocinando en estos momentos en su fonda “La Morena” huele a caduco de hace 6, 12 y hasta 18 años. Sin embargo, este batidillo que nos quiere servir no estará listo para el 2015, sino hasta el 2018. Vayan preparando su aparato digestivo. Sobre aviso no hay engaño.

 

INGREDIENTES:

-       20 taquitos doblados y dorados (rellenos de puras promesas)

-       1 litro de aceite de oligofrenia

-       1 kilogramo de cueritos de políticos tatemados finamente picados

-       3 o 4 chiles jalapeños (para que enchilen a la opinión pública)

-       1 kilogramo de candidatos fantasmas

-       1 cebolla abstenconista

-       1 cucharada de sal gruesa (¿quién más salado que ‘El Peje’?)

-       1 queso amnésico

-       1 litro de crema ácida electoral

-       Lechuga y cilantro al disgusto

-       Limones y plantones para agriarle los días a la ciudadanía

 

PREPARACIÓN:

 

            La preparación de esta inmundicia culinaria es sumamente sencilla. Sin embargo, de lo que se trata es de engañar a los comensales haciéndoles creer que este platillo les cambiará la vida para siempre y que no habrá nada más nutritivo disponible para comer. Además, a como dé lugar hay que sabotear y descalificar todo lo que se prepara en los demás restaurantes, fondas, cocinas económicas y changarros. Estos tacos de aire solamente requieren de dorarse en aceite a fuego lento y como no traen nada adentro, sólo descalificaciones y mentiras, pues qué más da si se queman, el sabor de los cueritos y de los chiles jalapeños engañará a cualquier incauto acostumbrado a comer cualquier cosa. Pero, lo que son las cosas, hay quienes están dispuestos a comer todos los días este platillo, de aquí hasta el próximo sexenio, pues el cocinero ya les prometió que a partir de 2018 les cambiará el menú por caviar y pejelagarto.

 

            ¡Mal provecho!

 

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

26-Mar-2015

            Estamos a menos de un mes de que uno de los restaurantes más prestigiosos de nuestra mexican politik, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), sufra un importantísimo cambio en su principal posición, pues su Executive Chef, el magistrado presidente José Alejandro Luna Ramos, a quien le mandamos un afectuoso abrazo porque el lunes pasado fue su cumpleaños, deja su posición tras 10 años de entregarnos los mejores platillos de la cousine electoré. Hay expectación por saber quién ocupará tan importante puesto, al cual aspiran los sous chefs, los chefs de partie, los first y second cooks y hasta los cook trainees, quienes deberán saber cocinar, debido a la coyuntura, un delicioso magistrado envuelto el cual aquí les traigo su receta.

 

INGREDIENTES

 

-       1 paquete de pan muy blanco e imparcial

-       ½ taza de mayonesa consistente y mesurada

-       Rebanadas delgadas de conciliación

-       250 gramos consensos

-       1 lata de controversias electorales sin caducar

-       250 gramos de sensibilidad y compromiso social

-       Varias hojas de experiencia jurídica pulcramente lavadas y desinfectadas

-       1 lata de liderazgo

 

PREPARACIÓN:

 

Extienda sobre la mesa una hoja de papel de certeza, corte las orilla de todos los panes blancos para que no tengan residuos de preferencia partidista alguna y colóquelos en una línea, parejitos y aplástelos con un rodillo hasta que todas las rebanadas formen un solo pan. Enseguida hay que untar toda la superficie con mayonesa y acomodar las rebanadas de conciliación, que deben ser muy delgaditas y después colocar todos los demás ingredientes (todos muy bien picados y en capas) para que formen una mezcla sólida e incorruptible. Hay que enrollar cuidadosamente hasta que todo quede bien apretado y guárdelo en el refrigerador hasta el próximo 20 de abril. Y finalmente sírvase en rebanadas muy delgadas para que le alcance a todos los mexicanos y que todos puedan saborear de este simple pero muy nutritivo platillo que todos pueden degustar. Para un buen maridaje acompáñelo con su credencial para votar, pero si no la tiene, no importa, igualmente sabe muy bien.

 

¡Bon appetit!

 

            Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

12-Mar-2015

            Todo mundo sabe que nuestra mexik politik es territorio vetado para las mujeres. El discurso es una cosa y la realidad es otra. Se habla de inclusión, de equidad y vaya usted a saber de qué otras cursilerías… somos un país que no tiene una sola gobernadora en funciones, el gabinete del Presidente Enrique Peña Nieto sólo presume a cuatro féminas en el organigrama (las secretarias de Desarrollo Social, de Turismo y de Salud, Rosario Robles, Claudia Ruiz y Mercedes Juan, respectivamente; y la procuradora general Arely Gómez) y de mujeres en la SCJN, el INE o el TEPJF ¡mejor ni hablemos!

 

            Por eso, en esta ocasión, vamos a preparar unos indigestos machitos.

 

INGREDIENTES:

-       4 o 5 kilos de machito de res (de buey, para que me entiendan)

-       ½ kilo de ignorancia

-       2 cucharadas de misoginia

-       5 tomates de odio

-       1 diente de machismo

-       ½ litro de aceite de indiferencia

-       4 hojas de frases ofensivas e hirientes

 

REPARACIÓN:

 

            Hay que lavar los machitos o tripas de buey y ponerlas a fuego lento en una cazuela con la misoginia, el odio, el machismo y la ignorancia. Mientras se dejan hervir todos estos ingredientes se pueden sazonar con frases como: “las mujeres están buenas… para cuidar niños y atender la casa”, del gobernador de Baja California, Francisco “Kiko” Vega; “lavadora de dos patas”, del ex presidente Vicente Fox; “aflojó el cuerpo” (dedicada a la entonces diputada federal Ruth Zavaleta) del ex legislador petista Gerardo Fernández Noroña; “las  mujeres son como la tierra, por lo que hay que ‘trabajarlas’ y ‘abonarlas’”, del ex diputado federal priista Salvador Arellano; “para gobernar un estado como Guerrero se necesitan ‘tamaños’ (…) una mujer no puede enfrentar esta crisis”, del dizque gobernador guerrerense Rogelio Ortega; “no hay mujer bonita que no sea meretriz”, del priista Sergio Monroy… mientras más frases utilice mejor aderezado saldrá el machito.

           

            Cuando ya esté suavizada la carne, aunque sea por encimita, córtela en trozos y fríalos en una sartén con aceite, hasta que estén dorados completamente. Escúrrales la grasa y la mala leche que puedan traer todavía. La carne dorada se reparte en tortillas, se les pone sal, limón y salsa al gusto. Ahora sí, ya están listo para amargarle el paladar a cualquier mujer.

 

            ¡Mal provecho!

 

            Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

26-Feb-2015

            En esta ocasión, querid@s amig@s amantes de la alta cocina, lo que se va a preparar será lo de menos, son libres de llevar a la mesa las viandas que ustedes deseen. Lo importante será, aprovechando la efervescencia electoral que ya se vive principalmente en el Distrito Federal, preparar las más indigestas recetas capaces de causarle indigestión a poco más de 7 millones de electores que al final se tendrán que conformar con ver cómo se tragan todo en esta cena de negros… ¡perdón!, en este pic-nic familiar al que están invitad@s espos@s, hij@s, sobrin@s, comadres y compadres, ¡y hasta amantes!

 

LISTA DE INVITAD@S:

-       Julio César e Israel Moreno. Ambos ya son diputados federales por el moribundo PRD, pero el segundo, a quien no le importa tener la más mínima preparación académica y experiencia política, quiere sentarse en la mesa de la Venustiano Carranza para desayunar, comer y cenar a sus anchas

-       Gabriel Gómez del Campo. Panista. Acostumbrado a las ayudadas de su hermanita Mariana. Ya fue asambleísta, pero ahora quiere vaciar las alacenas de San Lázaro

-       Antonio Padierna Luna, carnal de Dolores, consumada vividora de la política. Él ya sabe lo que es llevarse el itacate de Azcapotzalco a su casa, en esta ocasión quiere sentarse en cabeza de la mesa de dicha delegación

-       Carlos Estrada ya sabe lo que es despacharse con la cuchara grande en Iztacalco, pues su esposa Elizabeth Mateos ya es delegada, por lo que sólo busca sentarse en un asiento que ya le dejaron calientito

-       En Gustavo A. Madero los tortolos perredistas Víctor Hugo Lobo y Nora Arias quieren comerse el pastel ellos solitos y no dejar ni las migajas, pues pretenden eternizarse en esa delegación al ritmo de primero tu-luego yo-ahora te toca a ti-y después a mi

-       Alejandra Barrios Richards y su hija Diana Barrios. La primera priista, la segunda perredista. Van para la delegación Cuauhtémoc, donde solían comerse todo lo que encontraban en los puestos garnacheros callejeros, pero ya quieren comer diario con manteca… y por si fuera poco, hay que agregar a un tragón más de esta familia a la mesa: Erik Alejandro Jiménez, nieto de doña Alejandra, quien ya sabe lo rico que huelen las ollas destapadas recién calentadas

 

Y ahora sí… ¡coman hasta que se atraganten!

 

            Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

19-Feb-2015

            La gastronomía mexicana tiene excelentes propuestas culinarias que nos distinguen como uno de los países más ricos en cuanto a variedad de platillos. Entre las cocinas que destacan se encuentra indudablemente, la veracruzana, donde últimamente se ha destacado un afamado chef llamado Dante Delgado Rannauro, quien se está especializando en preparar recetas a base de desperdicios y basura. La verdad es que no es muy recomendable ingerir los platillos que salen de sus cazuelas, pero vieran que de pronto hay uno que otro incauto que se traga todo lo que prepara.

 

INGREDIENTES:

-       1 kilo de carne de cañón de ex alcalde del año (la cosecha 2010 es la mejor)

-       ½ kilo de ejotes perredistas (para que truenen a la hora de la hora)

-       ½ kilo de tomate rojo de la huerta de “El Señor de las Ligas”

-       2 chiles poblanos… o colimenses

-       1 cebolla Petra muy pequeña que llore, llore, llore y llore

-       2 dientes de ajo de expectación

2 tazas de caldo (puede ser del mismo con el que se coció la carne o comprarlo en polvo en Wal-Mart)

-       ½ de (me importa) un comino de la alacena de Carlos Navarrete

-       ½ cucharadita de sal Morena

 

REPARACIÓN:

 

            Coloca la carne en una olla con agua para cubrir. Tapa la olla y cuece la carne a fuego lento y cuando esté a punto de ebullición, justo en el momento en el que se ponga el sol (azteca) y no haya posibilidad de conseguir una pluri destapa la olla y saca la carne de ex alcalde del año para desmenuzarla. Aunque esté suave te darás cuenta por su olor que ya estará un poquito pasada. En este punto los ejotes los oje… ¡no, sólo los ejotes! ya deben estar bien suavizados y escurridos, los puedes partir por la mitad con un cuchillo pero lo cierto es que solitos se van a dividir en tiras bien largas. Hay que pelar el tomate y sacarle todas las ligas… ¡perdón!, las semillas y picarlo en cuadritos, al igual que los chiles colimenses, que estarán muy verdes pero que en el fondo no pican nadita. También hay que cortarlos en tiras para ver lo que verdaderamente tienen por dentro (N-A-D-A). La cebolla y el ajo, como en casi todos los platillos, sólo dan un sabor más o menos especial, pero no tienen ningún nutriente que valga la pena. Todos estos ingredientes se pondrán en una sartén grande y desportillada con manteca perredista o aceite de Movimiento Ciudadano, se van a freír durante unos cuantos días, pero hay que moverlos con frecuencia para que no se queden pegados. En unos cuantos minutos esta cocción comenzará a soltar una especie de caldo o agua que no es más que un putrefacto lixiviado(*) que le dará un sabor jarocho al platillo. Antes de servir se aconseja quitarle este horrible líquido para no causarle indigestión a los comensales.

 

            Se puede comer en tacos, en tostadas o en falsas promesas.

 

¡Mal apetito!

 

(*)Fluido químico que brota de la basura comprimida

 

            Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

12-Feb-2015

 

            En plena efervescencia electoral, con los partidos políticos enloquecidos en busca de precandidatos y candidatos que les permitan granjearse la simpatía de los potenciales electorales, ya no saben ni a quien postular con tal de conseguir el número de sufragios suficientes que les permitan conservar su registro y mantenerse como mantenidos del sistema por unos años más.

 

            Por eso, en esta ocasión no tuvimos mucho tiempo para meternos en la cocina y prepararles algún platillo muy elaborado. Pero ¿qué tal si buscamos todo lo que nos sobre en la alacena y el refrigerador para elaborar un verdadero reto digestivo?  Un salpicón de lo que caiga.

 

INGREDIENTES:

-       Varios kilos de carne (de cañón) deshebrada de futbolista, de actor, de payaso, de stripper oligofrénico y de hasta de un dizque activista estudiantil. De este último sólo se requieren 132 gramos

-       1 cebolla entera… para llorar de a deveras

-       8 cucharadas soperas de aceite de oportunismo, del más corriente que encuentren (el de la marca “Sol Azteca” sirve muy bien para esta receta)

-       2 cucharadas soperas de vinagre de cuadros políticos frustrados

-       2 cucharadas soperas de jugo de limón agrio (los de la recaudería “Delgado/Encinas” son los más agrios)

-       1 cucharadita de chapulín (delegado políticos) deshidratado

-       1 cucharadita de sal del INE

-       3 tomates rojos de coraje bien picados

-       1 lechuga romana cortada en tiras de propaganda electoral

-       1 aguacate rebanado en curules

 

REPARACIÓN:

 

            En una urna a punto de explotar… ¡perdón!, en una olla a punto de explotar vierta varios litros de agua con la cebolla entera y el futbolista de Tepito, el payaso de Guadalajara, el actor chilango y el stripper oligofrénico que se cree presidente. Tápela y déjela hervir a fuego lento hasta que se suavice. Una vez que se cumpla este proceso puede ponerle unos 132 gramos de carne de Attolini con el dedo. Después de eso, saque la carne del agua y deshébrela con los dedos para formar hilos de carne, cuidando de quitarles cualquier grasa o pellejo que ponga en duda su legitimidad política. Una vez que complete ese paso, toda la carne va a un recipiente en el que deberán ir mezclados el aceite, el vinagre, el jugo de limón, el chapulín en polvo y la sal.

            Las lechugas en tiras y los jitomates en rebanadas se agregan al final para que le den un aspecto agradable a este platillo. Pero la verdad es que este tipo de comidas no son nada nutritivas, sólo llenan la panza momentáneamente. Si gustan, le pueden invitar a los “plantonistas” del monumento a la Revolución, que les encanta llenarse el estómago con cualquier cosa.

 

            ¡Mal provecho!

 

            Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

05-Feb-2015

            No hay peor platillo que aquel que requiere ser preparado en el horno de microondas. Por eso, en esta ocasión, si no tiene tiempo para cocinar en forma, le vamos a pasar una receta in-fa-li-ble para salir del paso: unos tallarines a la Ebrard (conocidos vulgarmente como sopa Maruchan), ya ven que ahora el ex Jefe de Gobierno del Distrito Federal se las da de muy buen chef y dice que en tres minutos resuelve su bronca de la Línea 12 del Metro… ya ni Vicente Fox con los zapatistas ¿remember?

 

            Advertencia: coma bajo su propio riesgo.

 

INGREDIENTES:

-       1 paquete de fideos baratos marca Regente… esos son los más corrientes que puede encontrar en el Eje Central

-       1 frasco con especias Delgado, de esas que no dan sabor pero ¡ah, cómo indigestan!

-       Venados y Nopales picados finamente y marinados en aceite de Olivos

-       Salsa de Tomatlán, para que agarre un picorsito sabroso

-       Unas cuantas ancas de Zapo…titlán

-       Aderece con rieles, llantas y durmientes incompatibles

(Si le cae mal en la panza puede ir al Hospital 20 de Noviembre)

 

PREPARACIÓN:

 

            Saque su vajilla dorada, para que todos se vayan con la finta y crean que está preparando un gran platillo. Ponga en una olla de Mixcoac agua de los charcos de Insurgentes Sur o Culhuacán caliéntela a fuego lento hasta que comience a hervir. Una vez que hierva eche descuidadamente los fideos junto con el venado y los nopales que previamente reposaron durante meses en aceite de Olivos. Cuando todo se haya integrado vierta la salsa de Tomatlán y las ancas de Zapotitlán. Si alguien lo mira feo porque los tallarines huelen feo, échele la culpa a todo mundo y diga que usted no los cocinó y que los 45 mil millones de pesos que le dieron para comprar todos los ingredientes no le alcanzaron para nada. Y si quiere que alguien se trague a la fuerza este rancio vaya a San Lázaro y sírvalo al primer incauto que se le atraviese. En una de esas se descuida y se lo traga. Eso sí, cuando los sirva, en todo momento ponga cara de yo no fui.

 

            ¡Mal provecho!

 

            Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                 Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

29-Jan-2015

            La cuisine de France, por si no lo saben, querid@s amig@s, suele ofrecer verdaderas delicias culinarias a aquellos de paladar exigente. Por eso, en esta ocasión su recetario político les ofrece un platillo digno de los restaurantes más prestigiosos: el entrecot a la ravisseuse, una suculenta receta cuyo ingrediente primordial es la carne de wey… ¡perdón!, de buey, inventada por los egipcios, retomada por los indios y perfeccionada por una muy infame secuestradora francesa; y que sólo por esta vez lo serviremos frío… como la venganza.

 

INGREDIENTES:

-       2 entrecots de buey que se pueden conseguir en la carnicería “Calderón & García Luna”, especialistas en este tipo de cortes

-       100 mililitros de natas de magistrados tendenciosos

-       500 gramos de queso de secuestradora

-       Aceite de negligencia federal al gusto

-       Pimienta negra… como las intenciones

-       Sal televisiva

-       Mantequilla jurídica

-       Hierbas provenzales de Francia… unas 36 millones de ramitas

 

REPARACIÓN:

 

            En una parrilla importada del Ajusco, calentada a fuego lento durante seis años (un sexenio), ponga a derretir la mantequilla jurídica, para que se resbale todo lo que se ponga en el recipiente, junto con la pimienta de negras intenciones. Agregue los entrecots de buey (si le gustan jugosos puede dejarlos reposar en sangre de brazo de niño), barnízelos frecuentemente con aceite de negligencia federal. No olvide mezclar al mismo tiempo las natas de magistrados tendenciosos y el queso de secuestradora, pero también hay que esparcir generosamente la sal televisiva y las hierbas provenzales para que agarre un sazón que agreda al paladar de los comensales al momento de servirlo. Tenga mucho cuidado en la preparación de este platillo para no violar el debido proceso culinario y también procure no hacer un mal montaje de la mesa, porque se puede meter en problemas con sus invitados.

 

            ¡Mauvais appetit!

           

* A LA SECUESTRADORA

 

            Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                 Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

22-Jan-2015

            La haute cuisine (alta cocina) se compone de platillos verdaderamente excepcionales. Por eso, en plena rebatiña político-electoral, donde lo más común es presenciar agarrones de “todos contra todos”, siempre se agradecerá una buena receta cocinada a fuego amigo. Así que saquen papel y lápiz porque vamos a aprender a preparar cangrejos blanquiazules a la roquefort.

 

INGREDIENTES:

-       Cangregos, muchos cangrejos, de agua turbia… algo así como 400 mil, números más-números menos

-       1 cangrejo bigotón con complejo de superioridad que se sienta langostino

-       1 cangrejo joven e incrédulo

-       1 cangreja venida a menos

-       Limones… de los más agríos

-       Sal de ajo (puede ser de ajo…robarse o ajo…derse)

-       Un cazo profundo, muy profundo

 

PARA LA SALSA ROQUEFORT

-       Kilos y kilos de queso azul (del más apestoso que encuentre)

-       1 taza de mantequilla (para que resbalen las críticas)

-       4 tazas de vino blanco (procedente de los viñedos de Puerto Vallarta y de la cava de Alberto Villarreal)

-       4 cucharadas de pimienta negra, pero negra en serio (del especiero de Jorge Romero)

-       2 tazas de crema de (mala) leche (de los establos de Javier Lozano)

-       3 cucharadas de perejil bien picado (alguien se puede mochar con un poco, para no ir a comprar a la recaudería)

 

PREPARACIÓN:

 

            Mezcle amañadamente todos los cangrejos en un cazo lo suficientemente profundo para que se formen dos bandos y también para que cuando uno quiera salirse del recipiente cualquiera de los demás lo jale de regreso al fondo y se quede ahí, hundido, junto a todos los demás. Para darle sabor al platillo ponga (aparentemente) hasta arriba al cangrejo bigotón/langostino, al cangrejo joven incrédulo y a la cangreja venida a menos para que ésta se la crea de que es importante en la receta. Ponga muchísimo jugo de limon sobre todos los cangrejos para que unos a otros se hagan cara de fuchi y con la sal de ajo (esparcida generosamente) provealos de un saborcito más o menos picoso para que unos con otros anden bien enchilados.

 

            La salsa de queso (blanqui)azul se debe preparar mezclando anárquicamente todos los ingredientes, obviamente para que amarre la debe sazonar con muchos escándalos y diferencias. A la hora de servir los cangrejos y ponerles la salsita azul deje que cada quien se sirva por su lado y que coman todo lo que quieran hasta atragantarse, al fin que por la indigestion ya todos los comensales tienen asegurado su lugar en el hospital 7 de Junio.

 

            ¡Buen provecho!

 

            * Receta cortesía del (des)prestigiado chef internacional Gustaf Maderié

 

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

 

16-Jan-2015

            Nuestros ancestros prehispánicos solían considerarlo un manjar gastronómico. Sin embargo, en esta muy politizada actualidad bien podría ser considerado un platillo digno de indigestión para aquel que lo consuman. Pero, bueno… no está de más que en nuestro recetario de “Política Gourmet” aprendamos a preparar chapulines chaqueteros. Además, ¿qué más da?, sí sólo los vamos a preparar una vez cada tres años, en una de esas y nos saben a chicharrón ¿no creen?

 

INGREDIENTES:

-       16 chapulines chilangos gordos, gordos… ¡bien gordos!

-       Aceite de oportunismo al gusto

-       Ajo de incumplimiento al gusto

-       Sal de corrupción al gusto

-       Pimienta de irresponsabilidad al gusto

-       Tortillas

 

REPARACIÓN:

 

            Con el aceite, el ajo, la sal y la pimienta hay que elaborar una masa muy picosita y condimentada para macerar los 16 chapulines, los cuales deberán ser en su mayoría amarillos y uno que otro blanquiazul y tricolor para que agarren sabor. Una vez que se logre una masa consistente se pone en un recipiente y se agregan los chapulines, los cuales deberán macerarse algo así como tres años para que agarren consistencia, pero algunos van a querer brincar del recipiente antes de tiempo porque les van a dar ínfulas de escamoles, acociles y hasta ¡de langosta! Lo importante es que queden bien impregnados de irresponsabilidad, corrupción e incumplimiento, pero sobre todo de oportunismo.

 

Transcurrido el periodo de maceración, ponga en la estufa un comal bien caliente, tan caliente como lo permitan las tropelías de estos chaqueteros chapulines y vierta en él unos… ¿qué será?... 10 chapulines para empezar, para ponerlos tortillas locales y federales. Los otros seis que queden en el recipiente guárdelos unas semanas más, bien le pueden servir para un platón plurinominal. Todo depende del buen o mal sazón que les aplique.

 

            Tenga mucho cuidado al degustar a estos bichos traicioneros, porque le pueden causar una  molesta indigestión o, ya de perdida, agrugas.

 

            ¡Mal provecho!

 

            Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

09-Jan-2015

            Hay que empezar el año a tono y qué mejor manera de hacerlo que preparando la tradicional Rosca de Reyes que cada 6 de enero se prepara y se sirve en todos los hogares mexicanos. Segura estoy que a los tres reyes magos de la polaca, Melchor (César Camacho, del PRI), Gaspar (Ricardo Anaya, del PRI) y Baltazar (Carlos Navarrete, del PRD -¿apoco no éste último no es el prietito en el arroz?-, les encantará que nos llenemos la panza con su receta favorita.

 

INGREDIENTES:

-       1 kilo harina institucional (ya ven que en cualquier lado les encanta hacerse roscas)

-       100 gramos de levadura social

-       150 gramos de azúcar mediática

-       10 gramos de sal izquierdista

-       150 mililitros de leche, mejor dicho… ¡de mala leche!

-       30 mililitros de vainilla, puede ser ecologista (del PVEM), con eso de que a todos les gustan pero no son los favoritos de nadie

-       1 naranja, pero que no sea de recaudería derechohumanista porque puede agriar la rosca

-       1 barra de mantequilla marca La Ruana

-       6 huevos (1 para barnizar), 2 tricolores, 2 blanquiazules y 2 amarillos

-       150 gramos de acitrón, se los pueden pedir a la Comisión Nacional de Seguridad, con eso de que se traen un fandango, sabaré…

-       50 gramos de azúcar para espolvorear, así tipo fortaleza del peso frente al dólar

-       3 muñecos para guardar adentro de la rosca… ¿qué tal Hipolito Mora, Luis Antonio Torres ‘El Americano’ y María de los Ángeles Pineda Villa?

 

PARA EL DETALLE (COSTRA DE DULCE)

-       200 gramos de manteca vegetal marca Ficrea

-       200 gramos de harina marca Michoacán

-       200 gramos de azúcar para glasear marca Guerrero

-       10 mililitros de vainilla (ésta la pueden aportar los partidos Encuentro Social y Humanista, porque ni fu-ni fa si endulzan o no)

-       2 huevos… ¿quién los tendrá?

 

PREPARACIÓN:

 

            Mezclar la harina, la levadura, el azúcar, la sal y la naranja rallada (pero ojo ¡no se la raye a nadie!... todavía) hasta formar una masa a la que hay que ponerle huevos (¡muchos blanquillos!), un poco de leche, vainilla y mantequilla. Una vez que se consiga uniformidad en la masa y que se pueda estirar, digamos como hasta los comicios del 7 de junio. Una vez concluido este paso, dále forma a tu rosca extendiéndola con las manos y aprovecha para introducirle los muñecos en la zona donde mejor elijas (se sugiere que sea en penales federales). Para preparar las costras de dulce que decoran la superficie de la rosca, haz una mezcla de manteca, azúcar y harina y algunas yemas de huevo. Después, bate hasta lograr una especie de pasta espesa y dejala reposar unos instantes hasta que llegue la hora de decorar tu pieza final, pero ten cuidado de que no te observe el INE. Finalmente, barniza un poco la rosca con el último huevo y decora ésta con incertidumbre, volatilidad e inseguridad para que la costra se vea sólida. Obviamente, hay que meterla en el horno electoral por aproximadamente cinco meses a una temperatura promedio entre 180º y 190°.

 

            Y para darle un toque de distinción, en lugar de servirla con chocolate caliente o champurrado, esta vez que sea tepache, ya ven que nos hemos hecho especialistas en regarla.

 

            ¡Buen provecho!

 

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

 

11-Dec-2014

 

            Amig@s de “Política Gourmet”, ya tenemos a la vuelta de la esquina el trágico-cómico-musical puente “Guadalupe Reyes” con sus posadas, sus peregrinos y sus excesos… ¿qué les parece si vamos preparando la barriga con unos tamales surtidos de chile, de mole, de dulce, de verde? ¡Vamos a prepararlos!

 

INGREDIENTES:

-       2 kilos de masa chaquetera (en San Lázaro hay una miscelánea donde la venden)

-       1 kilo de carne deshebrada de pejelagarto disfrazado de Grinch (por aquello de la temporada navideña)

-       1 litro de caldo hecho con un cubito de KnorrINE

-       16 rémoras traicioneras

-       1/2 cucharada de polvo para hornear ilusos

-       500 gramos de manteca de cerdo comunista

-       1 cucharada de sal bien salada y rancia marca Martí

-       50 hojas de maíz del PRD, PT y MC

 

PREPARACIÓN:

 

            La masa chaquetera y el caldo KnorrINE se baten muy bien con la mano o con una batidora de segunda mano comprada en los almacenes B&P (Bejarano y Padierna, porque no tardan en dar el bandazo) hasta que la primera quede totalmente solapada por el segundo. La manteca se tiene que batir también hasta que quede bien esponjosa por su odio al sistema, pero sobre todo por el coraje de no tener presupuesto. Cuando la masa, el caldo y la manteca ya estén a punto se fusionan vigorosamente y se les pone polvo para hornear ilusos para que se esponje la mezcla. A cada hoja de maíz hay que ponerle una cucharada de esta pestilente combinación y no olviden ponerle carne deshebrada de pejelagarto para que todos los tamales agarren un saborcito mesiánico… ¡ah! y los charales traicioneros no pueden faltar, ¿eh? A cada tamal hay que ponerle uno de éstos para que todo mundo les haga el feo al momento de abrirlos y ven que no tienen ni quesito, ni molito, ni pollito, ni nada de eso. Envuelvan bien las hojas para que no se desparrame la masa por ningún lado, métalos todos en una tamalera y déjelos cocer a fuego lento de aquí al final de la Legislatura. Cuando destape la olla se dará cuenta que con pocos (o mejor dicho, nulos) recursos le habrá salido una bancada que nadie querrá tragarse pero que le permitirán presumir sus dotes de cociner@.

 

            ¡Provechito!

 

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

04-Dec-2014

 

            Ya estamos (supuestamente) en la época más bonita del año. Las posadas, la Navidad y el Año Nuevo los tenemos prácticamente a la vuelta de la esquina. Por eso, durante todo este mes en “Política Gourmet” les traeré recetas especializadas para estar muy adhoc con esta temporada: bacalao de manifestantes, que puede hacer un excelente maridaje con nuestro platillo de hace tres semanas, el ombudsman sellado (13 noviembre).

 

INGREDIENTES:

-       1 kilo de policías capitalinos bien picados en cuadros bien pequeñitos

-       1 kilo de policías federales igualmente bien picados en cuadros bien pequeñitos

-       2 kilos de manifestantes revoltosos y malintencionados bien remojados desde dos días antes en agua de vandalismo y maldad

-       4 litros de gasolina para preparar bombas molotov

-       Charales al gusto, mientras más incautos mejor, para dejarlos bien encapsulados

-       Dos ombudsman (una local y otro nacional) finamente picados

-       Algunas docenas de empleados de la CNDH que solapen a los manifestantes

-       Medio kilo de papas reporteras parciales

-       Calles suficientes para sembrar el pánico a ambos sentidos

-       Un par abogados (uno moreno y otro amarillo) que les valga pepino la ley

-       Muchos borregos al gusto para rebosar el plato

-       Litros de indiferencia

-       Sal (mucha sal)

-       Un chorrito de aceite de negligencia

-       Litros y litros de agua tendenciosa

 

PREPARACIÓN:

 

            Hay que cocer las papas reporteras en agua tendenciosa, mientras en una sartén se ponen 3 cucharadas de aceite de negligencia para dorar policías capitalinos y policías federales que se sazonarán junto a varios empleados de la CNDH que les anularán el sabor. Agregue poco a poco la indiferencia y los charales encapsulados. Ponga un poco más de agua tendenciosa. Enseguida vierta a los manifestantes revoltosos junto a más charales encapsulados, los que le darán sabor a la receta serán los enmascarados, pero no exagere con éstos porque le pueden amargar el platillo. En caso de que algunos pocos policías se entremezclen con los revoltosos, desmenuce a los enmascarados y sazónelos con la gasolina para los cocteles molotov.

 

            Una vez que lo sirva y a los comensales les caiga raro el sabor (seguramente van a decir que les sirvieron tiburón o cazón callejero), ponga poco a poco en los platos de todos los ombudsman bien picaditos para que se confundan con los manifestantes revoltosos y al final todos sean uno solo. ¡Qué más da!

 

            Obviamente, para estar acorde a la circunstancia, cuando acabe de preparar esta receta, vandalice y destruya todo lo que se encuentre a su alrededor (la estufa, las cazuelas y cacerolas, cucharones, etcétera) y cuando salga de la cocina ponga cara de yo no fui, total… ¡los ombudsman lo van a proteger!

 

            No se atragante con este platillo porque a lo largo de la temporada seguramente le seguiremos sirviendo más recetas indigestas que harán de sus fiestas decembrinas algo inolvidable y frustrante.

 

            ¡Buen provecho!

 

            * Receta original del afamado chef de comida chatarra Sandino Bucio

 

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

 

27-Nov-2014

 

            Amig@s de “Política Gourmet”, este jueves en el que nuestros vecinos los gringos están celebrando “El Día de Acción de Gracias”, se me ocurrió que para no caer en extranjerismos nocivos para nuestro sistema digestivo preparemos un platillo muy mexicano: birria estilo Jalisco, pero con un toque muy chilango ¿qué les parece?

 

            Para empezar necesitamos de tres cocineros, no importa que no sean chefs, basta y sobra con que puedan prender una estufa y saberle a los trastos. Los que yo conseguí se llaman: Carlos CARSO, nICAsio Quintana y Cintia ALSTOM.

 

INGREDIENTES:

-       38 chivos expiatorios, bien tiernitos, de esos que se meten a la olla sin chistar

-       84 salchichas naranjas traídas de China

-       Montones y montones de neumáticos no compatibles (de los baratos, ¡eh!)

-       1 kilo de costillas de ex Jefe de Gobierno del DF bien abusadote

-       2 chiles anchos de las huertas Bojórquez y Ortega (de esos que no pican)

-       1 litro de pulque de negligencia

-       4 dientes de ajo asados con corrupción

-       10 pimientas negras para condimentar el cinismo

-       2 cebollas que hagan llorar a los habitantes de Iztapalapa y Tláhuac

-       4 pencas de RTP’s (opcionales)

-       Orégano marca Horcasitas

-       Sal marca Norinco

-       Chile piquín marca (Mario) Delgado

-       Limones que aguanten y no se agríen de más de aquí a febrero

 

PREPARACIÓN:

 

            Antes que nada, una sugerencia pertinente: No vaya a aferrarse con que su olla exprés es compatible con su horno de microondas o que su cazuela de barro se calienta mejor con ocote. ¿De acuerdo?

           

            Primero meta en una licuadora los chiles, los ajos, las pimientas, orégano y pulque, que se confundan toditos, para que crean que son parte del mismo equipo, pero al final cada quien se distinguirá por su sabor. De la salsa que salga de todos estos ingredientes licuados hay que embarrar a los chivitos, que previamente deberán ser untados con sal. Ponga los 38 chivitos en un recipiente donde quepan todos sin amontonarse (¿qué tal un vagón del Metro?), junto a las salchichas chinas y los neumáticos baratos y métalos al refrigerador. Al día siguiente serán cocinados.

 

            Ahora sí, hagamos birria.

           

            Ponga en el fondo de la cazuela las pencas de RTP’s y aviente todos los chivitos al ahí se va y écheles más pulque, para que se atonten y no puedan reaccionar ante la avalancha de acusaciones y sanciones que se les vendrán encima. Tape la cazuela y déjela a fuego lento, digamos, unos cuantos meses, hasta que se les empiece a desprender la carnita y los señalamientos a los chivitos para que desprendan su jugo, el cual deberá colar a otro recipiente (no se preocupe si se le escapan pedazos de salchichas chinas y neumáticos chafas) y servir bien caliente para que los comensales se quemen el osiquieres.

 

            ¿Y las costillas de ex Jefe de Gobierno? ¡Ah!, esas, dicen, supuestamente no son parte de este platillo… pero mi tía Chonita me dijo que sí y todos sabemos también que sí.

 

            ¡Provechito!

 

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

                Twitter@yalessandrini1

     alessandriniyazmin@yahoo.com

 

 

 

20-Nov-2014

 

Querid@s amig@s de “Política Gourmet”, para este jueves les traigo un platillo que aunque muy sobado en todas las mesas mexicanas, siempre requiere de un tratamiento muy especial, porque de no prepararlo adecuadamente podemos acabar sirviendo a nuestros comensales algo sumamente indigesto. Me refiero a los tradicionales huevos ahogados a la mosca muerta o a la tlatoani.

 

INGREDIENTES

 

-       Aquí el cocinero es e-sen-cial. Así que se sugiere a un pinche de tez paliducha (amarillento, pues) y dizque zurdo (o sea, izquierdoso), aunque en lo oscurito use filipina de tres colores (verde, blanco y rojo)

 

-       Varios huevos procedentes de distintas canastas. Servirán mejor aquellos que casi estén podridos, quebrados o caducados… es más, si quiere utilizar algunos que estén en el cesto de la basura ¡mejor! En Guerrero, Sinaloa, Oaxaca, Morelos e incluso en el Distrito Federal y Zacatecas hay varios basurales para ir a recolectarlos

 

-       Unas ramitas de azafrán (que venga amarrado con ligas, ¿eh?). Si los huevos no son lo suficientemente amarillos de la yema (que nunca lo serán, pa’qué engañarnos, aquí en México no se consiguen de esos), pintelos con azafrán del más barato, de todos modos nunca van a agarrar color

 

-       Para la salsita consiga tomates, chiles y cebollas cultivados con engaño, resentimiento e hipocresía

 

-        Sal de grano social al gusto

 

-       Pimienta de amnesia

 

PREPARACIÓN

 

Así de golpe y sin avisar, aviente todos los huevos en una olla de barro (compre una barata, para que no le duela el codo por si se quiebra por los movimientos bruscos), los ingredientes no requieren ser incorporados bajo ningún orden de importancia, al fin que cualquiera acabará sintiéndose más importante en la receta que los mismos huevos. Y para aquellos huevos que no agarren el color amarillo, use el azafrán a discreción, nadie se va a dar cuenta que en lugar de ser de gallina a lo mejor son de dinosaurio o mapache (¡ah, caray! me acaban de decir que los mapaches no ponen huevos; no importa, me voy a aferrar hasta convencerlos que sí). No olviden poner la salsita verde, la sal y la pimienta porque estos condimentos ayudarán a aplacar el olor a rayos y centellas de este nauseabundo platillo.

 

Ya una vez que estén bien blancas las claras y totalmente desparramadas las yemas, saque la vajilla de platos desechables (no vale la pena que use la de porcelana) y llame a todas las tribus… ¡perdón!, invitados, a degustar de estos huevos ahogados hasta que se atraganten. No se sorprenda si a media degustación alguno de los comensales decide pararse para irse a comer a las fondas “El Peje Moreno” o “El Mesón de Lola & René”

 

¡Provecho!

 

13-Nov-2014

            Esta semana les enseñaré a preparar un suculento ombudsman sellado, un platillo que debe prepararse con ingredients sumamente frescos y 100% mexicanos, porque de no ser así nos puede quedar un poco rancio o insípido. ¿Están listos?

 

INGREDIENTES:

3  filetes de ombudsman sin espinas y sin ínfulas de salmón (en el mercado de La Viga pídanlos con corte a la Farah, a la Gonzalez o a la Herrerías)

4 cucharaditas de verdadera experiencia en derechos humanos

1/2 taza de ajonjolí de todos los puestos politicos

1 ombudsman pasado de tueste preparado a la Plascencia, para sancochar el sartén

4 tazas rebosadas de propuestas

1 limón (su jugo) de certidumbre

3 cebollines de diferentes colores (uno tricolor, uno amarillo y otro blanquiazul) finamente picados y combinados para que el platillo tenga distintos sabores

2 dientes de acciones inmediatas

1 buen currículum para decorar el platillo (o-bli-ga-to-rio)

 

PREPARACIÓN:

En esta ocasión ponga el sartén a fuego lento durante varios días para que las propuestas y la experiencia (a la hora de ser vertidas) se conjuguen armoniosamente y no agredan el paladar del commensal. Enseguida limpie escrupulosamente todos los filetes de ombusdman para que no traigan espinas ni  grumos de delirio de grandeza y enseguida empanícelos con el ajonjolí de todos los puestos politicos, sin olvidar agegar el ombudsman Plascencia totalmente tatemado hasta que se evapore a sartén tapado para que no quede nada, nada, nada de él.
Ponga a cocinar los filetes de ombdusman con los cebollines, asegurándose de que queden perfectamente sellados a la preferencia, gusto y satisfacción de todos los mexicanos (en caso de que a alguien no le guste, se puede agriar la cocción).

Retire a los ombudsman para que a la hora de servirlos queden a punto y puedan agarrar mayor sazón, obviamente el más consistente, el que tenga las agallas más grandes y el menos ambicioso será el más sabroso, sin olvidar poner en un platón grande las acciones inmediatas y unas rebanadas de buen curriculum para que llamen la atención del commensal.

Cómanlo despacito, para que dure unos cinco años en el gusto de su paladar.

¡Provecho!

 

Twitter.- @yalessandrini1

07-Nov-2014

INGREDIENTES:

- 2 marranos –que digo marranos… ¡marranísimos!- (de preferencia parejita, o sea cochino y cochina) recién sacados de su porqueriza

- 43 litros de aceite estudiantil marca “Ayotzinapa”, pa’que salga bien crujiente

- Ajos y cebollas al gusto, de preferencia sembrados y cosechados en Iguala, Acapulco, Coyuca, Chilpancingo…

- Bastante sal marca “Siteconozconimeacuerdo”

- Manteca marca “Yonosabía” o “Yonofui”, cualquiera sirve para que el platillo despida un antojable y nauseabundo olor

- Muchos, pero muchos, politicos y funcionarios municipales, estatales y nacionales dizque de tendencia zurda (de izquierda)

- Todo deberá prepararse y servirse en una cazuela desportillada y una vajilla de segunda mano (¡obviamente!) de color amarillo. No se requiere de cubiertos porque este es un plato que se come con las manos (o sea, ¡sin modales!)

PREPARACIÓN:

Se ocultan ambos puercos durante algunos días para que los comensales crean que ya no habrá comilona. Pero una vez que aparezcan hay que lavarlos y desinfectarlos escrupulosamente para que ya no apesten a porquería (no hay que olvidar que estos son animales que aman revolcarse en la basura). Métalos en una cazuela de 4 x 4 (de esas cochambrosas) para que agarren buqué y vierta de un jalón los 43 litros de aceite hirviendo “Ayotzinapa” (quizá la puerca se revuelque un poco cuando le caiga encima, porque no le agrada esta marca). Las cebollas y los ajos se pueden esparcir lentamente para que los cerdos se impregnen del coraje y la impotencia de los demás. Tras unos minutos de cocción, el platillo comenzará a hervir y a soltar fuertes hedores de corrupción, narcotráfico, pésimo gobierno y crimen. No se preocupe, este olor significa que la receta está quedando para chuparse los dedos.

 Cuando los marranos ya estén bien quietecitos en la cazuela, baje el fuego de la estufa y destápela, para que los funcionarios olfateen el platillo y se empiecen a acercar a la mesa para servirse. Algunos se harán de la boca chiquita y dirán que están a dieta, pero como están acostumbrados a la comida chatarra acabarán por rebozar sus platos y más cuando vean que el chicharrón de puerco y puerca viene acompañado con tortillas y salsita verdes recién hechecitos en Almoloya.

¡Provecho!


31-Oct-2014
Ingredientes:

- Un pejelagarto senil, amañado y ventajoso de, digamos, unos 65 kilos (si quiere atragantarse, consiga uno de mayor peso, pero no es recomendable)
- 15 mil millones de neuronas marinadas y reposadas durante 6, 12, 18, 24 años (a mayor tiempo. peor sabor)
- Aceite al gusto de sesos de monos (perredistas, petistas, morenos, ¡usted elija!)
- Toneladas y toneladas de mentiras desflemadas
- Harina de hipocresía
- Una buena dosis de cinismo para gratinar
- Vinagreta de poco pudor
- Para condimentar no olvide sal de lengua viperina, pimienta de falsedad, unos buenos chorros de oportunismo y rodajas de populismo para condimentar

Mostrar historial de mensajes

Deje caer el pejelagarto bien marinado y revolcado en la harina de la hipocresía en un sartén bien precalentado y poco a poco agregue los sesos de los monos, las mentiras y las neuronas (no olvide éstas últimas porque, si no las agrega, le saldrá otro platillo). A fuego lento, déle vueltas constantemente para que no se queme (bueno, si se quema ¡qué más da!= y póngale sal de lengua viperina de manera pausada, al igual que pimienta de falsedad y una vez que esté bien tatemado, sáquelo del sartén y póngalo en una charola donde previamente haya vaciado los chorros de oportunismo. Échele encima el cinismo para gratinar, métalo en el microondas unos 3-4 sexenios y cuando lo saque adorne con las rodajas de populismo y acompañe con la vinagreta de poco pudor.
Degustación:

Este platillo sólo lo pueden saborear incautos y crédulos (perredistas, petistas, morenos…) acostumbrados a indigestarse con cualquier comida chatarra que les sirven. Los meseros que deben llevar el plato a la mesa no pueden ser otros más que Ricardo Monreal y Martí Batres, quienes no deben olvidar amenizar con música de Daniela Romo: “Dime porqué, me dices siempre solamente mentiras; dime porqué, no dices nunca la verdad”.

¡Provechito!
La política me da risa es una publicación de Yazmín Alessandrini. Todos los derechos reservados. 2011-2017 Aviso de Privacidad  admin WSI BMS