Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

La Política me da risa
 

MORIR SOFOCADO EN EL AUTO

03-Aug-2018

MORIR SOFOCADO EN EL AUTO

Era muy difícil que sobreviviera. Su pequeño cuerpo de había deshidratado por horas adentro de la camioneta que pudo haber alcanzado una temperatura de 65 grados centígrados, como un horno, que la consumió hasta que la pequeña, de apenas dos años, empezó a agonizar.

El miércoles 25 de julio vecinos del fraccionamiento Valle Cañaveral de la ciudad de Los Mochis, Sinaloa, caminaban despreocupados frente al automotor que estaba estacionado, sin que nadie se percatara del drama que sucedía al interior del vehículo.

Ahí se encontraba la pequeña Delaní “N”, quien había sido olvidada por sus padres, que bajaron del vehículo para dirigirse a su casa, sin percatarse que dejaban a su hija en una trampa mortal.

Durante estas semanas, en la canícula, periodo del verano de extremo calor que dura aproximadamente 40 días en diversas regiones del país, las temperaturas en Los Mochis han llegado hasta 45 grados centígrados.

En algún momento, alguno de los vecinos se dio cuenta que en el interior de la camioneta, de color negro, marca Blazer, se encontraba una niña. Sin pensarlo mucho, el vecino pidió la ayuda de otras personas y se dieron a la tarea de forzar la puerta para sacar a la pequeña.

Los vecinos llamaron a una ambulancia que trasladó a la niña a la clínica San Antonio, en donde recibió primeros auxilios, sin que los médicos pudieran hacer algo para que la pequeña se recuperara de la grave deshidratación que sufría y finalmente falleció.

Las investigaciones iniciadas por la policía municipal dieron como resultado que los padres, cuyos nombres no fueron dados a conocer a la prensa, cometieron el incalificable olvido de dejar a su hija adentro de la camioneta, a pleno rayo del sol, con los vidrios bajados, y el vehículo se convirtió literalmente en la tumba de Delaní.

Por supuesto, se abrió una pesquisa en contra de los padres de la niña fallecida.

La pequeña murió por sofocamiento y deshidratación provocados por la elevada temperatura alcanzada al interior de la camioneta, de hasta 20 grados centígrados más que en la calle, que era de 45 grados.

Esta clase de “olvidos” de padres de familia que aparecen ante los ojos de la opinión pública como totalmente inhumanos, que para cualquier persona son incomprensibles e imperdonables, son más frecuentes de lo que se piensa.

Apenas el 13 de julio pasado, en la ciudad de Chihuahua, la policía arrestó a dos padres de familia, Yuan W y Ana Karen P, de 29 y 26 años de edad, respectivamente, acusados de poner en peligro la vida de su hijo, de seis meses de edad, a quien dejaron en el interior su auto, estacionado en la calle, mientras ellos ingresaban a un casino para apostar.

Su adicción al juego pudo más que su obligación de cuidar a su hijo, quien de manera instintiva lloró durante varias horas, situación que llamó la atención de vecinos que pasaban por la zona que hicieron una llamada al número telefónico de emergencia 911.

Los policías que llegaron al lugar abrieron la camioneta Hyundai, color negro, en donde se hallaba el pequeño en un porta bebé y procedieron a buscar a los padres, que despreocupados, apostaban en el interior del casino.

Mientras se inició proceso en contra de los padres por el delito de abandono de infante y lo que resulte, el pequeño fue trasladado a la Casa Cuna de Chihuahua, dependiente de la Procuraduría de la Defensa del Menor para que sea resguardada su integridad física.

Este tipo de abandono de infantes por olvido es un problema que ocurre prácticamente en cualquier parte del mundo. En México no se conocen estadísticas acerca de las muertes de menores de edad ocurridas en el interior de vehículos en donde son olvidados, pero en Estados Unidos se registra un promedio de 40 fallecimientos de ese tipo anualmente.

¿Cómo es posible que un padre de familia olvide a alguien tan importante, como es un hijo menor adentro de su propio auto poniendo en riesgo su vida? ¿Cuáles son los mecanismos mentales que permiten esto?

David Diamond, profesor de Psicología de la Universidad del Sur de Florida, lo explica de manera sencilla: “A la gente que le sucede esto es como si actuara en piloto automático. Actúa siguiendo sus patrones de conducta sin darse cuenta de lo que está haciendo”.

Dice que en lo que se conoce como “síndrome del bebé olvidado”, el padre que deja a su hijo en su auto, en alguna tienda o en la escuela, no realiza comúnmente esa actividad con su vástago y, por lo tanto, no tiene consciencia incluso de que su hijo lo estaba acompañando.

Si los padres no durmieron suficiente o padecen cuadros de estrés, la situación se complica, porque su comportamiento se puede volver automático.

Si nunca transportan a su hijo y un día lo hacen, son capaces de olvidar que ese día llevan a su pequeño y dejarlo en la escuela sin regresar por él o dejarlo adentro de su auto.

Eso le sucedió a una pequeña en Eagle Pass, Texas, hija de un entrenador de deportes en una escuela preparatoria. Resulta que el hombre no tenía la costumbre de ir con su hija en el auto y de plano perdió la consciencia de que la llevaba en el vehículo.

El hombre trabajó más de 8 horas en la Eagle Pass High School, como siempre lo hacía. Cuando la madre, quien es profesora, se reunió con su esposo cayó en cuenta que su hija había permanecido todo ese tiempo en el vehículo con los vidrios bajados. Cuando la pareja llegó al vehículo fue demasiado tarde y su hija  falleció sin remedio, por ese olvido tan aparentemente incomprensible.

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

 


Comenta este artículo:
  No  Mucho
Captcha Image
 

ARTÍCULOS ANTERIORES

28-Sep-2018
LA INDIGNANTE LIBERTAD DE ‘JAVIDÚ’
Javier Duarte saldrá libre en poco tiempo. Es indignante, pero así sucederá.
Estará en la calle finalmente, a pesar de que se comprobó que en su gobierno a enfermos con cáncer se les suministró agua destilada en lugar de medicamentos para salvarles la vida.
Entre 2013 y 2014, murieron 32 menores de edad, víctimas de cáncer, de acuerdo con el Centro Estatal de Cancerología “Doctor Miguel Dorantes Mesa”,  con sede en Xalapa, Veracruz.
A mujeres con cáncer cervicouterino y de mama no les fue mejor, pues en esos dos años murieron mil 719 en Veracruz, y las cifras se agravaron en 2015.
La causa: el desvío de recursos destinado a la compra de medicamentos por parte del sector salud veracruzano para ser enviado a empresas fachada creadas por Duarte.
Duarte no tuvo llenadera. Robó cuanto pudo, de manera descarada y sin miramientos, pero saldrá libre. La cifra del saqueo escandaliza, una aproximación indica que desvió 75 mil millones de pesos 
Trabajadores del gobierno veracruzano fueron víctimas de su latrocinio. Con descaro les desapareció mil 45 millones de pesos que les descontó para pagar créditos adquiridos vía nómina. Los burócratas podían comprar enseres domésticos a empresas del estado y quincenalmente les descontaban cierta cantidad para cubrir su adeudo.
La Secretaría de Finanzas realizaba tales descuentos, pero las sumas no las pagaba a 19 empresas proveedoras, quienes al no recibir su pago daban los datos de los trabajadores al buró de crédito, como personas insolventes. 
Entre las compañías afectadas se encuentran aseguradoras, muebleras, financieras y hasta el seguro social de los maestros del estado.
Las empresas afectadas denunciaron que los funcionarios duartistas inmiscuidos en esta desaparición de recursos fueron: Juan Manuel Castillo González, exsubsecretario de Finanzas, después diputado local por el Partido Revolucionario Institucional (PRI); Manuel Arellano, exsecretario general de la Sección 56 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE); Luisa Ángela Soto Maldonado, dirigente del Sindicato de Trabajadores de la Secretaría Estatal de Salud y diputada local por el PRI; Ricardo Sandoval Aguilar, director administrativo de la Secretaría estatal de Salud; Carol Jessica Moreno Torres, exoficial Mayor de la Secretaría estatal de Educación de Veracruz y Vicente Benítez González, exoficial Mayor de la Secretaría de Educación de Veracruz.
 
La Universidad Veracruzana (UV), tampoco se escapó de las garras de Duarte. La rectora de la institución informó que el adeudo del gobierno veracruzano con la institución llegó a 2 mil 301 millones de pesos.
Eso no fue todo, la UV también acusó al gobierno de Javier Duarte de quedarse con el Impuesto Sobre la Renta (ISR) descontado del salario de sus 12 mil trabajadores, lo que les pudo generar un problema fiscal, situación que podría generar un adeudo con el fisco de más de mil millones de pesos.
Al sector turístico, 100 millones de pesos de un fideicomiso se les hicieron humo. En 2015, el gobierno de Veracruz eliminó el impuesto del dos por ciento al hospedaje, recursos que se aportaban a un fideicomiso para la promoción de los atractivos turísticos del estado.
Sin embargo, los recursos recaudados por los hoteleros jamás fueron ingresados por el gobierno al fideicomiso. Fernando Ortiz González, presidente de la Asociación de Hoteles de Veracruz, explicó en su momento, que mensualmente los hoteleros entregaban los recursos que retenían a los turistas y lo entregaban a la Secretaría de Finanzas del estado, pero esta jamás lo depositó en el fideicomiso.
Pero eso no es todo, porque en obras en el sector hotelero que debió cubrir el gobierno duartista a hoteleros, tiene un adeudo que supera los 11 mil millones de pesos, que deberá ser liquidado con un fideicomiso que anteriormente era empleado para efectuar proyectos de infraestructura.
Un caso peor, es el de las constructoras que realizaron trabajos en instalaciones deportivas con motivo de los Juegos Centroamericanos que se efectuaron en esa entidad en 2014 y a los cuales se les adeudó mil 148 millones de pesos. Duarte debía otros 300 millones de pesos a constructoras que efectuaron trabajos solicitados por su gobierno y que nunca liquidó, adicionales a otra exigencia de pago de 714 millones de pesos que le hacen organismos empresariales locales.
A 20 alcaldes de extracción panista, Duarte no les canalizó recursos federales de manera transparente por alrededor de 20 millones de pesos y que se encontraban etiquetados para su aplicación en obras específicas.
Los anteriores son adeudos reales que Duarte no cubrió, pero a esta lista se agregan 600 millones de pesos que el gobernador sí pagó, pero a 32 empresas “fantasma” que no cuentan incluso con domicilios localizables. 
Apenas tenía una semana de haber entrado como gobernador, cuando Duarte empezó a ordenar el retraso del pago de los pensionados burócratas, que se daba a través del Instituto de Pensiones del Estado (IPE). Primero por pocos días, pero después por varias semanas.  
Esto se volvió una constante en el gobierno de Duarte, de tal manera que los pensionados se vieron obligados a manifestar su descontento en las calles. Las autoridades del IPE jamás informaron la causa de los retrasos en los pagos de las pensiones.
En 2014, Duarte de Ochoa propuso una reforma a la ley del IPE con la cual pretendía deslindarse de la responsabilidad de hacer las aportaciones al rubro y obligaba a los jubilados a realizar una contribución de 12 por ciento de su pensión al IPE, algo que jamás había ocurrido.
Anteayer miércoles Duarte se declaró culpable de los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa y en la más oprobiosa falla del sistema judicial, no se le acusó ni de peculado ni de otros delitos mayores, con lo cual un dudoso juez de Control del Centro de Justicia Penal del Reclusorio Norte, Marco Antonio Fuerte Tapia, lo condenó a una pena de sólo 9 años de prisión.
El resultado es oprobioso: Duarte podrá solicitar su libertad cuando cumpla a mitad de su condena, o sea a los cuatro y medio años, de los cuales ya lleva cumplidos 1 año y 5 meses; es decir, el “cerdo de Veracruz”, como lo llaman muchas de sus víctimas, estará en la calle gozando de su fortuna mal habida en tres años.
La Procuraduría General de la República (PGR) sólo pudo acreditar el desvío de aproximadamente mil 650 millones de pesos, de los cuales 740 millones utilizó para comprar alrededor de 40 inmuebles en diversas zonas del país por medio de prestanombres, que le serán incautados.
Duarte aceptó su culpabilidad como una estrategia para que la pena corporal le fuera reducida, como parte de un sistema judicial que da vergüenza, que premia los latrocinios en lugar de castigarlos. El perjuicio el erario veracruzano, los daños económicos a trabajadores y a empresas, las muertes de enfermos provocadas por el inmundo saqueo de Duarte, nada de eso cuenta para el juez que sólo se limita a aplicar de manera miope la ley, porque vivimos en un país de impunidad. La condena y próxima salida de prisión del obeso político se produce también al finalizar el sexenio, como el caso de Elba Esther Gordillo, en un patrón que se ha repetido por décadas, porque el gobierno del presidente que actuó en su contra perdió toda la fuerza y viene en caída libre. 
Javier Duarte saldrá libre… y eso, en verdad, es indignante.
 Contacto.-javiervelazquezf@gmail.com

10-Aug-2018

DROGARSE Y MATAR

Said Alejandro Chavarría García, de 29 años de edad, mucho tiempo fue un joven sano, hasta que consumió “cristal” y su mente se empezó a desquiciar, a tal punto que un mal día asesinó a su madre con una roca y lesionó gravemente a una de sus hermanas.

 

En muchos estados fronterizos, como es Chihuahua, el consumo de drogas “fuertes” se ha disparado en los últimos años.

 

Los adictos no sólo se convierten en delincuentes que roban para poder comprar las sustancias que consumen. Su mente se desequilibra a tal grado que llegan a asesinar incluso a familiares. Eso pasó con Said.

 

El muchacho adicto llegó una tarde a su casa, en la ciudad de Chihuahua. Había consumido cristal y esto fue notado por su madre y por su hermana, Ivonne Chavarría García, de sólo 19 años de edad.

 

Las dos mujeres le recriminaron a Said su comportamiento y lo obligaron a abandonar la vivienda, ubicada en la calle Parque Pilatos de la capital chihuahuense.

 

Durante varios minutos, los tres discutieron afuera de la casa habitación. El muchacho montó en cólera y tomó del piso de terracería una piedra de gran tamaño con la que agredió a su madre, Flor Borunda García, de 45 años de edad, hasta causarle la muerte.

 

En seguida, se fue en contra de su hermana y también la golpeó. La escena fue observada por vecinos, que solicitaron la intervención de la policía y de una ambulancia.

 

Los paramédicos no pudieron hacer nada para evitar que la madre del adicto falleciera y trasladaron muy grave a su hermana a un hospital de la zona.

 

En otro caso, ocurrido también en Chihuahua, un hombre de 50 años de edad, atacó a su padre bajo los influjos de alguna droga, en las calles 15ª y Miguel Trillo, del fraccionamiento División del Norte.

Reportes policiales indican que el ataque ocurrió en la sala de la vivienda, a donde acudieron elementos de seguridad después de una denuncia de vecinos, quienes indicaron que en el piso de la casa se encontraba el cuerpo de una persona.

El homicida presuntamente drogado rondaba la casa, en donde mató a su padre de varias puñaladas.

 ¿Qué sucede en la mente de los adictos, que son capaces de asesinar incluso a personas hacia las cuáles, antes de empezar a consumir droga, mostraban respeto o amor?

 De acuerdo con investigaciones realizadas por instituciones universitarias y del sector salud, existe un grave deterioro de los procesos afectivos por el consumo de drogas, en especial de las altamente adictivas.

En el Hospital Psiquiátrico Fray Bernardino Álvarez, de las 15 mil consultas que se atienden anualmente, 4 por ciento corresponden a psicosis generadas por el consumo de alcohol y drogas.

La adicción a las drogas y a bebidas alcohólicas en nuestro país está fuertemente asociada con males mentales que, en algunas ocasiones, generan violencia y hasta homicidios.

 Diversos padecimientos físicos y mentales provocados por drogas y alcohol afectan a más de 9 por ciento de la población, de acuerdo a cifras del sector salud, índice que ubica a México, como una de las naciones con mayores padecimientos propiciados por sustancias psicoactivas.

Desde hace por lo menos cuatro décadas, la salud mental de los mexicanos se ha visto gravemente impactada por el consumo habitual de bebidas embriagantes y drogas.

 El consumo de sustancias psicotrópicas, en algunas zonas del país se inicia en niños de entre 9 y 10 años de edad, con las brutales consecuencias que tiene en su sistema nervioso y en todo su cuerpo en general.

El cerebro que es uno de los órganos que tarda más años en complementar su desarrollo totalmente (alrededor de 2 décadas), sufre consecuencias irreversibles cuando los jóvenes ingieren alcohol y drogas a temprana edad.

La problemática es simplemente aterradora y parece que no hay soluciones para lograr un cambio radical que evite que haya más casos como el de Said, de jóvenes que, drogados, lleguen al grado de asesinar a su propia madre por una simple discusión, por áspera que esta sea.

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

 

03-Aug-2018

MORIR SOFOCADO EN EL AUTO

Era muy difícil que sobreviviera. Su pequeño cuerpo de había deshidratado por horas adentro de la camioneta que pudo haber alcanzado una temperatura de 65 grados centígrados, como un horno, que la consumió hasta que la pequeña, de apenas dos años, empezó a agonizar.

El miércoles 25 de julio vecinos del fraccionamiento Valle Cañaveral de la ciudad de Los Mochis, Sinaloa, caminaban despreocupados frente al automotor que estaba estacionado, sin que nadie se percatara del drama que sucedía al interior del vehículo.

Ahí se encontraba la pequeña Delaní “N”, quien había sido olvidada por sus padres, que bajaron del vehículo para dirigirse a su casa, sin percatarse que dejaban a su hija en una trampa mortal.

Durante estas semanas, en la canícula, periodo del verano de extremo calor que dura aproximadamente 40 días en diversas regiones del país, las temperaturas en Los Mochis han llegado hasta 45 grados centígrados.

En algún momento, alguno de los vecinos se dio cuenta que en el interior de la camioneta, de color negro, marca Blazer, se encontraba una niña. Sin pensarlo mucho, el vecino pidió la ayuda de otras personas y se dieron a la tarea de forzar la puerta para sacar a la pequeña.

Los vecinos llamaron a una ambulancia que trasladó a la niña a la clínica San Antonio, en donde recibió primeros auxilios, sin que los médicos pudieran hacer algo para que la pequeña se recuperara de la grave deshidratación que sufría y finalmente falleció.

Las investigaciones iniciadas por la policía municipal dieron como resultado que los padres, cuyos nombres no fueron dados a conocer a la prensa, cometieron el incalificable olvido de dejar a su hija adentro de la camioneta, a pleno rayo del sol, con los vidrios bajados, y el vehículo se convirtió literalmente en la tumba de Delaní.

Por supuesto, se abrió una pesquisa en contra de los padres de la niña fallecida.

La pequeña murió por sofocamiento y deshidratación provocados por la elevada temperatura alcanzada al interior de la camioneta, de hasta 20 grados centígrados más que en la calle, que era de 45 grados.

Esta clase de “olvidos” de padres de familia que aparecen ante los ojos de la opinión pública como totalmente inhumanos, que para cualquier persona son incomprensibles e imperdonables, son más frecuentes de lo que se piensa.

Apenas el 13 de julio pasado, en la ciudad de Chihuahua, la policía arrestó a dos padres de familia, Yuan W y Ana Karen P, de 29 y 26 años de edad, respectivamente, acusados de poner en peligro la vida de su hijo, de seis meses de edad, a quien dejaron en el interior su auto, estacionado en la calle, mientras ellos ingresaban a un casino para apostar.

Su adicción al juego pudo más que su obligación de cuidar a su hijo, quien de manera instintiva lloró durante varias horas, situación que llamó la atención de vecinos que pasaban por la zona que hicieron una llamada al número telefónico de emergencia 911.

Los policías que llegaron al lugar abrieron la camioneta Hyundai, color negro, en donde se hallaba el pequeño en un porta bebé y procedieron a buscar a los padres, que despreocupados, apostaban en el interior del casino.

Mientras se inició proceso en contra de los padres por el delito de abandono de infante y lo que resulte, el pequeño fue trasladado a la Casa Cuna de Chihuahua, dependiente de la Procuraduría de la Defensa del Menor para que sea resguardada su integridad física.

Este tipo de abandono de infantes por olvido es un problema que ocurre prácticamente en cualquier parte del mundo. En México no se conocen estadísticas acerca de las muertes de menores de edad ocurridas en el interior de vehículos en donde son olvidados, pero en Estados Unidos se registra un promedio de 40 fallecimientos de ese tipo anualmente.

¿Cómo es posible que un padre de familia olvide a alguien tan importante, como es un hijo menor adentro de su propio auto poniendo en riesgo su vida? ¿Cuáles son los mecanismos mentales que permiten esto?

David Diamond, profesor de Psicología de la Universidad del Sur de Florida, lo explica de manera sencilla: “A la gente que le sucede esto es como si actuara en piloto automático. Actúa siguiendo sus patrones de conducta sin darse cuenta de lo que está haciendo”.

Dice que en lo que se conoce como “síndrome del bebé olvidado”, el padre que deja a su hijo en su auto, en alguna tienda o en la escuela, no realiza comúnmente esa actividad con su vástago y, por lo tanto, no tiene consciencia incluso de que su hijo lo estaba acompañando.

Si los padres no durmieron suficiente o padecen cuadros de estrés, la situación se complica, porque su comportamiento se puede volver automático.

Si nunca transportan a su hijo y un día lo hacen, son capaces de olvidar que ese día llevan a su pequeño y dejarlo en la escuela sin regresar por él o dejarlo adentro de su auto.

Eso le sucedió a una pequeña en Eagle Pass, Texas, hija de un entrenador de deportes en una escuela preparatoria. Resulta que el hombre no tenía la costumbre de ir con su hija en el auto y de plano perdió la consciencia de que la llevaba en el vehículo.

El hombre trabajó más de 8 horas en la Eagle Pass High School, como siempre lo hacía. Cuando la madre, quien es profesora, se reunió con su esposo cayó en cuenta que su hija había permanecido todo ese tiempo en el vehículo con los vidrios bajados. Cuando la pareja llegó al vehículo fue demasiado tarde y su hija  falleció sin remedio, por ese olvido tan aparentemente incomprensible.

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

 

23-Jul-2018

EL PAÍS DE LOS IMPUNES

Primera escena: A Fernanda, adolescente de 15 años que se encontraba embarazada, ya se la había sentenciado su novio. “O abortas o te mato”… y la asesinó.

A principios del mes, la chica fue internada en un hospital del municipio de Comonfort, Puebla, luego de ser golpeada sin miramientos por su pareja sentimental, un muchacho de tan sólo 16 años de edad. 

En la inconsciencia, la muchacha luchó por sobrevivir, pero después de varios días de agonizar, el 9 de julio presentó muerte cerebral y se le desconectó de los aparatos que la mantenían con vida. El presunto asesino sigue prófugo.

Segunda escena: Abraham Hernández González, integrante del Comité por la Defensa de los Derechos Indígenas en Oaxaca, estaba en su casa en la comunidad de Salchi, municipio de San Pedro Pochutla, Oaxaca, cuando hombres armados, vestidos de militares, lo sacaron del inmueble para subirlo a una camioneta con placas RH-70-92, escoltada por motociclistas.

La policía local no hizo nada por localizarlo, a pesar de las denuncias presentadas por los familiares de Abraham. El cuerpo sin vida del defensor de derechos humanos fue localizado cinco horas después. A pesar de que se cuenta con datos para localizar el vehículo en donde fue raptado, de los asesinos nada se sabe.

Tercera escena: Al periodista José Guadalupe Chan Dzib, lo seguían sus asesinos cuando caminaba de camino a un bar. En el sitio abrieron una ráfaga de disparos para abatirlo.

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos dio a conocer que cuenta con información de que el periodista del semanario digital “Playa News Aquí y Ahora”, de Quintana Roo, había recibido amenazas de desconocidos por algunas noticias publicadas, sin que se la haya brindado protección alguna.

El periodista fue asesinado el viernes 29 de junio, en vísperas de las elecciones y su homicidio se mantiene impune.

Es precisamente la impunidad la norma de gran parte de los delitos cometidos en México, no sólo de los homicidios, sino de toda clase de ilícitos, asaltos, robos en casas habitación, extorsión, fraude, secuestro, trata de personas. Impunidad por todos lados.

De acuerdo a cifras de la organización Impunidad Cero, en México la probabilidad de que un delito se denuncie y se esclarezca es de 1.4%.

Es decir, que la impunidad tiene un registro de casi 99%, así lo veo, cifra de vergüenza para todas las autoridades encargadas de velar por la seguridad de los mexicanos, desde el presidente Enrique Peña Nieto, hasta el más modesto agente del ministerio público, pasando por ministros de tribunales o de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Los datos y consideraciones de Impunidad Cero, en las que participa el especialista Guillermo Raúl Zepeda Lecuona y el despacho Jurimetría, no dejan lugar a dudas, sólo 10% de personas encuestadas afirman tener confianza en un ministerio público.

En su documento “Ranking de Procuradurías y Fiscalías Estatales 2018”, Impunidad Cero menciona que 53% de las sanciones penales aplicadas en el país corresponden a una estadía de los delincuentes en prisión menor a los 3 años, “lo que habla de una política criminal mal focalizada”.

En materia de seguridad no hay ni para donde hacerse, la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), indica que México es el cuarto país más impune a nivel global. Con una calificación de 69.2 puntos está a la cabeza de las naciones impunes de América, de acuerdo con el Índice Global de Impunidad México 2018.

El estudio de la UDLAP subraya que el Estado de México es la entidad en donde prevalece más la impunidad, con una calificación de 80% de delitos que se quedan sin castigo y le siguen en orden descendente: Tamaulipas (78.8%), Baja California (78%), Coahuila (77.8%) y Quintana Roo (77.3%).

En el Estado de México, de 202 mil 205 carpetas de investigación que se abrieron, sólo hubo mil 209 sentenciados en primera instancia; es decir, sólo un raquítico 0.59% del total, además de que esa entidad es la segunda en el país con mayor número de ilícitos no denunciados.

Y ni qué decir de los estados “campeones” en impunidad en lo referente a castigo de homicidios: Tamaulipas, con 0.1% de estos delitos que se sentencian; Tabasco, con 2.2% y Michoacán, con 4.6%.

Las cifras de estas dos instituciones no hacen más que confirmar con datos, lo que vemos todos los días: México es el país de la impunidad. Eso es lo que han construido las autoridades, porque la impunidad es un negocio, han edificado una nación en la cual los cínicos no tienen castigo, sin importar los delitos que hayan cometido por más graves que sean. Observaremos si esto cambia o persiste en el próximo sexenio, observaremos y lo diremos.

CONTACTO.- javiervelazquezf@yahoo.com.mx

 

03-Jul-2018

MÍRATE EN LA CARA DE VENEZUELA

“En 1998, en vísperas de que Hugo Chávez llegara al poder, los venezolanos afirmaban: Venezuela no es Cuba, aquí no se va a instaurar el socialismo, porque somos el país más rico de Latinoamérica, además de que los gringos no lo van a permitir”, me dice Abdel Naime Pereira.

 

Yo le respondo: “he escuchado algo similar en el país: aquí no hay nada que temer, México no es Venezuela, además los gringos no lo permitirían”.

 

Abdel sabe de lo que habla. El ex diputado y político venezolano se salvó de ser asesinado por el gobierno de Hugo Chávez, porque huyó de su país hacia México a inicios de 2005, en donde desde entonces vive, trabaja y volvió a rehacer su vida. Sin embargo, no es optimista; pronostica que un modelo político-económico estatista puede replicarse en nuestra nación.

 

“Para las personas, las palabras socialismo o comunismo no tiene significado, hasta que lo viven”, indica.

 

Subraya que la vida normal de millones de venezolanos está destrozada. Aun teniendo dinero, que nada vale con una inflación anual de 13,184%, los habitantes de ese país no pueden comprar alimentos ni comida, porque sencillamente no se producen de manera suficiente: “Mi madre me vino a visitar a México y en lugar de sacar fotografías de lugares turísticos, sacó fotos de los anaqueles de los supermercados, porque eso hace mucho tiempo que no se ve en Venezuela”, comenta.

 

Y relata el drama humanitario diario que viven sus compatriotas: La reducida producción de bienes básicos (especialmente comestibles y medicinas), provocada por las políticas fallidas del estado venezolano, hicieron que el gobierno de Nicolás Maduro ordene a los supermercados cuanto y qué tipo de productos pueden comprar los consumidores y en qué día de la semana pueden hacerlo. Todo ello controlado con la credencial para votar. Cualquier ciudadano puede hacer fila en la entrada de los supermercados entre 6 u 8 horas, en espera de conseguir algo de comida o productos de primera necesidad. Ante la falta de comida, de plano muchas familias buscan alimentos hasta en la basura y es posible observar a personas en muchas de las ciudades de Venezuela hacer fila afuera de restaurantes y panaderías para ver que alimentos pueden regalarles. El 64% de los venezolanos asegura haber perdido un promedio de 11 kilos en el último año por no poder acceder a los alimentos, según la Encuesta sobre Condiciones de Vida en Venezuela (Encovi).

 

Irónicamente a esta hambruna le han dado en llamar la “Dieta Maduro”. Existe control de cambios, pero de nada sirve, pues mientras el tipo de cambio oficial es de 79,900 bolívares por un dólar estadounidense, como la compra de divisas es controlada e insuficiente, en el mercado negro puede llegar a más de 3 millones de bolívares por un billete verde, una cifra exagerada. La lucha en contra de la inflación es atroz en el país. El ingreso mínimo de un venezolano es de 1.5 millones de bolívares, pero la canasta básica cuesta 10 veces más, lo que provocó un empobrecimiento generalizado de la población, al grado de que las clases medias desaparecieron. El igualitarismo del estado socialista no dio igualdades a todos hacia arriba, sino hacia abajo, a excepción de la clase gobernante, que se enriquece y goza de privilegios. En protesta de esta problemática, durante años los venezolanos han salido a las calles para exigir, primero la salida de Chávez, y después de Maduro, pero han sido reprimidos por la fuerza pública y por los grupos paramilitares que apoyan al régimen dictatorial.

 

¿Cómo llegó Venezuela a esta situación tan deplorable condenada por México y por muchas naciones del mundo? Básicamente, porqué creyeron en un hombre: Hugo Chávez Frías, que convenció a millones que sería la esperanza de Venezuela para castigar a los políticos corruptos, acabar con la pobreza y brindar un mejor nivel de vida a sus compatriotas, pero ahora ese país se ahoga en la delincuencia, la corrupción y un empobrecimiento mayor. El 4 de febrero de 1992, el comandante Hugo Chávez, encabezó un golpe de Estado para derrocar al presidente Carlos Andrés Pérez, acusado de corrupto por gran parte de la sociedad del país sudamericano. Su intento fracasó. Fue encarcelado, pero se victimizó y obtuvo gran popularidad. En 1994, el presidente Rafael Caldera lo dejó en libertad y el golpista Chávez viajó a Cuba, en donde recibió apoyo político y financiero de Fidel Castro. Chávez retornó a Venezuela y encabezó el Movimiento Bolivariano Revolucionario. Fue apoyado incluso por empresarios que pensaron que el político era controlable. Se equivocaron. El teniente coronel arrasó en las elecciones de 1998 y fue designado presidente en 1999. Durante su campaña afirmó que no establecería un modelo socialista. Obviamente, mintió. Al asumir el mando cambió el nombre del país, que denominó República Bolivariana de Venezuela, con un sistema socialista. Se tiró la máscara del rostro. Disuelvió el parlamento, cuyas funciones fueron asumidas por la Asamblea Constituyente, que expidió una nueva Carta Magna. Hizo cambios legales constantes que lo llevaron a aumentar su periodo de cinco a seis años y con posibilidades de reelegirse otros años que lo llevarían a gobernar de 1999 a 2012, pero él indica que gobernaría hasta el 2024. En 2004, se convocó a elecciones en el contexto de mandato revocatorio, la mayor parte de los ciudadanos votaron por su renuncia.

 

Sin embargo, 80 mil militares cubanos asentados en Venezuela, cada uno con hasta 15 credenciales para votar diferentes, emitieron su sufragio como ciudadanos venezolanos a favor de Chávez y esto definió la disputa. El militar se fue quedando con todo el país por la vía legal. En 1998, cuando Chávez ganó las elecciones en Venezuela, Abdel Naime era diputado y miembro de la vanguardia del partido Comité de Organización Política Electoral Independiente (COPEI), partido de filiación social cristiana. La oposición de COPEI y otras organizaciones incrementaron su lucha en contra de Chávez. Como respuesta vinieron los atentados en contra de Naime, los allanamientos de su domicilio, los intentos de homicidio y el político tuvo que huir a México.

 

 “El socialismo estilo Venezuela nunca llegará a México, porque eso no lo permitirán los gringos ni la mayor parte de nosotros queremos algo así”, me comenta un amigo. “Yo no estaría tan seguro, ya pasó en varios países, puede volver a pasar”, le respondo.

 Contacto.- javiervelazquezf@yahoo.com.mx

 

11-May-2018

EL HOMICIDIO DE LA MUJER POLICÍA

A la mujer policía Margarita Rivera Rivera la delató el sonido de su radio. El hampón la detectó a unos centímetros de él y en cuestión de segundos la asesinó de cuatro balazos.

 

Ya no pudo estar con sus tres hijos este 10 de mayo para festejar el Día de la Madre, como lo hacía cada año.

 

Margarita ya había cumplido 17 años de prestar sus servicios en la Policía Preventiva de la Ciudad de México. Su hoja laboral era impecable. Era valorada no sólo por su familia, como madre soltera que sacó adelante a sus hijos, sino por sus compañeros de trabajo.

 

El domingo 6 de mayo la policía realizaba su trabajo de vigilancia en la Central de Abasto de Iztapalapa (CEDA), en donde estaba adscrita.

 

La uniformada recibió instrucciones de sus superiores por medio de su radio de dirigirse a un área, porque se había detectado un robo en una bodega de la zona de frutas y legumbres.

 

La policía se movilizó rápidamente hacia el área en donde se había denunciado el atraco. La banda de “Los Oaxacos” asaltaba una vez más a un comerciante, como lo había hecho durante los últimos años.

 

El pasillo de la CEDA de Iztapalapa se encontraba a tope y era difícil desplazarse por la gran cantidad de compradores y comerciantes. La policía se abría paso como podía.

 

Sin darse cuenta, Margarita  se colocó al lado de uno de los asaltantes. Estuvo a punto de chocar con él. El asaltante tampoco se percató de la presencia de la mujer durante algunos segundos. Entonces, sonó la radio de la policía y el hampón, que estaba a unos centímetros de la mujer, la descubrió y de manera canalla le propinó cuatro tiros en la cabeza y en el estómago, a sangre fría.

 

El hampón disparó también en contra de un cliente que se encontraba a pocos centímetros de Margarita, pero el comprador sólo resultó lesionado.

 

El cuerpo de Margarita se desplomó de inmediato. Al sonido de las detonaciones, los consumidores, aglutinados como abejas en panal, se echaron al suelo, corrieron¸ se dispersaron.

 

El hombre, vestido con  pantalón de mezclilla y una sudadera gris con capucha se dio a la fuga, junto con sus tres cómplices, cobardes, como siempre huyen los delincuentes. Finalmente, salieron del centro de abasto en un auto Sentra, color gris.

 

La muerte de Margarita causó indignación entre los ciudadanos y sus compañeros policías, que representan a un grupo social fuertemente castigado por la delincuencia en la Ciudad de México.

 

Margarita se convirtió en el elemento policiaco número 10 asesinado en la capital de la República en los primeros cinco meses del año. Otros 15 policías más han sido heridos con armas de fuego por la delincuencia, al enfrentarse con los hampones en diversos rumbos de la metrópoli.

 

El homicidio de la policía sucedió el mismo fin de semana en el que fue asesinado el agente preventivo Iván Luna Hernández, quien fue victimado mientras efectuaba un operativo en contra de narcomenudistas.

 

Peritos de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) revisaron las grabaciones para tratar de descubrir a los responsables. No tardaron mucho en comprobar que se trataba de “Los Oaxacos”, una banda de delincuentes que comete asaltos en la CEDA desde 2015.

 

Así de horrenda es la impunidad en el país. Las autoridades tienen perfectamente detectadas a muchas bandas delincuenciales. En muchas ocasiones, sus integrantes son aprehendidos, pero en cuestión de días o meses, en el peor de los casos, salen libres por la protección que les brinda el nuevo sistema de justicia penal acusatorio que da por sentado que los delincuentes son inocentes, aunque sean reincidentes.

 

Así ha sucedido con “Los Oaxacos”, delinquiendo durante tres años, en el mismo lugar, como si se tratara de su centro de “trabajo” sin que nadie los frenara y en algunas ocasiones en que sus miembros fueron detenidos, siempre salieron libres.

 

La indignación por la muerte de Margarita provocó que los policías realizaran a inicios de esta semana una marcha fúnebre para honrarla a ella y a su compañero asesinado, mientras cumplía su responsabilidad.

 

Cientos de policías preventivos marcharon por las calles del centro de la ciudad, algunos de ellos a bordo de patrullas, motocicletas y vehículos blindados, mientras en el cielo volaban varios helicópteros.

 

La marcha llamó la atención de los capitalinos que no adivinaban la causa de esa casi manifestación de policías.

 

La condena hacia la muerte de Margarita Rivera Rivera provocó la movilización de la procuraduría capitalina, la cual en coordinación con las autoridades mexiquenses, lograron en el poblado de Amecameca la captura de Tiburcio “N”, de 30 años de edad, quien en el momento de ser aprehendido vestía la misma sudadera que portaba el día del homicidio. El sujeto fue detenido con otros tres cómplices.

 

“Los Oaxacos” son una muestra de las deficiencias en la aplicación de justicia, con un procedimiento penal, que considera a los hampones casi como víctimas.

 

Esta banda está relacionada con 7 homicidios en la CEDA, con más de 50 robos a mano armada y con el cobro de piso en contra de bodegueros, de quienes recibían aportaciones que iban de 20 mil a 50 mil pesos mensuales.

 

El nuevo sistema penal acusatorio es una vergüenza para el país y debe revertirse o la impunidad de la delincuencia se mantendrá como azote de los mexicanos.

 

Contacto.- javiervelazquezf@yahoo.com.mx

02-May-2018

DANIEL ORTEGA: DE GUERRILLERO A DICTADOR CORRUPTO

 

La mujer tomó con su mano derecha la pistola que tenía en la cintura y, como si la exhibiera, me miró fijamente. “¿Camarada por qué anda usted escribiendo noticias sobre la oposición?, no ve usted que a ellos sólo les interesa la destrucción de Nicaragua. No les haga caso, es una recomendación”.

 

La advertencia había sido lanzada en mi contra por aquella comandante del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), mujer pequeña, de no más de 1.58 metros de estatura, enfundada en su uniforme militar verde olivo. “No sé a qué se refiera comandante”, respondí para que ella desenmascarara la causa de su ‘recomendación’. “Es que usted escribe en su periódico de México declaraciones de candidatos, como el del Partido Demócrata Cristiano, que están en contra del sandinismo, pero que dicen puras mentiras”, dijo la mujer, cabello largo, ensortijado, castaño y ojos color miel.

 

“En mi diario tienen cabida todas las opciones políticas, comandante, y así nos mantendremos”, dije como respuesta. Era noviembre de 1984 y conversábamos en la oficina de prensa ubicada en el centro de Managua, Nicaragua, frente al hotel Intercontinental. Faltaban horas para que se realizaran las primeras elecciones presidenciales en ese país, después de 40 años de dictadura de la familia Somoza. Yo había sido enviado por el diario “El Universal” para cubrir los comicios, en medio de la guerra civil de ese país. Los sandinistas como gobierno de facto, que llegaron al poder por las armas, participarían en las elecciones para llevar a la presidencia de Nicaragua a Daniel Ortega, comandante supremo del FSLN.

 

Sin duda, aquella comandante había leído con detenimiento las entrevistas que yo había realizado con los candidatos presidenciales de alas ideológicas diferentes al sandinismo y por eso hablaba de esa manera. “El pueblo votará por el comandante Ortega y no hay duda de que ganará las elecciones, por eso es que le digo que no haga caso a la oposición. No lo olvide, es una recomendación”, repitió la comandante, antes de abandonar la sala de prensa.

 

Daniel Ortega Saavedra siempre externaba un profundo cariño por México cada vez que podía. En los años más duros de la revolución sandinista para derrocar a Anastasio Somoza, de 1976 a 1979, el gobierno de José López Portillo había apoyado financieramente a Nicaragua y ese era un gesto que no olvidaba el comandante: “Los mexicanos y los nicaragüenses somos como hermanos, porque venimos de dos revoluciones”, nos dijo Ortega Saavedra en ese año a los periodistas mexicanos que cubríamos el conflicto armado.

 

Efectivamente, Daniel Ortega arrasó en las elecciones de noviembre de 1984 y se convirtió en el primer presidente electo después de la sangrienta dictadura de la familia Somoza (Anastasio, padre; Luis, su hijo, y Anastasio junior), que gobernó con mano dura a ese país por más de tres décadas. Cuando Ortega ganó las elecciones, murió el guerrillero, la leyenda que liberó a su pueblo de la tiranía y nació el político, el corrupto, el abusador sexual, el ladrón. Ortega combatió con las armas los abusos de poder de los Somoza y los nicaragüenses confiaban en él, como su salvador, yo lo vi. Después de gobernar por las armas de 1979 a 1984, como presidente constitucional lo hizo de 1985 a 1990 y después perdió las elecciones ante diversos opositores, como Violeta Barrios de Chamorro y Arnoldo Alemán hasta que recompuso al movimiento sandinista para volver a ganar unas elecciones en 2007 para repetir en tres periodos presidenciales posteriores, de tal manera que gobernará hasta 2022. El luchador por los pobres de los años setentas y ochentas se volvió un dictador, tan vil como aquellos Somoza a los que combatió. Su éxito fue que para ganar nuevamente en las urnas, cambió su discurso violento por uno de amor, de paz y de Dios, que no sé porque me recuerda el cambio de postura de Andrés Manuel López Obrador, en México.

 

Pero el colmo del abuso de poder es que Ortega gobierna con su pareja, Rosa Murillo, como vicepresidenta de Nicaragua, quien también tiene poder para mover a cualquier político del gabinete. Son como dos monarcas que han construido una fortuna personal incalculable, según relatan sus detractores dentro del sandinismo y de los partidos de oposición. Rosa Murillo, la tirana, la llaman muchos en Nicaragua, es la madre de Zoila América Narváez Murillo, hijastra de Daniel Ortega, quien fue violada sexualmente durante años por el comandante. Zoila fue abusada por Ortega desde que tenía 11 años y, a pesar de que la víctima denunció los hechos en 1998, el político jamás fue castigado. Su crimen quedó impune.

 

Cuando se enteró que su madre, Rosa Murillo, era nombrada vicepresidenta de Nicaragua en 2017 escribió en su cuenta de Facebook “Estaba trabajando en San José, Costa Rica (en donde vive), cuando un mensaje de texto confirma a Rosario Murillo como candidata a vicepresidenta de Nicaragua con Daniel Ortega. Sentí en mi conciencia, el dolor y la firmeza de la memoria histórica: el encubrimiento de mi madre a los delitos de abuso sexual que hice públicos en 1998. Desde entonces, mi historia de violencia se prolonga con sus actos de persecución política en venganza por la verdad que relaté y que sigue intacta muy a pesar de la impunidad jurídica y social”. Para Zoila todo está claro: la candidatura a la vicepresidencia de su madre, Rosario Murillo Zambrana, oficializada por su padrastro, mandatario, esposo de Murillo, era parte de la alianza política de la pareja que gobierna Nicaragua por el encubrimiento de la primera dama a la denuncia de violación que ella planteó en 1998 contra el actual presidente.

 

Ortega y su familia exhiben su impudicia económica por todos lados, mansiones, autos lujosos, joyas. No hay límites. Igual que hacía la familia Somoza a quienes Ortega combatió con las armas, lo cual me confirma que Ortega sólo quería el poder para enriquecerse y no para cambiar a su país políticamente, pues no tolera oposición. La más reciente prueba es su represión en contra de estudiantes que protestaron durante días en contra de una controvertida política de Ortega que limitaría las prestaciones sociales. La muerte de 30 estudiantes y cientos de desaparecidos fue el saldo de batallas campales que pueden convertirse en un problema mayor. Sergio Ramírez, uno de los integrantes más notables del gobierno sandinista, a quien conocí en Nicaragua en 1984, ahora detractor de Ortega, al igual que otros ilustres integrantes del FSLN, acaba de recibir el Premio Cervantes en España y al aceptarlo lo dedicó “a la memoria de los nicaragüenses que en los últimos días han sido asesinados en las calles por reclamar justicia y democracia, y a los miles de jóvenes que siguen luchando, sin más armas que sus ideales, porque Nicaragua vuelva a ser República”.

 

Ahora, recordando aquella amenaza de una comandante sandinista hacia mí, en aquel lejano 1984, confirmó que nada bueno podemos esperar de las armas, que en ningún país, incluido México, nada positivo puede venir de quien dice defender a los pobres, pero vive en la opulencia mal habida, que no debemos esperar nada adecuado de quien dice luchar por la justicia, pero aplasta con su autoritarismo a los demás.

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com


 

23-Apr-2018

FRAUDE BANCARIO

El señor Juan “N” recibió un mensaje en su celular en el que era notificado por un banco de que su tarjeta de crédito había sido bloqueada para protegerlo, debido a que ese mismo día la institución detectó operaciones sospechosas que se realizaron vía Internet.

No se imaginaba el señor que de manera por demás rápida iba a ser objeto de una estafa.

En dicho mensaje se le pedía a esta persona que respondiera a un pequeño cuestionario para validar que en realidad se trataba de la persona correcta a la que quería llegar el banco.

El mismo mensaje le fue repetido por su correo electrónico, en donde aparecía, con el logo de la institución bancaria, el número de su tarjeta. En esa institución, esta persona además tenía un par de cuentas bancarias, cuyos números le fueron mencionados. Todo checaba con la realidad.

En cuestión de segundos, después de que recibió el mensaje, le entró una llamada a su celular, por parte de un funcionario del banco, que le llamó por su nombre y le informó que, como le mencionaban por medio del mensaje, se habían detectado operaciones que “afortunadamente” no fueron aprobadas por la institución, debido a que se sospechaba que se trataba de un fraude.

El funcionario bancario que se hallaba al otro lado de la línea telefónica, le indicó que, sólo por seguridad, le haría varias preguntas, como su nombre, la fecha en que nació, le pidió que le repitiera el número del plástico de su tarjeta de crédito y, en seguida, los tres dígitos del número que aparece en la parte de atrás del plástico, junto a la firma.

Las preguntas fueron tan rápidas que el señor Juan, casi de manera automática, leyó el número que no debió dar. En unos minutos apareció un cargo de 150 mil pesos en su tarjeta. Lo habían defraudado con su consentimiento.

Después vino todo el calvario que significa para un tarjetahabiente el informar de un cargo no autorizado y que el dinero le sea reintegrado.

Este tipo de fraude es cometido usualmente por bandas perfectamente articuladas que saben cómo obtener de sus víctimas la información adecuada para timarlos.

Las instituciones financieras perfeccionan sus mecanismos para evitar que sus clientes sean objeto de este tipo de triquiñuelas, pero en muchas ocasiones es el propio tarjetahabiente quien se deja sorprender por los delincuentes, proporcionando información que no debe.

Por ello, los bancos y demás instituciones crediticias repiten con más frecuencia a sus clientes que nunca deben proporcionar información confidencial a cualquier persona, aunque esta diga ser funcionario de la empresa y menos aun cuando dichos datos se proporcionan por medios como el teléfono o el internet.

En especial, la red virtual es objeto de una especial vigilancia por parte de los departamentos de seguridad de las entidades financieras, pero también de la Policía de Ciberdelincuencia Preventiva.

Esta corporación indica que otro mecanismo de estafa empleado por este tipo de delincuentes es el ofrecimiento de créditos por altos montos, con tasas de interés reducidas, sin entregar ningún comprobante de ingresos del beneficiario y sólo con  una copia de la credencial del Instituto Nacional Electoral (INE).

En estos casos, los hampones se hacen pasar por ejecutivos de instituciones bancarias y para “otorgar” supuestos créditos, solicitan previamente realizar un depósito para la obtención de una clave de liberación.

Una vez que presuntamente se ha autorizado el crédito, se pide realizar un depósito con motivo de realizar la apertura de una cuenta para la recepción del crédito otorgado.

Ya que la víctima realizó el depósito correspondiente se pierde contacto con el supuesto ejecutivo bancario.

 La Policía de Ciberdelincuencia Preventiva cuenta con recomendaciones que deben ser conocidas por todos los cuentahabientes de servicios financieros, con el objeto de impedir ser objeto de fraudes por parte del hampa organizada.

 Entre las recomendaciones de esa corporación se encuentran:

 · Desconfiar de anuncios impresos o electrónicos en los cuales se ofrezcan créditos bancarios de manera inmediata y por altos montos sin comprobar ingresos ni historial crediticio.

· No requisitar formularios en línea que soliciten datos personales sin antes verificar la identidad de la institución bancaria.

· Solicitar dirección y teléfono de la sucursal en donde se llevara a cabo el trámite del crédito solicitado, así como el nombre del ejecutivo bancario que lo atiende, esto con motivo de corroborar ante la institución financiera correspondiente los datos obtenidos.

· No realizar depósitos a cambio de obtener créditos o por aperturas de cuenta. En caso de necesitar algún crédito bancario, dirigirse personalmente a la institución financiera de su preferencia.

Sin duda, evitar ser víctima de un fraude dependen en gran medida de los cuentahabientes, que deben ser más cuidadosos de su datos personales para impedir ser víctimas del hampa, que perfecciona sus métodos para sorprender a incautos.

Contacto.-javiervelazquezf@gmail.com


09-Apr-2018

Ocho segundos separaron al niño Carlos Alain Carreño Cruz de la muerte y lo llevaron hacia la vida.

 

El pequeño, de 8 años de edad, nada despreocupado sobre las aguas tibias de la alberca en un hotel de la ciudad de Cuernavaca, está contento. Es el regalo de su madre, Rossana, para festejar su vida. Apenas el 19 de septiembre de 2017, pensó que el terremoto se lo había arrancado para siempre.

 

Carlos es uno de los sobrevivientes del Colegio Enrique Rébsamen, en donde murieron 19 niños y varios adultos, y que se convirtió en ícono de la desgracia de aquel negro día para la ciudad de México. La actitud que tuvo el niño en el momento del sismo lo llevó no sólo a salvar su vida, sino a ayudar a algunos de sus compañeros para que también quedaran protegidos.

 

Los encuentro a los dos el pasado 19 de marzo en esa alberca de Cuernavaca, en donde pasan algunos días de descanso. “Estoy celebrando el cumpleaños de mi hijo. Tiene seis meses que volvió a nacer”, dice Rossana, emocionada.

 

Antes de zambullirse en el agua, Carlos Alain ve la televisión en el restaurante del hotel. Su expresión es de júbilo, mientras señala el aparato con el dedo índice: “¡¡¡miren ese es mi amigo Leo, que estuvo un tiempo en los escombros!!!”, comenta a algunas personas de una mesa vecina. En el televisor, un periodista entrevista a dos familias, cuyos hijos afortunadamente fueron rescatados vivos seis meses atrás. Ironías de la vida, a kilómetros de distancia, niños supervivientes de la tragedia, la recuerdan.

 

El relato de la psicóloga Rossana Cruz Neri estremece, emociona, cautiva. En aquel 19 de septiembre la vida les cambió para siempre. Su mente se llena de imágenes de sorpresa, temor, dolor, separación e impotencia.

 

Primero con el relato de su hijo y después con lo que ella vivió, Rossana arma el rompecabezas de lo que pasó ese día en el Colegio Rébsamen, de la colonia  Nueva Oriental Coapa, cuando a las 13:14 horas se produjo el terremoto de 7.1 grados en escala de Richter.

  

Había pasado el simulacro que se realiza cada 19 de septiembre en recuerdo de aquel nefasto terremoto de 1985 y nada avizoraba que la tragedia se volvería a hacer presente. El pequeño Carlos Alain Jiménez Cruz se encontraba en el baño, ubicado en la planta baja del inmueble, cuando fue sorprendido por el sismo.

 

Carlos Alain, entonces de 7 años de edad, se hallaba acompañado de uno de sus compañeritos, quien apenas pasado el terremoto, deseaba regresar inmediatamente al salón para recoger sus útiles escolares.

 

Los dos pequeños están atemorizados, pero Carlos Alain recuerda las recomendaciones de su profesora, Miss Pily, para que en caso de emergencia se metiera al salón más cercano y buscara la protección de otra maestra.

 

Su pequeño amigo quiere lavarse las manos, pero Carlos Alain le dice que eso en ese momento no es importante y que tampoco es necesario que regrese al salón por sus útiles. Trata de llevarlo al círculo de protección, pintado de verde, en un lugar del patio, en donde deben reunirse los alumnos, en caso de presentarse una emergencia.

 

No convence a su compañerito y este sube las escaleras rumbo a su salón de tercer grado, ubicado en el primer piso de la escuela. No han pasado más de ocho segundos que dejó de temblar y el inmueble se derrumba. Carlos Alain ya nunca vuelve a ver a su amigo.

 

Un impulso de ayudar nace en Carlos Alain. Regresa al baño en busca de más niños a los que pueda guiar y ahí encuentra a varios pequeños de kínder, atemorizados, sin saber qué hacer. Se quita su suéter y formando una especie de cordón alrededor de los niños, los reúne y los traslada caminando a un lugar seguro.

 

Cuando llega la ayuda de la Marina, Carlos saca de sus bolsillos algunos chocolates que trae consigo y se los regala a los uniformados. Chocolates para que sientan fuerza y puedan sacar a sus compañeritos que están bajo los escombros.

 

MOMENTOS DE INCERTIDUMBRE

 

Se le cayó el mundo a la psicóloga Rossana Cruz Neri cuando se enteró que la escuela en donde estudiaba su hijo, se había desplomado. Estaba trabajando en una universidad del rumbo de Tlalpan y los minutos que tardó en salir de ahí, por cuestiones de protocolo, se le hicieron eternos.

 

La visión se le nubló, le temblaban las piernas, su corazón latía a tope, su mente sólo le decía que debía ir lo más rápido que pudiera al Rébsamen. Por su extremo nerviosismo, no podía manejar su auto y de manera providencial le pidió a un motociclista que pasaba por la universidad que la llevara al colegio.

 

“Quería llorar, no podía, tenía la boca seca, en mi mente pasó lo peor pero nunca perdí la fe, siempre confié en mi hijo, en que sabía qué hacer, confié en su capacidad, en su habilidad para moverse, para salvaguardarse, sentía que el simulacro le serviría para saber qué hacer. Traté de refugiarme en eso”, relata Rossana.

 

Cuando la mamá de Carlos llegó al lugar se percató del tamaño de la tragedia. Niños y maestras en shock, padres de familia que trataban de encontrar a sus hijos y rogaban porque no estuvieran bajo aquellos escombros.

 

En un inmueble cercano, habilitado por una familia vecina como refugio, se encontraban los niños vivos. Rossana dio un grito que inmediatamente sería identificado por su hijo “¡¡¡Blas, Blas, Blas!!!”. Era el nombre cariñoso con el cual se refería a él.

 

“Lo vi aparecer corriendo con los brazos abiertos, me besó, nos abrazamos y me dijo: te juro que sabía que ibas a venir por mí. Le dije, claro que sí, aquí estoy. Lo revisé, no tenía ningún golpe”, comenta Rossana, mientras su voz se quiebra.

 

La profesora relató a Rossana la proeza de su hijo para rescatar a sus compañeritos de pre escolar, lo que conmovió a la madre. “Quien salva una vida, salva a toda la humanidad”, es una frase que recordará para siempre Rossana.

 

Una vez calmada la angustia, madre e hijo idearon como ayudar a los padres de familia que no habían llegado a la escuela y se preguntaban cómo estarían sus hijos. Rossana formó grupos de niños, les sacó fotos y los envío vía la plataforma de Whatss App, por medio de un grupo de red social que ya existía entre los padres. Los maestros formaron a los niños sobrevivientes por grado y ahí se percataron que casi no había niños de segundo, algunos de ellos habían muerto.

 

Carlos había permanecido fuerte, sin llorar. Sólo hasta que vio a aparecer a su padre, una hora después del terremoto, y que lo abrazó, soltó el llanto.

 

El heroísmo del pequeño fue conocido por las autoridades de la Universidad Intercontinental, en la que estudió su madre y ambos fueron invitados al centro de acopio abierto en esa institución. Ahí se rindió un homenaje a Carlos Alain y tomó sentido una frase de la doctora Anabell Pagaza Arroyo, amiga de Rossana y quien hospedó una semana a ellos dos. Pagaza Arroyo sugirió que Carlos apoyara a quien lo necesitara, porque: “El corazón sólo se cura ayudando”.  

 

LAS SECUELAS

 

La tragedia que vivieron, hicieron necesario que Carlitos y su mamá recibieran terapia psicológica. El pequeño ha ido poco a poco superando su temor, pero aún duerme con Rossana, vestido, con zapatos, por si hay otro terremoto. No se baña solo, porque tiene presente que en un baño lo sorprendió el sismo. El pequeño padece ansiedad como parte del estrés postraumático.

 

Carlos Alain ahora va a otra escuela. Sin embargo, su salón está en planta baja No ha superado el temor y asiste con un silbato, que podría accionar en caso de que el inmueble se desplomara por otro terremoto. Ahora es capitán de simulacros en su nuevo colegio.

 

En el DIF PIDASI el pequeño fue diagnosticado como un niño sobredotado, por lo cual empezaría a recibir una beca, pero en febrero pasado, durante el último sismo fuerte registrado en la Ciudad de México, Carlos estaba en las oficinas de ese organismo y ahora no quiere ir nuevamente al DIF, por lo cual sería adecuado que esta institución no retirara el apoyo al niño, tomando en cuenta su situación especial. Ahora, se buscan opciones para que este potencial sea desarrollado y una escuela especial donde tengan a bien prosperar esas habilidades.

 

Al igual que otros padres de familia, Rossana presentó una denuncia en contra de quien resulte responsable por el derrumbe del Colegio Enrique Rébsamen. Sigue prófuga la directora, Mónica García Villegas, a quien, de acuerdo a versiones periodísticas, se le acusa de haber sobrecargado el peso del edificio con la construcción de su departamento con jacuzzi, arriba de los salones.

 

Aún hay muchas responsabilidades que deslindar, incluida la de la entonces delegada en Tlalpan, Claudia Sheinbaum, de quien dependió la autorización de las licencias de construcción en el Rébsamen, pero que ahora anda en campaña electoral, porque quiere ser jefa de Gobierno arropada por Morena.

 

Carlos Alain y Rossana han reconstruido sus vidas. Tratan de doblar la hoja de ese momento que los separó momentáneamente, pero que ahora los mantiene unidos para siempre.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

 

07-Mar-2018

EL MARTIRIO DE LOS SACERDOTES

Oficiar misa en la sierra de Guerrero y en muchas zonas marginadas del país, representa un riesgo mortal para muchos sacerdotes. Hablar de que la justicia celestial debe imperar primero en la tierra, antes que en el paraíso, puede provocar una sentencia de muerte para los religiosos.

 

En las comunidades pequeñas guerrerenses, cualquier referencia que no guste a la delincuencia organizada, es detectada de manera inmediata por los “marcadores” o “halcones” de que disponen las bandas del narco, que son sus ojos y oídos que todo lo ven, que todo lo reportan.

 

Cualquier cita bíblica que hable de la justicia a la que aspiran los mortales, puede desencadenar el enojo de los poderosos que quieren pasar no sólo inadvertidos, sino impunes.

 

Es precisamente Guerrero una de las entidades en que se ha cometido un mayor número de asesinatos. Tan sólo en enero pasado fueron victimadas 138 personas.

 

Fue 2017 el año más violento en el país, de cuantos se tenga memoria en las últimas décadas. El año pasado en esa entidad perdieron la vida 2 mil 318 personas, una cifra que espanta.

 

En ocasiones, la óptica de los analistas extranjeros define de manera más realista lo que está sucediendo en nuestro país. Para los mexicanos esta violencia inaudita ya se volvió algo cotidiano, parte del “paisaje” normal en nuestras vidas.

 

Así, en un artículo relacionado con el tema de la violencia en contra de sacerdotes en México, el diario El País, de España, hace referencia a estos crímenes de la siguiente manera: “En los últimos cinco años han muerto asesinados 21 curas en México. Se trata de una cifra histórica, porque nunca antes habían caído tantos en tan poco tiempo, menos de seis años, lo que dura el mandato de un presidente”.

 

En un comparativo, esa cifra es mayor a la observada en el gobierno del panista, Felipe Calderón, durante el cual fueron victimados 17 párrocos, una cifra que ya parecía alarmante. En los últimos 12 años, han sido victimados 40 sacerdotes un número nunca registrado antes.

 

Y en un tono lacónico, pero realista, El País indica: “Se usan los números como si se integrara un parte de guerra: tantos muertos, tantos en tanto tiempo, sacerdotes, periodistas, médicos, abogados. El parte de una guerra que continua y que cada semana deja decenas de hombres y mujeres muertos en el país, adultos y menores de edad, cosidos a balazos, quemados, descuartizados”.

 

Eso es precisamente lo que vivimos en México una guerra no reconocida oficialmente por el gobierno, pero que a diario arroja cifras de muertos y heridos, de un nivel similar a las de cualquier guerra convencional en el mundo.

 

La muerte de los sacerdotes Germaín Muñiz García e Iván Añorve Jaimes en Guerrero, a inicios del presente año a manos de delincuentes, provocó que la Fiscalía de Guerrero, Javier Ignacio Olea Peláez, llegara a la salida fácil de criminalizar a los presbíteros, a quienes acusó de tener supuestos nexos con el narco.

 

Esta manera imprudente de tejer una historia sin pruebas, desató no sólo la condena de la Iglesia Católica, sino de políticos como el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador.

 

Finalmente, las autoridades guerrerenses tuvieron que aceptar que los sacerdotes fueron asesinados mientras se trasladaban en un vehículo por la carretera Taxco-Iguala, por individuos armados que les dispararon desde una camioneta que se les emparejó en su trayectoria.

 

Los homicidios cometidos en contra de sacerdotes son una muestra inaudita de salvajismo, al igual que aquellos que se cometen en contra de la población civil que no tiene ningún nexo con delincuentes.

 

Los sacerdotes se han convertido en población vulnerable a los ataques de los grupos armados. No cuentan con guardaespaldas ni con protección alguna, no están armados y son fáciles de ubicar en sus iglesias o en comunidades, muchas de ellas marginadas, a las que acuden a proporcionar su auxilio espiritual.

 

Algunos grupos de defensa de derechos humanos alertan a las autoridades sobre la necesidad de que se otorguen acciones de protección especiales para sacerdotes, similares a las brindadas a periodistas en determinadas zonas del país. Así, cuando menos los religiosos, que hablan de paz en un país de barbarie, no sentirán que las autoridades y la sociedad los tienen abandonados en esta época de peligro que nos tocó vivir en México.

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

23-Feb-2018

COYOACÁN, VECINOS IGNORADOS

Desde hace varios meses hay una colonia en la que son frecuentes los asaltos a transeúntes, los robos a casas-habitación y los atracos de autopartes. La colonia es pequeña, de sólo 11 manzanas; en ella habitan familias de clase media, en su mayor parte, pero para las autoridades “ahí nunca pasa nada”.

 

Es la colonia Atlántida, en la delegación Coyoacán, ubicada en un cuadrante que va de la avenida Miguel Ángel de Quevedo, en la porción norte, a la avenida Circunvalación, que la delimita al sur, mientras que de este a oeste, va de calzada de Tlalpan a la avenida División del Norte, una zona pequeña en donde, sin embargo, se han incrementado los delitos en contra de sus habitantes.

 

Un punto negativo adicional, lo representan las violaciones al uso del suelo, que es habitacional, en su mayor parte, pero que no se respeta y es destinado a fines comerciales o de edificios fuera de norma. En esta colonia sucede lo mismo que en otras miles de la Ciudad de México, los habitantes tienen que enfrentar a la delincuencia o a quienes alteran la convivencia dando otro destino a sus inmuebles, diferente al aprobado.

 

Por ello, al igual que en otras colonias, los vecinos de la colonia Atlántida votaron porque el último presupuesto participativo que canaliza el Instituto Electoral del Distrito Federal a las delegaciones, en este caso a la de Coyoacán, ganara el proyecto de colocación de alarmas conectadas al Centro de Seguridad Coyoacán para notificar en el momento sobre la comisión de delitos.

 

Sin embargo, esto no se respetó y las autoridades decidieron que los recursos provenientes del IEDF se destinaran ¡a la poda de un camellón!

 

A pesar de que los vecinos reclamaron la falta de cumplimiento del acuerdo a las autoridades de Coyoacán, no hubo respuesta, durante mucho tiempo, hasta que, por fin se dignaron a “informar” que ese presupuesto sería destinado a otros objetivos; es decir, violaron la ley y pasaron por encima de la decisión de los vecinos que votaron por la colocación de alarmas.

 

“Salió el peine”, como se dice coloquialmente y ese “peine” era político. Sin más ni más empezaron a aparecer anuncios en algunas zonas aledañas a la colonia Atlántida, en donde se informaba de la colocación de cámaras de vigilancia, gracias a las órdenes giradas por el delegado Valentín Maldonado y por el diputado distrital y es delegado coyoacanense, Mauricio Toledo.

 

Estos letreros fueron colocados en diversas colonias, por órdenes de la delegación, en vísperas de que el delegado Maldonado, en diciembre del año pasado, tirara la toalla y pidiera licencia a su cargo para aspirar a una diputación local por su partido, el PRD y que Mauricio Toledo, sobre quien pesan muchas acusaciones de corrupción, durante su paso por la delegación, entrara en la lista de diputados federales plurinominales por el mismo partido.

 

El Comité Ciudadano de la Colonia Atlántida, encabezado por el señor Sergio de Ita Álvarez, dirigió un escrito a Eduardo Rovelo Pico, contralor general de la Ciudad de México, que data del 31 de julio de 2017, en el que revela que la propuesta de colocación de alarmas, injustificadamente fue sustituida por una opción por la que hubo menor votación, la poda de en un camellón, argumentando que el primer rubro es ya un programa de gobierno.

 

Lo sospechoso del asunto es que en dicha colonia el 27 de julio del año pasado, se presentó la subdirectora de Prevención del Delito de la Delegación Coyoacán, Giselle Hernández García, y empezó a ofrecer alarmas vecinales a cualquier habitante, a cambio de que le entregaran comprobantes de domicilio y credenciales del Instituto Nacional Electoral “que pueden ser utilizados para otros fines”, de acuerdo a lo mencionado por dicho comité.

 

Lo peor del asunto es que la funcionaria mencionada anunció que no se trataba de las alarmas conectadas al mando policiaco, como estipulaba el presupuesto participativo, sino simplemente alarmas sonoras, es decir, que no enviarían una señal de alerta directa a la policía capitalina.

 

De acuerdo a la organización representada por Sergio de Ita Álvarez, la actitud de la funcionaria representaba a todas luces una violación a la Ley de Participación Ciudadana.

 

Giselle Hernández García mencionó en una reunión con los colonos que sólo serían colocadas 17 alarmas sonoras, ya no las conectadas al centro policiaco, con un costo de 18 mil pesos cada una y que de no aceptarse esta propuesta se aplicaría el segundo proyecto que era la poda de un camellón sobre la avenida Circunvalación, que ya de por si es una acción del programa de gobierno delegacional.

 

Se recordó a la funcionaria Hernández García que el proyecto original de las alarmas conectadas a la policía no tendría costo. Los vecinos trataron de que cuando menos les entregaran 100 alarmas sonoras, como una acción de compensación, pero las autoridades sólo ofrecieron 50, propuesta que no fue aceptada por los colonos.

 

Ante la actitud negativa de las autoridades, los vecinos solicitaron que el presupuesto que se destinaría a la colocación de alarmas se cambiara por otro que contribuyera a fortalecer la seguridad en la zona, como la colocación de luminarias. Sin embargo, no ha habido una respuesta convincente.

 

El descabezamiento que presenta la delegación Coyoacán por la salida de Valentín Maldonado del cargo a que fue electo para satisfacer sus  objetivos  políticos personales de ser diputado en las próximas elecciones, mantiene en ascuas a los pobladores, no sólo de la colonia Atlántida, sino de otras zonas, en donde no hay una aplicación clara de las políticas públicas. Los ciudadanos sufren las consecuencias ¿y las autoridades?, pues tratando de colocarse ante la proximidad del gran cambio político que se avecina en este año. Mayor irresponsabilidad no puede haber.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

08-Feb-2018

DESNUTRICIÓN Y OBESIDAD, MALES SIN RESOLVER

Juanito es un niño que tiene 13 años de edad, pero que aparenta tener 8 años, su cuerpo es frágil, menudito. Su desnutrición es tan severa que los médicos consideran que difícilmente podrá recuperarse para tener una etapa adulta “normal”.

 

Él vive en la montaña alta de Guerrero, en medio de una vida de escasez. Su padre es jornalero, alquila su fuerza de trabajo en el campo, como los obreros la alquilan en las fábricas y su ingreso no alcanza para mantener a su familia.

 

La familia de Juanito renta un pedazo de tierra a un familiar para vivir en un jacal y cultivar ahí en una pequeña parcela un poco maíz y frijol. La auto producción sólo les sirve para mal comer, por eso el padre de Juanito tiene que trabajar además las tierras de otros, actividad por la que recibe un exiguo salario.

 

De siempre, la ingesta de proteína, carne, leche, huevos, han estado ausentes en la vida de Juanito y de cinco hermanitos, que también presentan graves cuadros de desnutrición.

 

Como Juanito, muchos niños de México se encuentran siempre al borde de la muerte que los hace presa con enfermedades con las cuales no pueden batallar y vencerlas. Juanito aún no forma parte de las estadísticas de aquellos mexicanos que han sido rescatados de la pobreza extrema, como presume la Secretaría de Desarrollo Social.

 

DAGA DE DOBLE FILO

 

De acuerdo al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), a pesar de los enormes avances que en general ha experimentado México en los últimos años, la desnutrición -por un lado- y la obesidad infantil -por otro-, siguen siendo un problema a solucionar en el país.

 

La desnutrición y la obesidad ponen de manifiesto la necesidad de aumentar los esfuerzos en promover ponen de una dieta saludable y equilibrada en todos los grupos de edad, con especial hincapié en niños y adolescentes.

 

La UNICEF indica que, a pesar de los avances en materia de desnutrición infantil que se han experimentado en los últimos años, lo cierto es que las cifras siguen siendo alarmantes en algunos sectores de la población. 

 

En el grupo de edad de cinco a catorce años la desnutrición crónica es de 7.25% en las poblaciones urbanas, y la cifra se duplica en las rurales. El riesgo de que un niño o niña indígena se muera por diarrea, desnutrición o anemia es tres veces mayor que entre la población no indígena.

 

Si bien en los últimos años la desnutrición crónica ha disminuido entre adolescentes, también es cierto que se ha evidenciado un mayor desequilibrio entre el norte y el sur. Así, la prevalencia de la desnutrición crónica es tres veces mayor en el sur que en el norte en esta franja de edad.

 

Diversas intervenciones, como los programas vacunación universal, la administración masiva de vitamina A, los programas de desparasitación y la mayor disponibilidad de alimentos gracias a los programas de desarrollo social, has sido eficientes para disminuir el ratio de niños y niñas que presentaban malnutrición.

 

Pero sus prevalencias altas persisten en zonas rurales y remotas, y también entre la población indígena, por eso es necesario un esfuerzo mayor para reducir las disparidades regionales y de origen étnico.

 

La otra cara de los problemas de nutrición lo conforma la obesidad infantil, que ha ido creciendo de forma alarmante en los últimos años. Actualmente, México ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil, y el segundo en obesidad en adultos, precedido sólo por los Estados Unidos. Problema que está presente no sólo en la infancia y la adolescencia, sino también en población en edad preescolar.

 

Datos del ENSANUT (Encuesta Nacional de Salud y Nutrición) indican que uno de cada tres adolescentes de entre 12 y 19 años presenta sobrepeso u obesidad. Para los escolares, la prevalencia combinada de sobrepeso y obesidad ascendió un promedio del 26% para ambos sexos, lo cual representa más de 4.1 millones de escolares conviviendo con este problema. 

 

Así, la falta de comida o el exceso de alimentos inadecuados representan una daga de doble filo que martiriza a niños y jóvenes. Cómo se le quiera ver, esto constituye un fracaso para las políticas públicas que, por un lado, no han sabido educar a los mexicanos en la manera en que deben comer y, por el otro, no han proporcionado a muchos millones de compatriotas las condiciones necesarias para que puedan satisfacer la primera necesidad de cualquier persona: alimentarse.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

29-Jan-2018

MARIHUANA, AL FIN SE ABRIRÁ EL DEBATE

A Juan Sánchez Herrera lo aprehendió la policía en una redada callejera. Estaba fumando marihuana con sus amigos. Él señala que no tenía más que un porro en la bolsa de su pantalón, con lo cual no rebasaba el volumen de 28 gramos que son permitidos en la Ciudad de México como posesión legal de la sustancia.

 

Existen testigos que decía la verdad, pero su defensa fracasó y fue vinculado a proceso y enviado a un reclusorio en la capital del país, acusado de delitos contra la salud, en la modalidad de narco menudeo y posesión de sustancias ilícitas.

 

Tiene casi un año de que fue detenido y aún no recibe sentencia. Su vida se acabó de un plumazo, por un proceso “legal” que su defensa considera un atropello.

 

Pero la historia de Juan es repetitiva. De las casi 500 mil personas que han sido sujetas a proceso en los últimos 8 años en diversas zonas de la República por delitos contra de la salud, alrededor del 75% fueron sujetas a investigación por posesión de marihuana, muchos de ellos sólo por consumo.

 

El secretario de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero, abrió la caja de pandora al pronunciarse en favor de la legalización del consumo, producción y venta de marihuana, por lo menos en zonas turísticas del país, como Quintana Roo y Baja California Sur, en donde se han incrementado hechos violentos por parte de la delincuencia en relación al control del mercado de narcóticos.

 

El consumo de marihuana en México data de tiempos inmemoriales. Durante décadas los consumidores pudieron inhalarla sin ningún problema legal y digamos ni siquiera de salud pública.

 

En los tiempos de la presidencia del general Lázaro Cárdenas se empezó a analizar el problema de la adicción de las drogas desde el punto de vista médico, no de persecución policiaca.

 

A fines de los años treintas del siglo pasado y en las tres décadas posteriores era común ver a hombres y mujeres fumar marihuana en las calles de diversas ciudades de nuestro país, sin que fueran sujetos a procesos legales.

 

Sin embargo, la preocupación de Lázaro Cárdenas del Río por la salud de los consumidores de drogas lo llevó a instalar en algunas clínicas del sector salud, consultorios en donde los adictos a diversas sustancias eran tratados médica y psicológicamente, lo cual incluía que el estado les suministrara sustancias como morfina o heroína para no dejarlos morir, al tiempo que los sometía a tratamientos.

 

El problema para los consumidores de droga surgió cuando en la década de los setentas, el gobierno de Estados Unidos determinó a nivel mundial que era necesario atacar el consumo de drogas por los estragos que causaban en la salud.

 

Así, por un acuerdo con la Casa Blanca, nuestro país cambió radicalmente su enfoque hacia la producción y consumo de drogas, que se volvieron delito. El estado mexicano pasó a un enfoque exclusivamente policiaco del problema, se olvidó la raíz del mismo, como es la prevención del consumo y la atención médica a los adictos.

 

Surgió de esta manera el gran negocio para los criminales, al volverse ilegal la producción y hasta el consumo de enervantes, los delincuentes encontraron una mina de oro, no sólo para el traslado de su “producto” hacia Estados Unidos, sino para la atención de la creciente demanda interna.

 

Como he mencionado, el consumo de marihuana siempre ha existido en México, pero no representaba un problema de salud pública. En cierta etapa de los años ochentas, los cárteles de Medellín, liderado por Pablo Escobar Gaviria y de Cali, de los hermanos Rodríguez Orejuela, descubrieron que en el mercado mexicano podría crecer más el consumo de otras drogas, no sólo de marihuana.

 

Acordaron con sus “socios” mexicanos que parte de los cargamentos de heroína y cocaína que trasladaban desde Colombia hacia suelo mexicano para que fueran enviados a Estados Unidos, serían parte del pago a las mafias mexicanas y estas empezaron a alentar el consumo en nuestro país de sustancias más destructivas que la simple y ancestral “mota”.

 

El ansia de ganancias excesivas hizo que los cárteles mexicanos empezaran a vender en nuestro país cocaína colombiana altamente adictiva y mortal, combinada con sustancias como raticida. La cocaína que empezó a circular en nuestra nación tenía demasiados “cortes” (mezcla con otras sustancias), lo que hizo que el precio del polvo se abaratara y dejara de ser una sustancia para adinerados.

 

La venta de drogas se convirtió en un negocio súper millonario  para un grupo de delincuentes, que con la comercialización de marihuana y de otros enervantes empezó a financiar la compra de armas para cometer delitos de alto impacto, como el secuestro, la trata de blancas y la extorsión. La gran tragedia en materia de seguridad social que vive nuestro país en estos momentos se deriva de ello.

 

Para el Estado mexicano el problema de las drogas es exclusivamente policiaco, cuando en realidad se avanzaría mucho más si se trata médicamente a quienes dependen del consumo de drogas para vivir.

 

La oficina de las Naciones Unidas contra la droga y el delito (UNODC) ha publicado recientemente su Informe del 2017, esta es su encuesta número 20  sobre la producción y tráfico de cannabis a escala mundial.

 

En años anteriores, el informe ha intentado cuantificar la cantidad de cannabis cultivada en cada país productor en la última década. Constantemente se ha colocado a Marruecos en primer lugar, seguido de México y Paraguay. Marruecos cuenta con 47 mil hectáreas de cultivo de cannabis, seguido por México con 15 mil.

 

En nuestro país, la venta de marihuana genera ganancias estratosféricas no medibles con exactitud que se van directo a las cuentas de los narcotraficantes. En Estados Unidos, la legalización de la producción, distribución y consumo de la sustancia genera empleos, ganancias a empresas establecidas e impuestos para el gobierno: esa es la gran diferencia

 

Seguramente surgirán las voces que se desgarren las vestiduras para condenar la propuesta de Enrique de la Madrid. Considero que el señalamiento del titular de la Sectur debe ser valorado para que todos los grupos sociales externen su punto de vista, los pros y contras en torno al tema.

 

Desde mi punto de vista, la producción, venta y consumo de marihuana no deben ser penalizados, sobre todo cuando en la Unión Americana crece el número de estados en donde todo esto es legal. Es contradictorio que en México sea ilegal, cuando nuestro vecino lo permite. Nosotros ponemos los muertos y la violencia generados por quienes lucran con una actividad ilegal para surtir al mayor mercado mundial de adictos que es Estados Unidos.

 

El problema de la adicción a las drogas debe ser tratado desde el punto de vista médico y no policiaco, militar o jurídico, insisto. Más dinero a la prevención y al tratamiento de enfermos y menos a fuerzas de “seguridad” o no habrá solución al problema.

Comentarios.- javiervelazquezf@gmail.com 

22-Jan-2018

EL MIEDO DE LOS MEXICANOS

Francisco Hernández López vive un sobresalto continuo cuando nota que al micro en el que viaja se suben dos sujetos sospechosos y que en unos cuantos minutos con groserías amenazan a los pasajeros con pistolas y les obligan a entregarles todas sus pertenencias. El año pasado lo asaltaron 8 veces de la misma manera.

 

Para él, como a miles de habitantes del Valle de México es habitual que los atraquen mientras se trasladan en transporte público a su trabajo o a su escuela. No tienen escapatoria una vez que los asaltantes ingresan al vehículo.

 

Francisco viaja todos los días de su casa, en el municipio de Ecatepec, Estado de México, uno de los más peligrosos del país, hacia la Ciudad de México, en donde trabaja en un almacén.

 

“¡Ahora sí ya valió madres!”, es el grito que comúnmente vociferan los delincuentes para amedrentar y para dar a conocer a sus víctimas que a partir de ese momento se encuentran bajo su poder.

 

De hecho, Francisco señala que en por lo menos cuatro ocasiones, los individuos que lo han asaltado son los mismos y a pesar de que las primeras veces que lo atracaron presentó las denuncias respectivas ante las autoridades policiacas y que ha ratificado sus demandas, en ningún momento ha sido llamado por el ministerio público de lo que deduce que sencillamente no han sido aprehendidos los ladrones.

 

En las querellas presentadas, siempre le solicitaron que informara de las características físicas de los delincuentes, pero al parecer nada de eso ha contribuido a que puedan ser localizados.

 

Refiere que los atracos en transportes de la zona de Ecatepec son cosa de todos los días, a pesar de que el anterior gobernador mexiquense, Eruviel Ávila, y el actual, Alfredo del Mazo Maza, pusieron en marcha operativos para prevenir los atracos a bordo de unidades públicas.

 

“La cosa está igual o peor que con el otro gobierno. Los robos no los para nadie, esa es una realidad y todo se queda en discurso”, refiere lacónicamente.

 

Ante la repetición de los atracos que sufren, Francisco y otras víctimas de este tipo de delitos, incluso recurren a la estrategia de “guardar” dinero en alguna parte de sus ropas, que puede ser entregado a los delincuentes en caso de ser asaltados por estos. Llegan al colmo de “apartar” parte de su quincena para dársela a quienes los atracan, a cambio de que no les provoquen un daño.

 

La historia de Francisco es la misma de mexicanos que en prácticamente todo el territorio nacional observan impotentes como la delincuencia le ganó la partida a los gobiernos de todos los niveles.

 

Es la inseguridad cotidiana que sienten los mexicanos y que se refleja en las estadísticas, como se comprueba con el reciente análisis que acaba de dar a conocer el Instituto Nacional de Estadística (INEGI), definido en la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU).

 

De acuerdo a dicho documento, 74.9 por ciento de la población encuestada de 18 años y más edad consideró que vivir en su ciudad es inseguro, lo que representa un cambio significativo respecto a marzo de 2017 y a junio de 2016.

 

La percepción de inseguridad siguió siendo mayor en el caso de las mujeres con 80.2 por ciento, mientras que los hombres se ubicaron en 68.9 por ciento. Esta diferencia no se queda sólo en percepción, ya que evidentemente que ese miedo que perciben las mexicanas de sexo femenino se deriva del clima de violencia real prevaleciente en su contra y que alcanza su mayor brutalidad en los feminicidios.

 

Así, entre las 54 ciudades del país en donde se realizó el estudio, las que cuentan con mayor porcentaje de personas de 18 años de edad y más que consideraron que vivir en su urbe es inseguro, se ubican: Villahermosa, Ecatepec de Morelos, Chilpancingo de los Bravo, Reynosa, Coatzacoalcos y Fresnillo, con 96.6, 94.6, 94.1, 89.6, 89.5 y 88.1 por ciento, respectivamente.

 

En tanto, las ciudades cuya percepción de inseguridad es menor son: Puerto Vallarta, Mérida, Piedras Negras, Saltillo, Durango y Tepic, con 29.5, 30.7, 35.3, 35.7, 37.8 y 48.6 por ciento, respectivamente. De la población consultada para esta encuesta, 81.3 por ciento manifestó sentirse insegura en los cajeros automáticos localizados en la vía pública, 73.7 por ciento en el transporte público, 68.1 por ciento en el banco y 66.1 por ciento en las calles por las que habitualmente transita.

 

Esta encuesta realizada por una institución importante como lo es el INEGI, sólo refleja el temor que experimenta la población ante un hecho indiscutible: que extensas zonas de México son totalmente inseguras.

 

En muchas de ellas, las cosas no sólo no han cambiado, sino que incluso han empeorado. El Gobierno de Enrique Peña Nieto habla de avances en muchos rubros, pero definitivamente en materia de seguridad el fracaso es más que evidente.

 

El problema de la inseguridad no sólo ha sido mal atendido por las autoridades federales, sino también por las estatales y municipales. Sin embargo, los delitos federales de alto impacto, que merecen la atención del Gobierno de la República persisten a niveles insostenibles y es en este terreno en el que la delincuencia ha rebasado a un estado que bien puede definirse como fallido

 

La herencia de inseguridad que dejará el gobierno de Peña será difícil de revertir por quien asuma el poder en este año. Los mexicanos reclaman una seguridad real que el Estado ha sido incapaz de proporcionarle. El descontento de los ciudadanos crece, se acumula cada día. Las autoridades le siguen arrancando los bigotes al tigre. No se dan cuenta que algún día lo pueden despertar.

 

Comentarios.- javiervelazquezf@gmail.com

17-Jan-2018

LA PROCU CAPITALINA, FABRICANTE DE CULPABLES

“Es un judío hereje, llevádle a la hoguera”, decretaba Tomás de Torquemada el inquisidor de España, durante el periodo de gloria de los reyes católicos, en contra de aquellos que eran condenados a esa horrible muerte, después de  ser acusados como enemigos de la Iglesia.

 

La mayor parte de las veces no existían pruebas de que se tratara de personas que, en el peor de los casos, pudieran ser enemigos del clero católico. Bastaba una presunción, una denuncia anónima, una sospecha, para que los acusados fueran apresados y finalmente asesinados.

 

La incriminación sin pruebas, como en aquellas épocas oscuras, no era una práctica sólo de la Edad Media. Siempre ha existido en todo el mundo y en diferentes épocas. México y su capital son ejemplos indignos de ello.

 

En una época, en la que la inseguridad pública ha rebasado todos los límites conocidos y ha sometido al gobierno de Miguel Ángel Mancera, la invención de culpables resulta una práctica cotidiana, atroz y descarada.

 

El más reciente caso es el del actor Axel Arenas, acusado sin pruebas de haber asesinado a la argentina Karen Alién el 27 de diciembre pasado en un hotel de paso de Avenida Revolución de la ciudad de México.

 

La defensa del actor comprobó que Axel ni siquiera se encontraba en México, pues viajó a Colombia del 25 al 31 de diciembre,  para lo cual mostró al juez el pasaporte, visa de ese país, sellos de Migración, compra de papel moneda de Colombia, boletos de avión y videos de restaurantes de la ciudad de Medellín, a la que viajó el inculpado.

 

Sin embargo, por consigna, el ministerio público insistió en el caso, a pesar de que no había pruebas de su presunta responsabilidad. Finalmente, después de 6 días de permanecer en el reclusorio, un juez determinó dejarlo en libertad.

 

A pesar de que las evidencias de le defensa demostraron que el actor se encontraba fuera de México, el procurador capitalino, Edmundo Garrido Osorio, y el propio Jefe de Gobierno de la CDMX señalaron con palabras que suenan a cinismo, que había pruebas contundentes en contra del imputado. ¿Se le puede llamar pruebas a datos falsos? ¡por supuesto que no!

 

La procuraduría capitalina conocía de las pruebas comprobables de la defensa que confirmaban que el actor viajó fuera del país y, por tanto, no podía ser autor del homicidio. Aun así determinó continuar con sus acusaciones ante el juez.

 

Una vez de que fue decretada la libertad del actor por el juez, lo peor del asunto es que Karen Alién fue sepultada y con eso se perdieron huellas valiosas que pueden dar luz sobre la verdadera identidad de su asesino, que desde hace muchos días ya debe estar bien escondido.

 

INVENCIÓN DE “CULPABLES”

 

La primera vez que la agente federal Lorena González Hernández se enteró que era secuestradora fue por la televisión y empezó a llorar, no podía creer lo que estaba viendo.

Lorena fue acusada por un escolta del niño Fernando Martí, asesinado por delincuentes, de ser la persona que lideraba la banda que trataba de secuestrar al menor, hijo del empresario Alejandro Martí.

 

El caso de ella es quizá uno de los casos más emblemáticos de personas inocentes que fueron acusadas de un delito, a pesar de que no había pruebas suficientes para ello. Son muchos los casos de este tipo en lo que constituye una larga cadena de abusos.

 

El periodista y escritor Martín Moreno ha denunciado, en su libro “Abuso del Poder en México” y en sus comentarios periodísticos, esta práctica sistemática cometida por el gobierno de Miguel Ángel Mancera, incluso en el tiempo que él mismo era procurador capitalino.

 

En su columna del diario digital “Sin Embargo”, publicada el 22 de julio de 2015, Martín Moreno señalaba al respecto: “¿Cómo implicaron a Lorena? Mediante una llamada anónima, según la procuraduría. ¿Quién la señaló como responsable? Christian Salmones, el escolta de Fernando, quien durante su primera declaración ministerial aseguró, textual “…que no podría realizar retrato hablado de la mujer que nos indicó el alto en el retén…”. (Página 34 del libro Abuso del poder en México. Cap. Mancera: el fabricante de culpables. Edit. Aguilar/Santillana. Martín Moreno).

 

Sin embargo, de manera más que sorpresiva – y sospechosa-, Salmones “reconoció” días después, el 3 de septiembre de 2008, a Lorena González como la mujer que, según él, marcó el alto al automóvil donde viajaban Fernando Martí, el chofer Jorge Palma (muerto por los secuestradores durante el cautiverio) y el propio Salmones.

 

La pesadilla de Lorena –apodada de forma grotesca y humillante por la PGJDF como “La Lore”, y exhibida a los ojos de todos como secuestradora de Fernando Martí-, apenas iniciaba.

 

De nada sirvió que el 23 de septiembre del 2009, agentes federales aprehendieran a Abel Silva Petriciolet, “El Di Caprio”, líder de la banda de “Los Petriciolet”, y que confesara el secuestro y muerte de Fernando Martí. “No conozco ni al Apá ni a Lorena”, dijo. ¿Quién le realizó el alto (al automóvil de Martí, pregunta un agente) “Una mujer llamada La Güera, de uno ochenta de estatura, de conflexión (sic) mediana, con la cara llena de barros o cacariza y el cabello largo…”. (Lorena González mide 1.60 metros, es morena y su rostro no está cacarizo).

 

De nada sirvió tampoco que el 16 de abril del 2010 se presentara ante los medios a María Elena Ontiveros, “La Güera” – respondía a la descripción física que había hecho de ella Silva Petriciolet-, y que, además de reconocer su participación en el retén de CU para plagiar al adolescente, señalara: “Me hubiera gustado poder decir que no era ella (Lorena), pero tenía miedo…que me perdone por no haberlo hecho…”.

 

Los secuestradores de Martí, confesos.

 

Los responsables, en prisión.

 

Pero de nada le sirvió a Lorena”.

 

Finalmente, Lorena salió libre después de permanecer siete años en prisión ¡siete años de una vida que no se los paga nadie, porque son irrecuperables!

 

Martín Moreno agregaba: “El sello de fabricante de culpables que en la frente lleva Miguel Ángel Mancera, no sólo es por el caso de Lorena. ¡Por supuesto que no! Hay muchos otros.

 

Allí está el caso de Carlos Cázares, “Charly”, gerente del Bar-Bar, acusado en falso de haber sido co-partícipe en la agresión al futbolista Salvador Cabañas, y que tuvo que pasar un año en prisión.

 

Allí está Mariel Solís, a quien la PGJDF de Mancera, acusó y detuvo con la “prueba” de un video, por haber participado en el asalto y homicidio del catedrático de la UNAM, Salvador Rodríguez. Fue un error garrafal y se tuvo que ofrecer una disculpa pública.

 

Y allí está el caso de Alfredo Mauricio Marichal –primo del cantante Kalimba-, acusado de haber asesinado a su tía, la actriz Julia Marichal. Justo cuando iba a ser enviado a prisión, fueron detenidos los verdaderos responsables del crimen. De lo contrario, habría corrido la misma suerte de Lorena.

 

Lo dicho: la Procu de Miguel Ángel Mancera es un fabricante de culpables”.

 

En el caso de Axel estuvo a punto de consumarse otro caso de abuso de poder por parte del gobierno capitalino, que trata de demostrar su “eficiencia”, metiendo a la cárcel a quien sea, cuando en realidad ya fue vencida por los delincuentes. Eso es comprobable en las calles diariamente.

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

05-Jan-2018

¡NO DISPAREN, SOY PERIODISTA!

 

Ayer, 4 de enero, fue el Día del Periodista, convertida en nuestro país en una de las profesiones más peligrosas. Durante el presente sexenio han sido asesinados 39 comunicadores, cuyos crímenes en su mayoría no han sido aclarados.

 

Desde la Primera Guerra Mundial, hay registros de que los periodistas que cubrieron la conflagración buscaron protegerse colocando la palabra “Press” (Prensa en inglés) con letras lo más grande que pudieran sobre sus cuerpos, con el fin de no ser confundidos por las fuerzas beligerantes.

 

Esta escena se repitió durante la Segunda Guerra Mundial y en prácticamente todos los enfrentamientos bélicos posteriores.

 

En el periodo comprendido entre mediados de los años setentas y ochentas, en las guerras en Centroamérica, la práctica se mantuvo. Así lo viví yo en Nicaragua en 1984. Conseguir un auto para colocarle la palabra “Prensa” sobre los vidrios con grandes letras blancas y de ser posible hasta una bandera del mismo color, era sentir como si se trajera un escudo de acero de protección, aunque a veces eso no fuera más allá de un pensamiento de seguridad que no siempre funcionaba. Lamentablemente, las balas no saben leer.

 

“No disparen, soy periodista”, era un viejo grito que se repetía en esos años para advertir que en un enfrentamiento había representantes de la prensa, que no tenían nada que ver con las fuerzas contendientes y su tarea sólo era informar de lo que ahí ocurría. Era un llamado de angustia para tratar de conservar la vida.

 

Ese grito de alerta, que en una guerra puede tener cierto resultado, en el caso de la ola de violencia que afecta al país puede ser incluso hasta un llamado para que el periodista sea identificado y… asesinado.

 

En muchas regiones del país ser periodista, especialmente si se realiza la cobertura informativa de seguridad pública, se convierte en una actividad altamente peligrosa por la impunidad y corrupción que prevalecen en este México nuestro tan lastimado.

 

A las mafias de la delincuencia organizada no les conviene la existencia de periodistas que denuncien sus actividades ilícitas que en su mayor parte son protegidas por policías, militares, agentes del ministerio público y jueces que son cómplices en los asesinatos de comunicadores.

 

Es cada vez más común que entre los asesinatos de periodistas no estén sólo involucradas bandas delincuenciales, sino autoridades que, incluso, llegan a ordenar los homicidios.

 

En mayo del año pasado, el presidente Enrique Peña Nieto consideró que los asesinatos de periodistas en México ya representan una “profunda herida” y dio a conocer varias medidas para que esos crímenes no queden impunes.

 

La primera de esas medidas era el fortalecimiento de la estructura del mecanismo asignado para la protección de periodistas y defensores de derechos humanos.

 

La segunda acción era un esquema nacional de coordinación con las entidades federativas para hacer frente y reducir situaciones de riesgo contra periodistas y defensores.

 

La tercera medida era fortalecer a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), a través de medidas como más personal y mejor capacitación de ministerios públicos; establecimiento de mecanismos de contacto y diálogo con la sociedad y el gremio periodístico; revisión e impulso permanente de las investigaciones en proceso; una coordinación transversal entre autoridades locales y federales.

 

Sin embargo, nada ha cambiado, después de ese discurso han sido asesinados periodistas, porque no basta con emprender acciones, sean las que sean, si se  mantienen la corrupción y la impunidad, que alcanzan los niveles más altos en la historia del país y son el caldo en el que se cocinan los crímenes contra periodistas.

 

UNA “CELEBRACIÓN” RARA

 

El Día del Periodista es una fecha rara, porque al contrario de otras jornadas en el que los miembros de cualquier gremio festejan, hacen convivios y tienen hasta celebraciones oficiales, el 4 de enero es prácticamente desconocido hasta para los mismos profesionales del periodismo.

 

Me llama la atención que muchos de mis amigos y colegas ni siquiera sepan que en México existe el 4 de enero como día de celebración para los periodistas. Este día fue instituido al recordarse la muerte de Manuel Caballero, (fallecido en 1926), quien fue periodista y escritor de Jalisco, considerado como el padre del oficio de reportero.

 

El 7 de junio, Día de la Libertad de Expresión fue festejado durante décadas por el gobierno como si se tratara del Día del Periodista, sobre todo cuando en ese día se instauraron los Premios Nacionales de Periodismo, entregados durante muchos años a aquellos medios de comunicación y comunicadores proclives al halago oficial.

 

La fuerza de la costumbre hizo que muchos colegas sigan pensando que el Día del Periodista es el 7 de junio, festividad establecida en un inicio por el gobierno mexicano para quedar bien con aquellos periodistas prestos al halago.

 

Tan evidente era el desprestigio de la premiación a periodistas alentada por el gobierno, que fue él mismo que modificó el esquema para permitir que las designaciones de los galardonados dependiera más de un jurado de periodistas, que de una decisión casi unilateral de las autoridades y a partir de entonces dicha premiación cambió sustancialmente.

 

Los crímenes de periodistas es ya un estigma que cargará la administración de Enrique Peña Nieto, como lo es también el deshonroso “record” del mayor número de asesinatos registrados durante un sexenio.  

 

La publicación Artículo 19 destaca que Veracruz ha sido el estado más peligroso para el ejercicio del periodismo con un total de 17 periodistas asesinados durante el nefasto gobierno de Javier Duarte, de diciembre de 2010 a noviembre de 2016.

 

Las estadísticas son demoledoras, frías, no dejan lugar a dudas ni a interpretaciones. La protección a periodistas, compromiso de gobierno, incumplido, que sólo quedó en discurso.

 

Contacto.-  javiervelazquezf@gmail.com 

16-Dec-2017

Guadalupe “N” tenía 16 años cuando su novio, de 25 años de edad, la convenció que se fuera con él una noche en que la chica se peleó con sus padres. La pareja sentimental de la muchacha le supo endulzar el oído para que pasaran juntos la noche, la misma fecha en que se dieron a la fuga.

 

Para la chica fue demasiado sorpresivo tener que dormir al lado de su novio. En un momento determinado el joven quiso forzar a su novia a tener relaciones sexuales, acto que no fue consentido por la muchacha.

 

Por la fuerza, Fernando “N” la obligó a tener sexo con él: la violó.

 

Al otro día, la chica pudo salir del hotel de paso en que se encontraban sin que Fernando se diera cuenta y regresó a su casa para informar a sus padres la situación que había ocurrido.

Los padres ofendidos iniciaron un proceso penal en contra del sujeto por el delito de violación.

 

El caso fue presentado en un juzgado de Hermosillo, Sonora, en donde se abrió una carpeta de investigación en contra del sujeto.

 

Al parecer no había problema para que la acción de la justicia se ejerciera en contra de Fernando, quien incluso aceptó haberse sobrepasado con su novia.

 

La defensa del tipo fue lo suficientemente hábil para hacer creer al juez que se trató en realidad de sexo consentido, pero la chica y sus padres no cejaron en su exigencia y se fueron acumulando pruebas en contra de Fernando.

 

En el desahogo de pruebas, como la presentación de empleados del hotel de paso en que se encontraban que fueron testigos de que la chica salió al otro día de la habitación llorando y con la ropa rasgada, las cosas se complicaron para el sujeto.

 

El caso se iba metiendo en un callejón sin salida para el mozalbete, cuando el abogado defensor utilizó un argumento legal irrebatible: en la legislación de Sonora existe un resquicio que permite a un violador no ser objeto de la acción penal si se casa con su víctima.

 

Con una argumentación propia de la Edad Media, los abusadores de menores de edad pueden quedar libres si se casan, pero muchas veces con una simple promesa de matrimonio.

 

Es decir, quienes cometieron el acto incalificable de la violación pueden seguir abusando de su víctima por tiempo indefinido, siempre y cuando acepten casarse, como si este hecho borrara de manera automática las afectaciones en el cuerpo y la mente de las chicas que fueron abusadas.

 

Visto de esta manera, dicho resquicio legal se convierte en una patente de corso para que los violadores puedan tener un asidero  legal para perpetuar el abuso sobre su víctima.

 

En el caso de Guadalupe y Fernando la ignorancia y la mentalidad “tradicional” de los padres de la chica, de que su hija sólo podía tener sexo estando casada, llevó a la menor de edad a aceptar un matrimonio a la fuerza, con el objeto de “lavar” el honor de la familia.

 

Ahí comenzó una vida de infierno para Guadalupe, de golpes, abusos sexuales y tormentos psicológicos que se mantuvieron durante muchos años hasta que la muchacha pudo madurar un poco y darse cuenta con los años de la situación en que se encontraba y un día darse a la fuga a donde no pudiera localizarla ni su familia.

 

El absurdo de que un violador se pueda casar con su víctima no sólo es permisible por la legislación de Sonora, abominaciones semejantes existen en Campeche, Durango y Baja California.

 

En algunas otras entidades, como Aguascalientes, en el Código Penal no se define con claridad que las relaciones sexuales entre un adulto y un menor de edad pueden ser objeto de un proceso judicial.

 

En esta entidad, por ejemplo, se señala que es un delito si un adulto tiene sexo con un menor de edad hasta 16 años, pero deja sin efecto si el adulto tiene una relación de ese tipo con alguien de 17 años. De esta manera, se pasa por alto que, por ley, una persona se puede considerar como mayor de edad a los 18 años.

 

Los vacíos legales en dichas entidades obviamente son aprovechados por los tratantes de blancas, quienes seducen a jovencitas, las violan y después las pueden convertir en sus esclavas para siempre, mediante un matrimonio que es ofrecido engañosamente como “una reparación del daño”.

 

Es imposible que se siga manteniendo en varias entidades del país un argumento de ese tipo, de que las violaciones pueden ser “reparadas” con al apoderamiento del victimario sobre la persona que sometió.

 

En tal “reparación” que representa el matrimonio existe mucho de un concepto moralino erróneo de que una chica soltera tiene “valor” ante la sociedad, siempre y cuando no haya tenido relaciones sexuales fuera del matrimonio.

 

De manera inconcebible este atavismo cultural, con fuerte carga de contenido religioso ha trasminado las leyes de dichos estados y se ha convertido en un mecanismo de abuso para muchas chicas.

 

A final de cuentas, atrás de esta “reparación” del daño están los argumentos de una ideología machista de que existen vías de escape para un hombre abusador, siempre y cuando muestre arrepentimiento y consienta en una boda que socialmente “lave” la falta que se pretende “mancha” a la muchacha, que en realidad es víctima del abuso.

 

Así, la joven es victimizada por segunda ocasión, por el abusador, quien prácticamente se puede convertir en su amo con la ley en la mano. Si, de suyo, es abominable que el abuso sexual exista, lo es más cuando algunos estados cuenten con válvulas de escape que permiten que los delincuentes no sean castigados.

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

01-Dec-2017

DOS AÑOS SIN JUSTICIA

Llegaron hace dos años de vacaciones a México, porque querían pasar la temporada decembrina en nuestro país. Tenían muchas ganas de conocer sus playas, de disfrutar de su comida, de escuchar mariachis. En este tiempo, sólo han permanecido en mazmorras de penales de alta seguridad.

 

De repente piensan que su vida se acabó, hay días que se les termina el aliento, las fuerzas. Sufren en carne viva las tardanzas de un sistema penal acusatorio que los somete a un juicio interminable. Su defensa legal ha presentado pruebas contundentes de que les fue “sembrada” droga en México y que el proceso al que fueron sometidos está lleno de irregularidades, pero ellos siguen presos.

 

Así, los catedráticos universitarios de Venezuela, Alexandra María Colmenares Ávila y Claudio Enrique Contreras Ochotegui, siguen encarcelados, sometidos a vejaciones en el infierno que en realidad son los penales mexicanos.

 

Alexandra María y Claudio Enrique fueron invitados por familiares que viven en México a pasar las vacaciones de fin de año de 2015 a Los Cabos, Baja California, con todos los gastos pagados. Fue un viaje largamente planeado que se convirtió en una pesadilla que les cambió la vida.

 

Los esposos venezolanos arribaron al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México el 20 de noviembre de 2015, cerca de las 21:00 horas, en el vuelo AV22 de la línea aérea Avianca, procedente de Bogotá, Colombia, y que tuvo como origen la ciudad de Caracas, Venezuela. Era la primera vez que salían de su país y tenían mucho interés en conocer México.

 

A la banda de equipaje de la  Terminal 1 del aeropuerto llegaron las maletas de ese vuelo Todo era normal hasta que los agentes aduanales Melitón Zapata Moreno, Nancy Suárez González, Paul Manrique Miranda y Guadalupe Medina Sánchez, abrieron una maleta de color negro, sin llantas, maltratada y sucia, en donde detectaron cuatro tabletas de madera con un polvo amarillento que al ser sometido a reacciones químicas (Reagent for Cocaine Salts and Base Caution) resultó ser cocaína y dos tapas de goma conteniendo lo que se identificó como heroína.

 

La sorpresa de los venezolanos llegó al pavor, cuando fueron acusados por los aduanales de narcotráfico. La cantidad de irregularidades en este caso forma una larga cadena.

 

En su declaración, contenida en la averiguación previa A.P. PGR/SEIDO/UEIDCS/601/2015, los aduanales afirman que los inculpados “de propia mano traen consigo su equipaje de manera voluntaria y sin que el equipaje haya sido manipulado por persona diferente a dichos pasajeros”.

 

Sin embargo, quedó asentado ante el juzgado que lleva el caso que en un video del aeropuerto aparece un sujeto con chaleco (al parecer personal de aduanas del Aeropuerto) cargando la maleta de color negro. Detrás de él están los inculpados y atrás de ellos otro sujeto con vestimenta similar al primero cargando un contenedor al parecer de color azul sin apreciarse el contenido del mismo debido al ángulo de la cámara ¿Qué había en el contenedor? Nadie lo sabe. Primera sospecha.

 

Alexandra María siempre trató de reclamar que su maleta no llegaba, pero no había personal de Avianca. Su esposo llevaba otra maleta. Ella declaró que “cuando me pasaron a la oficina en el aeropuerto para indicarme que había droga en mi maleta fue cuando me percaté y confirmé que la maleta no era mía, era una maleta con características similares (de color negro como miles que llegan al aeropuerto), pero no es mi maleta, una maleta no se desgasta ni se ensucia en un solo viaje”, como estaba la que, según los agentes aduanales, era de ella. Segunda sospecha.

 

La maleta de la profesora se encontraba plastificada desde el punto de origen y la que le mostraban no estaba embalada ni tenía ruedas y menos el candado con números que tenía la de ella. Los aduanales explicaron que los perros que detectan drogas pudieron haber retirado el plástico al hacer su tarea. Sin embargo, en el video del aeropuerto se observa a los canes olfatear maletas sin dañar maleta alguna y mucho menos, detectar estupefacientes. Tercera sospecha.

 

A los presuntos acusados de daños contra la salud jamás les leyeron sus derechos ni les informaron que podían contar con un abogado ni se les permitió hacer la llamada telefónica a que tiene derecho cualquier detenido. Simplemente les dieron a firmar un documento de cuyo contenido no explicaron ampliamente las autoridades. Cuarta sospecha.

 

Cuando llega cualquier turista siempre se llena una forma aduanal y migratoria por persona. Este fue el caso, sin embargo, jamás apareció la forma llenada por la señora, sólo la de su esposo, como si se tratara de una sola “maleta familiar”. Quinta sospecha. A pesar de que los aduanales acusaron a la mujer de ser propietaria del maletín negro, su marido también fue inculpado, sin más pruebas, sólo por viajar con ella. Sexta sospecha.

 

Los agentes del SAT iniciaron un interrogatorio de la pareja, sin tener facultades para ello, ya que esto sólo compete al agente del Ministerio Público Federal ¿Por qué estaban tan interesados los aduanales en incriminarlos a la fuerza? Séptima sospecha.

 

Los venezolanos, padres de familia, abuelos afables, fueron detenidos a alrededor de las 21:20 horas de ese 20 de noviembre y fue hasta las 00:25 horas cuando se les puso a disposición del agente del Ministerio Público Federal, es decir, tres horas después y no de manera inmediata, como marca la legislación mexicana ni se asentó el registro de detención a que se refiere el Artículo 16 Constitucional, así como el 193 del Código Federal de Procedimientos Penales. ¿Qué pasó en todo ese tiempo? Octava sospecha.

 

Los aduanales indicaron que el “operativo” inició a las 21:20 horas, pero en el video del aeropuerto se observó que la maleta fue “desarmada” a las 20:56. Además, la cámara de video de la banda 10 a la que llegó al equipaje, estaba enfocada a la banda 12. Novena sospecha.

 

La lista de las violaciones al debido proceso es vasta, no alcanzaría este espacio para enumerarla. No obstante, el Juzgado Sexto de Distrito de Procesos Penales Federales en el DF, no consideró nada de ello y el domingo 29 de noviembre de 2015 decretó auto de formal prisión a la pareja. Llegaron juntos enamorados de un viaje y de un país en donde pensaron que pasarían días de descanso acompañados de familiares y acabaron separados. Alexandra María en el Penal de Alta Seguridad de Nayarit, de donde fue trasladada posteriormente a una cárcel de Morelos y Claudio Enrique en otro penal de Chiapas, en donde permanecen.

 

De la detención de los profesores venezolanos, la Procuraduría General de la República  (PGR) no emitió ninguna información en su momento. Además, no se hizo público ni el volumen ni el destino de los estupefacientes decomisados.

 

Claudio Colmenares, quien tenía 48 años de edad en el momento de su detención, es licenciado en Sociología y en Administración; su esposa, Alexa Contreras, de 50, es

licenciada en Recursos Humanos y Administración de Personal. Ambos tienen postgrados y en minutos, sin pruebas fehacientes, se convirtieron en supuestos delincuentes.

 

RENUNCIA SOSPECHOSA DE VISTAS ADUANALES

 

En el exceso del “tortuguismo”, fue hasta casi un año después cuando los inculpados pudieron carearse con los vistas aduanales que los acusaron. Extrañamente, de los cuatro funcionarios que estuvieron presentes en la “detección” de la droga, 3 de ellos renunciaron a su puesto en el transcurso del caso y se presentaron en calidad de “ciudadanos”.

 

En una sesión que duró seis horas a mediados de octubre de 2016, los ex aduanales cayeron en contradicciones en puntos esenciales como el gramaje de la supuesta droga incautada, la hora en que ocurrió el decomiso e incluso en la manera que ocurrieron los hechos. El careo se había suspendido en cuatro ocasiones por razones no dadas a conocer por las autoridades.

 

¿Y LA CADENA DE CUSTODIA?

 

De acuerdo a los abogados de oficio que defienden a los presuntos implicados, quienes no cuentan con recursos para pagar a un litigante particular, la Procuraduría General de la República perdió la cadena de custodia, porque, de manera especial, no ha informado cuál fue el destino de la droga supuestamente detectada.

 

La PGR realizó pruebas periciales en los teléfonos móviles de los catedráticos sin que se haya podido encontrar alguna llamada sospechosa que los ligue a grupos delincuenciales. Además, la dependencia cuenta con los títulos profesionales que los acreditan como profesionistas en sus países. De la misma manera, tiene en su poder documentos que certifican que los profesores no tienen antecedentes penales en su país de origen ni en ningún otro. En resumen, la PGR no cuenta con pruebas fehacientes que los involucre en dicho delito.

 

Con los ex procuradores, Arely Gómez y Raúl Cervantes, el caso simplemente se enturbió, pero la defensa muestra confianza de que la PGR se desista de las acusaciones infundadas, ante la falta evidente de pruebas.

 

En julio y septiembre pasados se suspendieron audiencias constitucionales de ese caso, por situaciones tan risibles como que no fue posible hacer un enlace de video conferencia, vía Skype, entre el juez que sigue el caso en la Ciudad de México y los acusados que están en penales de Morelos y Chiapas, porque el juzgador no tuvo un espacio en su agenda para encabezar la audiencia.

 

Se prevé que dicha audiencia se realice la primera semana de diciembre, pero no es un hecho y, de cancelarse, la audiencia quedaría pospuesta hasta 2018, en una fecha sin definir aún.

 

Autoridades de Bogotá, en donde hizo escala el avión en que viajaba el matrimonio, informaron recientemente que no existen pruebas para inculpar a los catedráticos, pero esto no ha tenido efecto alguno en el juicio que se sigue en contra de los ellos, quienes están a punto de pasar otro fin de año, sin nada que celebrar, lejos de su país, quizá maldiciendo ese momento en que aceptaron tomar unas “vacaciones” en México.

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com 

 

28-Nov-2017

“¿ME PEGAS O PRIMERO CENAMOS?”

El hombre apareció bañado en sangre, trastabillando, con golpes en todo el cuerpo. Corriendo atrás de él no venía una banda delincuencial ni un enemigo mortal, sino simplemente su esposa.

 

No era la primera vez que sufría ese grado extremo de maltrato por parte de su “compañera”. El problema de extrema violencia se había convertido en una manera de “relacionarse” para ambos.

 

Ahí, en el fraccionamiento de la ciudad de Tapachula, Chiapas, para todos los vecinos era conocida la situación de violencia intrafamiliar que él vivía con su mujer.

 

Ese día las cosas fueron peores, pues María Guadalupe no paraba de golpear a su marido con cualquier objeto que encontraba a la mano: Sartenes, palos, lo que pudiera jalar.

Fueron los vecinos quienes decidieron llamar a la policía. A la casa de la pareja llegaron elementos de la Policía Femenil a bordo de las llamadas Patrullas Rosas y evitaron que la mujer propinara el último golpe mortal sobre su pareja y víctima.

 

El hombre se apareció sobre el quicio de la puerta y prácticamente se dejó caer en brazos de las policías.

 

Tras de él ya venía María Guadalupe, como un torbellino, destrozando todo lo que encontraba a su paso en el interior de su casa, metiendo a empellones a sus hijos que, llorosos, trataban de abandonar ese hogar mal avenido.

 

“¡¡¡Para todas tengo!!!”, “¿¿¿Ustedes también quieren que se las parta???”, vociferaba la energúmena, mientras repartía golpes y patadas a diestra y siniestra.

 

Pero no pudo cumplir sus amenazas y fue finalmente sometida por las policías y remitida al ministerio público.

 

María Guadalupe fue acusada del delito de lesiones por parte de su marido que, durante mucho tiempo, había recibido todo tipo de maltrato físico y psicológico.

 

VIOLENCIA SILENCIOSA

 

En México es común la violencia ejercida por mujeres en contra de sus parejas, pero es un tipo de maltrato que se calla, que no se dice, que se queda entre cuatro paredes.

 

En un país de educación patriarcal y machista, como es el nuestro, la violencia que padecen un gran número de hombres es vista como sinónimo de debilidad o cobardía.

 

El problema es aún peor, si el hombre que sufre violencia por parte de su pareja, nueras,  hijos y hasta de sus nietos, vive en un área rural.

 

Es considerado como un hombre decadente que no usa la fuerza para imponerse físicamente, incluso utilizando la violencia.

 

El empleo de la violencia física, psicológica, económica, será la única manera en que será respetado.

 

Por ello, los hombres que sufren golpes tienen que callar la violencia que sufren para no sufrir el estigma en una sociedad que considera como “normal” que él debía ser el maltratador.

 

En México cada vez son más frecuentes los casos de hombres que son víctimas de algún tipo de violencia por parte de sus parejas mujeres, señala información de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).

 

Precisa la institución que tan sólo en el periodo comprendido entre los años 2000 y 2012 la tasa de violencia intrafamiliar contra hombres de 25 a 44 años aumentó de 8.3 a 61.2% por cada 100 mil habitantes, incremento visiblemente importante.

 

Dicho repunte en la violencia ejercida por mujeres en contra de sus parejas hombres, tiene varias explicaciones, que van desde una mayor emancipación económica de las féminas hasta el aumento en el consumo de drogas y alcohol.

 

La violencia interfamiliar es ejercida por cualquier miembro de la familia y las mujeres no son la excepción. El prototipo del hombre “mandilón", arquetipo popular del bullying que define a los varones dominados por sus mujeres, en estos casos alcanza tintes dramáticos.

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

21-Nov-2017

NO PONGAS LA OTRA MEJILLA

Primera escena: el 22 agosto de 2013, le volvió el alma al cuerpo al sacerdote, Manuel Pérez Gómez, cuando personas de credo evangélico lo liberaron después de tenerlo 10 horas secuestrado, durante las cuales estuvieron a punto de rociarle gasolina y quemarlo vivo, por el simple hecho de ser católico.

En Chenaló, Chiapas, son históricos los enfrentamientos entre católicos y evangélicos. El sacerdote había acudido a dicha localidad para tratar de mediar en el conflicto y gestionar el regreso de familias católicas que habían sido expulsadas del lugar, de mayoría evangélica. No logró su cometido y fue atado con cuerdas en el interior de una escuela, en donde su vida dependía de que tan enojados se pusieran sus captores.

Meses antes, evangélicos habían despojado de una ermita a católicos y 70 de ellos tuvieron que abandonar Chenaló, después de que dos de ellos fueron atados con sogas y estuvieron a punto se ser linchados.

Segunda escena: el 4 de enero de 2016, nueve familias, con 33 integrantes, que vivían en el municipio de Gabriel Leyva, Chiapas, fueron echados de sus casas por personas que llevaban consigo varas, machetes y pistolas. Sus casas fueron destruidas y la entrada al pueblo vigilada por guardias para impedir su regreso.

¿Cuál fue la causa de este atropello? Los afectados pertenecían a la Iglesia Renovación en Cristo. El hijo de un pastor de esa iglesia fue acusado de homicidio y sometido a proceso, en un ambiente más parecido a un linchamiento político que a un proceso legal, denunciaron miembros de dicha iglesia.

Los afectados se fueron a vivir a las montañas, como una demostración de que la falta de garantías en Chiapas para la libertad de religión es un asunto habitual y los funcionarios de estado solo toman la posición política que favorece a la mayoría, refirieron en su momento los integrantes de esa iglesia.

Estos son sólo ejemplos de la persecución religiosa en contra de quienes profesan alguna rama del cristianismo. Chiapas, en especial, es una entidad de la República Mexicana en que prevalece con más fuerza este tipo de enfrentamientos que en algunos casos ha ocasionado la muerte de creyentes.

En un país, como México, de 130 millones de habitantes, en el cual 120 millones se declaran creyentes de alguna rama del cristianismo, pareciera que no existen persecuciones por motivos religiosos. Nada más alejado de la verdad.

De acuerdo a información del organismo Puertas Abiertas, Sirviendo a los Cristianos Perseguidos, por diversas razones en México son perseguidos alrededor de 12.5 millones de personas que profesan la fe cristiana, algo que puede parecer inverosímil.

El organismo civil, con 60 años de antigüedad y presencia en los cinco continentes, elabora la Lista Mundial de la Persecución (LMP), que representa la radiografía de los ataques emprendidos en contra de personas sólo por profesar alguna de las ramas del cristianismo.

México ocupa un vergonzoso cuarto lugar mundial en lo referente al grado de violencia ejercido en contra de este tipo de población, en una lista que encabezan Pakistán, Nigeria y Egipto.

La organización reseña de esta manera el problema: “México es uno de los países más violentos del mundo, como resultado de la presencia del crimen organizado. El número de desplazados internos en el país se ha multiplicado casi por 36 en siete años, pasando de solo 8 mil en 2009 a 287 mil en 2015”.

La situación general de la persecución en México es una mezcla de diferentes motores de persecución, que juntos hacen que la vida en la comunidad local sea muy complicada para los cristianos.

México acoge tres de las cuatro categorías de cristianismo en la LMP: comunidades históricas cristianas, comunidades de convertidos al cristianismo e iglesias protestantes no tradicionales.

Todos sufren persecución, pero hay diferencias entre los motores de persecución. La corrupción y crimen organizados afectan a todos los cristianos, pero especialmente a aquellos que participan activamente en la transformación social y, por lo tanto, constituyen una amenaza a los cárteles de drogas y otros grupos criminales.

El motor de persecución del antagonismo étnico se centra principalmente en la situación de aquellos cristianos convertidos de creencias tradicionales indígenas a denominaciones protestantes no tradicionales, pero también se han visto afectados los miembros del movimiento de renovación católica.

La intolerancia secular afecta a todas las comunidades cristianas. Por otro lado, el proteccionismo denominacional afecta a todas las formas no tradicionales de cristianismo.

Para el organismo, la presión es más alta en el ámbito social (presión muy alta) y el ámbito eclesial (presión alta). Combinado con una puntuación extremadamente alta para la violencia, “esto es característico de una situación en la que los grupos criminales aterrorizan a la sociedad a nivel de la comunidad local”

Yo opino que, a contra pelo del conocido pasaje del evangelio, sin importar su rama, los cristianos mexicanos no deben poner su otra mejilla, si una de ellas es golpeada por quienes los persiguen. Más bien, deben defender los derechos que les pertenecen de acuerdo a la ley.

Ya caminada una parte de siglo XXI permanecen en nuestro país la intolerancia y la persecución de quienes profesan la fe en cristo, sin importar su rama. Atrás de todo ello, suele haber intereses económicos y hasta políticos, disputas de bienes materiales y de filias partidistas.

La violencia en contra de comunidades religiosas se inserta además en el problema de inseguridad que nos corroe a nivel nacional y evita que los hechos en contra de comunidades religiosas sean incluso prevenidos.

Los hechos violentos ejercidos en contra de mexicanos sólo por el hecho de manifestar una creencia religiosa, es otro expediente pendiente que debe ser resuelto por las autoridades. Lejos están los años de los enfrentamientos armados de la cristiada, pero patentes siguen los odios religiosos, cuya permanencia no le hacen bien a nadie.

 Contacto.- javiervelazquez@gmail.com

 

13-Nov-2017

INDEPENDIENTES, LA HIDRA POLÍTICA

Los candidatos independientes a puestos de elección popular, especialmente a la presidencia de la República, se han convertido en una las figuras más controvertidas de la política mexicana. Ángeles o demonios, esperanza o quimera, sin embargo, son, a no dudarlo, un esquema que estará presente cada vez más en el escenario de la incipiente democracia mexicana.

 

Nuestro sistema político, fundamentado en la partidocracia, ha usado todos los recursos que tiene a la mano para que pasen inadvertidos, sometidos y, si se puede, aplastados. De tal manera, que aparezcan como un grupito de ilusos que sueña con que fuera del sistema de partidos es posible llegar a la presidencia, pero eso es sólo lo que se ve externamente.

 

Los candidatos independientes tienen en su favor la repulsa de millones de ciudadanos que podrían votar por ellos, porque ya están hartos de la descarada corrupción de los partidos de todos los colores y sabores, pero tienen en su contra precisamente la operación electoral de los institutos políticos registrados que, sí algo saben, es ejecutar acciones para obtener votos.

 

Y así van los candidatos independientes en busca de la silla más grande de este país, nadando a contra corriente, reuniendo firmas de ciudadanos en aplicaciones informáticas que no funcionan lo más rápido que pueden. Tratando de aprovechar la prórroga del INE para obtener el apoyo de la gente que les conceda el ansiado registro.

 

Pero, ¿realmente representan una alternativa de cambio?, ¿Tiene capacidad alguno de ellos de encabezar un gobierno eficiente, capaz, honrado y, sobre todo, que prevenga y combata la corrupción y la impunidad? ¿Servirá de algo votar por algún candidato independiente? ¿Tienen posibilidades reales de ganar?, son preguntas que me atosigan.

 

De la cuarentena de candidatos a la primera magistratura que se hicieron visibles, sólo son cinco los que tienen reales posibilidades de acabar de juntar firmas de ciudadanos, que es uno de los requisitos indispensables para poder contender: Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”; Margarita Zavala, Armando Ríos Piter, Pedro Ferriz y María de Jesús Patricio Martínez.

 

Me acerco a Emilio Álvarez Icaza para conocer su punto de vista. Siempre lo he considerado un hombre probo y con experiencia en este ámbito de la vida pública.

 

El mismo Álvarez Icaza había iniciado la carrera para conseguir una candidatura independiente, pero finalmente renunció a ella apenas concluida la primera semana de octubre, como es de público conocimiento.

 

Atrás de las candidaturas de los principales aspirantes, Margarita Zavala, “El Bronco” y Armando Ríos Piter, está el PRI, ha dicho fuerte y claro el ex secretario de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Su lógica no parece tener falla.

 

¿De dónde vienen los recursos económicos para mantener las campañas de estos tres políticos?, se pregunta Álvarez Icaza y se responde de manera directa, que del mismo partido que está en el poder.

 

Afirma que por el solo hecho de ser independientes, no debe pensarse que muchas de esas candidaturas puedan construir proyectos que resuelva a fondo los principales problemas nacionales.

 

No todos los outsiders (los que vienen fuera del sistema político), son una garantía de que realmente se pueden cambiar las cosas para mejorarlas. El ejemplo más claro de ello, es el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, comenta Álvarez Icaza.

 

Tiene razón también cuando subraya que el PRI hace todo lo posible para mantener el poder y considera que todo lo que reste en los procesos electorales, le suma a ese partido.

 

La intención del PRI es que con las candidaturas independientes el voto en el 2018 se disperse, se fragmente y a final de cuentas esto facilite al partido que se encuentra nuevamente en el poder desde el 2012.

 

Por eso, Álvarez Icaza, quien encabeza la Iniciativa Ahora, renunció a buscar una candidatura presidencial, porque no quería ser ‘funcional’ a los intereses del priismo. Dicho en palabras mías, no quería ser su comparsa.

 

Precisamente, por eso él tomó distancia del papel que juegan en estos momentos las principales candidaturas ciudadanas, por lo menos en lo que tiene que ver con el proceso de 2018.

 

Además de la cooptación, que ejerce el PRI desde el poder, se encuentran las dificultades que enfrentaron los aspirantes presidenciales independientes, situación que también es evidenciada por Álvarez Icaza, como el hecho de que para la fundación de un partido político se requiere demostrar adeptos por un equivalente de 0.25% del padrón electoral en un año, mientras que para constituir una candidatura ciudadana se necesita de 1% del padrón en sólo cuatro meses.

 

El defensor de derechos humanos considera que lo anterior confirma que las condiciones de competencia entre los partidos tradicionales y los candidatos ciudadanos son completamente desiguales y se trastorna con ello el principio de equidad.

 

En mis palabras, los razonamientos de Emilio Álvarez Icaza son totalmente lógicos, evidentes, yo veo en las principales candidaturas independientes una estructura similar a la de la Hidra, animal mitológico de los griegos que tenía varias cabezas, pero que todas convergían en el mismo cuerpo. Cuando los humanos estaban enfrente de este fenómeno, pensaban que luchaban en contra de diversos animales. Yo opino que algo similar pasa con los principales candidatos independientes, se les piensa autónomos, pero tienen un tronco común, como la Hidra, forman parte de una misma bestia.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com
06-Nov-2017

CÓMO CUESTA MORIRSE CUANDO EL ALMA ANDA HERIDA

“No le temo a la muerte,

más le temo a la vida,

cómo cuesta morirse,

cuando el alma anda herida…”

 

Brava y rasposa, como siempre lo fue, suena la voz de “El Charro”, Francisco Avitia, por las bocinas y baña con su vibración a los sobrevivientes del derrumbe del Multifamiliar de Tlalpan. Ellos evocan a quienes hace apenas un poco más de un mes estaban vivos y en este momento, de manera espiritual, los acompañan. Ahora los que se fueron son recuerdo, son fotos, en medio de ofrendas rodeadas de incienso, flores y veladoras.

 

Y la voz de Alma América Hermosillo suena emotiva, sus ojos brillan, se vuelven un poco acuosos, cuando rememora los casi 50 años que vivió en el edificio 1 C, y que el 19 de septiembre de 2017 se convirtió en un montón de escombros, en donde bastaron unos cuantos minutos para que quedaran sepultados tantos recuerdos.

 

Es 2 de noviembre, Día de Muertos, y cerca de donde se derrumbó el multifamiliar, se coloca una ofrenda para recordar a las nueve personas que fallecieron por el terremoto. Los que fueron sus vecinos han organizado desde el día 1 un festival musical para que ellos sepan que no se les ha olvidado.

 

El vocerrón de El Charro Avitia, con la canción “La Muerte”, se sigue escuchando:

 

“Se va la muerte cantando

por entre la nopalera

¿en qué quedamos pelona?

¿me llevas o no me llevas?”

 

Alma América recuerda a su vecina Carmen Cerón, que vivía en el departamento número 46 del mismo edificio 1 C, con quien había platicado unos días posteriores al sismo del 7 de septiembre que hizo sentir temor a los habitantes del multifamiliar.

 

Habitante en el cuarto piso, su vecina no había salido a la calle cuando se produjo ese terremoto. “Salte Carmen, no te quedes ahí”, le había comentado a su amiga. “Si dios quiere saldré”; le había respondido Carmen. Ella ya no pudo abandonar el inmueble, fue una de las personas que falleció esa terrible jornada.

 

“Por eso me pega mucho lo que pasó”, dice Alma América. La mente se le llena de recuerdos cuando habla de los años que pasó en su departamento y de la situación en que se encuentran ahora las aproximadamente 500 personas a quienes el terremoto les cambió la vida para siempre.

 

“Nadie nos hace caso, ninguna autoridad se encarga de nosotros, esa es la verdad, ni siquiera somos acreedores a los recursos del Fonden, porque no estamos en ningún estado, sino en la Ciudad de México”, dice con tono de tristeza y reproche.

 

Su niñez, su juventud y su vida adulta han estado ligados a ese multifamiliar, a donde llegó a la edad de 5 años. Hoy a los 65 años, recuerda que ella sintió el terremoto de 1957 (aquel en que se cayó El Ángel de la Independencia). Entonces vivía con su mamá y su papá, quien con lo tiempo le dio en herencia el departamento.

 

Hace 60 años, el Distrito Federal era otro, diferente, con olor a campo sobre la calzada de Tlalpan, de zonas verdes alrededor del multifamiliar que entonces era nuevo, eran días de tranquilidad, de ir a comprar leche fresca al establo  que estaba en la vecina colonia Atlántida.

 

Ahora, Alma América recuerda también a quienes pudieron salvarse de milagro de este terrible terremoto, como Don Juan Arias Rivera, su vecino del departamento 41, a unos cuantos metros de su departamento que era el 47.

 

El edificio 1 C, el único que se desplomó de los 10 que integran el multifamiliar se fue cayendo piso por piso, Don Juan vio materialmente como se le desmoronaba su departamento. En algún momento se hizo un boquete en un muro, desde el cual el señor pudo arrojar instintivamente a su hija Lizette, de 19 años de edad. Los dos resultaron heridos, pero sobrevivieron al caer sobre los escombros que ya estaban sobre el piso.

 

Alma América salvó la vida, porque su departamento en el 1 C se estaba remodelando. Ella y su esposo alquilaban otro depa en Xochimilco y pensaban regresar a vivir nuevamente en el multifamiliar, pero afortunadamente el sismo se les adelantó. Las vida les dio otra oportunidad.

 

La señora camina conmigo por la zona mientras me sigue compartiendo su experiencia y sus recuerdos.

 

Rememora como de ese departamento, en el que vivió con sus tres hijas, ahora grandes e independientes, todo quedó sepultado. No pudieron rescatar prácticamente nada importante.

 

Junto con su hija, Francia Gutiérrez Hermosillo, señala que las familias afectadas son también “damnificados de identidad”, porque una parte de lo que perdieron en el lugar fue precisamente su identidad, no sólo representada por documentos oficiales, sino por fotografías y objetos personales que los vinculaban a recuerdos en sus diferentes etapas de sus vidas.

 

Y en las bocinas que suenan sobre calzada de Tlalpan se escucha la voz de Vicente Fernández:

 

“Un día estaba tomando

adentro de una cantina

cuando llegó aquella dama

de blanco y muy delgadita

le dije venga conmigo

a tomarse una copita”.

 

“Les pedimos que no usaran maquinaria, pero no hicieron caso, de repente ya habían metido la mano de chango en los escombros”, dice Francia Gutiérrez Hermosillo. “Nos pusimos enfrente, pero que podíamos hacer cinco o seis mujeres”, lamenta Alma América.

 

Y ante la necesidad de los afectados para poder rehacer sus vidas, de tener apoyos oficiales para contar de nuevo con una vivienda, simplemente todo se quedó en palabras. “Imagínate que a mis 65 años de edad, cuando voy a poder pagar un crédito de vivienda, en caso de que me lo den”, dice Alma América.

 

Seguimos caminando por la penumbra de esos 10 edificios vacíos, a donde se les prohibió regresar a sus habitantes. Algunos pudieron acomodarse entre parientes, pero otros no encontraron ese refugio y ahora alrededor de 200 personas viven en carpas colocadas en sitios cercanos, como una cancha de basquetbol, en un centro de desarrollo comunitario y en una casa de cultura.

 

El descuido de las autoridades de la delegación Coyoacán incluso provocó la muerte de una señora de más de 80 años de edad que sufría diabetes, de quien se propuso fuera trasladada, junto con otras personas, de la escuela Fray Eusebio Francisco Quino, a la Casa de Las Letras, centro cultural, cercano. En ese sitio le prohíbieron a la mujer entrar con una de las pocas pertenencias que ele quedaban, un pequeño perro, todo con la idea de que la señora ya no ingresara y deshacerse así paulatinamente de sobrevivientes. La mujer falleció a causa de complicaciones de su enfermedad.

 

Porque esa ha sido una estrategia de las autoridades: dividir a los vecinos para que estos no se mantengan unidos para seguir demandando ayuda a la que tienen derecho. Incluso, los han infiltrado con militantes del PRD para que dejen de exigir que fluyan los apoyos ¿En dónde están los millones de dólares de ayuda externa recibida por el Gobierno Federal y que no se ha canalizado a los damnificados?, me pregunto, mientras sigo caminando por la zona.

 

Puedo percibir en el lugar las carpas en donde aún viven su infortunio las familias afectadas, las que aún tienen sus objetos personales en los departamentos de su propiedad, que ahora están abandonados, a donde las autoridades de la delegación Coyoacán  les prohíben entrar, por el temor de que les puedan desplomar.

 

Están los comedores comunitarios, en donde las autoridades de la delegación que encabeza el perredista, José Valentín Maldonado, les ofrecen comidas escazas y de muy mala calidad. Nada que ver con la abundancia de los alimentos que regalaron durante varios días los ciudadanos que se volcaron después del 19 de septiembre para apoyar a quienes sufrían esa tragedia.

 

Pero es obvio y claro que la delegación Coyoacán, en particular, y la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, de Miguel Ángel Mancera, quieren hacer creer que las cosas están solucionadas, cuando es todo lo contrario. Quienes todo perdieron siguen en la calle, mal viviendo, mal durmiendo, mal comiendo.

 

Ahí están los edificios a oscuras, en donde peritos del gobierno capitalino se atrevieron a realizar “dictámenes oculares estructurales”, y por medio de las cuales manifestaron que toda la zona estaba bien. ¿Entonces por qué no se les permite entrar a sus hogares a tratar de rescatar algunas cosas?, se preguntan varios vecinos.

 

“Dictámenes oculares estructurales”, como si los peritos tuvieran vista con rayos equis para ver que daños profundos tienen los edificios sólo con verlos, reflexiono.

 

Y en esa caminata que termino, escucho la voz de Francia Gutiérrez Hermosillo agradecer la actuación del ballet folklórico de la Escuela de la Facultad de Contaduría y Administración de la UNAM, en la Velada del Día de Muertos, que por un momento hizo sentir que no están solos a los vecinos del multifamiliar.

 

“No hay palabras para poder sanear todo el dolor que ustedes tienen”, afirma una de las dirigentes del ballet a las vecinas sobrevivientes de la tragedia que agradecen con aplausos su actuación.

 

“Estamos con ustedes. México está de pie”, dicen los muchachos universitarios, gritan un Goya, levantan el puño en alto. Visten trajes regionales y tienen maquillados los rostros de “catrinas”. Abrazan a varias vecinas que no pueden contener las lágrimas, llenas de agradecimiento y de recuerdos.

 

Y la voz de Vicente Fernández se vuelve a escuchar por las bocinas, entonando la canción “Yo quiero ser tu marido”:

 

“Le pregunté que tomaba

cerveza o vino del fuerte

me contestó lo que sea

al fin que yo soy la muerte

y no quieras vacilarme

nomás vengo a recogerte”.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

30-Oct-2017

¿SÓLO FUE CULPA DEL SISMO?

 

A Luis Reséndiz, damnificado por el terremoto del 19 de septiembre, le interesa que se haga justicia para que puedan ser resarcidos los daños económicos mayúsculos que sufrió al perder su departamento de la colonia Portales, que se desplomó esa tarde fatídica.

 

Ya pasó más de un mes de la tragedia y aún no sabe a ciencia cierta si la inmobiliaria que le vendió lo que era su departamento asumirá su responsabilidad por la caída del inmueble.

 

Le queda claro que no fue sólo la fuerza del sismo de 7.1 grados en la escala de Richter lo que provocó por completo que su inmueble se viniera abajo, que el terremoto no es el único responsable de la tragedia personal que lo afecta, que no se puede echar la culpa únicamente a la naturaleza de lo sucedido, que hay culpables con nombre y apellido, de carne y hueso.

 

Y, por ello, el desaliento no ha dejado de estar presente entre quienes perdieron departamentos por una macabra combinación: la fuerza del terremoto y la negligencia en la construcción de sus departamentos.

 

Los afectados van de un lugar a otro, llevan documentos con las autoridades para que procedan sus denuncias en contra de las constructoras de sus propiedades y, al mismo tiempo, presionan hasta donde pueden a los representantes de las  inmobiliarias para que respondan por la mala calidad de los edificios.

 

Durante algunos días, los abogados de las constructoras e inmobiliarias dieron la cara a los afectados, pero en las últimas semanas prácticamente ha sido imposible encontrarlos para que respondan por los daños.

 

El edificio de avenida Emiliano Zapata, número 56, en la colonia Portales, no tenía más de 9 meses de construido por la empresa Canada Building Systems de México S. A. de C. V., pero a pesar de ser prácticamente nuevo se vino abajo con el terremoto.

 

 En el lugar murieron dos personas. Un abogado de dicha compañía sólo se acercó a ofrecer condolencias a las familias de los fallecidos, pero se desapareció cuando los afectados trataron de exigir el pago de indemnizaciones por las personas muertas y por los daños económicos sufridos por los habitantes del lugar.

 

La empresa ofrecía en venta de los departamentos, como si se tratara no sólo de un inmueble seguro, sino con algunos adelantos tecnológicos para hacer más amable la vida de las familias que vivían en el Condominio San José, en 24 departamentos, ubicados en seis niveles.

 

El inmueble contaba con paneles solares sobre el techo para proveer de electricidad a los departamentos. Supuestamente se trataba de una construcción resistente, como lo presumía la empresa. La realidad era diferente, el material no tenía las especificaciones exigidas por las normas de construcción vigentes a partir del sismo de 1985.

 

Los rescatistas que removieron escombros en ese lugar dieron fe durante varios días que el material que retiraban era extremadamente ligero, endeble, como si se tratara de departamentos desechables, que sin embargo costaron alrededor de 2.5 millones de pesos cada uno.

 

Esta fue una sorpresa para Luis Reséndiz y otros de los sobrevivientes del terremoto, porque precisamente la empresa les había manifestado que los materiales de construcción utilizados en el edificio eran apropiados para resistir un sismo de gran intensidad: todo resultó una mentira.

 

La compañía Canada Building Systems de México S. A. de C. V., se limita a decir que el desplome del edificio fue provocado por un “evento fortuito”, que sobrepasó cualquier medida de prevención de la firma.

 

Los propietarios del Condominio San José sólo han podido hablar con un abogado de dicha compañía, de nombre Jorge Márquez, pero no encuentran en él ninguna solución. En el domicilio de la empresa, ubicado en calzada de Tlalpan 965-A, colonia Niños Héroes de Chapultepec, no encuentran a nadie que les dé una respuesta satisfactoria.

 

Así, van de un lado a otro, exigiendo la restitución de su pérdida y encuentran únicamente una respuesta necia por parte de una empresa evidentemente depredadora: “la culpa la tuvo el terremoto”.

 

No pararán en su objetivo de encontrar una solución, una respuesta a su solicitud de que se haga justicia, un camino que se abra para ellos, una acción directa que restituya su patrimonio seriamente afectado. No quieren que al terremoto de la naturaleza se sume el terremoto de la corrupción y la impunidad.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

 

20-Oct-2017

DAMNIFICADOS… ¿POR CUÁNTO TIEMPO MÁS?

 

Al cumplirse ayer un mes del terremoto del 19 de septiembre, el cielo se vino abajo en la Ciudad de México. Con un aguacero de buenas proporciones, la naturaleza recordó, sarcástica, que los damnificados por el sismo lo seguirán siendo bastante tiempo.

 

A un lado de la calzada de Tlalpan, por el rumbo cercano a la avenida Taxqueña, en la delegación Coyoacán, quienes habitan el improvisado campamento de familias afectadas por el terremoto recordaron que su vida se mantiene en una desgracia que no saben cuánto tiempo durará.

 

Por enésimo ocasión se les volvió a mojar la poca ropa que lograron rescatar de los escombros, antes de que el multifamiliar en el que vivían fuera demolido. El agua se les coló adentro de las improvisadas casas de campaña que ahora les sirven como “hogar”.

 

La lluvia los volvió a golpear, como ha sucedido prácticamente desde que pudieron salvar la vida aquella tarde del 19 de septiembre y tuvieron que “refugiarse” en las canchas deportivas de cemento, en las que antes podían hacer algo de deporte y que ahora son su casa.

 

Tienen un mes pidiendo, rogando, exigiendo, variando el tono de sus voces, de la petición, al grito de reclamo, para que las autoridades federales o de la Ciudad de México, los puedan ayudar, pero simplemente ellos siguen desamparados, a la mitad de la calle.

 

Su número ha disminuido, porque finalmente algunos de ellos han encontrado acomodo con algunos familiares, pero quien no ha corrido con esta suerte, sigue prácticamente a la intemperie, después de haber sufrido el golpe seco de haber perdido su hogar, de haber tenido todo y en unos cuantos minutos quedarse sin nada, hasta sin ropa.

 

La situación en que se encuentran los habitantes del multifamiliar de Tlalpan es similar a la que padecen otros miles de damnificados que viven en calles de la Ciudad de México y de otras poblaciones afectadas por los terremotos de septiembre. Ni que decir de la desgracia que padecen los habitantes de Juchitán, en donde sigue temblando y el terror de los movimientos de tierra se siguen haciendo presentes.

 

No se puede decir que los gobiernos federal y estatales se mantengan de brazos cruzados ante la tragedia que sufrieron miles de familias en el país, pero, sin embargo, es visible que no han atendido con rapidez lo urgente: darle un techo digno a quien no lo tiene.

 

La organización de la sociedad civil ha superado con mucho las acciones de las autoridades. En donde había que golpear con mazo para tratar de sacar cuerpos atrapados con vida, primero estuvieron presentes los voluntarios civiles; en donde había que retirar escombro para acelerar las labores de rescate, llegaron primero los ciudadanos; a los lugares que se tenía que trasladar comida y agua para los rescatistas, acudieron prestas las familias y vecinos; a los sitios en donde tenía que regalar ropa o llegar con palas o barretas, arribaron

camiones y vehículos de particulares con todo ello.

 

La valiente y decidida actitud de los mexicanos de a pie fue determinante para lograr salvar vidas y ayudar a los mexicanos en desgracia. Más rápida que la de las autoridades. En la Ciudad de México fue pasmosa la lentitud con que reaccionaron los gobiernos federal y capitalino. A minutos de la tragedia, ya estaban los ciudadanos comunes luchando a brazo partido para tratar de salvar vidas, mientras era evidente menor el número y la eficiencia de los cuerpos públicos. Otra vez el ciudadano le demostró a las autoridades que es la solidaridad en momentos de tragedia.

 

Ahora, a un mes de ocurrido el terremoto del 19 de septiembre y a mes y a casi mes y medio del sismo del día 7 del mes pasado, la tragedia para las familias afectadas no para.

 

Su situación es casi la misma a la que vienen padeciendo desde septiembre. En una total incertidumbre, no saben lo que pasará con sus vidas. En muchos casos, en la Ciudad de México, el Gobierno de Miguel Manera, no ha tenido siquiera la inteligencia ni la voluntad política de que los damnificados que se encuentran en las calles siquiera estén bajo un techo que los proteja.

 

El gobierno citadino puede alegar que se les proporciona ayuda de renta para varios meses, pero, como siempre, para muchos de los damnificados, esa ayuda no les ha llegado aún o, lo que es peor, ha sido captada por vivales que de plano “le vieron la cara” al gobierno mancerista, al recibir dinero al que no tenían derecho por no encontrarse afectados por los sismos.

 

Y después de que se acabe la ayuda de renta del gobierno capitalino ¿qué pasará con esas familias? Ni siquiera los créditos para la compra de otra casa podrán palear su situación, por la sencilla razón de que no podrán pagarlos con lo que ganan.

 

¿Hasta cuándo estarán damnificados los mexicanos a los que los terremotos les arrebataron todas las esperanzas? Nadie lo sabe.

 

Los políticos se empecinan al vociferar que reciben todo el apoyo para que dejen de estar desvalidos. Algunos organismos han anunciado que contribuirán para la construcción de casas, pero todo es nebuloso aún sobre el tema. La realidad es otra, quién perdió su casa, ahora enfrenta la terrible realidad que deberá endeudarse para poder comprar otro hogar, aunque se trate de “créditos blandos”. Nadie le regalará nada. Quizá comida por unos días, quizá una ayuda para renta unos meses, pero indudablemente que no puede esperar nada que le compense todo lo perdido por parte de ningún gobierno, de ninguna autoridad.

 

Y así, en medio de esta desesperanza para muchos mexicanos, se comprueba aquella frase de barriada “¿Quién friega en ese país? Así como fregar, fregar, fregado el pueblo”.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

16-Oct-2017
LA LISTA DE ELECTORES, UN BOTÍN
Ya se desató su búsqueda. Es un artículo que siempre es demandado, pero sobre el cual se pone la lupa para encontrarlo con frenesí cada vez que hay elecciones, si usted tiene en la cartera entre 10 mil y 15 mil pesos, ese producto lo tendrá en la bolsa con toda seguridad.

Su venta es ilegal, aunque no se trata de un arma o droga, vamos ni siquiera de un medicamento controlado. Tepito es un lugar en donde comúnmente se encuentra, en donde está a la venta al mejor postor, pero si usted no quiere exponerse en visitar el “barrio bravo”, se lo pueden llevar hasta su domicilio, aunque, claro, usted deberá tener la conexión necesaria para que se la vendan.

Se trata de la lista nominal de electores del Instituto Nacional Electoral (INE), que es comercializada como cualquier otro producto que tiene un mercado de compradores en esa zona de la ciudad de México.

A medida que se acerca el proceso electoral del 2018 empezó a resurgir su venta, sin ningún pudor. Basta con saber buscar para que cualquier persona interesada pueda encontrar el vínculo adecuado para comprarla.

El uso de la lista nominal del Instituto Nacional Electoral sólo está limitado para ese organismo, pero puede ser consultada por los partidos políticos, de ahí que su “filtración” hacia la delincuencia organizada que vende esa base de datos puede encontrarse a partir de este mecanismo.

Quien tiene en sus manos un padrón con las características de la lista nominal de electores cuenta con un “tesoro” que puede utilizar de diversas maneras. Lo mismo puede tratarse de una empresa telefónica que desee vender sus productos a clientes potenciales, que un bufet de abogados de cobranzas que consiga el domicilio de deudoras de bancos y vaya directamente a su domicilio para presionar a que paguen que, en el peor de los casos, la delincuencia organizada que tenga los datos detallados de los ciudadanos para cometer alguna fechoría en su contra.

De ese tamaño es el riesgo que implica que la lista nominal de electores se encuentre en manos de cualquier persona, sin que las autoridades federales hagan algo para impedirlo.

Desde abril de 2010, a petición de Arely Gómez, entonces   titular de la Fiscalía Especializada Para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), la Subprocuraduría de Delitos Electorales de la PGR inició la investigación de la venta del padrón electoral y otras bases de datos en Tepito, denunciada por diversos medios de comunicación.

Posteriormente, cuando Arely Gómez fue titular de la Procuraduría General de la República, seguramente encontró en la PGR información abundante sobre la manera en que opera este ilícito.

La venta ilegal del padrón de electores es un asunto con historia, pero que recobró su presencia con el escándalo provocado por el Partido Movimiento Ciudadano, el cual a inicios de 2016 subió a “resguardo” en Amazon Web Services la lista nominal de electores de México, empresa de la cual fue bajada sin problema por un ciudadano estadounidense.

Imagine nada más, los datos de casi 90 millones de mexicanos, de todos nosotros, nombre completo, dirección, teléfonos, CURP, etc., en manos de un extranjero que, sin problema, los obtiene.

El 22 de abril del año pasado Amazon notificó a Movimiento Ciudadano que la información resguardada había sido obtenida de manera ilegal por el ciudadano estadounidense, Chris Vickery. De inmediato, se procedió a retirar la información del resguardo en que se encontraba.

Vickery afirmó que la información encontrada en Amazon estaba en la “nube” y no tuvo el menor problema para acceder a ella. “Pensé que se trataba de datos de un país sudamericano”, comentó el cibernauta y fue él mismo  quien informó de su hallazgo a autoridades de la Unión Americana, quienes a su vez lo informaron a Amazon.

La realidad de que haya sido el propio Vickery, quien avisó a las autoridades estadounidenses de su hallazgo, complicó mucho la versión de Movimiento Ciudadano, en el sentido de que fue un “hacker” altamente especializado el que efectuó un ataque cibernético. ¿Qué “hacker” se pone en manos de las mismas autoridades de su país?

El líder moral de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, aseguró en ese entonces que la base de datos de la lista nominal nunca estuvo en una “nube” y que se depositó en un servidor digital, muy similar a una bóveda bancaria, donde únicamente su partido poseía la llave para abrirla.

En una postura contraria, Amazon México sostuvo que la información no fue depositada de manera segura, pues carecía de claves y estaba visible a la vista de cualquier cibernauta.

Pero no es la primera vez que el partido de color naranja está inmiscuido en un escándalo similar, en 2013 fue multado con 76 millones de pesos por filtrar datos del padrón electoral al sitio web buscardatos.com. En términos del derecho penal, ese partido sería un reincidente con agravantes.

Aunque existe una legislación para proteger los datos de los electores en nuestro país, esto es una mera fantasía. Quién quiere los datos, los obtiene a como dé lugar, para los fines que quiera. Sólo basta recordar la repartición de tarjetas Soriana efectuada por el PRI y el Partido Verde a favor de electores que votarían por la fórmula que presentaron dichos institutos políticos en los comicios presidenciales de 2012, en base a datos obtenidos sobre el padrón electoral.

También hay que recordar la multa que impuso el entonces IFE en el 2007 al Partido Acción Nacional por usar datos de los electores en una página web, en el que se promovía la campaña de su aspirante presidencial Felipe Calderón y que decir del uso del mismo padrón electoral en el entonces Distrito Federal, cuando Andrés Manuel López Obrador, era Jefe de Gobierno del DF, para promover el voto a favor del PRD, entre los “viejitos” que recibían beneficios para personas de la tercera edad.

En un afán de democracia y transparencia, por ley, todos los partidos tienen derecho a recibir las listas nominales de electores, por parte del Instituto Nacional Electoral (INE), con la finalidad de realizar una revisión que abone en la mejor realización de los comicios, pero esa transparencia se ha pervertido. “No se puede dar flores a los cerdos”, dice un refrán popular.

Todos los partidos, no hay que olvidarlo, están infiltrados no sólo por políticos ladrones, sino por la misma delincuencia organizada. Hay casos comprobados que sería interminable citar aquí (José Luis Abarca en el PRD es uno de los ejemplos más palpables). De ahí, que los datos personales de los electores se convirtieron en un botín.

Por ley, los partidos seguirán teniendo acceso el padrón de electores y seguramente los datos personales de todos seguirán cayendo en malas manos. Será tarea de los legisladores hacer que la ley tenga otro sesgo que impida esto.

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com.mx


09-Oct-2017

EL TRAUMA IMBORRABLE DE LOS SISMOS

Los sismos del 7 y 19 de septiembre no sólo arrebataron las vidas de centenares de personas, provocaron heridas a miles más y causaron pérdidas materiales millonarias que el país no sabe a ciencia cierta cómo enfrentar, sino que también dejaron una huella difícil de borrar en millones de mentes que padecieron su poder destructor.

 

“No he podido dormir bien, porque pienso que puede volver a temblar”, es una frase que es común escuchar entre quienes consultan a un psicólogo o terapeuta en estos días y aún entre personas que no necesariamente acuden con un profesional en el campo de la salud mental.

 

Y es que para muchos jóvenes la experiencia de un terremoto era inédita. Para millones de muchachos, las consecuencias del terremoto de 1985 no pasaban de ser una anécdota contada por sus mayores, pero sin ninguna relación en sus vidas. Ahora ya conocen las terribles consecuencias que puede provocar un sismo.

 

Para María Mayela, licenciada en Diseño de Modas y Textiles, de 27 años de edad, su vida se pudo haber acabado el 19 de septiembre, cuando fue sorprendida por el terremoto en su departamento, ubicado en el sexto piso de un edificio, situado en la zona en donde se desplomó el Colegio Enrique Rébsamen.

 

Originaria de Aguascalientes, en donde el registro de sismos es menor, María Mayela no había sentido un terremoto. Exactamente a las 13.14 horas, cuando se produjo el movimiento, ella se encontraba en la parte alta de su vivienda, una terraza desde la cual pudo comprobar como el agua se salía de un tinaco por los vaivenes y vio caer macetas muy pesadas sin el menor problema.

 

Su abuela paterna se encontraba en la parte baja de su departamento, ubicada en el quinto piso del edificio y no podía subir siquiera las escaleras, debido a lo brusco de las sacudidas. “Nos vamos a morir”, pensó Mayela. Su abuelita, Mamá Toñita, le gritaba desde abajo que las cosas del inmueble se estaban cayendo y por un momento pensó que el edificio se desplomaba.

 

Cómo pudo, su abuelita subió las escaleras a gatas y se encontró con Mayela. Se abrazaron e hincadas, rezaron. “Mi abuelita lloraba y yo gritaba que eso ya parara. Le dije a mi mamá (que ya falleció), dile a Dios que pare. Sentimos que la vida ahí se nos acababa, de plano”, relata.

 

Comenta que el momento más difícil fue “cuando volteamos desde la terraza al cielo y nos entró un poco de resignación. Piensas que te vas a morir, pero al mismo tiempo piensas que no suceda, es una mezcla de emociones”.

 

Reconoce que por la desesperación de estar en una terraza, en un sexto piso, un pensamiento sombrío recorrió su mente. “Sentía ganas de brincar hacia abajo, como una necesidad de salir de un edificio que se puede caer, pero aún tenía conciencia. Fue una experiencia que me cuesta trabajo olvidarla, sobre todo en las noches, porque no duermo bien. Creo que es normal por las muertes que hubo. Esta experiencia te hace sentir que en un segundo se te acaba la vida en un día que creías iba a ser muy normal, como los demás”.

 

Cuando el movimiento de tierra fue menor, Mayela pudo bajar del sexto al quinto piso con su abuelita y apagó la estufa que estaba encendida lo más rápido que pudo. Afuera se escuchaba el “siseo” de una fuga de gas y el peligro de una explosión no podía descartarse.

 

Ya en la calle vio aquel maremágnum de personas que gritaban y lloraban. En su misma calle, varios edificios presentaban cuarteaduras graves y un poco más lejos se había desplomado el Colegio Enrique Rébsamen. Después de 50 minutos aproximadamente, el alma le volvió al cuerpo cuando vio llegar a su esposo, Javier Rodrigo, y en el interior del auto de ambos, por fin ella, pudo llorar, porque antes no podía “doblarse”, ya que debía sacar adelante a su abuelita y rescatar a sus dos pequeños perros. Mayela y Rodrigo estuvieron preocupados porque algo hubiera pasado con sus familiares.

 

Javier Rodrigo, comunicólogo y locutor comercial, de 33 años de edad, temía que su edificio se hubiera desplomado. El terremoto lo sorprendió cuando salía de la empresa AXN, en donde presta sus servicios, y a bordo de su auto se encontraba en el cruce de Viaducto Tlalpan y Periférico.

 

“El coche estaba detenido por el tráfico y sentí un jalón como de atrás para adelante. Con el sismo se empezaron a mover las lámparas del segundo piso del Periférico y de repente sonó la alarma sísmica”, señala.

 

Rodrigo comenta que después de escuchar la alarma pensó que se trataba de un segundo simulacro que se realizaba ese día, para recordar el terremoto de 1985. Se preguntó a si mismo que cómo era posible que temblara otra vez un 19 de septiembre.

 

Sin embargo, la realidad le confirmó que, contra todo pronóstico, puede ocurrir un terremoto exactamente el mismo día, pero con muchos años de diferencia, cuando vio caer del segundo piso pedazos de cemento y vio como empezaron a chocar algunos autos que trataban de frenar de manera inesperada.

 

Cuando al fin pudo llegar a su domicilio  en la segunda sección de la colonia Prado Coapa, en su casa vio diversos objetos tirados en el piso por lo brusco del movimiento sísmico. Vio los departamentos de sus vecinos vacíos y con las puertas abiertas. Todos habían huido.

 

Observó como en uno de los edificios, los muros se habían resquebrajado y se podían observar los muebles de quienes vivían ahí.

 

Después se enteró que en calzada de Tlalpan se habían desplomado unos multifamiliares. El alma le volvió al cuerpo hasta que vio a su esposa en la calle, en donde había buscado refugio.

 

Para quien también los sismos ya no significan lo mismo es para Juan Pablo, psicólogo organizacional, de 27 años de edad, quien fue sorprendido por el terremoto en la colonia Polanco, en donde laboraba en ese momento.

 

Siempre su edificio, de 30 años de antigüedad aproximadamente, le había parecido inseguro, así que no lo pensó más cuando sintió los fuertes remesones del terremoto y salió a la calle.

 

“Cuando íbamos en la escalera bajando del tercer piso, en donde yo trabajaba, al segundo, se escuchó un ruido, como cuando se empiezan a romper vidrios de ventanas y entonces empezaron a gritar más fuerte las mujeres. Lo primero que me vino a la mente es que el edificio se estaba cayendo”, rememora.

 

Desde un camellón en donde se colocaron sus compañeros de trabajo y desde otras empresas, se podía ver un poste de electricidad moviéndose como un péndulo. “Mi madre era lo que más me preocupaba, pero no había señal para comunicarme con ella”, agrega.

 

Entre personas que se encontraban por el lugar, empezó a surgir información de que se habían desplomado varios edificios en la colonia Roma y entonces se percató de que no se trataba de un sismo cualquiera.

 

“Según yo, estaba tranquilo, pero tenía trémulas las manos, me temblaban”, reconoce Juan Pablo. Entonces, decidió ir a su casa hasta la delegación Coyoacán, para lo cual primero caminó de Polanco hasta el metro Chapultepec, en donde pudo abordar un microbús. Por todo el camino, pudo constatar los daños en edificios, como  el de Liverpool de Polanco, que presentaba fisuras. Sobre Viaducto miró un edificio completamente desplomado, al grado de que un anuncio espectacular que tenía en la azotea, se encontraba a nivel del suelo.

 

“Era muy impresionante ver a tanta gente alrededor de los escombros sacando pedazos de concreto para ayudar a los demás”, refiere con cierta emotividad en sus palabras.

 

“Había gente ayudando a dirigir el tránsito, porque no servían los semáforos, mientras otros regalaban agua. Había mucha confusión en todos”, menciona.

 

Juan Pablo destaca que llegó a su casa caminando sobre avenida División del Norte, en donde pudo observar muchos destrozos en esa vía.

 

A la estudiante de la UNAM, Montserrat Regina, de 21 años de edad, el sismo la sorprendió en la Facultad de Psicología, en un sótano en donde tomaba una de sus clases.  A diferencia de otras personas, ella no tenía que bajar rápidamente de algún edificio, sino que tenía que subir para salir de donde se encontraba.

 

Sin embargo, sintió que el peligro de que se desplomara la escalera que la sacaría de ese sótano era el mismo. Era tal el movimiento que, junto con sus compañeros, no podía subir. Para colmo, la puerta de su salón suele trabarse.

 

Conocedora de la manera en que trabaja la mente, comenta: “Pensé en la muerte, aunque de manera disfrazada, porque consideré en un momento determinado que se iban a caer las escaleras”.

 

Al principio, Montserrat pensaba que la vibración que sentía era por el paso de un camión, pero un segundo “latigazo”, le hizo comprobar que se trataba de un terremoto. Por la compañía de sus amigos se sintió cobijada, pero pensó que sería de su madre en estos momentos, hasta que pudo salir de Ciudad Universitaria para constatar que nada le había pasado a ella.

 

Así, nacidos de este temor, han surgido millones de historias de mexicanos que, aunque no sufrieron daños físicos ni materiales, sí tuvieron que enfrentar el miedo que provoca un temblor con sus duras secuelas, porque nunca es fácil olvidar el momento en que sus vidas estuvieron en peligro.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

02-Oct-2017

EL HÉROE DE LOS ESCOMBROS

“Al gobierno le interesa sólo limpiar los escombros como si no hubiera pasado nada”, dice Iván y arrastrando un pie visiblemente lastimado se deja caer sobre el parabús. Empieza a llorar y del temblor que tienen sus manos no puede evitar que se derrame el agua de la pequeña botella que le dan los brigadistas.

 

Enfrente están los escombros del multifamiliar de Tlalpan, de donde acaba de salir después de casi tres días de batallar contra la muerte, de tratar de rescatar a alguien con vida, de horadar escombros en busca de las personas que fueron sorprendidas por el estruendo del derrumbe ese 19 de septiembre. 

 

“Ya te vas, porque eres un chingón, eres un guerrero, ya cumpliste, te tienes que ir, estás muy fregado, descansa”, le señala una mujer, quizá 34 años, cabello chino, recogido sobre la parte de atrás de la cabeza.

 

“¿Te acuerdas de mi?”, le pregunta la chica a Iván. “Nos vimos allá adentro, si hasta platicamos”. Aún rompiendo en sollozos, Iván, la voltea a ver y comenta “creo que sí, ya recuerdo” y sigue llorando. Tirando la mitad del líquido bebe el contenido del agua casi de dos sorbos y le dan otra botella y lo vuelve a tomar rápido y después una tercera botella. Está deshidratado.

 

Se queja mientras se toca el tobillo del pie izquierdo. “Ya viene un paramédico para que te cheque”, le comenta otro rescatista joven, delgado que prácticamente lo sacó del derrumbe para que Iván decidiera retirarse.

 

El paramédico lo examina y menciona que Iván, joven de 28 años de edad, estatura mediana, complexión robusta, no tiene fractura ni luxación, sólo una fuerte inflamación, producto de picar cemento y sacar escombros durante casi cuatro días en Tlalpan y en Morelos.

 

“Pero ya te vas a tu casa, si alguien no puede venir por ti, ahorita te paramos un taxi”, señala la chica, la de quizá 34 años, mientras otea sobre calzada de Tlalpan para ver si puede ver un vehículo de alquiler, ese domingo 24 de septiembre, por la noche.

 

“No tenemos problema por llevarte”, comento a Iván y a los rescatistas que lo reconfortan. Él sigue temblando. Le ofrecen comida, pero no quiere, sólo tiene una sed inacabable. Mientras, mi esposa, mi hija y yo vamos en el auto con Iván, en el recorrido del derrumbe de Tlalpan y Taxqueña hacia Iztacalco, en donde vive, narra lo que vivió en esas horas.

 

“El día que tembló, el martes, dormí en mi casa, el miércoles me fui a San Gregorio Atlapulco, La Lupita y San Marcos, en Xochimilco, después bajé a la Avenida División del Norte, Portales y Álvaro Obregón, de ahí nos fuimos a Cuautla y Jojutla, en una camioneta.

 

Yo distribuyo pierna fina de cerdo en La Merced, pero además soy de la barra del América y nos juntamos como 15 amigos de Consulado, de Pantitlán, de muchas colonias, para ver como podíamos ayudar. Llevamos la camioneta  llena de comida.

 

Los de la barra somos como una familia. Estamos locos de remate, pero esa locura ahora la invertimos en una cosa buena.

 

Algunos de mis amigos siguen en Morelos. Yo me regresé la madrugada del jueves a las 3:00 de la mañana, porque tenía que trabajar el viernes, pero ya no fui.

 

Mandé a traer a dos de mis primos que querían estar en el derrumbe, pero les advertí nada de tomar fotos y es lo primero que hicieron y les dije serán mis primos, pero se retiran. En lo que podíamos salvar una vida, estos bueyes sacándose fotos.

 

Yo no tengo ni una foto, te enfocas tanto cuando lo haces de corazón que, como para qué y otras cosas pasan a segundo término.

 

Le dije a mi hermana por Facebook que le avisara a mi mamá que estaba bien.

Ella me preguntó ¿en dónde estás, ya vas a venir?

 

Después de que sonó la alarma sísmica el sábado, hoy domingo nos dieron la orden los de Marina que se paraba la búsqueda. Diana Cazadora, era la clave que usaban para que supiéramos que ya no había vida y la empezaron a repetir.

 

La única esperanza que teníamos como brigada, eran los japoneses, ellos si dijeron: nosotros no nos vamos a ir, nuestro trabajo es sacar a las personas.

Están muy bien preparados.

 

Yo era al principio uno más, sólo venía con mi bote de cascajo y a aventarlo al camión. De repente se tuvieron que formar brigadas, con jefes y me escogieron a mí.

 

Se designó a los líderes entre los más atentos, porque no se sabe en cualquier momento que puede pasar. Mi escogieron a mi cómo líder. En mi brigada había 15 personas que me asignaron.

 

Uno de esos días, se cayó un tanque de gas y la gente empezó a correr y a gritar que había fuga de gas, pero no era cierto. Mi coordinador, René, me dijo que fuéramos a checar el tanque. Ya ves por qué tienes que estar a las vivas, me dijo René, nada más porque se agujeró esto todos corren. Sin embargo, sí era mucho el olor a gas y peor que unos herreros estaban cortando metal, una chispa y no la contamos, le dije a mi coordinador.

 

Una chica de mi brigada, Johana, se aguantó dos días casi sin dormir, hombro con hombro me dijo: tu ve vas, yo me voy, tú te quedas, yo me quedo.

Yo la mandaba a dormir, Le decía: vete a dormir, tú eres mi segunda mano, mi relevo. Dormía una o dos horas. Hoy sí estoy rendida, me dijo ella, como que le ganaron los nervios. Le dio un ataque y se puso a llorar mucho.

 

Estaba yo bien, pero no sabía cuánto tiempo había pasado. Me descontrolé, porque fueron por mi unos doctores que me decían que llevaba muchas horas trabajando y que necesitaba descansar, si no me hubieran retirado ahí seguiría”, comenta Iván, mientras recuerda aquel derrumbe de la calzada de Tlalpan en donde ayudó a rescatar a 18 personas con vida y a 9 cuerpos de condóminos que lamentablemente fallecieron

 

“Esto me cambió la vida, porque yo nunca había sido un líder. Me cambió la vida, porque no había visto nunca tantas cosas”, comenta, mientras se baja del auto y camina hacia la puerta de su casa, en donde su mamá lo recibe con un abrazo.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

22-Sep-2017

LAS VOCES DEL SISMO

19 DE SEPTIEMBRE, EDIFICIO EN AVENIDA BALDERAS, CIUDAD DE MÉXICO, 13:14 HORAS

¡¡¡Salgan del edificio que está temblando!!! ¡¡¡De prisa, qué ya se puso más duro!!! ¡¡¡Rápido, porque se puede caer el edificio!!!

 

¡¡¡Dios Santo, apiádate!!!

 

¡¡¡No se atoren en las escaleras!!!, ¡¡¡No dejan pasar a los de atrás!!! ¡¡¡Corran, corran hasta la calle!!! ¡¡¡Rápido!!!

 

19 DE SEPTIEMBRE, EXPLANADA DEL METRO BALDERAS, CIUDAD DE MÉXICO, 13:17 HORAS 

¡¡¡Oh, virgen santa!!!, ¡¡¡El edificio de la SEP se va a caer, se está bamboleando!!!, ¡¡¡Se está separando del edificio de al lado!!!,¡¡¡Se está yendo para atrás!!!, ¡¡¡¿Por qué truena?!!!, ¡¡¡¿Se va a caer?!!! ¡Es el ruido de la escalera metálica, por donde viene bajando la gente, pero están tardando mucho en salir a la calle! ¡Mira, cuando salen de la puerta de emergencia deben cubrirse la cabeza, no se les vaya a desplomar un ventanal!

 

¡¿Ya viste que está saliendo humo de la base del edificio de la SEP?! ¡Se está incendiando! ¡Lo que faltaba, que se apuren a bajar, porque si no se queman!

 

¡No me contesta mi madre, se quedó sola en la casa y a ella le asustan mucho los incendios! ¡¿Me puedes prestar tu celular?, el mío no tiene señal! ¡El tuyo tampoco fuciona!, ¡¿Por qué tenía que temblar exactamente hoy?! ¡Es una mala broma! ¡Igual que hace 32 años!

 

¡Cuidado, no se bajen a la calle, suban a la banqueta, los pueden atropellar los coches o las ambulancias! ¡Sigue temblando, mira cómo se mueve la torre de Televisa, no se vaya a caer otra vez, como en el 85! ¡Qué no se caiga otra vez, Dios santo!

 

19 DE SEPTIEMBRE, TORRE MAYOR, PASEO DE LA REFORMA, CIUDAD DE MÉXICO, 13:14 HORAS 

¡¡¡No friegues, está temblando!!! ¡¡¡Aléjense de las ventanas!!! ¡¡¡Mantengan la calma!!! ¡¡¡Ay buey está muy duro!!! ¡¡¡No tengan miedo, la torre aguanta!!! ¡¡¡Está hecha para los macrosismos, está construida para aguantarlos!!! ¡¡¡Mira por la ventana, hacia allá!!! ¡¡¡Se ve una polvareda o humo!!! ¡¡¡¿Qué es eso, santo Dios?!!! ¡¡¡Seguro se cayeron edificios!!! ¡¡¡Que horror!!! ¡¡¡¿Qué está pasando?!!!

 

¿Sigue temblando? ¿Sigue temblando? ¿o es que la torre se sigue moviendo por los gatos hidráulicos? ¿Cuándo para esto señor? ¡¡¡Y aquí en el piso 38 ni como nos bajamos!!!

 

 

19 DE SEPTIEMBRE, ESCUELA “ENRIQUE RÉBSAMEN”, COAPA, CIUDAD DE MÉXICO, 13:20 HORAS 

¡¡¡Se cayó la escuela, se cayó!!! ¡¡¡Llamen ambulancias!!! ¡¡¡Por Dios que alguien les ayude!!! ¡¡¡Adentro están muchos niños y maestros!!! ¡¡¡Qué alguien haga algo!!! ¡¡¡Hay que pedir apoyo!!! ¡¡¡Mira esos son los padres de familia!!! ¡¡¡No puede ser!!!

 

¡¡¡Hay que sacar a los niños cuanto antes!!! ¡¡¡¿Quién responde por el derrumbe?!!! ¡¡¡¿Quién?!!!

 

21 DE SEPTIEMBRE, MULTIFAMILIARES CALZADA DE TLALPAN-TAXQUEÑA, COLONIA EDUCACIÓN, 20:00 HORAS 

¡¡¡No se coloquen sobre la calle, porque por aquí pueden salir ambulancias!!! ¡¡¡Si traen ayuda, colóquenla de aquel lado!!!

 

¡¡¡Ya no necesitamos agua!!! ¡¡¡Tenemos mucha!!! ¡¡¡Si pueden traer herramienta para retirar escombros, se los vamos a agradecer!!! ¡¡¡Picos, palas, carretillas, sierras eléctricas, mazos, todo lo que se pueda, se los vamos a agradecer!!! ¡¡¡Aún hay gente atrapada en los dos edificios y tenemos que sacarlos lo más rápido posible!!!

 

¡¡¡Aparentemente en un área de los escombros hay siete personas con vida, se trata de una familia!!!

 

¡¡¡Estamos luchando por abrir huecos y poder sacarlos!!! ¡¡¡Silencio, silencio todos!!!

 

¡¡¡Levanten el puño para avisarles a los que están atrás que se callen!!!

¡¡¡Podemos sacarlos con vida!!! ¡¡¡El tiempo se acaba, pero todavía podemos!!! 

 

¡Todavía!

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

15-Sep-2017

EL ÉXODO DEL MIEDO

La única esperanza que les queda es la de no morir…

Cuando las esperanzas se van acabando no queda otra cosa más que empujar para adelante. Saben que si se quedan estáticos, les puede ir la vida en ello.

 

Durante años han sufrido precariedades, pobreza, enfermedades, hambre. Esa es su condición “normal” de siempre, es parte de su vida diaria. Ahora, ya no se trata de seguir siendo pobres, ahora no moverse les puede provocar la muerte.,

 

Son los indígenas mixes que se mueven por la sierra, bajo el cielo preñado de nubes. Llueve, pero no les importa, de hecho, la lluvia es el motivo que los catapulta a dejar su tierra.

 

Marchan en hilera, cargado lo que puedan llevar sus manos. Sus pertenencias personales, lo poco que tienen. Los bultos en donde trasladan lo que les dio tiempo de transportar. Su ropa, comida, agua, una que otra silla, un petate.

 

Los aguaceros los obligan a dejar lo que más quieren: su tierra, pero prefieren hacerlo antes de verse rodeados por ríos de agua y lodo que le impida huir, que se conviertan en una gran trampa.

 

Ha llovido mucho tiempo en Santa María Tepantli, Oaxaca, y el área puede sufrir una catástrofe por el exceso de agua. Les costó mucho trabajo decidirse, pero ahora que lo hicieron, ya no quiere detenerse.

 

Nadie sabe cuántos son. Algunos de estos indígenas mixes mencionan que pueden ser entre 500 y 700, pero la cifra exacta nadie la sabe. Esos niños, jóvenes, adultos, ancianos, sólo saben que tienen miedo.

 

Únicamente están conscientes de que no quieren morir ahogados o aplastados por un torrente de agua, lodo, piedras y basura, de los cerros cercanos a donde siempre han vivido.

 

Al problema de las lluvias se agregaron los estragos del terremoto ocurrido en días pasados. De repente, en su pueblo de Santa María Tepantli, se encontraron aislados, sin comida y casi sin agua potable.

 

Cuando ellos decidieron abandonar su tierra, aún no llegaba la ayuda oficial, sólo un grupo de médicos que se organizó para brindarles apoyo. Los médicos se trasladaron a bordo de tres camionetas, en las que transportaron material de primeros auxilios y algunos medicamentos.

 

Los indígenas se dispersaron, algunas familias quedaron divididas. Unos fueron a Tamazulapan del Espíritu Santo, Asunción Cacalotepec o a las comunidades asentadas en el Valle Central de Oaxaca.

 

Un éxodo moderno provocado por carencias ancestrales. El hambre y la inseguridad, como principales motivos, como lo fueron en la diáspora hebrea, en el peregrinar de los aztecas, en el escape de decenas de macedonios que no tuvieron otra suerte que la de caminar sin volver la vista para atrás.

 

En San Mateo del Mar, Oaxaca, sólo fallecieron cuatro personas a consecuencia del terrible terremoto, el más fuerte de los últimos 100 años. Quizá por eso, la ayuda no ha fluido como debe, para llevar comida y agua que hace falta, para apoyar en la reconstrucción de ese pueblo de la costa devastado.

 

A siglos de postración económica, vino un terremoto y lluvias que volvieron a sepultar cualquier esperanza.

 

Por eso, ellos marchan, para que la muerte no los agarre pasmados, estáticos, sin moverse.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

08-Sep-2017

LA DOBLE TRAGEDIA DE LOS INDOCUMENTADOS

Los cinco integrantes de la familia Martínez son mexicanos indocumentados que viven en el área metropolitana de Houston, Texas y viven una doble tragedia: la primera, ser víctimas de la serie de huracanes que azotan la zona del Golfo de México en estos momentos y, la segunda, el riesgo de ser  deportados cuando acudan a un refugio para protegerse del mal tiempo y detecten ahí su condición migratoria.

 

No saben que hacer, por lo pronto, su casa ya sufrió el embate del huracán Harvey y muestra daños severos. Sin embargo, por ese miedo que desde hace tiempo les pica las entrañas, decidieron aguantar la fuerza del meteoro hasta donde resistan, metidos en su hogar.

 

En este momento, en el Golfo de México se mantiene casi estacionado el huracán Katia y se piensa que se disuelva al tocar tierra en la costa mexicana de Veracruz, en tanto que los huracanes Irma y José se dirigen hacia Estados Unidos  y se prevé que impacten en la Florida. De cualquier manera, en Texas esperan que siga cayendo un torrente de lluvias importante.

 

Es lo que preocupa a la familia Martínez. Por lo pronto, las autoridades de Texas informaron que en estos momentos de emergencia para ese estado de la Unión Americana no se aplicarán detenciones a migrantes indocumentados, pero los Martínez desconfían y no irán a ningún centro de refugio por miedo a que los detengan.

 

En medios de información locales se dio a conocer que, de acuerdo con el Centro de Investigación Pew, aproximadamente 570 mil inmigrantes indocumentados residen en el área metropolitana de Houston, la tercera mayor concentración de indocumentados en todo el país después de Nueva York y Los Ángeles.

 

Autoridades locales en el área de Houston, incluido el alcalde Sylvester Turner, exhortaron a los indocumentados a no temer y buscar refugio independientemente de su estatus migratorio.

La mayoría de los albergues son administrados por gobiernos locales, la Cruz Roja y otras organizaciones no gubernamentales. La Cruz Roja informó que no solicitará a las personas que muestren alguna forma de identificación para poder permanecer en sus refugios.

Sin embargo, para recibir algunos servicios de la Cruz Roja, como reunirse con un trabajador social para facilitar la recuperación de desastres, sí se requerirá de algún documento, pero sólo para verificar la dirección que tenía  la persona antes del desastre.

Para aquellos que no tienen identificación emitida por el gobierno, la Cruz Roja puede verificar la dirección a través de medios alternativos, como una copia de un recibo de servicios públicos.

 

AHORA SI LOS QUIEREN

Precisamente han sido los indocumentados que viven en Estados Unidos los que fundamentalmente han dado la cara para ayudar a los habitantes de las zonas devastadas por las lluvias.

 

Las autoridades texanas tuvieron que reconocer esa realidad y dar una tregua en sus acciones para detener a personas “ilegales”, mientras pasa la tragedia humanitaria que afecta a buena zona de territorio texano.

 

Después de que pase esta situación, las cosas volverán a ser las mismas, los indocumentados a seguirse escondiendo y las autoridades migratorias, policiacas y de la Patrulla Fronteriza a seguir su labor de cacería sobre aquellas personas que no demuestren una estadía legal en la Unión Americana.

 

Ahí queda para la historia el apoyo que dieron cuatro panaderos mexicanos que convirtieron dos toneladas de harina en pan de dulce que repartieron entre cientos de personas afectadas por el mal tiempo en la zona de Houston.

 

Esos panaderos quedaron atrapados durante dos días en el establecimiento en el que laboran, llamado de una manera muy mexicana “El Bolillo”, y que aprovecharon el tiempo para elaborar pan que después repartieron gratuitamente entre personas afectadas por las lluvias y que no tenía en ese momento que llevarse a la boca.

 

Los panaderos mexicanos, Gustavo Rodríguez, Jorge Pérez y los hermanos Benjamín y Yahir Vizuel, cuyas edades fluctúan entre los 25 y los 40 años de edad, recibieron una buena cantidad de felicitaciones, vía correos electrónicos y por la cuenta de Facebook de la panadería en la que laboraban y que resultó afectada por el huracán Harvey.

 

La mayor parte de las felicitaciones son de ciudadanos estadounidenses que valoraron la manera de actuar de los mexicanos, quienes de manera desinteresada trabajaron para materialmente darle de comer a muchos damnificados por las inundaciones.

 

Muchas de las personas que felicitaron a los panaderos condenaron la política de Donald Trump de emprender una cacería en contra de indocumentados que, incluso ya tienen muchos años de vivir en Estados Unidos y que con su trabajo cotidiano hacen que la economía de este país mantenga su dinamismo.

 

Ni que decir del esfuerzo de otros tres mexicanos que se dedicaron a bordo de una lancha a rescatar personas que se encontraban en malas condiciones, hasta que una corriente de agua los arrastró sobre una calle en pendiente y los estrelló en contra de un poste con cables de alta tensión, en donde perdieron la vida electrocutados.

 

La tragedia, sin embargo, no paró ahí, pues un cuarto compatriota que participó en la tarea para rescatar los cuerpos de los fallecidos, también perdió la vida en esa maniobra.

 

Este acto de heroísmo de estos cuatro mexicanos fue reconocido por el mismo presidente Enrique Peña Nieto.

 

Ante la tragedia, estos compatriotas supieron que hacer para ayudar a los demás. Ahora el gobierno de Estados Unidos no hará nada en contra de los indocumentados de la zona de Texas que resultó afectada; en los próximos días todo volverá a la normalidad y ellos tendrán que esconderse nuevamente… en espera de no ser encontrados.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

28-Aug-2017

  ESA TRAGEDIA LLAMADA VENEZUELA

No se encontró otra opción para resolver el problema: el medicamento tenía que ser introducido a escondidas a territorio venezolano, en una caja de Corn Flakes, porque de otra manera el ejército o la policía podían detectarlo y, sin más investigación, requisarlo, lo que ocasionaría sencillamente que estuviera en serio peligro la vida de una niña que sufre epilepsia.

 

La pequeña, de apenas seis años de edad, empezó con convulsiones durante una semana. El diagnóstico no fue alentador: la niña presentaba un cuadro de epilepsia que requería el suministro de un medicamento específico, que fue imposible encontrarlo en Venezuela.

 

La familia de la pequeña cuenta con recursos para adquirir la medicina, pero sencillamente por el desabasto de toda clase de productos prevaleciente en ese país, la medicina buscada no es producida.

 

Por medio de sus conexiones, los familiares encontraron apoyo entre venezolanos que viven en Austin, Texas, en donde fue posible adquirir el medicamento. Sin embargo, surgió un impedimento real ¿cómo sería introducido ese medicamento sin que cayera en manos de un ejército que podría ver en un simple envío de paquetería un acto ilegal?

 

El producto fue enviado recientemente desde esa ciudad texana hacia Caracas por medio del servicio de paquetería de FedEx y quienes realizaron el envío aún tienen la incertidumbre de si la supuesta caja de cereal será abierta por el ejército bolivariano y requisada. Aún no se sabe cuál será el desenlace.

 

La voz de Raynell Martínez Mújica, del otro lado de la línea telefónica, suena emotiva cuando se refiere a la crítica situación en que se encuentran millones de venezolanos debido a la falta de medicamentos o, incluso de comida, en un país cada vez más hundido en una crisis humanitaria que no encuentra caminos de solución.

 

La tesorera de la Asociación de Venezolanos en Austin se refiere a una realidad que lastima, que hiere, que está presente cada vez más en el plano internacional por la crudeza con que se ha presentado.

 

Menciona que el caso de esta pequeña que no tiene acceso a un medicamento para la epilepsia, porque sencillamente ya no se produce en Venezuela, es sólo una muestra del calvario que padecen diariamente los habitantes de la nación sudamericana.

 

La producción de medicamentos se desplomó y aquellos enfermos que presentan enfermedades crónico-degenerativas, como son la hipertensión, la diabetes y el cáncer, sufren una condena casi mortal, porque sencillamente no cuentan con medicinas con que controlar sus padecimientos.

 

Pero no sólo eso, Raynelli describe que en Venezuela muchos enfermos fallecen por complicaciones de padecimientos fácilmente tratados en otras naciones, como son la gripe y las diarreas. Hay una carencia casi completa de antibióticos.

 

LA “DIETA MADURO”

 

No suministrar medicamento a un enfermo es grave pero es peor aun cuando una persona ni siquiera tiene que comer.

 

Debido al desplome en la producción de alimentos, provocada por las fallidas medidas del presidente venezolano Nicolás Maduro, son millones de ciudadanos las que se quedan prácticamente sin probar alimento.

 

Es ya común ver a cientos de miles de venezolanos buscar restos de comida entre la basura, expuestos a toda clase de enfermedades. No les queda otra.

 

Y no se trata de gente pobre solamente, sino que son personas que pueden hasta tener un empleo. El problema radica en que no sirve de nada tener un ingreso, incluso fijo, cuando los anaqueles de las tiendas están vacíos, sin comida, medicinas ni otros productos de primera necesidad.

 

Raynell se refiere a lo que la voz popular conoce como la “dieta Maduro”, es decir aquella a la que están obligados millones de venezolanos que no se alimentan en ocasiones ni una vez al día por la situación económica que enfrenta esa nación.

 

Subraya que en los últimos seis años en Venezuela se ha afectado seriamente el crecimiento normal de varias generaciones de niños por una deficiente alimentación. En algunas ciudades no es posible ni siquiera conseguir leche para los más pequeños.

 

Comenta que los habitantes de Venezuela presentan actualmente un índice de desnutrición grave, que jamás se había detectado en la historia de ese país.

 

Y no es sólo la falta de productos en el mercado interno lo que propicia que millones de venezolanos tengan una alimentación deficiente, en esta precaria nutrición contribuye también la galopante inflación que se registra.

 

El Fondo Monetario Internacional pronostica que en 2017 la inflación en ese país registrará un crecimiento de 720%, el índice más elevado en América Latina y uno de los mayores en el mundo.

 

En la nación sudamericana se repite aquella profecía bíblica que refiere que en los últimos días no se podrá comprar comida ni siquiera con una buena cantidad de denarios (monedas). Raynell menciona a este respecto que es común que un pan se compre en cinco o seis veces su valor real, debido a la escasez.

 

“En Venezuela matan a la gente por comida”, comenta. Menciona que es común que para comprar comestibles deban salir todos los integrantes de una familia para adquirir víveres, con el objetivo de proteger lo que adquirieron de las bandas de ladrones que pueden atracarlos.

 

La Asociación de Venezolanos en Austin, a la que pertenece Raynell, se ha organizado para captar donaciones de comida, medicamentos y productos de primera necesidad y enviarlos a su país de origen.

 

“Hemos enviado cajas y cajas de ayuda, pero hace falta mucho más”, relata. Con desagrado afirma que, a pesar la grave crisis que afecta a Venezuela, el gobierno niega la realidad de lo sucedido y, lo peor de todo, es que incluso “tenemos autoridades que se burlan de que el pueblo no tiene medicamentos ni comida”.

 

“Esa es la tragedia que enfrentamos”, remata.

 

Contacto.- javiervelazquez@gmail.com

 

14-Aug-2017

LOS NIÑOS DESAPARECIDOS

Arlet Gabriela Ávila Gasa es una pequeña de 11 años de edad, de carácter afable y es considerada como una niña feliz por todos aquellos que la conocen. Está desaparecida desde hace dos días.

 

Simplemente, la niña salió de su casa en la delegación Iztapalapa para hacer unas compras en una tienda miscelánea cercana y no ha regresado hasta el momento. La incertidumbre corroe a su familia.

 

Sólo eran unos metros los que separaban a su domicilio de la colonia Chinampac de Juárez de la tienda a la que acudió y no ha aparecido.

 

Sus familiares acudieron a la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) para denunciar su ausencia y sus datos fueron distribuidos por el sistema de Alerta Amber.

 

La fotografía de la pequeña Arlet Gabriela aparece, con su sonrisa cotidiana, haciendo con la mano la señal de la “V”, de la victoria, de esa victoria que para sus familiares seguramente será tenerla en casa nuevamente.

 

Se desconoce si la niña pudo haber tenido contacto con una persona extraña antes de desaparecer, que este es un mecanismo repetido con mucha frecuencia en estos casos.

 

Sin que los padres lo sepan, por medio de las redes sociales, los niños y adolescentes establecen contacto con adultos que se hacen pasar por pequeños y los engañan para secuestrarlos. Nadie espera que sea el caso de Arlet Gabriela.

 

De acuerdo a la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa, entre los años 2000 y 2015 desaparecieron y fueron asesinadas casi 27 mil mujeres en el país, muchas de ellas menores de edad.

 

La cifra además de ser espeluznante, revela el grado de carencia de estado de derecho prevaleciente en México, ya que la mayor parte de estos casos de homicidio en muchas ocasiones dejan de investigarse y los responsables no reciben castigo.

 

En otros casos, algunos niños y adolescentes que se reportan por medio de la Alerta Amber son encontrados sanos y salvos, pero son muchos también los que se encuentran sin vida o los que, hasta el momento, no han sido detectados y enviados de regreso a sus hogares.

 

En ocasiones, existen indicios que pueden ser detectados por los padres de familia para evitar que los pequeños sean enganchados por delincuentes.

 

El sistema de Alerta Amber menciona varios elementos que pueden servir a niños y adolescentes para que no sean coptados por este tipo de personas.

 

Entre las acciones dirigidas a menores de edad recomendadas por Alerta Amber se encuentran las siguientes:

 

·        No publiques en tus perfiles de redes sociales tu nombre completo, domicilio, número telefónico ni otros datos confidenciales.

 

·        Limita tu información sólo a las personas más cercanas a ti.

 

·        Evita chatear con personas desconocidas, porque es imposible que compruebes que se trata de personas de tu edad.

 

·        No crear todo lo que te digan personas desconocidas, especialmente si tratan de tener un encuentro contigo.

 

·        Nunca actives tu webcam con personas desconocidas, aunque afirmen que tiene tu edad.

 

·        Si recibes promesas de que te darán dinero o cosas que te gustan, platica esta situación con tus padres o personas adultas de tu confianza.

 

·        Reporta todo tipo de presión o amenaza en tu contra o que estén dirigidas a tu familia.

 

·        No coquetees en línea con personas que no conozcas. Puede ser que coloquen fotos de perfil falsas y en realidad puedes tener contacto con un delincuente.

 

·        No compartas fotos ni videos íntimos con nadie.

 

·        Desconfía de trabajos en los que ofrezcan pagar mucho dinero, prácticamente por no hacer ninguna actividad.

 

·        Crea contraseñas seguras en internet para evitar que tu cuenta sea hackeada.

 

·        No des información que permita que te puedan encontrar en tu casa o en tu escuela.

 

Persiste la situación de inseguridad en prácticamente todo el país. Preservar la integridad de nuestros niños y adolescentes es tarea de todos, incluidos ellos mismos. Sólo así se limitará el peligro que representa el hampa.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

07-Aug-2017

LAS VÍCTIMAS DEL DICTADOR

Primera escena: Luis Vallenilla, de 22 años de edad, lanzaba objetos en contra de una instalación de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) de Caracas, durante una marcha en la que participaba sobre la avenida “Francisco Fajardo”. Él no sabía que le quedaban apenas unos segundos de vida.

 

Aun cuando los pedruscos que tiraba al otro lado atravesaban la cerca y caían sobre el césped, si herir a nadie, provocaron una reacción furibunda de los militares. Un par de efectivos llegaron al límite de la reja y lo acribillaron con sus armas.

 

El cuerpo del joven fue levantado por sus compañeros estudiantes y llevado inmediatamente para que recibiera ayuda. Nada pudieron hacer. Falleció casi de inmediato esa tarde del pasado 22 de junio.

 

Segunda escena: En la misma avenida, la “Francisco Fajardo”, que ya para muchos venezolanos se ha convertido en un lugar maldito, Fabián Urbina, de 17 años de edad, participaba también una manifestación en contra del gobierno de Nicolás Maduro.

 

Era el 7 de junio y al lugar llegaron las fuerzas bolivarianas a reprimir a quienes protestan. Elementos militares apoyaban a grupos de civiles que arribaban a bordo de motocicletas. Eran los llamados Círculos Bolivarianos, creados por el extinto Hugo Chávez y que ahora son utilizados por el régimen de Maduro para reprimir a las marchas que se organizan en su contra.

 

Los paramilitares civiles abren fuego en contra de los manifestantes de manera impune y protegidos por elementos de la GNB. Siete personas resultaron heridas por disparo de arma de fuego.

 

Fabián cayó abatido por los disparos. Sus compañeros lo trasladaron a la clínica El Ávila, en donde, finalmente, falleció

 

Tercera escena: El 20 de mayo de este año murió Orlando Figuera, de 21 años de edad, quien fue prácticamente quemado vivo por personas aún no identificadas.

 

Figuera se encontraba en una protesta realizada en la población de Altamira. Existen varias versiones en todo al caso. La madre del muchacho, Inés Esparragoza, en ese momento culpó de la muerte de su hijo a seguidores del político opositor Henrique Capriles.

 

Sin embargo, otros señalamientos indican que entre los amigos de este chico que apoyaba al gobierno, se encontraban varios de ellos que portaban bidones con gasolina y que en un momento dado, el muchacho resultó empapado sin querer con ese tipo de energético y en un momento dado se convirtió en una tea humana.

 

Pero eso no fue todo, el cuerpo del muchacho presentaba varias heridas con arma punzocortante. Si no hubiera fallecido por las quemaduras, que finalmente lo mataron. Seguro lo hubieran matado las heridas de puñal, observó uno de los facultativos médicos que lo atendió.

 

Cuarta escena: Para Yoiner Peña, ser sordomudo no le impidió hacer sentir su malestar en contra del régimen de Nicolás Maduro, por eso el 11 de abril asistió en la ciudad de Barquisimeto, del estado de Lara, a manifestar su repudio en contra del presidente de Venezuela.

 

Con Yoiner se repitió la misma historia, las hordas, los grupos de choque civiles, los asesinos, del gobierno venezolano, cercaron a los manifestantes y los rociaron de plomo.

 

Este mismo sábado en la madrugada también se confirmó la muerte de Yoiner Peña, joven sordomudo que fue asesinado a consecuencia de un balazo por parte de colectivos presuntamente afectos al chavismo que atacaron una protesta opositora en Barquisimeto, estado de Lara, el pasado 11 de abril.

 

Yoiner no pudo sobrevivir a las heridas de bala que recibió en diversas partes del cuerpo. Falleció como los otros jóvenes.

 

LE DAN GANAS DE SER DICTADOR

 

Y, así, en esto que desde abril de este año se ha convertido en la misma crónica de protestas, represión, enfrentamientos y muertes, va la vida de muchos venezolanos, la mayor parte de ellos jóvenes.

 

No importa el número de muertos ni la falta de alimentos y productos de primera necesidad ni la carencia de energéticos ni la paralización de empresas ni la crisis humanitaria que, en general, vive Venezuela.

 

No importa nada para que Nicolás Maduro diga con esa sonrisa tan descarada, que a veces le dan ganas de ser dictador. En su pequeña mente, piensa que el mundo es estúpido. Considera que es normal disolver congresos para que otros le aprueban una constitución a su modo, que legalmente lo entronice en el poder para siempre, hasta que la muerte lo separe de la presidencia, en un matrimonio descarado de poder.

 

Y en ese descaro que es propio de los dictadores, niega sus orígenes oligárquicos, su pasado oscuro, mezquino y palaciego, que nació con el también denostado dictador Hugo Chávez.

 

Como buen dictador tiene la cara dura. No le importa la condena de países de todo el mundo ni las acusaciones de la misma empresa especializada en realizar el conteo de votos en las pasadas elecciones de su Asamblea Constituyente a modo, de que su gobierno infló los resultados nada menos que con un millón de votos.

 

No le importa al dictador, está dispuesto a eternizarse, pero la batalla final para impedirlo que libran los venezolanos, apenas empieza.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

31-Jul-2017

MATAR AL ESPÍA 

“Me tienes que decir cuál es el nombre de tu fuente de información, porque si es el agente que estamos sospechando, lo pueden hasta matar, por andar filtrando datos confidenciales que hiciste públicos y que sólo los debe tener el gobierno”.

 

Las palabras me paralizaron. El funcionario de la Secretaría de Gobernación se mostraba tranquilo, pero su actitud era firme. No dudaba. Yo la verdad estaba alarmado, me resistía a aceptar que un reportaje pudiera ser la causa de que alguien muriera. Simplemente no lo podía creer.

 

El funcionario y yo platicábamos en mi auto. Afuera, en la calle, gente que caminaba, corría, platicaba, comía. Adentro, en el vehículo, el funcionario y yo teníamos una conversación que comenzaba a alarmarme.

 

“No te puedo dar su nombre, porque debo respetar la confidencialidad de mi fuente de información, pero los datos que me dio son verídicos. Así es como espían a políticos y a cualquiera que sea necesario monitorear ¿o acaso no es así?”, cuestioné.

 

“Sí, así se da el seguimiento a muchas personas. Lo que se publicó es cierto y por eso están alarmados en la oficina. Temen que tu fuente vuelva a darte información más comprometedora”.

 

“Por eso, dime cómo se llama el que te dio los datos”, insistió el funcionario y me respuesta fue: “Simplemente no te lo voy a dar, porque no creo justo que le pase algo por darme información. Yo sólo cumplí mi trabajo”, fue la respuesta.

 

Era el año de 1991 y el diario “El Universal” había publicado en su primera plana un reportaje sobre la manera en que se realiza el espionaje político en el país. Tema que en la actualidad quizá no provocaría asombro, pero que hace 26 años había causado cierto escozor.

 

En el texto se mencionaba un operativo conocido como “campana”, por medio del cual se encomendaba a un equipo de agentes de seguridad nacional vigilar los movimientos de políticos de oposición. Eran los tiempos del PRI hegemónico, que aún se mantenía en el poder.

 

Los agentes disfrazados de diversas maneras tendían prácticamente una “red” de vigilancia las 24 horas del día sobra la persona indicada. Grababan sus conversaciones telefónicas realizadas en sus oficinas y en sus domicilios. En aquel tiempo,  los teléfonos celulares no eran de uso generalizado.

 

El político sobre el cual se hacía una “campana” no percibía que los taxistas que cruzaban al lado de su auto, los trabajadores de Teléfonos de México que arreglaban el cableado afuera de su casa, el mesero que lo atendía en el restaurante o el mecánico que reparaba su vehículo, en realidad no eran otra cosa que agentes de inteligencia que lo vigilaban y, que en caso dado, bañaban de micrófonos todos los lugares en donde fuera posible para saber a tiempo real con quién hablaba el político y cuáles eran los temas de conversación.

 

Mi fuente informativa, un agente experimentado en este tipo de operativo, sólo se identificó como “Alpha”, yo sabía su nombre, pero por su seguridad, no lo iba a revelar.

 

Me describía la manera de operar, el número de agentes que se destinaba para tal fin y hasta las acciones de emergencia que seguían en caso de que fueran descubiertos en sus actividades, con el fin de que no se les ligara con el Gobierno Federal.

 

“ESTÁS EN RIESGO, TENGO QUE VERTE”

  

La mañana que se publicó el reportaje recibí una llamada telefónica. Del otro lado hablaba el funcionario, conocido mío desde hacía muchos años. Ya imaginaba yo para que me buscaba, porque antes de esa ocasión teníamos años sin entrar en contacto.

 

“Es por lo que se publicó hoy”, comentó. “Estás en riesgo, tengo que verte”, dijo con un tono de voz que denotaba preocupación.

 

Ya era de noche. “Muy bien, nos vemos mañana”, respondí. “No… tiene que ser ahorita, porque mañana ya será tarde para el que te dio la información”, aseguró con mayor preocupación.

 

Mi auto fue el punto de encuentro, estacionado en una calle pequeña.

 

El funcionario me relató que el agente político de la Secretaría de Gobernación, conocido en aquel año como “Alpha” había sido sometido a un interrogatorio violento para investigar las causas, por las cuáles me había entregado información de un operativo “confidencial”, pero que era conocido por muchos políticos de oposición o, incluso, del mismo sistema.

 

La reacción de “Alpha” fue una mezcla de enojo, sorpresa y miedo. Juraba a sus superiores que él no había filtrado información alguna. “No fui yo”, repitió decenas de veces.

 

Pasaron las horas y, después, no sólo lo acusaron de entregarme información confidencial, sino de canalizar otros datos que aparecieron en la prensa relacionada con el espionaje político.

 

De acuerdo a mi amigo el funcionario, “Alpha” prometió a sus jefes que iría sobre mí y que al hacerme algo, supongo que actuar violentamente, demostraría que no nos conocíamos. Me sorprendí y al mismo tiempo me asusté.

 

Mi amigo fue testigo de esta situación y la pudo parar a tiempo. Aseguró a sus superiores que me conocía desde hace tiempo y que hablaría conmigo para conocer la verdad de las cosas. Confiaron en él.

 

“No fue él quien me dio la información”, señalé. “Es que todo concuerda, el operativo existe y Alpha también. Incluso como en la oficina ya no confiábamos en él, el jefe lo podría liquidar”, indicó mi amigo. “¿Lo pueden correr del trabajo?”, pregunté. “No, estoy hablando de que podrían hasta desaparecerlo”, respondió cortante mi amigo.

 

“No es él quien me dio la información, porque sencillamente Alpha trabaja ahora para el Gobierno del Distrito Federal. Aunque empezó en el CISEN, en este momento no está con ustedes”, afirmé, porque esa era la verdad.

 

La descripción física que hice de “Alpha”, el que laboraba para el gobierno capitalino, obeso, de alrededor de 35 años de edad, bajo de estatura y con lentes de “fondo de botella”, era completamente diferente del “Alpha” de la Secretaría de Gobernación, de mayor edad y esbelto. Era personas diferentes.

 

Mi amigo quedó conforme y yo más tranquilo. Descubrimos que había dos agentes con el mismo distintivo de “Alpha” en dependencias diferentes. Esa era la realidad.

 

Ya no supe más de mi amigo “Alpha”, ni tampoco de su pseudónimo que recopilaba información política para el Gobierno Federal.

 

Eran los tiempos en que el espionaje político era más artesanal, la etapa de los cables en las líneas aéreas para intervenir teléfonos fijos, de los “pájaros en los alambres, de los espías disfrazados.

  

Ahora, el espionaje es totalmente electrónico y digital. “Hasta yo me siento espiado”, reconoció hace algunos días el presidente Enrique Peña Nieto para después tratar de aclarar que “el gobierno no tiene participación en ningún tipo de espionaje contra ninguna persona”.

 

A mí me consta que no siempre ha sido igual. Me consta.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

21-Jul-2017

PECHOTIERRA PARA NO SER ASESINADOS

Los pequeños alumnos de la escuela primaria se preparan para realizar sus ejercicios cotidianos, a los que ya están acostumbrados, más por necesidad que por gusto. No se trata de clases de gimnasia. Están listos para reaccionar a una balacera.

 

Para ellos, se ha vuelto una práctica habitual que, al principio les causaba extrañeza, pero que desde hace algunos años se volvió algo común. A pesar de su corta edad, saben que les puede significar la diferencia entre la vida y la muerte.

 

Los niños, cuyas edades fluctúan entre los 6 y los 13 años de edad, están preparados para actuar en caso de que se presente una balacera afuera o incluso en el interior de su escuela.

 

Desgraciadamente, algunos de ellos ya hay tenido la amarga experiencia de escuchar los enfrentamientos que se producen entre las bandas de narcos o entre estas y los elementos de seguridad de Tamaulipas. Desde hace años, el estado se convirtió en un campo de batalla.

 

A determinada hora del día, su profesora suspende las clases y les informa que llegó el momento de hacer el simulacro. En lugar de salir al patio a efectuar su rutina de deportes, los pequeños se quedan en su salón y a la orden del silbato de su profesora se tiran al suelo, en posición de pecho-tierra, la que recomiendan los expertos en seguridad para evitar ser un blanco fácil en caso de una balacera.

 

Los pequeños se tiran debajo de sus pupitres. Los que se sientan cerca de las ventanas o de la puerta del salón se arrojan cerca del centro del aula. Aunque se trata de un simulacro, permanecen callados, porque saben que en una situación real es importante que escuchen las instrucciones de su profesora y de que traten de captar los ruidos de la calle.

 

En las balaceras que se han producido realmente, tienen que oír con detenimiento si el ruido de los disparos continúa, si se oyen ruidos de motores, voces, gritos o cualquier sonido que les indica que está pasando afuera. En este caso, las instrucciones de la profesora son vitales para que la seguridad de los pequeños se preserve en una situación real.

 

Esta es una práctica escolar inconcebible en casi todos los países del mundo, pero en algunos de los estados de México, como Tamaulipas se convirtió en algo “normal”.

 

En el programa Escuela Segura, 3 mil planteles escolares de dicha entidad están obligados a realizar simulacros de balaceras de manera obligatoria. Cuando inició este programa en 2012, los simulacros se realizaban dos veces por año, pero la inseguridad existente en muchas zonas obligó a los directores de los planteles a efectuarlos de manera cotidiana.

 

Ese programa no incluye sólo simulacros para que los chicos sepan cómo actuar en caso de balaceras, también contempla la revisión de mochilas para evitar que sean introducidas a las aulas armas u objetos peligrosos y manuales para que los muchachos sepan cómo actuar en caso de amenazas de bombas. La realidad le cambió para siempre la rutina a los niños, para los cuales hace algunos años “los malos” sólo existían en sus juegos infantiles.

 

LA MOCHILA ESCOLAR BLINDADA

 

Su menuda imagen apareció en una exposición de ciencias en Tamaulipas y a nivel nacional conmocionó a todos quienes lo vieron por medio de la televisión. Su invento simplemente se convirtió en un producto que puede salvar la vida a muchos niños: una mochila escolar blindada.

 

No hablamos de Siria, país hundido en una guerra que parece interminable y en donde han muerto menores de edad, sino de México y, en concreto del fronterizo estado, en donde en los últimos seis años han sido asesinadas más de 5 mil personas por los carteles del narcotráfico, niños, algunas de ellas.

 

Juan David Hernández Rojas, es un muchacho de 11 años, alumno de la Escuela Primaria Lázaro Cárdenas del Río, de la ciudad de Matamoros, y dio a conocer su invento en la “ExpoCiencias Tamaulipas y Certamen de Creatividad e Innovación Tecnológica” de 2016. Esta columna informó de ello el año pasado.

 

La situación de continua violencia, es lo que inspiró a los padres de Juan David para diseñar una mochila que internamente tiene una capa de blindaje para proteger el cuerpo de su vástago en caso de que se presente una balacera.

 

Aparentemente la mochila de lona, de color negro, parece normal, pero también cuenta con un sistema GPS, que permite a los padres del menor localizarlo en caso de que el niño fuera secuestrado y también tiene una alarma que Juan David puede accionar, si un hampón lo pretende asaltar.

 

Entrevistado por reporteros de televisión y de medios impresos locales, cautivados por el invento familiar, el pequeño Juan David muestra cómo se puede utilizar su mochila como un escudo anti balas.

 

Se coloca la mochila frente a su cabeza, aparentando como podría protegerse de una bala perdida. A la pregunta de un periodista acerca de si su mochila será producida a gran escala hasta convertirse en un negocio lucrativo por la necesidad de los padres de proteger a sus hijos, Juan David no da una respuesta concreta.

 

Nada hicieron los gobernadores de Tamaulipas por frenar al narco, incluso, el ex mandatario estatal, Tomás Yarrington, capturado en Italia, es acusado de encubrir directamente a los carteles de la droga.

 

Los tamaulipecos tendrán que seguirse protegiendo por si mismos. Eso lo saben Juan David y sus papás y los niños que se arrojan pecho-tierra en sus salones para tratar de no morir en caso de una balacera.

 

Comentarios.- javiervelazquezf@gmail.com

15-Jul-2017
MÁS BANDIDOS A LA CALLE La banda del Circuito Interior desde hace años comete robos sobre esa vía que es supuestamente de alta velocidad en la Ciudad de México. Atraca a automovilistas sin que las autoridades del poder judicial los frenen y, sin duda, lo seguirán haciendo. Son impunes.
 
Esta banda opera sobre dicha vía en las inmediaciones del Metro Juanacatlán de la línea 2 del Metro. Esperan a que se ponga el alto en la zona en donde desciende el flujo vehicular del puente cercano y se forma a diario un “embotellamiento”, un embudo en donde no escapan sus víctimas.
 
En esa área, la luz roja del semáforo dura varios minutos, el tiempo suficiente para que los integrantes de la banda sorprenda a los conductores que de manera inesperada son rodeados por los malhechores, quienes armados con pistolas, despojan en cuestión de segundos de dinero y objetos de valor a los automovilistas.
 
En algunas ocasiones, los atracos de esta banda han sido grabados con teléfonos celulares por transeúntes o automovilistas que se percatan del momento que han sido cometidos los atracos y suben las evidencias a redes sociales.
 
La Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSPCDMX) en algunas ocasiones ha montado operativos que han concluido con la detención de parte de la banda, pero algunos de sus miembros han salido libres en varias ocasiones, ya sea por la corrupción de ministerios públicos o por determinaciones erradas de los jueces, que no han encontrado responsabilidad en estos pillastres, a pesar de haber sido detenidos en flagrancia.
 
En la mayor parte de los casos, ha sido la falta de denuncias concretas lo que ha provocado que esta banda siga operando en diversas zonas del Circuito Interior, como lo es el cruce de Avenida Río Consulado (otro de los nombres que también toma esa vía rápida) y Calzada de Guadalupe.
 
Juan López, uno de los integrantes de esa banda, cuenta con seis ingresos a prácticamente todos los penales que se encuentran en la zona metropolitana del Valle de México, entre 2006 y 2012.
 
Ahora, este delincuente comprobado y reincidente, será uno de los favorecidos por el sistema penal acusatorio, por medio del cual estará en posibilidades de salir de las prisiones cuantas veces quiera debido a varios factores.
 
Con el antiguo sistema el robo incluso se perseguía de oficio, pero con los cambios en el sistema penal, bastará con que este delincuente repare el daño con la víctima para que no haya delito que perseguir.
 
 
 
La situación sería lógica si en realidad hubiera un acuerdo real con la víctima para resarcir el daño, pero en realidad la mayor parte de estos hampones cuando son detenidos amenazan a sus víctimas para que retiren los cargos, lo cual se hace aparecer ante  el juez como una reparación del daño infringido y un supuesto acuerdo entre las dos partes.
 
Se supone que con este nuevo sistema penal, se trata de evitar que delincuentes que no cometen “delitos graves” no caigan en una prisión, porque pueden rehabilitarse socialmente y ofrecer una compensación a su víctima. Nada más falso.
 
Lo que en realidad hace el sistema carcelario es lanzar a la calle a delincuentes y con ello disminuir las presiones existentes en todos los penales del país por la sobrepoblación que tienen los recintos carcelarios.
 
De la misma manera, los juzgados tratan de impedir que aumente el número de casos penales que se persiguen y que han rebasado por completo la capacidad del sistema judicial en su conjunto.
 
Para las autoridades judiciales y carcelarias es más fácil que la ciudadanía cargue con el peligro de tener a más delincuentes en la calle y que seguir atiborrados de casos sin sentencia de delincuentes, cuya peligrosidad es probada.
 
El nuevo sistema penal acusatorio trata de lograr una más equitativa impartición de justicia y parte de un elemento indiscutiblemente positivo, que consiste en señalar que en cualquier proceso penal debe prevalecer la presunción de inocencia.
 
Sin embargo, en el México real, la presunción de inocencia definitivamente no puede aplicarse a delincuentes reincidentes, como a la banda de Circuito Interior, porque entonces las buenas intenciones de un nuevo sistema penal chocan con una realidad a todas luces condenable.
 
Las graves fallas del nuevo sistema penal acusatorio, especialmente, aquellas que permiten que asaltantes sean dejados en libertad, sólo provocan que crezca la desconfianza en los jueces que, se supone, son encargados de brindar una justicia pronta y expedita a las víctimas.
 
Comentarios.- javiervelazquezf@gmail.com

10-Jul-2017

LOS SAQUEADOS POR DUARTE

Para el cínico ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, el desvío de recursos por 220 millones de pesos de que se le acusa en dicha entidad es algo menor. Ya pronto estará de regreso para responder también por delitos federales, después de que se concluya el proceso de extradición a que se le somete. En esa entidad, sin embargo, no hay certidumbre de que recuperen su dinero quienes fueron afectados por su latrocinio.

 

El profesor Humberto Hernández impartió cátedra en la Universidad Veracruzana durante 40, pero todo el sexenio del ex mandatario estatal pasó tratando de tramitar su pensión sin lograrlo, sencillamente no había dinero en caja para pagarle.

 

Juan Hernández es un burócrata veracruzano quien después de laborar casi 4 décadas en el gobierno estatal decidió tramitar su pensión, pero se quiso desmayar cuando se enteró que, debido a la situación de quiebra en las finanzas estatales no podrá empezar ningún trámite hasta nuevo aviso.

 

Un día, don Pedro Sánchez, al igual que miles de empleados gubernamentales, amaneció con la sorpresa de que estaba en el buró de crédito porque las autoridades veracruzanas dejaron de pagar financiamientos otorgados por empresas privadas a las que Duarte nunca pagó.

 

Fernando Ortiz González, presidente de la Asociación de Hoteles de Veracruz, constató como desaparecían millones de pesos de un fideicomiso formado para apoyar al sector turístico de la entidad sin que el gobierno dé a conocer cuál es el destino de esos recursos.

 

Estos son sólo pocos ejemplos que ejemplifican como fueron trastocadas las vidas de quizá millones de personas a consecuencia de la rapacidad de Duarte y de su esposa Karime, quien decía merecer la abundancia material a costa de lo que fuera.

 

Todos los sectores sociales resultaron afectados por el saqueo de Duarte. Robó a todos en el estado, a empresarios que vendían productos y servicios al gobierno jarocho, a la mayor parte de los alcaldes del estado, a los profesores, a los burócratas, a los pensionados, a los maestros, a todos los que pudo… hasta al bolero que le lustraba los zapatos.

 

Apenas tenía una semana de haber entrado como gobernador cuando Duarte empezó a ordenar el retraso del pago de los pensionados burócratas que se daba a través del Instituto de Pensiones del Estado (IPE). Primero por pocos días, pero después por varias semanas.

 

Esto se volvió una constante en el gobierno de Duarte, de tal manera que los pensionados se vieron obligados a manifestar su descontento en las calles. Las autoridades del IPE jamás informaron la causa de los retrasos en los pagos de las pensiones.

 

En 2014 Duarte de Ochoa propuso una reforma a la ley del IPE con la cual pretendía deslindarse de la responsabilidad de hacer las aportaciones al rubro y obligaba a los jubilados a realizar una contribución de 12 por ciento de su pensión al IPE, algo que jamás había ocurrido.

 

Más de 10 mil empleados activos y jubilados del IPE presentaron amparos ante juzgados del Poder Judicial de la Federación, a fin de revertir la reforma, que afectaría a 26 mil jubilados y 100 mil trabajadores en activo que cotizan al IPE.

 

El 22 de diciembre de 2015 las protestas por el retraso en el pago llegaron a su punto más alto, cuando el secretario de Gobierno, Flavio Ríos Alvarado, quien después fue gobernador interino y finalmente fue aprehendido por facilitar la huida de Duarte de Veracruz, ordenó que elementos de la Secretaría de Seguridad Pública desalojaran de manera violenta la calle Enríquez, bloqueada por pensionados.

 

TRABAJADORES AL BURÓ DE CRÉDITO

 

Javier Duarte afectó hasta a los propios trabajadores de su gobierno. Desapareció mil 45 millones de pesos que les descontó para pagar créditos adquiridos vía nómina. Los burócratas podían comprar enseres domésticos a empresas del estado y quincenalmente les descontaban cierta cantidad para cubrir su adeudo.

 

La Secretaría de Finanzas realizaba tales descuentos, pero no pagó dichas sumas a 19 empresas proveedoras, quienes al no recibir su pago daban los datos de los trabajadores al buró de crédito, como personas insolventes. Se desconoce el destino de la cantidad mencionada.

 

Entre las compañías afectadas se encuentran aseguradoras, muebleras, financieras y hasta el seguro social de los maestros del estado.

 

Las empresas afectadas denunciaron que los funcionarios duartistas inmiscuidos en esta desaparición de recursos son: Juan Manuel Castillo González, ex subsecretario de Finanzas, después diputado local por el Partido Revolucionario Institucional (PRI); Manuel Arellano, ex secretario general de la Sección 56 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE); Luisa Ángela Soto Maldonado, dirigente del Sindicato de Trabajadores de la Secretaría Estatal de Salud y diputada local por el PRI; Ricardo Sandoval Aguilar, director administrativo de la Secretaría estatal de Salud; Carol Jessica Moreno Torres, ex oficial Mayor de la Secretaría estatal de Educación de Veracruz y Vicente Benítez González, ex oficial Mayor de la Secretaría de Educación de Veracruz.

 

La Universidad Veracruzana (UV) no se escapó de las garras de Duarte. La rectora de la institución informó que a mediados de año el adeudo del gobierno veracruzano con la institución ascendía a 2 mil 301 millones de pesos.

 

Eso no fue todo, la UV también acusa al gobierno de Javier Duarte de quedarse con el Impuesto Sobre la Renta (ISR) descontado del salario de sus 12 mil trabajadores, lo que les pudo generar un problema fiscal, situación que podría generar un adeudo con el fisco de más de mil millones de pesos.

 

EL SECTOR TURÍSTICO TAMBIÉN FUE AFECTADO

 

Al sector turístico, 100 millones de pesos de un fideicomiso se les hicieron humo. En 2015, el gobierno de Veracruz eliminó el impuesto del 2% al hospedaje, recursos que se aportaban a un fideicomiso para la promoción de los atractivos turísticos del estado.

 

Sin embargo, los recursos recaudados por los hoteleros jamás fueron ingresados por el gobierno al fideicomiso. Fernando Ortiz González, presidente de la Asociación de Hoteles de Veracruz, explicó en su momento que mensualmente los hoteleros entregaban los recursos que retenían a los turistas y lo entregaban a la Secretaría de Finanzas del estado, pero esta jamás lo depositó en el fideicomiso.

 

Pero eso no es todo, porque en obras en el sector hotelero que debió cubrir el gobierno duartista a hoteleros, tiene un adeudo que supera los 11 mil millones de pesos, que deberá ser liquidado con un fideicomiso que anteriormente era empleado para efectuar proyectos de infraestructura.

 

CONSTRUCTORES AFECTADOS

 

Un caso peor es el de las constructoras que realizaron trabajos en instalaciones deportivas con motivo de los Juegos Centroamericanos que se efectuaron en esa entidad en 2014 y a los cuales se les adeudan mil 148 millones de pesos. Duarte adeuda otros 300 millones de pesos a constructoras que efectuaron otros trabajos solicitados por su  gobierno y que nunca liquidó, adicionales a otra exigencia de pago de 714 millones de pesos que le hacen organismos empresariales locales.

 

Duarte colocó muchas “primeras piedras” de obras en todo el estado, pero en la mayor parte de los casos todo quedó en el acto protocolario, porque muchas de esas obras no se realizaron y del dinero que se tenía contemplado para efectuar esos proyectos en beneficio de los ciudadanos, nada se sabe.

 

ORDEÑA DE RECURSOS FEDERALES

 

A 20 alcaldes de extracción panista Duarte no les canalizó recursos federales de manera transparente por alrededor de 20 millones de pesos y que se encontraban etiquetados para su aplicación en obras específicas.

 

Los anteriores son adeudos reales que Duarte no cubrió, pero a esta lista se agregan 600 millones de pesos que el gobernador sí pagó, pero a 32 empresas “fantasma” que no cuentan incluso con domicilios localizables.

 

Las evidencias apuntan a que Javier Duarte es responsable de innumerables delitos locales y federales y que debe ser sujeto a proceso por todos ellos. Espero que su protección política no le alcance para evadir el brazo de la justicia, porque, entonces sí habrá victimizado por partida doble a todos los veracruzanos que robó como el principal funcionario de su nefasto gobierno

 

Comentarios.- javiervelazquezf@gmail.com

03-Jul-2017

EL DESINTERÉS EN LOS INVENTORES

Hace 37 años, Don José se me acercó una tarde con un legajo enorme de documentos con sellos oficiales por medio de los cuáles las autoridades del Gobierno Federal daban constancia de haber recibido su propuesta para generar electricidad, a partir de la fuerza provocada por los ferrocarriles. Nunca le hicieron caso. El señor falleció y su proyecto quedó en el olvido.

 

Allá a principios de los años ochentas, Don José, un pensionado ya de avanzada edad, recorrió durante varios años secretarias de estado y paraestatales. Llevó su propuesta a Ferrocarriles Nacionales de México, a la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas, a la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, a la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial (entidades que ya no existen) e incluso a la Presidencia de la República. En todas partes recibió una respuesta similar: “qué interesante, luego nos comunicamos con usted”.

 

Cuando hablaba de su proyecto, Don José Hernández se apasionaba, explicaba con todo detalle, las características técnicas y la viabilidad para aplicarlo en nuestro país en todo el sistema ferroviario. Su plan consistía en generar electricidad a partir de la fricción y la presión provocadas por las ruedas de ferrocarril sobre los rieles.  

 

Para aquella época, generar electricidad de esa manera sonaba demasiado extravagante; sin embargo, el inventor no cejó en su empeño durante varios años, en espera de que el Gobierno Federal, que en aquel entonces era el único ente que podía producir y suministrar fluido eléctrico, le hiciera caso. Nunca ocurrió así y Don José falleció sin ver cumplido su anhelo.

 

A tantos años de distancia, algunos países avanzados generan electricidad, a partir de la fuerza dinámica generada por el paso de los ferrocarriles, México no se ubica entre ellos, por cierto.

 

Lo que reveló el intento fallido de Don José porque su invento fuera financiado y apoyado en beneficio de todo el país, sólo confirma un hecho incontrovertible: que las autoridades mexicanas durante muchos años no han mostrado un interés adecuado para respaldar a los inventores e innovadores nacionales.

 

Cifras de dependencias oficiales, como el Instituto Politécnico Nacional, revelan que el 99 de las investigaciones mexicanos se quedan en proyecto, debido a que no reciben apoyos financieros adecuados por parte de las autoridades ni de organizaciones privadas.

 

Lo anterior se refleja fundamentalmente en fuga de cerebros de inventores y científicos hacia naciones en donde reciben respaldos adecuados, un nivel bajo en el desarrollo de ciencia y tecnología y el incremento en la importación de procesos tecnológicos, lo cual propicia una importante sangría de divisas.

 

México enfrenta serios problemas en lo que se refiere a impulsar la invención, desde un bajísmo presupuesto en ciencia y tecnología, la carencia de una política pública que oriente al país a apoyar la innovación, hasta el robo descarado de patentes que, incluso se ha llegado a dar hasta en las instancias oficiales.

 

En nuestro país, el promedio de gasto en investigación y desarrollo experimental (GIDE), es de apenas 0.57% del Producto Interno Bruto, mientras que en las naciones que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) es de 2.39% del PIB promedio de las naciones que la conforman.

 

Por otra parte, según datos de la OCDE, en el 2014 en México de cada mil personas económicamente activas había sólo 0.98% que se dedicaba a la investigación. Si vemos las cifras de otros países podemos comparar el enorme atraso que tiene nuestra nación.

 

En Finlandia, de cada mil personas económicamente activas, 16.06 se dedican a la investigación. Corea del Sur tiene 12.79, Portugal 10.88, Estados Unidos 8.81, Turquía 3.31, Argentina 2.95 y Sudáfrica 1.52, cifras muy por encima a la registrada en México.

 

En nuestro país, aun cuando una persona demuestre potencial científico y tecnológico e incluso cuente con un proyecto acabado que constituya un avance para la vida del país, difícilmente cuenta con apoyos para sacarlo adelante, situación que contrasta con los países avanzados que tienen políticas públicas perfectamente definidas en apoyo de los inventores.

 

Una muestra de esta situación es el caso del muchacho guerrerense Cristóbal Miguel García Jaimes, inventor de un generador de partículas a bajo costo. Él  tuvo que abrirse camino, entre la incomprensión de su talento, para poder obtener el respaldo de las autoridades mexicanas.

 

De extracción humilde, el estudiante de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México tuvo que trabajar incluso de velador de un edificio para poder mantenerse, a pesar de que su invento ya era del conocimiento no sólo de las autoridades científicas de nuestro país, sino del mundo entero.

 

Ahora con reconocimientos en todo el orbe, Cristóbal Miguel sabe que su acelerador, que tuvo un costo de fabricación de sólo mil pesos, puede ser favorable en el estudio de las partículas de energía para el desarrollo de la medicina, la exploración espacial y la tecnología electrónica, nada menos.

 

Talentos del tamaño de Cristóbal o de Don José, abundan, no los dejemos que se pierdan o nos estaremos arrepintiendo, porque como país no avanzaremos y seguiremos metidos en el camino de la mediocridad en el que nos ubicamos, al menos, en el terreno de la ciencia y la tecnología.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

23-Jun-2017

LA DELINCUENCIA DISFRAZADA

Primera escena: el periodista camina sobre la plancha del zócalo de la Ciudad de México. Ha terminado de trabajar y decide dar un paseo para relajar la tensión. No se ha dado cuenta que tres desconocidos lo siguen. Cuchichean entre ellos y lo señalan. Piensan que ya tienen una víctima segura.

 

Sin imaginar lo que iba a pasar, el periodista camina sobre la avenida Pino Suárez, una de las principales arterias que conectan por un costado de Palacio Nacional, la Suprema Corte de Justicia y el edificio del Gobierno de la Ciudad de México. En esa zona siempre hay vigilancia. Soldados y policías preventivos.

 

¿Quién no puede sentirse seguro ante tantos elementos de seguridad? El periodista mira despreocupado varios aparadores que hay sobre la zona. Está distraído. En una de las aceras están los hombres con radios. Tres de ellos se apresuran y se ponen frente a él.

 

Los desconocidos dicen ser policías judiciales y tratan de identificarse con supuestas credenciales que penden de sus cuellos mediante una cadena. No le dan oportunidad al periodista de que en realidad compruebe la autenticidad de los documentos.

 

Los hombres le indican al periodista que fue captado por una de las cámaras ubicadas en la zona recibiendo enervantes y que deberá acompañarlos porque hay una demanda en su contra por tráfico de drogas. El periodista al principio se asusta, porque sabe que eso no es cierto. Los individuos llaman por sus radios pidiendo la presencia de una patrulla.

 

El periodista les comenta que si realmente quieren que los acompañe no tiene inconveniente. “Soy inocente de lo que me acusan. Vamos al Ministerio Público y que ahí me digan de que se me acusa”. Camina lo más rápido que puede, sin correr y se topa con un policía preventivo, a quien informa que los desconocidos lo quieren detener. Intempestivamente llega un auto particular al que suben los tres hombres para huir del lugar. Fin de la historia.

 

Segunda escena:  Tres hombres, a bordo de un auto compacto y una motocicleta arriban a un fraccionamiento de Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco. Visten uniformes de trabajo de la Comisión Federal de Electricidad y presentan identificaciones de la misma paraestatal.

 

Informan que revisarán los medidores de luz de varias casas de la zona. Personal de seguridad del fraccionamiento les permite el ingreso. En unos cuantos minutos están frente al primer hogar.

 

Los recibe el dueño de la casa-habitación y los deja entrar. Empiezan a robar objetos de valor que se encuentran adentro. Se desata una batalla desigual entre Romualdo Ramírez Sánchez, de 38 años de edad y los supuestos trabajadores de la CFE.

 

Uno de los intrusos saca de entre sus ropas una pistola 9 milímetros y dispara en contra del dueño de la casa del fraccionamiento Hacienda de las Flores, quien cae mortalmente herido.

 

Romualdo recibe tres disparos en diversas partes del cuerpo, pero uno de los impactos que reciba en una pierna es el que provoca su muerte. Se desangra en el interior de su domicilio.

 

Los delincuentes se dan a la fuga en el auto y la motocicleta. Familiares del fallecido que se encontraban cerca del lugar del homicidio escuchan los disparos y acuden a la casa en donde sucedieron los hechos, pero no pueden evitar que los hampones huyan. El personal de seguridad privada que se encuentra en la entrada del fraccionamiento no se percata de lo sucedido y los dejan ir sin mayor problema. Concluye la historia.

 

Tercera escena: Alberto maneja  su auto sobre la avenida Lorenzo Boturini, en la colonia Tránsito, de la Ciudad de México, cuando de una unidad vehicular cercana un hombre le indica que una llanta de su unidad estaba a punto de salirse. No hace caso.

 

Unos minutos más tarde, se encuentra con una persona que desde una banqueta, aprovecha que la señal de tránsito marca alto, para indicarle que uno de los neumáticos de su auto se estaba ladeando peligrosamente. Empieza  a preocuparse.

 

A metros de distancia, un tercer hombre, le dice que se detenga porque su llanta está a punto de volar fuera del vehículo. Entonces sí le da miedo a que esto sucediera y para su viaje por completo. Al último individuo se le acerca otro. Los dos visten batas de una supuesta agencia automotriz. Le indican que compondrán el desperfecto con un pago de entre 4 mil o 6 mil pesos, pero que para ello tiene que acompañarlos a un taller que ellos tienen cerca.

                                                   

No hace caso y trata de subirse a su auto. Los dos “mecánicos” le indican que ellos ya habían hecho un diagnóstico a su auto y que por ello les tendrá que pagar 5 mil pesos o tendrá que atenerse a las consecuencias. Providencialmente, pasa una patrulla y Alberto hace una seña a los policías de la unidad para ser auxiliado. Los “mecánicos” huyen.

 

Semanas más tarde, la policía capitalina anuncia la captura de una banda integrada por cinco peruanos y dos mexicanos que utilizaban disfraces de mecánicos para extorsionar a automovilistas por haber realizado supuestas composturas en sus unidades. Hay víctimas a las que les llegaron a robar hasta 20 mil pesos. Terminación  de la historia.

 

 NADIE LOS PARA

 

Este tipo de timos o de robos descarados han aumentado de manera alarmante en 2017 en prácticamente todo el territorio nacional, sin que las autoridades policiacas puedan frenar este tipo de delitos.

 

Las bandas de delincuentes se disfrazan prácticamente de todo: de policías, de empleados de empresas telefónicas, de técnicos de televisoras por cable, de mecánicos, de empleados municipales, bueno hasta de sacerdotes o religiosas que solicitan  dinero para donarlo supuestamente a los pobres.

 

Cada vez son más sofisticadas y creíbles las bandas de delincuentes. Siempre han existido timadores. La diferencia es que antes este tipo de delincuentes se conformaba con engañar a sus víctimas para obtener dinero y no pasaba de eso. Ahora si no les da resultado el timo, recurren al asalto descarado, al secuestro y muchas veces al homicidio.

 

Esta es parte de la descomposición social que sufre el país. A los jefes policiacos no les interesa combatir a este tipo de hampa, aparentemente de poca monta, porque para ellos luce más detener a los llamados “objetivos estratégicos”, a los capos, a los peces gordos, es más rentable políticamente para ellos y ahí van los delincuentes disfrazados, mezclados entre el ciudadano normal, muchas veces sin ser atrapados.

 

Mientras en este país no ocurra un verdadero milagro en materia de seguridad, estimado lector, por lo pronto desconfíe de toda aquella persona que le pida con insistencia entrar a su casa, porque va a darle cualquier servicio, vea con recelo a personas que, sin conocerlo, pretendan entrar en contacto con usted, mientras maneja un vehículo o camina. Cuídese mucho usted mismo. Las autoridades policiacas generalmente no lo hacen bien.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

 

19-Jun-2017

EL ‘SUICIDIO’ DEL VIOLADOR

 

Resulta que José Octavio “N”, de 43 años de edad, se colgó para quitarse la vida frente a 3 internos, sin que ellos ni las autoridades pudiera evitarlo. Falleció desnucado y por asfixia en el acto y con él se murió también la verdad en el caso de Valeria, la niña encontrada muerta en un taxi colectivo.

 

Eran las 5:00 de la mañana cuando fue descubierto el cuerpo sin vida del taxista, acusado de haber ultrajado sexualmente y después asesinado a la pequeña de 11 años, el 8 de junio en Ciudad Nezahualcóyotl, Estado de México.

 

Los internos encontraron el cuerpo sin vida de José Octavio, pendiendo de uno de los barrotes del área de observación del Centro Preventivo y de Readaptación Neza Bordo. Alrededor de su cuello tenía colgada una piola como las que se usan en los cordones de las cortinas.

 

¿Cómo pudo llegar esa piola a un lugar en el que se encontraba un detenido acusado de violación? y aún más ¿Si había tres internos en la misma celda de observación, por qué no dieron aviso a las autoridades de las intenciones del suicida?

 

Ahora se deberán esperar los resultados de la autopsia que por ley deba realizarse en el cuerpo del detenido, aunque los primeros exámenes del cuerpo indican que falleció a consecuencia de asfixia. De cualquier manera, el caso se oscurece por completo.

 

La celda de observación no contaba con cámaras que permitieran saber qué es lo que sucedió en las últimas horas de vida del detenido. Sin embargo, las autoridades deberán realizar una investigación minuciosa de lo sucedido, porque de otra manera quedará la sospecha entre la opinión pública de que se trató de una ejecución extra judicial y no de un suicidio.

 

EL SUICIDIO ES DE COBARDES”

 

En una emoción limítrofe entre el coraje y la decepción, Sergio, el papá de la pequeña Valeria, consideró que “el suicidio es de cobardes, de bestias, de animales”. Su sorpresa era mayúscula al enterarse que en un solo momento el crimen de su pequeña quedará impune al desaparecer el principal sospechoso del acto que arrebató la vida a su hija.

 

“Ni siquiera pudimos comprobar que él era el culpable”, dijo en entrevista con medios, al referirse al suicidio de José Octavio “N”.

 

Apenas el próximo sábado iba a realizarse la audiencia de desahogo de pruebas en este caso que ha motivado la indignación de todo el país y llamado la atención sobre los niveles de impunidad e inseguridad que prevalecen en el Estado de México, gobernado por el priista, Eruviel Ávila.

Esa audiencia era el único asidero legal que tenía la familia de la pequeña Valeria para que al menos se hiciera justicia en el caso de la pequeña que fue ultrajada a bordo de una combi colectiva entre el 8 y 9 de junio en calles de Ciudad Neza. Ahora ni siquiera existe esa opción: de saber realmente que fue lo que ocurrió.

 

EL MIEDO DEL VIOLADOR

 

Casi siempre (iba a escribir “tradicionalmente”, pero esta salvajada no puede ser una “tradición), los violadores que ingresan a penales son violentados sexualmente por los mismos reos, quienes ven en los violadores una especie de paria de los malhechores, la escoria de las cárceles, lo cual ya es mucho decir.

 

Con una violación, los reos vengan todo el mal que causaron los violadores a sus víctimas, porque aun cuando los delincuentes son por lo general personas de baja moralidad, tienen madres, hermanas, hijas y esposas, a quienes, pese a todo, protegen o tratan de proteger.

 

Este no fue el caso de José Octavio “N”, quien aún no llegaba a la prisión, en donde indudablemente habría sufrido toda la furia de algunos reclusos.

 

Esa es la principal especie para sostener que el presunto delincuente prefirió suicidarse que ser objeto de una violación en el interior del penal, una vez que se le vinculara a proceso.

                                                      

Sin embargo, también no se descarta que haya sido asesinado, como una manera de sentencia justiciera. Deberá esclarecerse lo ocurrido, porque de ser así estaríamos nuevamente ante otro caso de ejecución extra judicial, como tantas que han ocurrido en el país.

  

NO HAY AUTORIDAD EN EDOMEX

 

El caso de Valeria revela que las autoridades mexiquenses son rebasadas por la delincuencia. Quien se hace el propósito de delinquir lo logra con la mayor facilidad.

 

Las autoridades fueron rebasadas por el presunto violador. Fueron rebasadas por  la misma familia de la víctima que encontró por si misma el cuerpo sin vida de la pequeña. Fueron rebasadas por personas que fueron a apedrear la casa de la abuela de la pequeña Valeria. Fueron rebasadas por un presunto delincuente que se suicida en sus propias narices. Fueron  rebasadas por  los líderes de la ruta 40 que se opusieron a que esa línea de transporte quedara cancelada. Fueron rebasadas siempre.

 

Como una manera de lavarse la cara, las autoridades mexiquenses suspendieron la operación de la ruta 40. Absurdo, porque todas las demás líneas operan con las mismas condiciones de inseguridad, de muchos choferes se desconocen sus antecedentes y en muchas unidades se siguen cometiendo robos y violaciones. Estuve en Ciudad Neza el pasado martes y pude constatar como de cada 10 taxis colectivos, 9 tienen vidrios polarizados, por ejemplo, algo que supuestamente está prohibido.

 

De manera negligente, las autoridades emitieron la alerta Amber (para detectar a menores extraviados), con lentitud. La niña desapareció el 8 de junio en una combi de la ruta 40 y a pesar de que los padres de la pequeña pidieron a las autoridades que se emitiera dicha alerta, sólo fue hasta el día 9 alrededor del mediodía cuando se lanzó el llamado de auxilio. “A la mejor se fue con el novio”, llegó incluso a comentar de manera estúpida un policía a los padres.

 

El caso de la pequeña Valeria lastima a todos los mexicanos, cansados de tanta impunidad de los delincuentes y de tanta incompetencia y corrupción de las autoridades.

 

El gobernador mexiquense, Eruviel Ávila, dejará su cargo sin cumplir una de sus principales promesas: la de abatir la inseguridad prevaleciente en dicha entidad. En especial, los feminicidios permanecerán como una mancha negra en su expediente cuando pretenda obtener la candidatura de su partido, como de hecho ya lo hace, a la presidencia de la República para el 2018.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

 

12-Jun-2017

EL LINCHAMIENTO DE ‘EL PEPINO’

A Francisco Gusmán Padilla, alias “El Pepino”, le gustaba mostrar fotografías en su perfil de Facebook, en donde aparecía armado con una pistola escuadra, con el cartucho recortado y presumía objetos de las víctimas a las que asaltaba. Creció un rumor en las redes sociales, que nadie pudo controlar: el hampón había sido sentenciado y debía morir. Una noche fue prácticamente desecho a golpes y finalmente quemado vivo.

 

“El Pepino” había convertido a su perfil de Facebook en prácticamente una vitrina, en la  exhibía impunemente sus fechorías. Llamaba la atención lo inexpresivo de su rostro. Actuaba con frialdad. Se trataba de un delincuente que había asolado con sus robos a buena parte del Valle de Tehuacán, en Puebla.

 

De manera exhibicionista mostraba los atracos que había cometido. Eso le hacía sentir cierto placer insano, pero finalmente mostrar púbicamente lo que hacía fue su perdición. Se puso en la mira de quienes finalmente le cobrarían con su vida los abusos que cometió.

 

El 2 de mayo, en el muro de Facebook de una agrupación de ciclistas de la zona se leía textualmente: “Compañeros ciclistas y runners.. cuidado con esta rata.. Zona de la cantera y zona de ascote”.

 

La publicación en Internet tuvo una rápida y amplia difusión en Internet y llegó a muchos de los pobladores de Tehuacán y sus alrededores que ya habían sido atracados por el delincuente.

 

El 22 de mayo a las 21:57, “El Pepino” hizo su la última actualización de su perfil en su cuenta de Facebook. Aparecía vestido con una chamarra de mezclilla, una cachucha negra y portando su pistola escuadra, a un lado de su cara, casi acariciando sus mejillas. El ladón gustaba de vestir casi siempre gorras y en ocasiones usaba lentes oscuros para no ser reconocido por sus víctimas. Su cinismo fue la gota que derramó el vaso.

 

Durante la noche del 4 de junio y la madrugada del día 5 empezó a correr un rumor entre muchos habitantes de Tehuacán que se conocían entre sí. Se tejió una red de complicidades en la oscuridad y se llegó a una sentencia ilegal: “El Pepino” debía morir.

 

Por medio de mensajes de texto a celulares y de la aplicación Whatss App, una centena de personas, hombres y mujeres, se puso de acuerdo para acorralar a “El Pepino” hasta su casa. No debía salir vivo. Le iban a hacer sentir el temor que muchos de ellos habían sufrido al ser asaltados.

 

Con algunos silbatos que los identificaron entre sí, los pobladores, convertidos ahora en verdugos, se acercaron a la vivienda de “El Pepino”, de la colonia Tehuantepec, la rodearon y, como una marea, derribaron la puerta. Eran cerca de las tres de la madrugada, Gusmán Padilla dormía y prácticamente no alcanzó a percatarse de manera clara de lo que le estaba sucediendo.

 

Primero recibió un tubazo en la cabeza y después su cuerpo se perdió entre brazos y pies que lo tundían. De los golpes, siguieron machetazos. Finalmente, su cuerpo ya sin vida, fue llevado a media calle y fue rociado con gasolina y convertido en una pira ardiente. Cuando llegaron los primeros policías municipales al lugar, de “El Pepino” ya sólo quedaba una masa irreconocible que aún se quemaba y de la que se despedía un olor penetrante.

 

“MI HIJO NO LE HACÍA MAL A NADIE”

 

Eran pocas las personas que conocían a “El Pepino” como una persona positiva, una de ellas, era su madre, quien desconsolada por la barbarie que se había cometido en contra de su vástago, clamaba justicia.

 

Negaba que su hijo fuera el presunto responsable de los atracos difundidos en redes sociales. Mencionaba un punto importante: no había demandas penales presentadas en contra de Gusmán Padilla, con las que se presumiera que fuera un asaltante.

 

Efectivamente así ocurría, pues horas después de cometido el linchamiento que arrebató la vida de “El Pepino”, autoridades municipales informaron que al ahora fallecido, de aproximadamente 27 años de edad, se le había detenido varias veces, como presunto responsable de robo con violencia, pero siempre se le había dejado libre, debido a que en ningún momento se presentó denuncia alguna en su contra.

 

Las autoridades iniciaron una investigación por homicidio con todas las agravantes cometido en contra de Gusmán Padilla. Seguramente en los próximos días, habrá detenidos.

 

FUENTEOVEJUNA

 

El caso de “El Pepino” es uno más de linchamiento que se produce en el país en contra de una persona acusada de delitos. Es demoledor que sigan apareciendo este tipo de circunstancias, porque revelan la descomposición social en que se encuentra México: por un lado, hampones que no sólo cometen fechorías impunemente, sino que las exhiben en las redes sociales y, por el otro, una muchedumbre que se hace justicia por propia mano ante la inacción o complicidad  de las autoridades.

 

El drama teatral “Fuenteovejuna”, del español Lope de Vega, se hace cada vez más cotidiano en México. Como en esa pieza teatral en la que el pueblo de Fuenteovejuna lincha al abusivo comendador, así en nuestro país, cada vez surge con más fuerza la comunidad que se venga de los ladrones, sin que haya proceso legal de por medio.

 

No es nada positivo que siga el clima de impunidad y corrupción que permite que los ladrones tengan el descaro incluso de presumir lo que hacen en redes sociales, pero tampoco es positivo que existan turbas de personas que vayan en contra de quienes cometen los ilícitos.

 

La ley es para todos y debe cumplirse y respetarse. Este principio  jurídico se ha roto en estos tiempos convulsos que nos ha tocado vivir, debido a que las autoridades en mucha ocasiones son los mejores cómplices de los asaltantes.

 

El hartazgo social ha propiciado el linchamiento no sólo de algunos verdaderos delincuentes, sino también la muerte de personas inocentes a manos de muchedumbres exaltadas, que los acusan falsamente de cometer delitos.

 

La justicia debe prevalecer en México o se seguirá escuchando aquella sentencia de la obra de Lope de Vega, del alguacil que trataba de encontrar al responsable de la muerte del comendador corrupto que murió a manos de todo un pueblo que era sojuzgado.

 

"-¿Quién mató al Comendador?

-Fuenteovejuna, Señor.

-¿Quién es Fuenteovejuna?

-Todo el pueblo, a una."

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com.mx

02-Jun-2017

EL ABORTO POR PAQUETERÍA

 

Es tan fácil como abrir un bulto de paquetería de cualquier clase. Puede prácticamente llegar a cualquier país del mundo, a cualquier ciudad, incluso a zonas rurales y regiones alejadas, siempre y cuando se encuentre dentro de una ruta de las empresas transportadoras. El aborto está al alcance de cualquier mujer en una caja de cartón.

 

En el interior del paquete recibido por la chica se encontraba una pastilla abortiva, un ‘cóctel’ de dos sustancias, Mifepristona y Misoprostol. Sólo tendría que tomarla y esperar a que surtiera efecto.

 

La muchacha llegó a esa decisión después de pensarlo mucho tiempo, de medir pros y contras, riesgos y beneficios y decidió entrar a la página web para solicitar un abortivo a domicilio. Únicamente tenía que pagar una cantidad monetaria pactada y todo quedaría solucionado. Su problema de un embarazo no deseado quedaría atrás.

 

Ella es una mujer mexicana que vive en una zona semi rural, no tuvo posibilidades para viajar a la Ciudad de México a practicarse un aborto en las múltiples clínicas existentes en esta urbe, en donde es permitido a las mujeres dicha práctica de manera legal.

 

Women on Web es la organización internacional que envió el abortivo. Su objetivo es apoyar a mujeres que tienen la determinación de interrumpir su embarazo. La organización Citizen Go, entidad, que está en contra de esta práctica, menciona que con este método se han abortado más de 50 mil seres en gestación.

 

Las dos partes argumentan sus razones. La chica que abortó “solucionó” su problema de manera casi inmediata. Aún no se puede determinar cuáles serán los efectos posteriores, en su cuerpo y en su psique.

 

Citizen Go destaca que el envío de un abortivo a casa por parte de la organización holandesa Women on Web, provocan la muerte instantánea del niño y en la madre pueden producir hemorragia intensa y/o mortal, infecciones, dolor, cólicos, vómitos, diarrea, fiebre y escalofríos. La vida de quien consuma este “cóctel” puede estar en grave riesgo, advierte.

  

Por medio de su sitio en internet, Women on Web informa que las mujeres interesadas de prácticamente cualquier parte del mundo pueden obtener una pastilla abortiva, que les será enviada por paquetería, siempre y cuando cubran una cantidad de dinero estipulada previamente.

 

Citizen Go afirma que la organización de Holanda “está sembrando nuestro país de teléfonos de aborto seguro” y es que las mujeres que están interesadas en recibir la pastilla pueden solicitar información de la misma, vía telefónica.

 

La institución anti aborto enfatiza que Women on Web ofrece mandar el abortivo a casa de las interesadas, sin conocer cuál es la situación clínica-emocional en que se encuentran, a cambio de lo cual reciben un pago de 80 dólares en promedio.

 

Enfatiza que debido al peligro que encierra la ingesta del cóctel químico, aún en ciudades en donde está legalizado el aborto, se exige que el suministro del medicamento se efectúe en un  hospital, con un control médico adecuado. Sin embargo, esto no sucede con muchas mujeres que prácticamente toman la pastilla en su casa, sin conocer los riesgos para su salud que ello implica.

 

ABORTO SIN APOYO MÉDICO

 

Considera Citizen Go que es falsa la afirmación de Women on Web que su mecanismo abortivo cuenta con el apoyo de un equipo médico  y advierte: “Quién?, ¿Quiénes? No hay un solo nombre de médico en su web. Y no lo hay por una sencilla razón: saben que lo que hacen no es que sea ilegal, es un atentado gravísimo contra la salud pública”.

 

En este contexto, destaca que debe ser frenada la actividad de la organización holandesa, a la que le da igual la salud de las mujeres y sólo realiza un gran negocio con la venta de la píldora abortiva (que le ha dejado posibles ganancias por 400 millones de dólares.

 

Por medio de su sitio en internet http://www.citizengo.org/es/70664-cierre-women-web, Citizen Go  llama a firmar en contra de la actividad de la organización holandesa y pide el cierre de la página web de esa agrupación. Comenta que, de manera concreta, el Ministerio de Salud de Holanda debe clausurar Women on Web.

 

De igual manera, llama a efectuar un boicot en contra de la empresa de paquetería DHL, a la que acusa de estar asociada con Women on Web para el envío de la píldora abortiva a cualquier lugar del mundo.

  

Subraya que sólo con la acción conjunta de los ciudadanos a nivel internacional puede frenarse que continúen los abortos cometidos, mediante este método que, además tiene un costo para las mujeres interesadas, que es calificado por Citizen Go no como una aportación económica, sino como una muestra de “colonialismo ideológico”.

 

ABORTO SEGURO

 

En contra parte, Women on Web hace un planteamiento del problema totalmente diferente en su página https://www.womenonweb.org/es/i-need-an-abortion, en la que se puede leer “Necesito un aborto con pastillas. Proteja su salud y su vida”.

 

La organización hace la siguiente pregunta a las lectoras “¿Tienes un embarazo no deseado? Este servicio de aborto médico en línea ayuda las mujeres a tener acceso a un aborto seguro con pastillas. Por favor, escríbenos un email info@womenonweb.org si estás infectada con el virus Zika”

 

En la página se formula la siguiente pregunta “¿Cómo obtener un aborto seguro con pastillas?”, para responder. “Este sitio web lo remite a un doctor habilitado que podrá proveerle de un aborto medicinal. Después de que usted complete la siguiente consulta online y si no hay contraindicaciones, el aborto médico (con las pastillas Mifepristona y Misoprostol) le será enviado. Un aborto médico puede realizarse de manera segura y sin riesgo para su salud en su hogar, siempre que cuente con la información correcta y tenga acceso a cuidado médico de emergencia en caso de que sufra alguna complicación”.

Se destaca que el médico sólo puede ayudar a la mujer, si ella vive en un país en el que el acceso al aborto seguro está restringido, si cuenta con un embarazo de menos de 9 semanas o si ella no padece ninguna enfermedad grave.

 

Precisa que la mujer interesada, antes de comenzar la consulta, debe realizarse un examen de embarazo y, si fuera posible, un ultrasonido. La consulta consta de aproximadamente 25 preguntas. Al finalizar la consulta, se le pedirá autorización para darle a conocer al médico toda la información y la misma se mantendrá en estricta confidencialidad.

 

Al final de esta consulta, se le dice a la mujer que debe realizar una donación económica, dependiendo de la situación en que se encuentre. Si la situación monetaria de la mujer es complicada, se le debe informar a la organización, pero de cualquier manera la donación se debe cumplir para que se pueda ayudar a otras mujeres que requieren de un aborto.

 

En una parte de la página de la organización de Holanda llama la atención un collage de fotos de las mujeres que han decidido abortar y determinaron enviar su fotografía para compartir su experiencia lo que “puede ayudar a terminar con el tabú y mostrar su solidaridad con las mujeres de todo el mundo”, de acuerdo a Women on Web.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

29-May-2017

EL ASCO DEL SISTEMA PENAL ACUSATORIO

En los diarios impresos y en internet de todo el país aparecen noticias similares “Asaltó, pero salió libre gracias al sistema penal acusatorio”… “Está relacionado con un secuestro y lo dejaron en libertad”, “Cae una banda y en horas abandonaron el ministerio público”. La palabra resuena como una burla: “libres… libres… libres”.

 

“Los A” se han convertido en los últimos años en el azote de empresarios en una amplia zona de la región Centro de Tabasco. A fines de febrero pasado, una célula de esta banda delincuencial se enfrentó a tiros con policías ministeriales, quienes finalmente los aprehendieron después de una persecución automovilística, en la que ambas partes hicieron resonar sus armas de fuego.

 

Durante la audiencia inicial del proceso, que se llevó a cabo en la Sala de Oralidad del Tribunal Superior de Justicia de Villahermosa, un juez le restó valor jurídico a la petición del fiscal de  no dejar detenidos a los imputados Pedro “N”, Eddy 'N' y Ángel 'N' de 26, 29  y 24 años de edad, respectivamente, pese a que fueron detenidos en flagrancia con tres armas de grueso calibre, a bordo de una camioneta robada y una placa falsa del Poder Judicial local.

 

Los presuntos hampones fueron dejados libres por el juez de control, Ludwin Ovando Ramón, argumentando que en el informe homologado de los ministeriales “no revelaron el nombre de la víctima”. Así, como lo lee, usted, dejados en libertad porque decidieron no dar a conocer el nombre de la persona a la que habían secuestrado, pese a que hubo flagrancia en lo que hicieron.

 

Estos casos de impunidad se repiten en todo el país, por razones que pueden parecer lógicas, pero que en realidad no lo son cuando se observa lo sucedido con dichos argumentos: toda persona imputada por un delito es inocente hasta que no se demuestre lo contrario y por ello no puede ser encarcelada, a no ser de que sean graves los delitos de que se le acusan.

 

Lamentablemente, esta situación ha sido manipulada cientos de miles de veces por ministerios públicos y jueces involucrados con la delincuencia a tal grado de que ni siquiera cuando existe flagrancia se vincula a proceso a los presuntos responsables, por el absurdo legaloide que para la autoridad  son inocentes de entrada. El peor de los mundos para la ciudadanía.

 

Expertos indican que en el sistema penal inquisitivo anterior, lo primero que el ministerio público solicitaba al juez, mientras prepara la investigación, era la “prisión preventiva”, otorgándole al inculpado la condición de culpable; en el nuevo esquema esas prácticas quedaron atrás, ahora el juez calificado determinará la medida cautelar que deberá aplicar, considerando como excepcionales las medidas privativas de la libertad.

Se supone que esto no opera para delitos graves, como el homicidio, el secuestro, las lesiones y otros más, pero en la realidad, esto sirve como pretexto para que los jueces determinen la libertad condicional de delincuentes de alta peligrosidad bajo la premisa de que pueden ser inocentes.

 

Por lo tanto, ahora es posible  ver a los imputados en lugares públicos o en su casa, gozando de la libertad que el artículo 19 constitucional les otorga y que refiere a que sólo por delito que merezca pena privativa de libertad, habrá lugar a prisión preventiva, tal es el caso de homicidio doloso, delincuencia organizada, violación, secuestro, delitos cometidos por medios violentos, corrupción de menores, y todos aquellos que hayan sido cometidos por violencia con arma.

Si no se está en ninguno de esos casos, entonces el Ministerio Público tendrá que probar ante el Juez que hay necesidad que el imputado sea sujeto a una medida de prisión preventiva porque: la víctima corre riesgo, existe peligro de fuga, o porque el imputado ya ha sido sentenciado con anterioridad por la comisión de un delito doloso y no es de fiar.

 

En caso de que el Ministerio Público no comprobara estos elementos, entonces el juez tendrá la facultad de imponer o no una medida cautelar como puede ser: no acercarse a la víctima, la prohibición de presentarse o acudir a ciertos lugares, el permanecer en su domicilio, presentar una garantía económica, portar una pulsera electrónica o estar bajo la custodia de alguna institución, entre otras.

 

Lo anterior no exime al imputado de ser procesado por el delito que se le atribuye, ya sea en libertad o privado de su libertad, esto depende de la medida cautelar que se le haya impuesto el juez de acuerdo a los elementos ya antes señalados.

 

LIBRES, 12 MIL DELINCUENTES

 

Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, está inconforme por la aplicación del nuevo sistema y acusatorio. De hecho, comenta que es uno de los elementos que propician un repunte de la delincuencia en la metrópoli.

 

Las cifras demuestra como a los delincuentes se les abrieron las puertas en la capital del país: de 42 mil reos que se encontraban en los reclusorios de la metrópoli antes de entrar en marcha el nuevo sistema, ahora sólo permanecen 30 mil.

 

Mancera sostiene que el repunte de los delitos, muchos de ellos cometidos con violencia, se debe precisamente a que  a esos 12 mil delincuentes se les abrieron las puertas de las prisiones y ahora están en las calles cometiendo fechorías, que es lo único que hacen en esta vida.

 

Las cosas se hicieron a medias en el sistema judicial, ya que se trató de establecer una estrategia que permitiera a los primo delincuentes enfrentar sus procesos penales en libertad, con la idea de que no se "contaminaran" en los presidios con los hampones consumados.

 

La idea de la "redención' social y de la "rehabilitación", son los ejes de este tipo de argumentación en aquellos casos de personas que delinquen por primera vez.

 

Esta modificación en el sistema penal es totalmente acertada, si se tiene como objetivo impedir que los primo delincuentes reciban un trato diferente al que se da a los reos reincidentes o de alta peligrosidad.

 

Sin embargo, en realidad está sucediendo algo completamente diferente, las autoridades no están dejando libres sólo a los primo delincuentes, sino a hampones que, ahora protegidos por los cambios en el sistema penal, siguen delinquiendo hasta con cierto patente de corso.

 

En el medio delincuencial se acuñó un nuevo término que se aplica a esos delincuentes que han sido beneficiados por este esquema penal: se les llama "los protegidos"

 

Así, en el mapa delincuencial, ahí van juntos y libres, lo mismo aquellos secuestradores, ladrones o asaltantes consumados, que las personas que recién, por diversas razones, cometieron un ilícito y, aún más, los ladrones aviesos con una larga cadena de tropelías, pero expertos en no haber sido aún detectados por policía alguna.

 

Y como botín de esta fauna psicosocial, el ciudadano cada vez más indefenso ante las políticas erradas del sistema judicial.

 

Sin duda, que debe haber un sistema penal más justo, con la finalidad de que no permanezcan en prisión indiciados que a final de cuentas abandonan su encierro, cuando se comprueba que no fueron responsables de delito alguno y con un simple “usted perdone” por parte de las autoridades, dejan las prisiones llenos de resentimientos y dolor emocional.

No obstante, el nuevo sistema está beneficiando a los cada vez más poderosos grupos delincuenciales que ya encontraron en este monstruo legaloide un resquicio más para proteger sus actividades criminales. ¿Hasta cuándo?

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

23-May-2017

MATAR AL MENSAJERO

 

Todos tenían cariño por su trabajo. Les apasionaba a cada momento, lo disfrutaban. Era más que una obligación, un placer. No entendían la vida de  manera diferente, sin su libreta, sin su grabadora o sin su cámara. La noticia era el sentido de su vida.

 

Tanto disfrutaban su labor que la llevaron a las últimas consecuencias. Hasta que la situación irracional que vive México, acabó por destrozarlos, terminó con sus ilusiones, con sus sueños.

 

Desde el lodazal, de los callejones, de la oscuridad en que se esconden los asesinos que tienen postrado a México, se levantaron las armas homicidas que acabaron con sus vidas.

 

La mente se tensa, las manos se endurecen frente a las teclas. No es fácil hablar de lo que nos gusta hacer,  cuando ese trabajo está enmarcado del dolor de esos colegas que creyeron firmemente en su labor.

 

La rabia se apodera del que escribe cuando constata que, como el gatopardo, en México se trata de aparentar que las cosas cambian para que nada cambie.

 

Los asesinatos de periodistas no se paran con discursos. Cada vez vivimos un México más salvaje, peor en todos sentidos, sin ninguna garantía para quienes tienen como trabajo relatar lo que sucede en este país, más hundido y apoderado por la delincuencia y por los políticos que los protegen.

 

México es un cementerio enorme para cientos de miles de compatriotas que han fallecido víctimas de grupos criminales que actúan protegidos por quienes tienen puestos de poder, desde los cuales medran, desde los cuales se enriquecen.

 

Las promesas del presidente Enrique Peña Nieto de que se protegerá a periodistas suenan huecas, frágiles ante una realidad que aplasta a los mexicanos todos los días y, en especial, a los periodistas que sólo tienen como arma la razón de sus argumentos.

 

No se puede asesinar a la verdad, matando a periodistas. Matando al mensajero no se puede evitar que se conozca lo que pasa en nuestro país, el más peligroso del mundo en donde no hay un conflicto armado. Sólo Siria es más riesgoso para los comunicadores, con la salvedad de que en esa nación del Medio Oriente sí hay una guerra declarada desde hace años.

 

El Gobierno Federal está rebasado, no puede garantizar la protección de nadie, menos de los periodistas. Los discursos oficiales no frenan las balas. En México vivimos  el imperio del hampa. Los señores de la delincuencia son eso, los señores, quienes mandan y tienen a las autoridades arrinconadas. En otras condiciones, daría pena ver la cara de los funcionarios, desencajadas, temerosas, ante el “monstruo” que se los está comiendo, que está acabando con muchas regiones del país.

 

Las medidas de protección a periodistas se anunciaron desde el inicio del sexenio de Peña Nieto y se vuelven a anunciar cada vez que asesinan a un periodista. Es la repetición continúa del mismo estribillo que se repite incesantemente, sin que sirva de algo.

 

En los  primeros 100 días de administración, prometía el entonces gobierno bisoño, se verá un cambio radical en el combate al crimen. Promesa incumplida. El hampa tiene al gobierno sujeto por el cuello y en sus narices asesina a periodistas, soldados, marinos, sacerdotes, mujeres, niños, ancianos. Es como el pendenciero del barrio contra el cual no se puede defender el muchachito frágil de la colonia.

 

Hay entre los periodistas, como entre los ciudadanos un sentido de indefensión total. Nadie  podrá defenderte. No confíes, porque ni quien tiene poder, como los políticos, pueden defenderse a si mismos, parece ser la premisa para millones de compatriotas.

 

El combate a la delincuencia en este sexenio fracasó, aún más que el sexenio pasado, porque las bandas de delincuentes se multiplicaron. Cada vez que se mata o encarcela a un líder de un cartel surgen tres cárteles más con otros tantos dirigentes como cabezas.

 

El enfoque del combate al narcotráfico, por ejemplo, no debe ser sólo policiaco o militarista, sino financiero, educacional y de tratamiento a las adicciones. Eso lo saben las autoridades, pero evidentemente no se modifica la estrategia,  porque se acabaría el negocio millonario que representa el crimen organizado para muchos “servidores públicos” (secretarios de estado, militares, policías, marinos, ministerios públicos, jueces y etcéteras). Hampa y funcionarios unidos, teniendo como gran botín a todo el país.

 

La mente se crispa. La quijada se endurece cuando se habla de 102 periodistas asesinados en México en 14 años, de los cuales 36 de ellos fueron victimados en el sexenio peñista, en el que todo iba a cambiar.

 

México es un país inseguro, no sólo para los periodistas, sino para todos, ciudadanos y hay que decirlo a los cuatro vientos. No habrá campaña publicitaria de promoción de nuestra nación en el extranjero que suprima esta realidad.

 

Los periodistas no persiguen delincuentes, sólo son cronistas, mensajeros colectivos, de este México salvaje e injusto que nos ha tocado vivir.

 

Asesinando al mensajero, no se silencia ni se calla ni se mata la verdad.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

22-May-2017

MATAR AL MENSAJERO

 Todos tenían cariño por su trabajo. Les apasionaba a cada momento, lo disfrutaban. Era más que una obligación, un placer. No entendían la vida de  manera diferente, sin su libreta, sin su grabadora o sin su cámara. La noticia era el sentido de su vida.

 

Tanto disfrutaban su labor que la llevaron a las últimas consecuencias. Hasta que la situación irracional que vive México, acabó por destrozarlos, terminó con sus ilusiones, con sus sueños.

 

Desde el lodazal, de los callejones, de la oscuridad en que se esconden los asesinos que tienen postrado a México, se levantaron las armas homicidas que acabaron con sus vidas.

 

La mente se tensa, las manos se endurecen frente a las teclas. No es fácil hablar de lo que nos gusta hacer,  cuando ese trabajo está enmarcado del dolor de esos colegas que creyeron firmemente en su labor.

 

La rabia se apodera del que escribe cuando constata que, como el gatopardo, en México se trata de aparentar que las cosas cambian para que nada cambie.

 

Los asesinatos de periodistas no se paran con discursos. Cada vez vivimos un México más salvaje, peor en todos sentidos, sin ninguna garantía para quienes tienen como trabajo relatar lo que sucede en este país, más hundido y apoderado por la delincuencia y por los políticos que los protegen.

 

México es un cementerio enorme para cientos de miles de compatriotas que han fallecido víctimas de grupos criminales que actúan protegidos por quienes tienen puestos de poder, desde los cuales medran, desde los cuales se enriquecen.

 

Las promesas del presidente Enrique Peña Nieto de que se protegerá a periodistas suenan huecas, frágiles ante una realidad que aplasta a los mexicanos todos los días y, en especial, a los periodistas que sólo tienen como arma la razón de sus argumentos.

 

No se puede asesinar a la verdad, matando a periodistas. Matando al mensajero no se puede evitar que se conozca lo que pasa en nuestro país, el más peligroso del mundo en donde no hay un conflicto armado. Sólo Siria es más riesgoso para los comunicadores, con la salvedad de que en esa nación del Medio Oriente sí hay una guerra declarada desde hace años.

 

El Gobierno Federal está rebasado, no puede garantizar la protección de nadie, menos de los periodistas. Los discursos oficiales no frenan las balas. En México vivimos  el imperio del hampa. Los señores de la delincuencia son eso, los señores, quienes mandan y tienen a las autoridades arrinconadas. En otras condiciones, daría pena ver la cara de los funcionarios, desencajadas, temerosas, ante el “monstruo” que se los está comiendo, que está acabando con muchas regiones del país.

 

Las medidas de protección a periodistas se anunciaron desde el inicio del sexenio de Peña Nieto y se vuelven a anunciar cada vez que asesinan a un periodista. Es la repetición continúa del mismo estribillo que se repite incesantemente, sin que sirva de algo.

 

En los  primeros 100 días de administración, prometía el entonces gobierno bisoño, se verá un cambio radical en el combate al crimen. Promesa incumplida. El hampa tiene al gobierno sujeto por el cuello y en sus narices asesina a periodistas, soldados, marinos, sacerdotes, mujeres, niños, ancianos. Es como el pendenciero del barrio contra el cual no se puede defender el muchachito frágil de la colonia.

 

Hay entre los periodistas, como entre los ciudadanos un sentido de indefensión total. Nadie  podrá defenderte. No confíes, porque ni quien tiene poder, como los políticos, pueden defenderse a si mismos, parece ser la premisa para millones de compatriotas.

 

El combate a la delincuencia en este sexenio fracasó, aún más que el sexenio pasado, porque las bandas de delincuentes se multiplicaron. Cada vez que se mata o encarcela a un líder de un cartel surgen tres cárteles más con otros tantos dirigentes como cabezas.

 

El enfoque del combate al narcotráfico, por ejemplo, no debe ser sólo policiaco o militarista, sino financiero, educacional y de tratamiento a las adicciones. Eso lo saben las autoridades, pero evidentemente no se modifica la estrategia,  porque se acabaría el negocio millonario que representa el crimen organizado para muchos “servidores públicos” (secretarios de estado, militares, policías, marinos, ministerios públicos, jueces y etcéteras). Hampa y funcionarios unidos, teniendo como gran botín a todo el país.

 

La mente se crispa. La quijada se endurece cuando se habla de 102 periodistas asesinados en México en 14 años, de los cuales 36 de ellos fueron victimados en el sexenio peñista, en el que todo iba a cambiar.

 

México es un país inseguro, no sólo para los periodistas, sino para todos, ciudadanos y hay que decirlo a los cuatro vientos. No habrá campaña publicitaria de promoción de nuestra nación en el extranjero que suprima esta realidad.

 

Los periodistas no persiguen delincuentes, sólo son cronistas, mensajeros colectivos, de este México salvaje e injusto que nos ha tocado vivir.

 

Asesinando al mensajero, no se silencia ni se calla ni se mata la verdad.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

15-May-2017
EL FRACASO DE DIONE

 Cuando Dione Anguiano cumplió 100 días de gobierno en enero del año pasado, aceptó que la falta de seguridad en Iztapalapa era el gran pendiente por resolver en dicha delegación durante su administración. Sin embargo, todo quedó en promesa, pues la inseguridad se agravó en esa demarcación en lugar de  resolverse.

 

Tomó posesión del cargo el primero de octubre de 2015 y, al igual que los delegados que la antecedieron, la inseguridad prevalece. Sencillamente los grupos delincuenciales que controlan esa extensa zona de la metrópoli se la comieron. Dione dejará su puesto de delegada en Iztapalapa en octubre de 2018 y esa demarcación seguirá como madriguera de narcotraficantes, secuestradores, asaltantes, ladrones de casas habitación e invasores de terrenos e inmuebles.

 

La calificación de que México es el segundo país más peligroso del mundo, sólo después de Siria, en donde hay una guerra abierta desde hace años, que dio a conocer recientemente el Instituto Internacional para Estudios Estratégicos, sin duda, en Iztapalapa encuentra su máxima expresión.

 

Algunos especialistas en seguridad en nuestro país han refutado dicha afirmación del organismo internacional mencionado y señalan que en México sólo en algunas zonas se puede hablar de que existe inseguridad a niveles alarmantes, sin duda, en la Ciudad de México una de esas áreas es Iztapalapa.

 

En declaraciones que son desmentidas por la realidad, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, ha declarado en varias ocasiones que en la capital de la República no está asentado ningún cartel delincuencial. En Iztapalapa la realidad virtual de Mancera no existe. En esa delegación operan carteles definidos que controlan varios giros delincuenciales.

 

CONTROL DE LAS BANDAS

 

Sin protección de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, que dirige Hiram Almeida Estrada, y sin ningún programa de seguridad y combate a la delincuencia de Dione Anguiano, colonos de la Unidad Habitacional Artículo 4to Constitucional, viven en la inseguridad diaria al ser sometidos a asaltos, robos con violencia hasta en sus hogares e invasiones a departamentos.

 

Esto permite que continuamente los habitantes de esa unidad habitacional enfrenten robos, asaltos e invasiones de sus departamentos por grupos conocidos como “Del Hoyo” o “Los Chuchos”, a altas horas de la noche. Para los habitantes de la unidad, esta es una zona olvidada en materia de seguridad por parte de la delegada Dione Angiano y del Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera.

 

 En esa zona no existe un plan de seguridad. Semáforo Delictivo reportó 15% de incremento en robo a casa y 19% a negocios; ubicando a Iztapalapa, con respecto a las demás delegaciones, con mayor incidencia en robo a casa habitación.

 

A la escasa presencia de “botones de emergencia” y “cámaras de seguridad”, se suma el raro patrullaje en la zona de alto riesgo sobre la Avenida Fuerte de Loreto que desemboca con Avenida Guelatao, donde también se ubican otros conjuntos habitacionales. Dentro de las unidades no existen estos mecanismos de seguridad.

 

Los vecinos de dicha unidad habitacional indican que a lo anterior, se agrega la ausencia de Estaciones de Policía CDMX de la Secretaría de Seguridad Pública, que den seguridad y protección a la población, a pesar de ser una zona de alta inseguridad, señalaron los colonos.

 

Programas de esparcimiento para combatir el índice delictivo, tampoco existen. Los juegos de concreto instalados en la avenida para recreo de los jóvenes ahora son depósitos para la basura.

 

De acuerdo Semáforo Delictivo, en la Ciudad de México en el mes de referencia  se obtuvieron registros de 74 casos por homicidio, cuatro de secuestro; 44 de extorsión, 904 de robo a vehículo; 525 a casa habitación, 1,228 robo a negocio; 545 por lesiones y 33 por violación.

 

La Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del INEGI, correspondiente a marzo destaca que el 72.9% de la población de 18 años y más consideró que vivir en su ciudad es inseguro, lo cual es estadísticamente equivalente al resultado de diciembre de 2016, que alcanzó 74.1%; sin embargo, es estadísticamente superior al nivel obtenido en marzo de 2016, cuando esta percepción fue de 69.9%.

 

IZTAPALAPA, LA ZONA MÁS PELIGROSA

 

Recientemente, la diputada local del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Rebeca Peralta León, dio a conocer que durante el primer trimestre de 2017, Iztapalapa se convirtió en la delegación más peligrosa de la Ciudad de México  al incrementarse  de 75 a 82 los delitos diarios, con un total de 7 mil 396 averiguaciones previas levantadas ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX).

 

La también vicepresidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la ALDF,  Peralta León, detalló que en el citado periodo Iztapalapa registró 7 mil 396 delitos, seguido de Cuauhtémoc con 7 mil 211 y Gustavo A. Madero con 4 mil 566.

Por lo anterior, solicitó al secretario de Seguridad Pública, Hiram Almeida Estrada, al procurador Rodolfo Ríos Garza, y a la delegada en Iztapalapa, Dione Anguiano Flores, la instalación de más cámaras de video vigilancia y acciones contundentes para frenar la ola de asaltos al transporte público y casas habitación, así como asesinatos y robo a transeúnte en la vía pública en la demarcación.

 

Apuntó: “Es urgente que exista mayor coordinación entre las autoridades delegacionales, la SSPCDMX y la PGJCDMX, porque Iztapalapa ya superó a la delegación Cuauhtémoc en materia de inseguridad pública, pues en los primeros tres meses del año fue la demarcación en la cual se cometieron el mayor número de ilícitos”.

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

05-May-2017
El reto de la ballena azul

A Yulia, su vida ya no le parecía satisfactoria. Apenas tenía 15 años y se sentía vacía. Primero empezó a ver videos de violencia en las madrugadas, después se cortó los brazos con navajas de rasurar y, finalmente, se arrojó desde un edificio. Falleció de manera instantánea.

 

La chica participaba en un reto a través de las redes sociales, que se encuentra vigente en muchos países del mundo, incluido el nuestro, que lleva a adolescentes y niños a dañarse físicamente, primero y, finalmente, a suicidarse.

 

A Yulia Konstantinova la idea de un reto le parecía atractivo. Muchas veces, como cualquier chica de su edad, no le gustaba seguir las reglas de su casa ni de la escuela y encontró en las redes sociales un desfogue a esa parte de rebeldía que crecía en su interior.

 

Fue así como llegó a un sitio en internet en el que conoció el sistema de retos, conocido como Ballena Azul, que en muy corto la arrastró al suicidio sin que tuviera la voluntad para darse cuenta que había caído en un proceso de auto destrucción irreversible.

 

La chica rusa, habitante del poblado de Irkrust, platicaba cotidianamente con su amiga Veronika Volkova, de 16 años. Tenían coincidencia en muchas cosas con ella. Las dos mostraban un gran disgusto hacia sus vidas habituales y las reglas establecidas. Sencillamente no estaban conformes con la manera en que las decisiones de los adultos interferían en lo que, pensaban, debía ser una vida más libre.

 

Yulia comentó con Veronika que seguía un sitio en internet en el que se establecían diversos tipos de retos y convenció a esta a darle seguimiento. Por las madrugadas, alrededor de las 4:00 A. M. se levantaban y prendían la computadora para no ser molestadas por sus familiares.

 

El administrador del sitio les pedía, de manera puntual, seguir 50 tipos de retos para demostrar que tenían agallas para ello. Los llamados retos eran realmente escalofriantes y subían de tono a medida que se avanzaba en ellos.

 

Las chicas tenían que cumplir un reto por día, Primero, tenían que hacer pequeños cortes en diversas partes de su cuerpo, labios, brazos y piernas, especialmente. Todo ello tendría la finalidad de demostrar a las usuarias que eran capaces de vencer sus propios miedos

 

La auto mutilación incluía el trazado del dibujo de una ballena con una navaja en el brazo de las chicas, con la leyenda “soy una ballena”. El bosquejo debía quedar al lado de las venas. En otras noches, las adolescentes veían videos de violencia explícita que eran subidos a la red por los administradores del sitio.

 

Después, el macabro juego, si se le puede considerar así, llevó a las adolescentes rusas a subirse a un puente y pisar lo más cerca del borde del mismo y a escalar una grúa de construcción muy alta para demostrar su valentía. En la mente de las chicas empezaba a incrustarse un gusto malsano por el dolor y el peligro que no habían conocido antes.

 

En las fotos de su perfil de Face Book, se observaba a Yulia casi siempre con rostro serio. En su bello rostro, de ojos grises, casi verdes, no se vislumbraba todo lo que estaba sucediendo en su vida.

 

Yulia llegó al final del reto que le ordenaba acabar con su vida y así, casi de manera automática, lo hizo: se lanzó de un edificio de 14 pisos. Oficialmente, nadie sabía las causas hasta ese momento. En su cuenta de Instagram se encontró la foto de una ballena azul con la palabra “Fin”.

 

Días después, su amiga Veronika se lanzó también de un edificio y falleció a consecuencia de las graves lesiones que recibió. En una de sus redes sociales también se descubrió un mensaje que causó confusión a la policía rusa: “El sentido está perdido… fin”. “Sólo soy un fantasma”.

 

LOS SUICIDAS, “MATERIA BIODEGRADABLE”

 

La policía rusa detectó que los suicidios de las chicas tenían muchas similitudes y esto lo llevó a descubrir que se percibía el mismo patrón de conducta en por lo menos 130 casos de muchachos que  se quitaron la vida en diversas ciudades de Rusia entre 2015 y 2016.

 

La investigación minuciosa que realizó la Policía Cibernética de Rusa concluyó con la detención del joven de 21 años de edad, Phillipp Budeikin, quien finalmente aceptó ser el administrador del sitio de Internet que era seguido por las dos amigas.

 

La razón por la cual creó dicho sitio web fue de lo más absurda. “Le quité a la humanidad el efecto negativo de personas como ellas que no querían vivir. Eran como materia biodegradable”, afirmó ante un jurado pasmado por sus declaraciones.

 

Budeikin consideraba que, mediante su incomprensible reto, les había proporcionado a las chicas lo que no habían tenido en su vida real: comprensión, comunicación y calidez.

 

Aceptó que durante los más de tres años en que había administrado el sitio web, había recibido la solicitud de miles de niños y jóvenes que no encontraban aliento en su vida y mostraban interés por suicidarse.

 

MANIPULACIÓN DESDE MÉXICO

 

El reto de la Ballena Azul continúa en muchos países y, ante ello, la Policía Cibernética de México mantiene alertas para detectar las páginas web con ese contenido.

 

Las autoridades colombianas detectaron que desde los sitios Secta MOA y Secta 100 tifika se promueven los retos que llevan finalmente al suicidio de quienes participan en ellos, pero detectaron que aún cuando estas cuentas se manejan desde España, son manipuladas técnicamente desde México.

 

¿Qué lleva a un chico a vincularse a un sitio que lo estimula a que se dañe físicamente hasta que a final de cuentas se suicide? ¿En qué estado mental se encontraban los niños y adolescentes que llegaron a esos extremos?

 

Quizá no haya una respuesta definitiva a estas preguntas, pero indudablemente que Yulia y Veronika tenían un gran vacío existencial, que sentían no encajar en sus círculos familiar y escolar. También es evidente que sus padres y familiares no detectaron a tiempo esos problemas ni estuvieron cerca de ellas para resolver una situación que, sin duda, podía solucionarse.

 

Su rebeldía, propia de los adolescentes, fue mal encauzada, por un camino en el que no hubo regreso, en el que la violencia de todo tipo se ve como algo “normal” y hasta digno de alentarse.

 

 

Cayeron en manos de un desequilibrado que pensó que lo mejor era deshacerse de “material biodegradable” que era prescindible para la humanidad. Estemos más cerca de esos jóvenes que no encuentran su camino. No permitamos que haya más Yulias y Verónikas en el mundo.  

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

28-Apr-2017

EL BARCO DEL ABORTO

 La tarde era calurosa como cualquier otra en el puerto de Zihuatanejo. María ya había tomado la decisión y no hizo más que subir al barco. Aquella nave no la llevaría de vacaciones. Era una travesía diferente, ahí ella cumpliría su objetivo: abortar.

 

María fue recibida con amabilidad por el personal de la embarcación. Todo estaba preparado, no habría incomodidades ni siquiera una cirugía.  Su vida se había complicado en los últimos meses. Después de tener dos hijos, ya no quería tener un tercer vástago que sólo complicaría más su ya de por si complicada historia, pero sucedió.  Estaba nuevamente embarazada y empezó a cuestionar qué sería de ella y sus hijos, con un marido casi ausente, con largos periodos de no saber en donde ubicarlo y ella sin un trabajo fijo que le permitiera salir adelante.

 

Se enteró que el barco arribaría al mar guerrerense y ella viajó de Michoacán para encontrar una salida al laberinto en el que se había convertido su presente y su futuro.  Marcó un número telefónico y alguien atrás del auricular le dio pormenores. La nave la recogería en el muelle de Zihuatanejo. Se trasladarían a aguas internacionales y entre el océano inmenso tomaría las píldoras adecuadas.  Ni cirugías ni anestesia ni sangre. Los químicos harían su efecto. En horas ya no habría “producto”. Se acabaría su embarazo de 8 semanas.  Habría eso sí la expulsión del que pudo haber sido su hijo, pero al bajar del barco todo quedaría atrás.

 

Las promotoras del barco “Women of Waves”, le dijeron no estar en contra de la vida, sino a favor de la vida de esas mujeres que por razones humanitarias o médicas desean interrumpir su embarazo.

 

El barco de “Mujeres sobre las Olas”  recogió a María en el muelle, la trasladó a aguas internacionales y después volvió con ella al muelle en Zihuatanejo. Todo había ocurrido.  La organización “Citizen Go” realizó una campaña para pedir a la Armada de México que expulsara a dicha embarcación de aguas territoriales del país.  No lo logró. La embarcación, de la organización holandesa pudo estar en las costas de Ixtapa-Zihuatanejo del 20 al 23 de abril. El realizar su operación en aguas internacionales evitó cualquier indicio de cometer un ilícito.

 

En las iglesias de Zihuatanejo,  mujeres oraron por la vidas arrebatadas a los no nacidos. Otros gupos de mujeres clamaron porque se respete su derecho a decidir.  El barco se alejó entre el oleaje con María y regresó con ella. Al bajar de la nave, dio las gracias a sus anfitrionas, les sonrió. Cuando dio los primeros pasos en tierra firme una lágrima resbaló sobre su mejilla.

 

Contacto.-  javiervelazquezf@gmail.com

 

24-Apr-2017

SÍ, MEREZCO ABUNDANCIA

La frase que Karime Macías escribió cientos, tal vez miles de veces sobre una libreta, se volvió un karma de prosperidad en su vida. Si no cambia el rumbo de las investigaciones en el proceso seguido en contra de Javier Duarte de Ochoa, ella será la beneficiaria de gran parte de la fortuna personal del ex gobernador de Veracruz.

 

Quienes creen en la metafísica afirman que cuando se decreta con toda seguridad que algo ocurrirá, el universo mismo conspira para que las cosas sucedan. En este caso, no sólo está a su favor el cosmos, sino también las autoridades de la Procuraduría General de la República que, por el momento, de manera inexplicable, han decidido que la señora no tiene acusaciones legales en su contra.

 

Cómo aquellas aves que cruzan el pantano y no se manchan, la esposa de Javier Duarte, ha transitado con su plumaje albo sorteando el lodazal provocado por su pareja y que ha salpicado de inmundicia a todos sus allegados, sin que ello haya afectado, extrañamente, a su mujer.

 

Fue el pasado 20 de febrero, cuando las autoridades veracruzanas recibieron una llamada anónima en la que se notificaba de la existencia de una bodega en la ciudad de Córdoba en la que se encontraban objetos propiedad de Duarte de Ochoa y de su esposa.

 

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz y de la Fiscalía General del Estado acudieron al lugar en donde hallaron los diarios de Karime Macías en los que apuntaba con detalle números de cuentas bancarias de la pareja, listas de las propiedades de ambos, además de una relación de familiares, funcionarios públicos, socios y diversas personas con quienes hacían negocios.

 

Entre los objetos detectados se ubicó incluso un mapa, en el que se detalla la ubicación de departamentos y casas adquiridos por la pareja en nuestro país y en el extranjero, pero eso no era todo, el colmo de la situación fue que se ubicaron objetos propiedad de dependencias de los sectores salud y educativo de Veracruz, como despensas, apoyos escolares y sillas de ruedas. Duarte saqueó hasta a los pobres.

 

En la bodega fue encontrada una silla de montar, bordada en hilos de oro con las iniciales JDO (Javier Duarte de Ochoa), así como algunas obras de arte y como, artilugio de magia, varias costosas libretas de marca Mont Blanc, en las que Karime escribió muchas veces la frase: “Sí, merezco abundancia”, que hasta el momento le ha dado resultado.

 

Pero no es sólo es Karime la que debe ser indagada por la PGR, sino también los padres de ella, porque al parecer están inmiscuidos en este lodazal que fue el gobierno de Javier Duarte.

 

Los progenitores de Karime y suegros del ex gobernador, Jesús Antonio Macías Yazegey y  María Virginia Yazmín Tubilla Letayf, son investigados por delitos fiscales, financieros y lavado de dinero, pero están protegidos por el poder judicial que les otorgó un amparo provisional contra una posible detención por parte de la PGR.

 

Por lo pronto, tampoco serán tocados el concuño y la cuñada de Duarte, José Armando Rodríguez Ayache y Mónica Ghihan Macías Tubilla, respectivamente. Ellos son propietarios del fraccionamiento San Patricio, en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, que presuntamente compraron con dinero del erario veracruzano.

 

El cálculo del desvío de recursos cometido por Duarte puede ser de 60 mil millones de pesos, de acuerdo a la Auditoría Superior de la Federación, pero, sin embargo, la PGR sólo le imputa hasta el momento el desvío de 233 millones.

 

ABUNDANCIA Y MÁS ABUNDANCIA

 

El cuerno de la abundancia y la diosa fortuna favorecieron durante los 6 años de su gobierno al llamado político veracruzano JaviDu, a su familia, a amigos y a políticos cómplices.

 

Este es parte de la riqueza incautada a Duarte por el momento, que ha sido dada a conocer por diversos medios, entre ellos la agencia Quadratin y el diario El Universal:

 

·         30 inmuebles en Miami, rematados por la falta de pago de hipotecas, comprados por prestanombres.

 

·         112 cuentas bancarias, a nombre de familiares y prestanombres.

 

·         Rancho en Valle de Bravo, Estado de México, con un valor de 200 millones de pesos.

 

·         Rancho en Veracruz con una superficie de 60 mil metros cuadrados.

 

·         5 casas en la Ciudad de México.

 

·         Colección de arte, en la que destacan 17 obras de artistas famosos, como Siqueiros, Tamayo, Miró, Carrington y Botero.

 

·         23 millones de pesos en efectivo, cuyo origen se desconoce.

 

 

·         2 departamentos en Ixtapa-Zihuatanejo, Guerrero, con un costo de 1.5 millones de dólares cada uno.

 

·         422 millones de pesos en efectivo, presuntamente que fueron tomados del erario veracruzano.

 

·         Inmuebles diversos con un valor de mil millones de pesos.

 

·         1 avión con un valor de 50 millones de pesos.

 

·         1 helicóptero con un valor de 15 millones de pesos.

 

·         1 lancha italiana con un valor de 790 mil dólares

 

·         Joyas para la señora Karime con un monto de 225 mil dólares.

 

AQUÍ NO PASA NADA

 

Después de la captura de Duarte en Guatemala, el titular de la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales  de la PGR, Alberto Elías Beltrán,  indicó que la esposa y familiares del ex gobernador “pueden moverse libremente por México o por el país que corresponda”.

 

En conferencia de prensa, el funcionario dejó en claro que Karime Macías, quien ingresó a Guatemala con un pasaporte falso “no tiene ninguna solicitud por parte del gobierno de México o alguna detención con fines de extradición”. El gobierno del país centroamericano, también extrañamente declinó presentar cargos en contra de la señora, aún cuando ingresó a la vecina nación de manera ilegal.

 

¿Qué hay detrás de la decisión de la PGR de no presentar querella alguna en contra de Karime Macías? ¿Realmente la señora no está involucrada en el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita? ¿Realmente desconocía las operaciones de millones de dólares que de manera presuntamente ilegal concretó su esposo, con el que dormía a su lado todos los días?

 

¿Es posible que la PGR presente posteriormente una querella en contra de la señora Karime? ¿Será el gobierno de Veracruz el que lo haga?

 

No corra usted con la mala suerte de presenciar, sin desearlo, un delito que se cometa en cualquier calle de nuestro país, porque nuestras autoridades de “procuración” de justicia, son capaces de hacerlo cómplice del mismo, pero claro que esto no aplica para quienes tienen la protección gubernamental, aun cuando cohabiten con presuntos políticos delincuentes.

 

Existen a todas luces las bases legales para que la pareja y los familiares cercanos de Javier Duarte sean vinculados a proceso, pero sencillamente la PGR hasta el momento no lo ha hecho ¿Exista una razón política de por medio?

 

La manera en que se ha manejado hasta el momento el caso de Javier Duarte no hace más que desatar sospechas sobre el procurador general de la República, Raúl Cervantes. Otra vez, la PGR al servicio de la política. Las evidencias así lo delatan.

 

En tanto, la bendecida Karime Macías fue captada viajando anoche de Bogotá, Colombia, hacia Londres, Inglaterra. En ella cifra Duarte su esperanza de recuperar parte de su riqueza en algún momento, mientras ella siga contando con la protección de la diosa fortuna y evidentemente del sistema político que engendró a su marido.  

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

17-Apr-2017

No las ves llegar, comúnmente no tienen olor y cuando se arrojan no te das cuenta. Sin embargo, cuando entras en contacto con ellas, la mayor parte de las veces ya es demasiado tarde, a veces tienes minutos y en ocasiones, segundos, para tratar de descontaminarte. De lo contrario, estás condenado a una muerte inenarrable.

 

Son las armas químicas, elementos de exterminio utilizadas por gobiernos imperialistas o tiranos y por organizaciones terroristas que las emplean, aun cuando existen prohibiciones internacionales para su almacenamiento y uso.

 

Bastan 0.5 miligamos para matarte. Primero, cuando lo inhales y luego que entre en contacto con tu piel, sentirás que tienes dificultades para respirar. En pocos minutos, el gas sarín atacará tu sistema nervioso hasta provocarte la muerte.

 

El gas acelerará la producción de acetilcolina, con lo cual tu salivación será excesiva, al grado de que la gente verá que arrojas espumas por la boca, como si se tratara de un perro con rabia.

 

El exceso de acetilcolina también propiciará espasmos musculares masivos. No podrás controlar tus esfínteres y defecarás y orinarás de manera involuntaria. Los espasmos harán que la laringe y la garganta se paralicen y que el exceso de saliva pronto te empiece a asfixiar.

 

También se paralizará el diafragma, con lo cual empezarás a dejar de respirar de manera lenta, pero consistente. Si tienes suerte, te sobrevendrá un coma y perderás el sentido, ante el colapso de tus pulmones y de tu sistema respiratorio en general, pero si eres infortunado estarás perfectamente consciente para darte cuenta de cómo el gas sarín o gas nervioso empieza a provocarte fallas en todo tu organismo, tendrás vómitos y convulsiones hasta que finalmente se paralice tu corazón.

 

El gas sarín es conocido también como el insecticida humano y tiene el mismo efecto de un veneno en spray sobre una cucaracha. Si tienes suerte de recibir un fuerte chorro de agua sobre tu cuerpo y de que te apliquen una inyección de atropina, podrías salvar tu vida, pero tendrá que ser casi de manera inmediata del momento en que fuiste contaminado. Aunque así fuera, si la afectación de tu cuerpo es importante, sufrirás de por vida daños irreversibles.

 

Este tipo de gas es el más utilizado en los ataques con elementos químicos que se realizan en diversas regiones del mundo, pero el gas mostaza es otra arma que también es empleada de manera masiva por los ejércitos que cuentan con esta sustancia con su arsenal.

 

 Este tipo de químico no tiene nada que ver con la mostaza común y tomó su nombre sólo de un parecido con el peculiar olor con este alimento y con el color amarillo del mismo, durante los primeros años de su empleo en las guerras. Sin embargo, el avance de la tecnología ha llevado a que este gas sea incoloro e inodoro, lo que hace que no sea percibido por las víctimas afectadas por dicho agente letal.

 

Si llegaras a ser rociado por gas mostaza, sufrirías los efectos de una sustancia vesicante, es decir, que te causa vesículas o ampollas en el cuerpo, especialmente en las mucosas, las de boca, nariz y ojos, por ejemplo. De manera casi inmediata, resultarían afectadas tus capacidades para ver y respirar y si no fueras atendido de manera inmediata, podrías fallecer por asfixia.

 

Un tercer elemento que integra el arsenal de las armas químicas es el cloro. Sustancia benéfica para la potabilización del agua y para la desinfección de alimentos, empleado en grandes volúmenes el cloro es mortal.

 

Si una nube de cloro te envolviera, como si fueras una bacteria, tu sistema respiratorio colapsaría y en pocos minutos te ahogarías, al perder tu capacidad de absorber oxígeno, debido a la inflamación extrema de tus pulmones.

 

CONTRASENTIDO MUNDIAL

 

A pesar de que la Convención de Armas Químicas prohíbe la utilización de este tipo de sustancias letales en contra de la población civil, desde 1993 sí permite a los países firmantes tener hasta una tonelada de gas mostaza, como parte de sus sistemas de defensa para enfrentar un ataque indebido de otra nación.

 

Después de la Primera Guerra Mundial, la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), enfocó todos sus esfuerzos en evitar que en cualquier conflicto armado se emplearan dichas sustancias. Sin embargo, esto sólo ha quedado como una buena intención, pues sobran los casos en los que se desgraciadamente se usan químicos en contra, muchas veces, de población civil.

 

A todo el mundo escandalizó el reciente ataque con gas sarín ejecutado en contra de habitantes de la localidad siria de Jan Seijun, en donde murieron de manera espantosa 87 personas, de las cuales 31 fueron niños.

 

La oposición siria y Estados Unidos acusaron al gobierno del presidente Bashar Al Asad de ser el responsable de ese ataque en contra de los habitantes de un poblado controlado por sus enemigos políticos, mientras que el mandatario sostuvo que esa acción militar es un invento de la Casa Blanca para poder justificar un bombardeo sobre posiciones militares de su régimen.

 

Al Asad señala que su régimen no cuenta con armas químicas desde que estas fueron destruidas en 2013, después de que el 21 de agosto de ese año ocurriera un ataque de gas sarín en el poblado opositor de Guta, del cual también fue acusado el régimen del dictador sirio, que gobierna su país desde hace 17 años.

  

LA VIDA HUMANA, SIN VALOR

 

No se determina aún con claridad el origen del ataque químico en Siria, pero es indudable que hubo víctimas, la mayor parte de las cuales fueron sorprendidas por la nube del pesticida humano mientras dormían.

 

Las armas químicas y las biológicas no son otra cosa más que producto de la perversidad de los gobiernos que hacen la guerra como negocio. Persiguen el objetivo de acabar con la vida humana, pero sin afectar la infraestructura, como edificios, casas, puentes, carreteras, aeropuertos.

 

Visto de esta manera, para los ejércitos que bombardean con compuestos químicos o biológicos a sus enemigos, la vida humana no tiene mayor valor que las cosas materiales que pueden ser preservadas en una guerra.

 

La lógica es meramente mercantilista, el ejército que infringe ese crimen de lesa humanidad tiene la esperanza de beneficiarse de la infraestructura de su enemigo, una vez que este sea destruido. Mayor carencia de humanismo no puede haber.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

 

 

08-Apr-2017
SON VÍCTIMAS, NO MÁRTIRES

“Lo que sucedió en la noche se queda en la noche”, fueron las palabras de amenaza del sacerdote Carlos López Valdéz al pequeño Chuchito, quien a sus 11 años no entendía en su frágil infancia por qué había sido abusado sexualmente por aquel hombre al que consideraba un santo.

 

Así empezó una vida de infierno para el niño Jesús, que se prolongó durante 5 terribles años, en los que el pequeño se sintió culpable de lo que estaba sucediendo.

 

¿En la actualidad, cómo explicarle al ya adulto Jesús, que para la Conferencia del Episcopado Mexicano él es un mártir para la iglesia católica y no una víctima?

 

Chuchito había sido formado en un hogar católico, en el que sus padres le enseñaron que si existía alguna persona con la cual se debía tener confianza y hasta veneración, era un sacerdote.

 

En el caso del niño se conjugaron todos los elementos que abrieron las puertas para el abuso del mal llamado “representante de Cristo”. Su padre trabajaba demasiado y su figura era casi ausente, mientras que su madre pasaba largas horas en la iglesia pidiendo ayuda divina para la difícil situación económica en que se encontraba la familia.

 

La relación continua con el sacerdote Carlos López Valdéz permitió que este se ganara la confianza de la señora a tal grado que ella vio en el párroco a la persona ideal para la formación moral del pequeño, quien se convirtió en monaguillo y algún día podría ser sacerdote.

 

La ingenua madre del menor, por no llamarle estúpida, como años después se lo dijeron en su cara sus familiares, prácticamente entregó al niño en manos de un desconocido.

 

No sabía la madre de Chuchito que en realidad no depositaba a su hijo con un ángel, sino con un diablo con cuerpo de sacerdote.

 

Así comenzó la interminable cadena de violaciones sexuales en casa del párroco, de la ciudad de Cuernavaca, Morelos. La situación, que fue dada a conocer por la periodista San Juana Martínez y por la cadena televisora Univisión, hizo evidente el abandono en que se encontraba el menor.

 

Jesús estaba atrapado entre ser regañado por sus padres por no hablar con la verdad de lo que le pasaba desde el principio, la posibilidad de que no le creyeran por brindarle más confianza a una figura “divina” o el sentimiento de ser el culpable de lo que estaba sucediendo.

 

Así, arrastrando por esa larga cadena de sentimientos, Chuchito fue entregado para que viviera permanentemente con el sacerdote. Pensaban que él niño tendría con él una fuerte formación religiosa. Qué equivocados estaban.

 

De este abuso que se repitió desde que Chuchito tenía 11 años y hasta después que cumplió los 16 quedó constancia, como las decenas de fotos con detalles indecibles, que relatan el abuso cometido por el sacerdote López Valdéz.

 

El abuso se repitió noche tras noche hasta que el chiquillo pudo romper su silencio y relatar con tristeza y culpa lo que le sucedía.

 

De manera condenable, Chuchito no fue el único menor de edad que fue sometido por los instintos bestiales del sacerdote. Jesús dice que, por lo menos, el conoce de 7 casos más de niños que fueron abusados por ese cura.

 

Lamentablemente, si así fuera, el número de menores de edad víctimas de López Valdéz es mucho más reducido comparado con otros casos de sacerdotes que son prácticamente depredadores sexuales, como el cura Nicolás Aguilar, quien fue acusado de violar a más de 60 niños.

 

Aguilar fue cambiado de parroquia cada vez que se descubría uno de sus abusos. La mano de Norberto Rivera Carrera, cabeza de la Arquidiócesis de México, siempre lo llevó cada vez más lejos hasta que lo situó en una parroquia de Los Ángeles, en donde volvió a violar menores.

 

El caso del cura López Valdéz fue llevado ante la justicia mexicana en 2007, pero nunca sucedió nada. La denuncia prácticamente quedó archivada, como ha sido común, en este tipo de situaciones desde épocas inmemorables. El poder de la jerarquía católica que todo lo corrompe.

 

Ahora, Jesús, ya joven veinteañero que ve a la distancia el sometimiento de que fue objeto por parte del cura, afirma que López Valdéz destrozó materialmente su vida. De niño, él tenía una fuerte creencia en dios, inculcada por su madre, pero que el cura se encargó de matar con todas sus acciones. En él veía a su verdugo y no a un representante divino.

 

MEA CULPA FALSO

 

De manera ilógica y hasta con visos de complicidad, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), hace unos días hizo público un señalamiento en el que indica que los menores de edad, víctimas de sacerdotes pederastas son “mártires de nuestra época”.  

 

En medio de una jornada de oración, que mereció el encabezado de ocho columnas del diario Milenio, el obispo auxiliar y secretario general de la CEM, Alfonso Miranda Guardiola, dijo que deben cesar los abusos de los curas abusivos.

 

Si bien esta condena es aceptable, viniendo del interior de la iglesia católica, es lamentable que dé un tratamiento de “mártires” a los menores abusados sexualmente.

 

El caso de Chuchito, como el de cientos de víctimas de curas pederastas católicos mexicanos quedó en la impunidad. Los niños y niñas que sufrieron este tipo de abusos saben que el infierno existe en realidad, pero no en otra dimensión, sino en esta tierra y es representado por quienes dicen representar a Cristo.

  

No señor obispo, se equivoca usted, un mártir desde el punto de vista religioso, es aquella persona capaz de dar la vida por defender su fe. Las víctimas de violaciones, son objeto de personas enfermas que abusan precisamente de su buena fe.

 

No señor obispo, una víctima de violación no da su consentimiento para ser inmolado. Un menor es forzado con engaños y amenazas.

 

No señor obispo, no quiera minimizar la gravedad de un problema que lastima no sólo a las víctimas y a sus familias, sino a la fe de millones de personas que creen en Cristo, pero que se asquean de ver de qué manera actúan muchísimos de sus representantes en la tierra.

 

No señor obispo, no bastan las disculpas.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

03-Apr-2017

Lo peor que le puede pasar a un preso político es que lo olviden quienes permanecen en libertad, porque entonces se acaban todas sus esperanzas de sobrevivir. Eso lo saben muchos venezolanos, quienes en prisiones desde hace años observan ahora como puede ser interminable la noche de injusticias que cae sobre su país.

 

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acaba de propinar el golpe más duro a la democracia en ese país, al utilizar, como marioneta al Tribunal Supremo de Justicia para quitar la inmunidad parlamentaria a la Asamblea Nacional , que era el único poder interno que mantenía en ese país un rasgo de democracia.

 

Con esa medida, las botas de los militares venezolanos sonarán sobre el cemento para ir en busca de quienes ellos consideren delincuentes por el sólo hecho de manifestar su repudio al gobierno madurista que ha hundido a la población de ese país en una crisis humanitaria no vista en estos momentos por ninguna nación latinoamericana.

 

Al apropiarse de funciones que eran propias del Parlamento de Venezuela, los compinches de Maduro en el Tribunal Supremo (simil de la Suprema Corte de Justicia de México), y él mismo, podrán definir de manera impune cuáles son los venezolanos considerados como vulgares delincuentes, por el hecho de protestar o inconformarse por los abusos que literalmente ha provocado que cientos de miles de ciudadanos de ese país busquen hasta en botes de basura comida o medicamentos, porque sencillamente en Venezuela su producción es mínima.

 

Abdel Naime Pereira es un político venezolano exiliado en México que sabe de esta situación y realmente se muestra indignado cuando comenta que con el desconocimiento a que fue sometido el poder legislativo de Venezuela, el poder judicial de ese país da de facto a Maduro facultades para que juzgados militares puedan procesar a civiles, inconformes o disidentes.

 

Es como si en México los jueces militares pudieran someter a proceso a la gente que no está de acuerdo con el Gobierno Federal y que lo manifiestan públicamente por medio de marchas u otras acciones, le comentó yo a Abdel.

 

El golpe de Estado que propinó Maduro recibió a condena de la Organización de Estados Americanos, de la Unión Europea y de Estados Unidos. En la OEA destacó la postura del representante de México ante ese organismo, Luis Alonso de Alba, quien propuso al resto de los países integrantes de la institución que la alteración del orden democrático en Venezuela sea evaluada mensualmente.

 

Obviamente, dicho posicionamiento, motivó la reacción airada de las autoridades maduristas, quienes por medio del vicepresidente, Diosdado Cabello, calificaron al gobierno mexicano de “falso e hipócrita, ya que se atreven a decir que las cosas en Venezuela están mal, cuando aquí levantan muertos todos los días”.

 

NO SE AVIZORA UNA RUPTURA

 

Le pido a Abdel Naime evaluar en qué punto se encuentran las relaciones entre  México y Venezuela. Opina que de parte de México no se avizora una ruptura de las relaciones diplomáticas, pero dependerá de que planteamientos se hagan en la OEA.

 

Considera que la situación es tan grave que Venezuela corre el riesgo de salir de la OEA, con lo cual los países miembros, tendrían que retirar sus representantes diplomáticos en la nación sudamericana, entre ellos México.  Subrayó que 20 países de América han condenado la medida del gobierno de Maduro e, incluso, Perú ya retiró a su embajador de Caracas.

 

Es absurda la reacción de los funcionarios de Nicolás Maduro en contra de México, porque no es sólo este país el que lo ha condenado, sino que son 20 naciones al interior de la OEA, agrega.

 

A juicio de Abdel, no se puede considerar como intervencionista la postura de la OEA, porque no va en contra del gobierno de Maduro, sino más bien a favor del pueblo de Venezuela para que en ese país se realicen elecciones libres, se liberen los presos políticos y se instale una comisión que evalúe la violación a los derechos humanos.

 

Destaca que se requiere de un puente humanitario de la OEA para que los venezolanos reciban, comida y medicamentos, fundamentalmente, ya que las acciones socializantes de Maduro hicieron que la inversión privada, la única realmente productiva, dejara de producir bienes de primera necesidad que requieren los venezolanos.

 

Añade que la intervención del secretario general de la OEA, Luis Almagro, permitirá la implementación de una carta democrática para evitar que continúe la violación de los derechos humanos en la nación sudamericana.

 

Abdel Naime Pereira es vicepresidente de Asuntos Internacionales de COPEI (Comité de Organización Política Electoral Independiente), que es el Partido Social Cristiano en Venezuela y conoce de lo que habla al referirse a la represión política que viven los detractores del gobierno comunista de Maduro. Él mismo tuvo que huir de su país hacia México para no ser asesinado por el entonces dictador Hugo Chávez.

 

Indica que, desde el gobierno chavista, en las cárceles venezolanas permanecen presos políticos que cotidianamente son torturados por un gobierno ilegítimo que propina un golpe de estado interminable con sus acciones anti democráticas.

 

DESCONOCIDO,  EL NÚMERO DE PRESOS POLÍTICOS

 

En Venezuela, el ciudadano que participe en una marcha en contra del gobierno de Maduro corre el peligro de ser encarcelado y enjuiciado por el delito de traición a la patria, además de ser acusado de los asesinatos que les quiera imputar la policía bolivariana, sin que existan pruebas.

 

Ese fue el caso de Leopoldo López, conocido dirigente disidente y quien fue encarcelado ante la vista de miles de personas. Él permanece preso y es objeto de malos tratos, de acuerdo a las denuncias de sus familiares y allegados.

 

No se conoce el número exacto de los venezolanos que permanecen en las prisiones por motivos fundamentalmente políticos, algunas organizaciones de derechos humanos indican que tan sólo se conoce a más de 100 presos “famosos”, pero se ignora el total real de encarcelados.

 

 Un informe destaca que “tan sólo a raíz de las protestas de 2014 se encuentran 31 personas privadas de la libertad y más de 2 mil en libertad condicionada. Ese número aumenta cada día. Esto, sin mencionar que existen presos como los policías metropolitanos que no ven luz desde las famosas protestas del 2002, quienes inexplicablemente permanecen tras las rejas sin que se haya mostrado una sola prueba de su culpabilidad”.

 

Datos de la organización Aletia, indica que un informe de la asociación de Estados Unidos The World Justice Project se refiere al poco valor que tiene la justicia en Venezuela, pues se percibe como la peor del mundo.

 

En el muestreo que analiza a 97 países, incluido México, en base a entrevistas con  catedráticos, abogados, defensores de derechos humanos y líderes sociales, los tribunales penales de Venezuela se ubicaron en el último puesto del ranking. Obtuvieron una puntuación debajo incluso de países como Zimbawe, Irán o China.

 

Yo pensé que la impartición de justicia en México era realmente lamentable. Sin embargo,  la situación que describen organismos internacionales, la prensa mundial y exiliados venezolanos en nuestro país, como Abdel Naime, me hace pensar que existen infiernos que pueden ser peor que otros. Actualmente, uno de esos infiernos es Venezuela.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

27-Mar-2017

LOS ‘GANONES’ EN EL CAMPO

 Son grandes empresarios, políticos o hasta ex secretarios de Estado. Si usted los observa físicamente, es evidente que son potentados desde el punto de vista económico, claro que no tienen apariencia de ser campesinos ni tienen callos en las manos por labrar la tierra. Sin embargo, son los que reciben la mayor parte de los recursos del Gobierno destinados al agro.

 

Yo observó que evidentemente es una historia que se ha repetido año con año. Son un grupo relativamente pequeño de personas que se ha beneficiado de los recursos económicos destinados por las autoridades a la producción agropecuaria, pero lo peor de esta situación es que muchos de ellos ni siquiera tienen relación con dichas actividades y se desconoce el destino del dinero que han obtenido.

 

Un experto en temas del campo, habla de esta problemática. Humberto Serrano Novelo, secretario general  de la Confederación Agrarista Mexicana (CAM), ofrece cifras reveladoras:  en algunos años un pequeño grupo de personas ha recibido hasta  60% de los recursos del Procampo, cuyo presupuesto  anualizado promedio asciende a cerca de 12 mil millones de pesos.

 

El problema se originó en el momento de hacerse las listas de beneficiarios de dicho programa, ya que en ellas se incluyeron a grandes productores agropecuarios del país que tenían arriba de 100 hectáreas. Productores que, sin duda, son eficientes por su potencial económico, se quedan con la mayor parte de los recursos destinados para el agro, cuando en realidad no los necesitan.

 

El desvío de recursos hacia sectores privilegiados hasta la fecha  se mantiene, mientras que siguen marginados millones de campesinos que no cuentan con capital para sembrar la tierra.

 

Esta situación es confirmada por Serrano Novelo, quien pide que se revise el padrón de los beneficiados con dichos recursos para que se cree uno nuevo en el que se incluya a campesinos y ejidatarios que han sido marginados durante muchos años.

 

Y de manera por demás gráfica y que sugiere la forma en que se debe actuar con estos  privilegiados por los recursos públicos, indica: “como decía Carlos Sansores, un político de otros tiempos: el que ya bailó que se siente”.

 

Una situación similar se observa en otra área. Menciona Humberto Serrano que para el  Programa Especial Concurrente (PEC), se aprobó un presupuesto de más de 350 mil millones de pesos para 2017, de los cuales al sector social no llegarán más de 14 mil millones, o sea, menos de 5% de ese programa y, por si fuera poco, se prevén nuevos recortes presupuestales.

 

 

El problema para los productores del sector social de la economía (campesinos, ejidatarios, comuneros) no es tan sencillo, porque la gran mayoría de ellos no tienen acceso al crédito y a nuevas tecnologías, además de que les faltan canales de comercialización y carecen de oportunidades para  aprovechar los mercados nacionales.

 

En lo que se refiere a la canalización de recursos financieros, la mayor parte de los pequeños productores sencillamente no es sujeto de crédito por falta de garantía que aseguren el regreso de los apoyos solicitados.

 

“El presidente habló de un excelente programa de Financiera Nacional, en donde bajan las tasas de interés, pero accesar a ese programa es casi  imposible”, comenta Humberto e indica que si, por ejemplo, un pequeño ganadero pretende acceder a una línea promedio de  230 mil pesos  debe contar con buena infraestructura que ampare el retorno del dinero que recibirá.

 

Los pequeños productores del campo, que han sufrido años de marginación, obviamente no tienen ese perfil crediticio, el cual debe ser cambiado.

 

Desgraciadamente, el campo no está para resistir más tiempo todo el embrollo que representa solicitar financiamientos. “Seguimos sin llegar puntualmente con los programas. El campo no registra tiempos fiscales ni de veda electoral, el agro tiene sus ciclos bien definidos por el calendario natural y deben respetarse”, dice.

 

Menciona que en otros países, como China, los créditos son muy ágiles y supervisados por el Gobierno. En ese país asiático incluso las autoridades destinan técnicos a dedicados a dar seguimiento a los financiamientos en apoyo de los productores. Han  obtenido tenido excelentes resultados con dicha práctica que debe ser replicada en México.

 

EU, EL PAÍS MÁS SOCIALISTA

 

El secretario general del Comité Ejecutivo Nacional de la CAM se pronuncia a favor de la canalización de subsidios gubernamentales, pero diferenciados perfectamente. “Se requiere una política diferenciada por regiones, porque hay algunas que tienen mejor potencial productivo y deben ser apoyadas de diferente forma”.

 

Enfatiza que, a pesar de que Estados Unidos es la potencia capitalista por excelencia, en cuestión de producción de alimentos es la nación más socialista del mundo.

 

Y lo explica: “ese país tiene infinidad de subsidios que le otorga a los productores. Si estos tienen maquinaria, reciben apoyos; si tienen bombas para riego, reciben apoyos y así, siempre reciben apoyos”

 

Destaca que en Estados Unidos los campesinos no pueden sembrar a su libre criterio, sino que existe una planeación que los fuerza a que en su terreno sólo pueden incluir ciertos cultivos.

  

Y destaca la diferencia con nuestro país: “aquí en México tienes una tierra y puedes sembrar lo que se te pegue la gana o lo que creas conveniente”.

 

En cambio, en Estados Unidos todo está planificado y las autoridades saben qué se puede producir en cada región para no alterar los mercados, de tal manera que se cuidan los abastos para que los productores tengan en sus silos cuando menos un periodo de tres años de almacenaje disponible.

 

En la Unión Americana, las autoridades se presentan con los agricultores de ese país y les asignan un presupuesto con el fin de que no siembren en una temporada de cosecha si detectan que la tierra se encuentra muy agotada para ello.

 

Aquí se siembra lo que sea sin que haya una real vocación de la tierra para determinados cultivos, gran diferencia entre los dos países.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

18-Mar-2017
Policias millonarios

Arturo Bermúdez Zurita es un ex  jefe policiaco millonario. Recuerda al viejo jerarca de la policía capitalina, su tocayo, Arturo Durazo Moreno, quien señalaba que los puestos públicos deben generar ingresos, porque de lo contrario, no sirven para nada. A los dos les gustaba la buena vida y construirse mansiones palaciegas. Durazo murió después de estar preso. Bermúdez está sujeto a proceso.

 

“El crimen no paga”, señala el famoso refrán. En el caso de este par de “servidores públicos”. Resultó totalmente cierto.

 

Bermúdez Zurita no era cualquier policía. Fue parte del entramado de corrupción del desaparecido (no porque haya fallecido, sino porque no lo encuentran) ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, el gobernador canalla, para el pueblo, pero ejemplo del nuevo PRI, presentado así en alguna ocasión por los jerarcas de ese partido.

 

Para el jefe de policía del Gobierno de Veracruz, en el sexenio duartista, fue rentable el cargo. En su gestión pudo incrementar su patrimonio en 31 millones de pesos, de tal manera que, de acuerdo a las investigaciones que realiza la fiscalía avocada a castigar los abusos de Duarte, Bermúdez actualmente tiene una fortuna de 64 millones de pesos en bienes diversos y más de 13 millones en cash, constante y sonante. Su sueldo no le daba para ganar tanto.

 

La huella delicitiva de Bermúdez fue seguida por la fiscalía. Primero lo acusaron de tráfico de influencias y abuso de autoridad. Después se le imputó el delito de enriquecimiento ilícito. Se la vinculó a proceso, pero no pisó la cárcel por los primeros dos delitos y sólo fue por el tercero cuando fue detenido y se le dio prisión preventiva por seis meses, a partir del 11 de marzo, pero oh, cosas que tiene la justicia, el delito de enriquecimiento ilícito no es considerado como grave.

 

Esta es la estrategia de su defensa y Arturo Bermúdez puede salir libre para seguir el proceso en libertad, ir de aquí para allá, con las bolsas y las cuentas bancarias repletas de dinero.

 

Don Arturo, que así le dicen muchos de sus coterráneos, alega que su fortuna se puede explicar por las herencias que le dieron sus parientes. Esto lo tendrá que demostrar frente a la justicia. Al menos eso espera la ciudadanía que se siente ofendida por el atraco de la administración duartista.

 

En agosto de 2016 escribí en esta misma columna que el ex secretario de Seguridad Pública del Estado de Veracruz, Arturo Bermúdez Zurita, no tiene problema para poder visitar el condado de Harris, cercano a Houston, Texas, y no encontrar hotel. Ni aún en temporada alta, tiene por qué preocuparse, puede vacacionar o incluso hasta vivir en cualquiera de las 11 propiedades que tienen familiares de él en dicha localidad.

 

Incluso cuando llegue a la edad de su retiro, Bermúdez Zurita puede pensar en esa zona del terruño texano para poder vivir sin sobresaltos, alejado de la inseguridad prevaleciente en Veracruz y que él enfrentó cotidianamente, ya que, de ese total de propiedades inmobiliarias, tres pertenecen de manera directa a su esposa Sofía Lizbeth Mendoza Hernández.

 

Esto no debería llamar la atención, si no fuera porque el monto de dichas propiedades es de nada menos cuatro millones 602 mil dólares, que a una paridad moderada de 18.50 pesos por cada billete verde, da un monto no despreciable de 85 millones 137 mil pesos. ¿Cuál es el problema, si ninguno de esos bienes está a su nombre?, pues que extrañamente todos pertenecen a familiares o socios del ex funcionario, lo que llama la atención en una administración plagada de corrupción, como sucede con la del repudiado gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa. El monto descrito no concuerda por el dado a conocer por la fiscalía.

 

 La información detallada de las propiedades de los familiares y amigos de Bermúdez están contenidos en el expediente denominado “Libro Negro SPP-Veracruz”, una de cuyas copias tengo y que define las características de los inmuebles.

 

Cabe mencionar que la autoría del documento se atribuye a fuentes de la misma Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Veracruz, sin que se trate obviamente de un documento oficial, aun cuando en la portada aparece el logo de la institución. El escándalo desatado por el documento fue de tales proporciones que obligó a Bermúdez Zurita a presentar su renuncia en agosto de 2016  y a ser aceptada por Duarte de Ochoa, quien escribió en su cuenta de twitter en ese entonces: “Con el propósito de contribuir al ámbito de transparencia y rendición de cuentas he aceptado la renuncia de Arturo Bermúdez, al cargo de SSP”.

 

Oficialmente, el ex encargado de la seguridad pública en la entidad veracruzana presentó su renuncia, con la finalidad de que se esclareciera el origen de su patrimonio personal y poder defenderse de las acusaciones que presentó la oposición política en su contra. La difusión pública del documento de 71 páginas en formato de PDF, en diversos medios, desató la indignación de la ciudadanía y la clase política de Veracruz y de diversas regiones del país, en su momento.

 

En agosto de 2016, Bermúdez no aclaró si él es propietario de alguna de los inmuebles que aparecen en el informe. Aseguró que su patrimonio personal y las propiedades que llegó a adquirir (no aclaró cuáles), han sido producto de toda una vida de trabajo y de préstamos solicitados a diversas instituciones bancarias.

 

¿Cuánto tiempo debió trabajar el inculpado para poseer inmuebles con ese monto? El documento, que algunos funcionarios duartistas atribuyen a enemigos del ex gobernador, señalan que con un sueldo de 60 mil 540 pesos netos que percibía Bermúdez Zurita en su cargo de secretario de Seguridad Pública, debió trabajar mil 406 meses, que son equivalentes a ¡117 años!

 

¿De dónde salió entonces el dinero para la compra de propiedades tan costosas? Eso deberán responderlo las autoridades que investiguen el caso. Y la verdad es que, de acuerdo al documento, se trata de inmuebles nada baratos

.

 Por ejemplo, su esposa Sofía Lizbeth es presunta dueña de tres casas que suman la no despreciable suma del equivalente a 32 millones de pesos (un millón 732 dólares a un tipo de cambio de 18.50). En orden de importancia en cuanto al número de propiedades, aparecen en la lista sus hermanos Miguel Ángel y Arturo Bermúdez Zurita (con dos inmuebles cada uno) y Roberto Esquivel Hernández, socio; Gerardo Bermúdez González, sobrino, y Alan Israel Román Mendoza, amigo (con una propiedad cada uno).El documento presenta como pruebas copias de notarios públicos texanos ante quienes se dio fe pública de los nombres mencionados, como propietarios de dichos inmuebles, lo que da un viso de veracidad contundente al informe.

 

A pesar de las sospechas, hasta el momento no existen pruebas contundentes de que Bermúdez Zurita esté tras la compra de dichos inmuebles. Habrá que otorgarle el beneficio de la duda. Sin embargo, el hecho de que gran parte de su parentela aparezca como propietaria de tan caras propiedades si llama la atención en un gobierno plagado de irregularidades y de sospechas de corrupción, como lo fue el de Javier Duarte.

 

El objetivo en la vida de los dos arturos, Bermúdez y Durazo, era muy claro ¿Policías para servir a la comunidad?, ¡claro que sí! ¿Policías millonarios? ¡por supuesto!, así funciona el país.

 

Contacto.- javiervelazquez@gmail.com 

11-Mar-2017

POR JAVIER VELÁZQUEZ

 

Primera escena.- Era el año 2004, la mexicana Karla tenía apenas 12 años cuando conoció al que sería su novio, 10 años mayor que ella. La enamoró rápido con toda clase de regalos y la convenció para irse a vivir con él, pero su vida en tres meses se convirtió en más que un infierno. Ella calcula que fue violada por desconocidos 40 mil 200 veces en los cuatro años posteriores.

 

Segunda escena.- Era 1987 y yo me encontraba en Tokio, Japón. Me resistía a aceptar lo que escuchaba de un profesor experto en temas iberoamericanos, de la Universidad de Sofía, con sede en esa ciudad oriental. Relataba la esclavitud a que eran sujetas las mujeres por la mafia japonesa: “aquí las preferidas por los explotadores son las sudamericanas y las mexicanas, porque las consideran de belleza exótica, hay muchas que jamás regresarán a sus países”.

 

Tercera escena.- Karla Jacinto habla con el Papa Francisco en El Vaticano. Ya es julio de 2015. En ese año tenía 23 años de edad. Quiere que se sepa su caso y encabeza una organización en contra de la trata de mujeres.

 

Cuarta escena.- Es diciembre de 2013 y la colombiana Marcela Loaiza, presenta un libro en la ciudad de Tlaxcala, estado con fuertes raíces de trata de personas, en el que relata cómo pudo escapar de la mafia Yakuza de Japón, que la mantuvo como esclava sexual 18 meses.

 

La trata de personas es oprobio en el Día Internacional de la Mujer, que recientemente se celebró, ya que de acuerdo a cálculos de la ONU se encuentra como el tercer giro negro más lucrativo en el mundo, sólo superado por el tráfico de drogas y el de armas. De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas, las ganancias ilícitas que genera este delito en el mundo oscila entre 32 mil y 36 mil millones de dólares anuales.

 

EL PUEBLO DE LOS PADROTES

 

Karla Jacinto conoció al que sería su explotador en una de las estaciones de Metro de la Ciudad de México. La engañó con regalos y amor falso. La niña se deslumbró por un desconocido que la trataba muy bien y que la convencía con regalos diversos.

 

El tipo era originario de Zacatelco,Tlaxcala, pueblo cercano a Tenancingo, localidad de no más de 15 mil personas, en donde, por generaciones, muchos jóvenes se dedican a enamorar falsamente a niñas, adolescente y jóvenes, con la finalidad de prostituirlas.

 

A Tenancingo lo conocen como “el pueblo de los padrotes”. Muchas son las autoridades que saben sobre las actividades ilícitas de muchos de sus moradores, pero no hacen nada para combatirlo y prevenirlo. En la complicidad más supina, se llega a ver al delito de trata cometido por los proxenetas, como una “¡¡¡costumbre!!!” local.

 

El hombre la llevó a Guadalajara, en donde la obligó a prostituirse por primera vez. Cuando ella se negaba, era golpeada salvajemente por el sujeto. La explotación de su cuerpo empezaba a las 10 de la mañana y acababa a veces hasta la media noche.

 

No tenía nadie que la defendiera. Había ocasiones en que hasta 30 hombres abusaban de su pequeño cuerpo. Eso era todos los días de la semana, sin descanso. Como una manera de no ser detectado por autoridades, por tratarse de una menor, el padrote se mudaba con frecuencia con Karla a otra ciudad.

 

Conoció hoteles de paso, moteles, casas de cita, departamentos clandestinos, cuartuchos, en donde era obligada por el sujeto. Como producto de una de esas relaciones, la pequeña Karla quedó embarazada. Ya no sólo ella la esclava, también su hija se convirtió en rehén del tipo. Cuando Karla se negaba a recibir a algún hombre, el proxeneta la amenazaba con quitarle a su hija para siempre. Así la doblegó con mayor fuerza.

 

En uno de aquellos traslados de lugar, Karla fue llevada una casa de citas en la Ciudad de México y ocurrió un milagro providencial. El lugar fue cateado por autoridades policiacas en respuesta a una denuncia. Karla Jacinta y su hija, por fin, estaban libres. Ella tenía apenas 16 años. Habían pasado cuatro años desde que inició su martirio.

 

Karla fue canalizada al grupo United Against Human Trafficking (Comisión Unidos contra la Trata), donde fue remitida después de ser rescatada y a la organización Road to Home (Fundación Camino a Casa), en Estados Unidos, en donde con tratamiento psicológico  se recuperó de su amarga experiencia.

 

Su necesidad de advertirles a otras chicas para que no cayeran en manos de explotadores, la hizo llegar incluso al Congreso de Estados Unidos, lo que le sirvió de escaparate para poder hablar en el Vaticano mismo en una audiencia pública del Papa Francisco. “No deben dejarse engañar por nadie”, repitió de manera insistente.

 

LA TEMIBLE YAKUZA

 

Una oferta de trabajo hizo que la chica colombiana, Marcela Loaiza, de 21 años de edad,  viajara de Bogotá a Tokio, con la idea de forjarse un futuro económico promisorio, pues pensaba que había conseguido un buen trabajo.

 

Los “enganchadores” japoneses le habían ofrecido ganar mucho dinero, en el área de relaciones públicas y modelaje. Marcela tenía una pequeña a la que tenía que mantener en Colombia y pensaba enviar la mayor parte de su sueldo a su familia para el cuidado  de la pequeña.

 

Todo era mentira. Sus esbirros le hicieron un préstamo inicial de 500 dólares para que ella pudiera tener dinero en Japón, pero con el tiempo la obligaron a tener relaciones sexuales, con todas las modalidades que se puedan imaginar.

 

A cambio de ello, le pagaban, pero a cuenta de préstamo, ya que le cobraban casi a precio de oro la comida, la habitación en donde mal dormía, la ropa que debía usar con sus “clientes” y los traslados que se hacían para venderla en diferentes sitios.

 

Eso ya no era un negocio, más que para sus explotadores. De una deuda inicial de 500 dólares, con el tiempo ella llegó a deberles a la fuerza más de 47 mil dólares. En esa trampa, ella era forzada a prostituirse para pagar su deuda que, por supuesto, era impagable.

 

En una ocasión, uno de los hombres que requirió sus servicios sexuales la escuchó y, en complicidad con una amiga de ambos, la ayudó para escapar del lugar en donde estaba encerrada hacia la embajada de Colombia en Tokio, en donde fue ayudada y repatriada a su país. Había pasado año y medio de esa amarga experiencia.

 

Rehizo su vida, a tal grado que fundó una ONG que lleva su nombre, dedicada a prevenir la explotación sexual y escribió dos libros de mucho éxito “Atrapada por la Mafia Yakuza” y “Lo que Fui y lo que Soy”, en los que relata su cruda experiencia.

 

Esa lejana tarde de 1987, cuando yo me encontraba en Japón y escuchaba a un profesor colombiano de la Universidad de Sofía, con sede en Tokio, acerca de cómo La Yakuza, la segunda mafia más fuerte del planeta, después de la rusa, realizaba sus procedimientos de “enganchamiento” de mujeres latinoamericanas con promesas de trabajo falsas, pensé que algún día eso acabaría con el perfeccionamiento de las acciones policiacas a nivel internacional. Creí que era cuestión de tiempo. Estaba equivocado.

 

Poco ha cambiado el panorama, lamentablemente. Los grandes intereses económicos que genera la trata de personas con finalidad sexual se ha incluso incrementado. Los casos de Karla y Marcela lo confirman. La complicidad de autoridades en todo el mundo es uno de los grandes obstáculos para que se mantenga este salvaje delito, pero no es sólo eso, también contribuye en gran medida la demanda de servicios sexuales de mujeres que se encuentran presas en muchas partes del mundo. Ya es tiempo de que este infierno acabe para ellas. Denunciar la trata es una manera de lograrlo.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

07-Mar-2017

   PRODUCIR GASOLINA A PARTIR DE BASURA

La imaginación e interés por la ciencia del mexicano  Gerardo Nungaray Benítez jamás ha tenido límites, cuando tenía apenas 11 años de edad, consiguió de donde pudo un montón de recipientes y tubos de ensaye para elaborar un alcohol casero. Ahora, a los 46 años, ya sabe cómo producir gasolina a base de… basura.

 

Su método puede ser una opción viable no sólo para resolver la crítica escasez de combustibles fósiles del país, sino de todo el mundo. Acabaría en México con el “gasolinazo”, permanente en el que nos metieron las autoridades, ya que nuestro país tiene que comprar el 40% de las gasolinas que consumimos en el extranjero, con todo lo que ello implica por el pago que se tiene que hacer en dólares.

 

Sin embargo, más de un especialista en temas del sector energético han advertido que los poderosos intereses del sector petrolero internacional pueden evitar que las intenciones de este hombre se terminen convirtiendo en una realidad.

 

Otros analistas consideran que la alternativa del zacatecano jamás será tomada en cuenta, debido a que el consumo de gasolinas y diésel se ha mantenido desde hace años como una fuente importante de captación de recursos para el erario federal. Actualmente, los gravámenes aplicados a las gasolinas (Impuesto Especial Sobre Productos y Servicios –IEPS-, e Impuesto al Valor Agregado –IVA-), representan alrededor de 38% del costo final de esos carburantes.

 

Todo empezó un día en el que el inventor oriundo de Zacatecas visitó un tiradero de basura, en el que constató las deplorables condiciones de salud en las que trabajaban las personas que viven de recolectar desperdicios industriales, con la finalidad de obtener algo de dinero para su subsistencia.

 

Nungaray Benítez empezó a experimentar con plásticos, PET y otras sustancias similares para ver de qué manera podrían encontrarse mecanismos de reciclaje adecuados para el medio ambiente. Descubrió que con el tratamiento que les hacía, al final del proceso quedaban aceites que entre sus características se encontraba que eran inflamables.

 

La mayor parte de esos productos se fabrican, mediante procesos de petroquímica que tienen como fuente primaria el uso de petróleo crudo. Lo que hizo el inventor no era otra cosa que hacer el ciclo al revés, es decir, convertir a los productos terminados nuevamente en petróleo.

 

Durante 10 años, ideó un mecanismo para obtener esos aceites. A simple vista, su invento parece rudimentario y fue por la serie de depósitos, bombas y tubos interconectados en un área pequeña, que la comunidad en la que vive lo bautizó como “El Güero Bombas”.

 

La “gasolina” producida por el zacatecano con desechos derivados del petróleo como el plástico, aceite usado y otros, es de 79 octanos, en tanto que las gasolinas  Magna y  Premium tienen  niveles de 87 y 92 octanos, respectivamente. El inventor ha utilizado su propio combustible en su auto, el cual ha trabajado de manera normal con dicho producto.

 

El inventor zacatecano ha acudido con diversas autoridades mexicanas, pero prácticamente no le han hecho caso. Lo ven más como un hombre con ideas extrañas e irrealizables, que como un mexicano innovador que puede resolver uno de los problemas más importantes que enfrenta en estos momentos nuestro país, como es la creciente escasez de yacimientos petroleros en territorio nacional y el encarecimiento en su explotación.

 

Pasaron las épocas de la bonanza petrolera, durante la cual Pemex podía extraer petróleo más fácilmente de los yacimientos que se encontraban en aguas someras del Golfo de México, de menos de 500 metros de profundidad, como sucedió con el yacimiento de Cantarell. Ahora sufrimos la fase del crudo caro que se debe extraer de aguas profundas, de entre 2 mil y 3 mil metros, lo cual requiere de tecnología que no tenemos y que hace necesario la asociación con grandes empresas extranjeras.

 

DE CIENCIA FICCIÓN

 

El Güero Bombas trata de obtener un financiamiento de 18 millones de pesos entre la iniciativa privada, con la finalidad de instalar una micro refinería en el municipio de Guadalupe, Zacatecas, en donde produciría un volumen de 9 mil litros de gasolina diariamente.

 

En su visión a largo plazo, cada vertedero de basura municipal podía convertirse en una fuente inagotable de recursos primarios (basura) para la elaboración de gasolinas. Así, cada ayuntamiento estaría generando combustibles que le permitiría ingresos, producción de hidrocarburos para satisfacer las necesidades locales de transporte de la población y, al mismo tiempo, solucionaría el problema de acumulamiento de desperdicios plásticos y similares.

 

Muchos recordamos la escena de la primera película, de la saga “Volver al Futuro”, en donde el personaje del Dr. “regresa” del futuro al momento actual de la cinta, a bordo de aquel famoso auto De Lorean que utilizaba desperdicios de comida y de líquidos comestibles en lugar de combustibles.

 

La eminente extinción del consumo de energéticos fósiles ha servido de tema incluso para películas de ciencia ficción, como sucedió en el caso de las cintas estadounidenses “Mundo Marino” y “Mad Max” en las cuales se relata la lucha que puede sostener la humanidad en un futuro en el cual, con el agotamiento casi total de los yacimientos petrolíferos del orbe, el combate por controlar el combustible se vuelve un asunto de sobrevivencia, de vida o muerte.

 

En la película El Supersabio, de Mario Moreno, Cantinflas, se plantea precisamente el tema de fabricar gasolina, prácticamente de agua, en este caso de agua de mar. En la cinta, un inventor descubre la fórmula para producir el tan preciado combustible, a partir del líquido de los océanos, lo que da como resultado una sustancia bautizada como carburex. En la película, los malosos, de la Compañía Petroleum tratan de evitar que se produzca dicho combustible, matando al inventor, un amigo de Cantinflas. No son pocos los observadores que consideran que cualquiera que invente dicho sistema de producción, en realidad correría ese riesgo.

 

De hecho,  se producen combustibles, a partir de algunos insumos alimenticios, como son los aceites de soja y de maíz, pero se requieren cantidades enormes para elaborar mínimos volúmenes de combustibles, lo que ha significado que su producción masiva marche de manera lenta por el elevado costo que representa actualmente, además de que se desviaría la producción alimenticia a la de energéticos

 

De acuerdo al consorcio Bloomberg, los mexicanos ocupan el primer lugar en el mundo en lo que se refiere al consumo de gasolina, de acuerdo a la proporción total de su salario. Los consumidores de nuestro país gastan una proporción de 3.58% de su sueldo en la adquisición de gasolina.

 

Tenemos un consumo per cápita de 360 litros de gasolina anuales, pero aún cuando otros países, como  Estados Unidos y Canadá muestran mayores consumos del combustibles en cuanto a volumen, en México por los precios que han alcanzado las gasolinas representan una proporción mayor en relación al ingreso económico de los consumidores, dado que en las naciones industrializadas las percepciones económicas son mayores.

 

Por muy disparatada que parezca, la propuesta del Güero Bombas es una alternativa real e importante a la producción de gasolinas. El Gobierno Federal debe apoyarlo para ver si su proyecto funciona. De otra manera, estaría confirmando que realmente en la venta de gasolinas, tienen más peso los intereses recaudatorios del fisco o económicos de las petroleras que el interés de que el país sea autosuficiente en la elaboración de esos combustibles.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com
27-Feb-2017

CUANDO MÉXICO AYUDÓ A E.U.

Nadie lo hubiera imaginado, pero sucedió. Tropas mexicanas, a bordo de vehículos terrestres, cruzaron el río Bravo para incursionar en territorio de Estados Unidos. Su propósito no era la guerra, sino la ayuda humanitaria a la población de ese país. Hoy, desde la óptica de la Casa Blanca, a México sólo entran “delincuentes” y “violadores”.

 

Fue el 8 de septiembre de 2005, cuando, sin requerir permiso del Congreso de la Unión, tropas del ejército mexicano incursionaron en suelo estadounidense para apoyar a la población afectada por el huracán “Katrina”            , especialmente en los estados de Florida,  Luisiana y Texas.

 

En ese tiempo, se consideró una decisión histórica que el gobierno estadounidense permitiera el ingreso de tropas extranjeras a su territorio. En aquella ocasión, los soldados mexicanos entraron a Estados Unidos sin armas y esencialmente se trató de personal especializado en atender a población afectada por desastres naturales.

 

El contingente estaba formado por nueve jefes, 45 oficiales y 140 soldados, además de expertos en ingeniería, médicos, enfermeras y expertos en la preparación de alimentos, que transportaron, en una primera fase, 194 toneladas de víveres, a través de 25 vehículos terrestres y de aviones Hércules C-130. El buque Papaloapan, de la Armada Nacional, también fue utilizado para llevar ayuda a los damnificados.

 

Adicionalmente, el gobierno mexicano estableció una red de ayuda por medio de su embajada en Washington y de los consulados en varias ciudades de la Unión Americana, con la finalidad de que se enfocaran todos los esfuerzos posibles para apoyar a los habitantes de las zonas afectadas, sin importar su origen étnico. A las autoridades nacionales les interesaba tender su mano sin distinción de color ni nacionalidad de las víctimas.

 

En esos momentos difíciles, no llegó sólo la ayuda del gobierno mexicano, sino el apoyo de los ciudadanos y de organizaciones sociales, como, por ejemplo, Cáritas diocesanas de México, quienes establecieron contacto con familias afectadas para proporcionar ayuda a refugiados y planificar procedimientos de recuperación en el largo plazo para las víctimas de Katrina.

 

También fueron cientos de miles de compatriotas que trabajan o estudian en Estados Unidos y de estadounidenses de ascendencia mexicana quienes cedieron parte de su tiempo y de sus recursos económicos para auxiliar a todo el que tenía necesidad de comida, vivienda o vestido.

 

El efecto de Katrina había sido devastador. Fue una de las principales catástrofes naturales en la historia de la Unión Americana, en donde dejó un saldo de mil 800 muertos, un millón de desplazados y daños materiales calculados en 108 mil millones de dólares.

 

El gobierno del presidente mexicano, Vicente Fox, recibió una amplia felicitación por parte de su homólogo George Bush. Cuando se conocieron los efectos devastadores del huracán, Fox envío un mensaje a su colega: “En nombre del pueblo y el gobierno de México, le expreso mis más profundas y sinceras condolencias por los devastadores efectos del huracán Katrina [...] "México y los Estados Unidos son países vecinos y amigos y en momentos difíciles, los buenos amigos siempre están presentes. Haremos todo lo que está en nuestras manos para ayudar en esta situación tan desafortunada [...] "Cuenten con todo nuestro apoyo".

 

Fox actuó de manera rápida, sin esperar la autorización del Congreso de la Unión para el envío de tropas al vecino país, lo cual era un imperativo legal, dispuso de toda la ayuda que se requería. Esta situación le ocasionó un extrañamiento de los legisladores, no tanto porque no se necesitara la ayuda humanitaria, sino por no haber respetado la ley en la materia.

 

Cientos de miles de estadounidenses requerían apoyo y era necesario que ahí estuvieran los brazos de nuestros solados y marinos. No hay ningún país, por poderoso que sea, que no requiera de apoyo en momentos de desgracia.

 

México también ha recibido ayuda humanitaria de parte de Estados Unidos, cuando ha enfrentado crisis por desastres naturales. El caso más importante de ello fue el apoyo del gobierno estadounidense durante los terremotos de 1985 en el centro de nuestro país. El respaldo de la Casa Blanca fue muy importante en ese año.

 

Ahora los tiempos han cambiado, la relación tensa entre los gobiernos de México y Estados Unidos ya no hacen pensar en aquellos “países vecinos y amigos” a los que hacía referencia Vicente Fox. Con la actitud tomada por el presidente Donald Trump, se puede hablar de cualquier cosa menos de amistad en toda la extensión de la palabra, al menos desde el punto de vista del mandatario estadounidense.

 

La relación de México y de nuestro vecino es muy compleja. Va más allá de una cercanía geográfica o de un intercambio comercial o económico. Tiene que ver con lazos no sólo de amistad, sino familiares. Son muchos los mexicanos que tienen parientes viviendo en la Unión Americana, porque aquí no encontraron oportunidades de desarrollo y, aún más, familiares nuestros que incluso nacieron en Estados Unidos.

 

A través de los años, lo que les pasa a nuestros familiares que están más allá del río Bravo nos afecta a quienes estamos en México y, en el mismo sentido, nuestros familiares que se encuentran allá siempre están al pendiente de sus parientes mexicanos. Sus triunfos en la vida son nuestros y sus derrotas también las sentimos como propias.

 

Ese crisol de sentimientos comunes se ha hecho más evidente en momentos de desgracia, como es el caso de las catástrofes naturales. La solidaridad y el cariño entre estadounidenses y mexicanos que nos conocemos bien, no variará, aún si cambia el humor del político que se encuentre en la Casa Blanca o en la residencia oficial de Los Pinos.

 

Los millones de mexicanos que trabajan en Estados Unidos, como una alternativa de vida, durante décadas han sido los sostenes de gran parte de la economía nacional. Este esquema se transformará de manera sensible con la política de migración de Donald Trump y seguramente afectará a nuestro país. Sin embargo, los lazos de afecto entre mexicanos y estadounidenses, esos sí no podrán ser dañados por ningún muro.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com.mx   

20-Feb-2017

EL CONSEJERO ANTICORRUPCIÓN

Jacqueline Peschard Mariscal, presidenta del Comité Ciudadano del Sistema Anticorrupción, hizo lo posible para que las cosas se llevaran a cabo de manera “normal”, pero no logró su objetivo y Luis Manuel Pérez de Acha le ratificó su decisión, sin siquiera dudarlo un poco: No cobrará su sueldo mensual de 100 mil pesos mensuales, más IVA, como miembro de esa institución.

 

Fue una bofetada con guante blanco, la información adelantada por el diario “El Universal”, una muestra de congruencia, en el recientemente creado organismo que tiene como finalidad contribuir al  combate de los funcionarios que todos los días se atascan del dinero del erario para enriquecerse de manera ilegal.

 

El doctor en derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México y licenciado en la misma especialidad por la Escuela Libre de Derecho es un caso relevante en el país en lo que se refiere a la denuncia de casos de corrupción.

 

A muchos funcionarios su designación les ha caído como balde de agua fría en la cabeza a media madrugada por el perfil del abogado mexicano, siempre de denuncia de las prácticas de corrupción que se mantienen en el sector público.

 

Quienes trabajan con Jaqueline Peschard cuentan que ella hizo una mueca mal disimulada cuando se enteró por primera vez que Pérez de Acha pensaba reintegrar a la Federación el dinero que por ley le corresponde como salario mensual.

 

No era para menos ¿en qué papel queda la misma Peschard, como presidenta de ese organismo, que cobra una cantidad muy superior a los 100 mil pesos mensuales, ante el gesto de Pérez de Acha?, quien, por cierto, no ha sido hasta el momento replicado por otro de los consejeros del organismo.

 

¿Será que no todos los consejeros ciudadanos ni funcionarios pueden darse el “lujo” de Pérez de Acha, de trabajar sin cobrar? ¿Será que la decisión del abogado es una demostración de que se debe poner el ejemplo especialmente si va a encaminar sus esfuerzos ciudadanos en el combate a la corrupción?

 

La carrera de Pérez de Acha en contra de la corrupción es visible y conocida. Entre sus logros evidentes se encuentra el haber propuesto, a través del amparo difundido con el hastag #YoContribuyente, que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) revise, por primera vez en la historia del país, la inconstitucionalidad del gasto público federal, en el que denunció derroche, opacidad y corrupción.

 

Pérez de Acha acudió en 2015 ante la SCJN para promover un amparo que permitiera que la ciudadanía conociera los términos en que fue comprado el inmueble en Lomas de Chapultepec, conocida como la “Casa Blanca”, propiedad de la primera dama del país, Angélica Rivera, esto ante la negativa del Sistema de Administración Tributaria (SAT), de dar a conocer un informe de los ingresos y gastos de la señora.

 

Otras de las metas alcanzadas por el abogado en su tarea en contra de los corruptos en México, fue la de obtener sentencias favorables en tribunales federales en temas novedosos sobre la interpretación de las leyes de los impuestos al Valor Agregado (IVA) y sobre la Renta (ISR).

 

Pérez de Acha es un convencido de que la actuación de los mexicanos de a pie debe ser toral para el fortalecimiento de la democracia en nuestro país, por lo cual ha sido un impulsor decidido de las candidaturas independientes a puestos de elección popular.

 

Por todo ello, muchos políticos y funcionarios de alto nivel lo consideran como una auténtica piedra en el zapato para el esquema tradicional que considera que la partidocracia, y nadie más, es la única que debe detentar el poder en México.

 

El abogado, experto en derecho fiscal y constitucional, que litiga desde 1984, es socio fundador y director del despacho Pérez de Acha e Ibarra de Rueda. Es precisamente el éxito de su bufete lo que le da la capacidad económica suficiente para no depender de un salario en el sector público y le permite contar con independencia para el logro de sus metas.

 

LOS QUE SE OPONEN A COBRAR MENOS

 

No cualquier servidor público o representante popular puede darse el lujo de Pérez de Acha, existen aquellos que se oponen de manera tajante a cobrar un centavo menos, a pesar de que en todos los niveles de los tres poderes de la unión se hacen esfuerzos por recortar ingresos y gastos de su personal.

 

Aún retumba en el edificio del Instituto Nacional Electoral (INE),  la negativa del consejero Benito Nacif para que se redujera en 10% su salario. Nacif concretó su malestar incluso mediante una impugnación ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación respecto a la medida de reducir salarios en el INE, contemplada dentro de las acciones de austeridad republicana.

 

Nacif pidió que se revisara la constitucionalidad de la disminución salarial, que fue visto por analistas de los medios de comunicación, más como un acto de mezquindad personal para un consejero que devenga un salario más que suficiente, que como un alegato que tuviera de fondo la constitucionalidad de la medida.

 

Otra muestra de resistencia a ganar menos, fue la evidenciada por el senador del PAN, Javier Lozano. Al siempre polémico político casi se le salen los ojos, cuando reporteros le preguntaron sobre la propuesta pública para que el salario de diputados y senadores disminuya 50%, con la finalidad de que el poder legislativo represente una carga menos onerosa para la sociedad mexicana.

 

Fue rotunda la negativa de Lozano a ganar menos de los aproximadamente 160 mil pesos mensuales que cobra.

 

“No, porque yo vivo de esto. Esa demagogia de decir: con mucho gusto doy la mitad de mi salario...Y luego, ¿a robar o qué?”, dijo como respuesta a periodistas que lo rodeaban, con los ojos abiertos como platos y visiblemente enojado.

 

Javier Lozano y Nacif son sólo dos ejemplos de “servidores públicos” que se niegan a ganar menos, en tiempos de austeridad, pero hay muchos más. A cada quien le pica el zapato de diferente manera. Hay personajes congruentes con sus ideas, como Pérez de Acha, que representa una flor en el desierto. Existen otros, que en ese mismo desierto existen como los cactus, por todas partes. Por sus obras son ya conocidos, es evidente.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

13-Feb-2017

‘AHOGADOS’ POR LAS DEUDAS

El dueño de un negocio, al que llamaremos señor “X” para identificarlo, debía 4.5 millones de pesos en 35 créditos diversos (préstamos personales, de nómina, tarjetas) que no sabía cómo pagar. Los bancos acreedores le llegaron a cobrar alrededor de 700 mil pesos mensuales como cobertura de capital e intereses. Su problema era insostenible, prácticamente todos los días debía pagar un crédito.

 

Ese señor tenía 17 tarjetas de crédito, muchas de las cuales le servían para financiar su negocio. Estaba fallando en una regla básica de la cultura financiera: nunca te endeudes de manera personal para apoyar a tu empresa.

 

Tuvo que pedir ayuda a un especialista y después de un proceso de reparación de sus créditos, pudo pagar en 26 meses sólo un millón 700 mil pesos de su adeudo original, mediante el ahorro de entre 80 mil y 100 mil pesos mensuales.

 

Otra persona, que llamaremos el señor “Y”, debía 100 mil pesos en tarjetas de crédito. Su problema es que no ganaba arriba de 7 mil pesos mensuales y tenía que pagar a los bancos aproximadamente 5 mil pesos al mes, con lo cual casi todo su salario estaba destinado a enfrentar sus problemas con los bancos. Ya no tenía dinero ni para dar de comer a su familia, en algunas ocasiones. Su situación era angustiante.

 

También mediante un programa de reparación de crédito, en 16 meses pudo reducir su deuda de 100 mil pesos para pagar sólo 40 mil, con lo que obtuvo una reducción de la cifra original de 60%.

 

Estas son sólo dos historias, como las hay de miles de mexicanos que por problemas económicos tienen conflictos mayúsculos para pagar sus préstamos de nómina, de consumo o personales y que buscan ayuda con las reparadoras de crédito, instituciones financieras que cada vez tienen más presencia en el país, especialmente cuando los bancos tienen una tasa de morosidad de entre 5 y 6%.

 

Normalmente se considera como tasa de morosidad de un crédito, la que tarda más de 90 días en pagarse. Si el tiempo transcurrido es mayor, las instituciones bancarias ceden su cartera a los despachos de cobranza y es aquí en donde se endurecen sus métodos de cobro para recuperar el dinero. Entonces empiezan los dolores de cabeza para los deudores.

 

Los bancos informan que sufren pérdidas de más de 60 mil millones de pesos anuales por concepto de recursos no cobrados en crédito al consumo de los mexicanos.

 

Javier Ruiz Galindo Gutiérrez es un experto en el tema de reparación de crédito. Informa de una cifra que puede resultar aterradora. Existen en México 25 millones de plásticos crediticios a nivel nacional, de los cuales sólo 6% se usan correctamente por personas que pagan el total de su deuda en la fecha indicada por el banco, los famosos “totaleros”. Lo anterior refleja que el restante 94% de las personas viven apalancados con dinero que deben.

 

Lo que es peor, muchos mexicanos ni siquiera saben cuál es la tasa de interés que les cobran los bancos, que pueden variar entre 20% y 80%, con un promedio de 50%, simplemente porque no checan bien los estados de cuenta enviados por las instituciones financieras.

 

Ruiz Galindo Gutiérrez, fundador y codirector general de Cura Deuda (CD), empresa reparadora de crédito, subraya que en México no existe una adecuada cultura financiera, lo que provoca que, en muchas ocasiones, gran número de personas considera a la tarjeta de crédito como una extensión de su quincena. “A nivel escolar no existe educación financiera y a nivel familiar es tabú hablar de dinero”, agrega.

 

Destaca que la empresa que encabeza cuenta con el portal www.curadeuda.com, en el cual tiene una sección llamada Aprende, que tiene la finalidad de inculcar en el público la cultura financiera y la manera adecuada de utilizar los créditos obtenidos. Una tarea similar es realizada prácticamente por todos los bancos.

 

Menciona que su empresa, fundada en agosto de 2011, ha ayudado a liquidar aproximadamente 500 millones de pesos a clientes que tuvieron problemas de pago con los bancos y que en muchos casos obtuvieron descuentos hasta de 65% del monto que originalmente debían.

 

Cura deuda fomenta la cultura del pago, destaca, y atendemos las solicitudes de clientes que aún queriendo pagar, no pueden hacerlo, porque bajaron sus ingresos, tienen más gastos familiares o, incluso, perdieron su empleo.

 

Plantea que en base a una labor de negociación con los bancos, 95% de sus clientes pagan con descuentos de 65% del total de su adeudo, es decir, sólo liquidan el 35% del monto, en un plazo promedio de 16 meses.

 

Este tipo de sistema aplica para personas que adeudan más de 30 mil pesos en la totalidad de sus créditos y, siempre y cuando los clientes interesados no destinen más de 30% de sus ingresos mensuales al pago de sus deudas, porque de otra manera, se volverían insolventes en un momento dado.

 

Generalmente, los prospectos de clientes solicitan ayuda por medio de los teléfonos de la empresa y de su página de internet, en donde dejan sus datos de localización. En un promedio de 30 minutos hay respuesta de un ejecutivo de CD al prospecto de cliente.

 

Javier Ruiz Galindo explica que no se piden al cliente comprobantes de ingresos, sino que se hace énfasis en la cifra que puede ser ahorrada mensualmente por la persona para que la destine al pago de sus deudas.

 

Una vez que se llega a un acuerdo con la reparadora de crédito, esta se convierte en un intermediario entre el deudor y el banco, de tal manera que les son canalizadas todas las llamadas de cobro de los acreedores y sus despachos. La reparadora crediticia otorga asesoría a los interesados y negocia con los banqueros para obtener una quita importante del adeudo total.

 

Cuando se logra una reparación del crédito con el banco, el cliente pasa a buró de crédito bajo la clave 97, en la que se especifica en una subclave que obtuvo una quita de capital, después de lo cual tarda 6 años en ser nuevamente sujeto de financiamiento.

 

 “Atendemos créditos no garantizados, como son los de tarjetas de crédito, de nómina o personales. No atendemos financiamientos automotrices o hipotecarios, porque esos tienen como garantía el bien adquirido”, añadió.

 

Refiere que 98% de los clientes de CD muestran un índice de satisfacción por los servicios recibidos. “No tenemos letras chiquitas, somos transparentes”, enfatiza.

 

A cambio de sus servicios, CD recibe el pago de dos tipos de honorarios, el primero, de 10% respecto del descuento total que se obtiene y, el segundo, mensual de 0.5% de la deuda total ingresada al programa. La finalidad de CD es que el cliente logre el mayor ahorro posible de lo que la pagaría al banco.

 

Indica que el crecimiento de las reparadoras de crédito entre el público permitió que en 2014, 2015 y 2016, las solicitudes de CD, hayan crecido 65%, 62% y 150%, respectivamente y se espera que en 2017, esa cifra sea de 160%.

 

Yo considero que los créditos bancarios son una herramienta formidable para apoyar nuestra vida personal y laboral, pero se pueden convertir en el inicio de la debacle financiera personal si no se saben manejar adecuadamente. Por ello, las reparadoras de crédito han surgido como instituciones necesarias que pueden contribuir a tratar problemas de falta de pago que sufren millones de mexicanos.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

 

06-Feb-2017

LA HISTORIA VIAJA EN ‘MICRO’

 

Primer capítulo.- Nora no se dio cuenta cuando los sujetos abordaron el micro en que viajaba, porque de haberse percatado, seguro hubiera bajado rápidamente del transporte y en estos momentos estaría viva.

 

La unidad había salido del paradero El Toreo, delegación Miguel Hidalgo, con destino final a Atizapán, Estado de México. Para Nora y para otro pasajero aquella noche de enero  convirtió en un trayecto fatal.

 

Los tres hombres subieron al micro a la altura de Lomas Verdes y al llegar a Satélite hicieron saber sus verdaderas intenciones “¡¡¡Esto ya valió madres!!!”, el grito que ya es una amenaza común escuchada a diario en decenas de unidades de transporte que  cruzan la Ciudad de México y su zona metropolitana.

 

En esa ocasión, Nora, de 49 años de edad, no tuvo suerte, como tampoco la tuvo un hombre de 26 años, que también viajaba en el micro. Los asaltantes, antes de bajar del transporte dispararon 6 tiros en contra de los pasajeros.

 

El chofer rápidamente llevó su unidad hasta el hospital San José, cercano a la zona, ese 13 de enero pasado. El hombre, no identificado en el momento, ya llegó muerto, mientras que Nora falleció un día después.

 

Segundo capítulo.- Ese mismo día, viernes 13, que para la conseja popular no es de buena suerte (“viernes 13 no te cases ni te embarques ni de tu casa te apartes”, dice el refrán), “Manuel” también traía el santo de espaldas.

 

Viajaba en un micro y cuando este circulaba por la colonia San Pedro de Los Pinos, de la delegación Benito Juárez, tres sujetos abordaron el vehículo y empezaron a asaltar a los pasajeros. “Manuel” se resistió y como respuesta recibió un balazo que le quitó la vida.

 

Su cuerpo quedó en el interior  de la unidad con placas 005-0261, de la Ruta 5 con ramal Hotel de México-World Trade Center, exactamente en la esquina de las calles 10 y Los Pinos.

 

Al lugar arribaron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina del sector Nápoles, a bordo de las patrullas DF800F1 y DF 8010S1. Paramédicos de la ambulancia 04 de Protección Civil certificaron la muerte de “Manuel”, quien presentaba un disparo de arma de fuego abajo de la axila de lado izquierdo. 

 

Tercer capítulo.- También en enero, la señora Irma viajaba a bordo un micro de la ruta Coyoacán-Vértiz, eran pasadas las 12:30 de la tarde, cuando tres sujetos abordaron la unidad, sobre Av. División del Norte, en el carril de Sur a Norte, exactamente frente a la Alberca Olímpica.

 

Los ladrones, todos ellos de no más de 20 años de edad, forzaron a punta de pistola a entregar dinero y teléfonos celulares a los pasajeros. Cuando “cortaron” cartucho en sus pistolas la sangre de la señora Irma se heló. “Pensé que iban a disparar”, comenta.

 

El micro avanzaba de manera sospechosamente lenta, de tal manera que a los atracadores sólo les tomó unos minutos robar a los pasajeros. Todo sucedió en media cuadra de trayecto. El chofer ni siquiera fue tocado.

 

No hubo petición de los pasajeros que surtiera efecto para que no fueran asaltados. La señora Irma muchas veces camina con tapabocas por el temor a enfermarse, porque no le gusta sentirse mal a sus más de 60 años de edad. Esa circunstancia la salvó de ser atracada.

 

“Traigo tapabocas, porque tengo influenza”, dijo a uno de los asaltantes, como una medida de defensa, mientras entregaba el poco dinero que traía consigo. “A usted no madre, a usted no, quédese con su dinero”, respondió el hampón, quien se rehusaba a recibir el dinero ofrecido por la señora, en un evidente acto de falsa compasión y sí de temor a ser contagiado. Un acto de inteligencia salvó a Irma.

 

“Hay que denunciar esto”, dijo la señora a uno de los pasajeros atracados que respondió lacónicamente “para que señora, en este país no hay justicia”.

 

NEGATIVA, LA FALTA DE DENUNCIAS

 

La falta de denuncia evita que las bandas que roban en micros sean detenidas y facilita que sigan cometiendo delitos, de acuerdo a señalamientos de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México. Se calcula que de cada 10 robos que se cometen en la metrópoli en transportes públicos sólo 9 son denunciados.

 

Por ello, las autoridades subrayan la necesidad de que los ciudadanos que sean víctimas de cualquier tipo de delito lo denuncien de manera inmediata, pues es la única manera en que las autoridades pueden actuar frente a la delincuencia.

 

Cifras de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSP), indican que en 2016 bajó 16% el número de asaltos en micros, respecto a 2015. Las delegaciones capitalinas en donde se presenta la mayor incidencia de ese delito son Gustavo A. Madero e Iztapalapa.

 

La SSP implementa el programa Transporte Seguro, por medio del cual alrededor de 500 policías realizan revisiones aleatorias a unidades de transporte, con el fin de evitar robos en su interior.

 

Algunos de los problemas detectados por la policía capitalina en el transporte público es que muchas unidades no cumplen con el reglamento, como es hacer sus trayectos con la luz interior prendida, aunque en este caso, la dependencia encargada de imponer sanciones es la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México. Si el micro no está convenientemente iluminado lo mejor es no viajar en él.

 

Una de las acciones que ha tenido resultados positivos, es la aplicación para teléfonos celulares Mi Policía en Mi Transporte, por medio de la cual los choferes de unidades urbanas en el momento de un asalto pueden accionar un botón que los conecta directamente con un mando de control C5 que recibe la señal de auxilio y gira instrucciones para que se trasladen al lugar elementos a bordo de patrullas o motocicletas. El objetivo es que en menos de cuatro minutos arriban al lugar del atraco elementos policiacos.

 

Opino que la rapidez para atender emergencias en este tipo de casos es muy importante. Ojalá transportistas y autoridades hagan una mancuerna más efectiva para que se reduzcan al mínimo este tipo de ilícitos, que provocan que para miles de capitalinos viajar en micro sea una auténtica experiencia de terror.

 

CONTACTO.- javiervelazquezf@gmail.com  

30-Jan-2017

EL CALVARIO DE LOS INDOCUMENTADOS

En la ciudad estadounidense de Filadelfia, la señora mexicana “María” vende comida cocinada en un anafre. Instalada en un terreno, su puesto está rodeado de sillas y sus productos tienen mucha demanda, especialmente entre migrantes mexicanos y latinoamericanos que trabajan en esa ciudad de Estados Unidos. Ella es ilegal y tiene temor a ser deportada.

 

La mujer, que rebasa los 50 años de edad, vive con su esposo, también mexicano. Uno de sus hijos ya fue deportado. Ella aún no acaba de digerir ese hecho que afectó a toda la familia.

 

“No sabemos qué es lo que va a pasar con este nuevo presidente”, señala en referencia a Donald Trump. Ella vivió en Nueva York, pero decidió mudarse a Filadelfia para encontrar un mejor nivel de vida. Ahora no sabe cuál será su futuro.

 

Filadelfia fue una de las últimas urbes en convertirse en “ciudad santuario del migrante” en Estados Unidos, definidas como aquellas en las cuales el migrante, sin importar su procedencia, puede encontrar condiciones amigables de vida y en las que, incluso, las autoridades locales no comparten con las federales, datos de los migrantes que habitan en su jurisdicción.

 

Las historias de los ilegales en Estados Unidos son muy diversas, incluso quienes han tratado de legalizar su estancia en el país vecino han pasado por situaciones adversas y enfrentado la separación de sus familias.

 

En este último caso se encuentra Emma Sánchez, mexicana de nacimiento, pero quien vivió muchos años como ilegal en el estado de California. Actualmente, ella radica en la ciudad de Tijuana, mientras que sus tres hijos y su esposo se quedaron en Estados Unidos.

 

Emma se casó con Michael Paulsen, veterano de guerra estadounidense, mientras ella trabajaba de manera indocumentada en San Diego, California. La necesidad económica la hizo ir a Estados Unidos a buscar empleo, al igual que millones de mexicanos.

 

Michael y Emma procrearon tres hijos. Su vida era normal, confortable, sin sobresaltos. Hasta que a la pareja se le ocurrió que para evitarse problemas debían cumplir con la legislación estadounidense.

 

Emma se regresó a México y desde el consulado de Ciudad Juárez, Chihuahua, empezó su trámite migratorio. Ella no pensaba que habría problema, debido a que su esposo es estadounidense. Consideraron que sólo era un asunto de trámite.

 

Se toparon con un verdadero muro cuando las autoridades estadounidenses les notificaron que ella recibiría una sanción de 10 años de no poder ingresar a la Unión Americana, debido a que, cuando entró por primera vez, fue de manera totalmente ilegal.

En su casa, cercana a la ciudad de San Diego, California, se quedaron sus tres pequeños hijos y su esposo. Ella ya no pudo retornar, aún no recibe una respuesta a su petición de poder reunirse con su familia.

 

La pareja tomó la determinación de que ella viviera en Tijuana, Baja California, con el fin de que él y sus hijos pudieran viajar y reunirse con Emma y así ha sido desde hace varios años. Sus hijos y su esposo son ciudadanos estadounidenses no tienen problema para entrar y salir de California. Emma los ve, convive con ellos, los besa, los abraza, pero al final los tiene que dejar ir. No le queda de otra.

 

El impacto ha sido tremendo para todos. Emma considera, en ocasiones, que no ha compartido con sus hijos el tiempo necesario para apoyarlos en todo lo que requieren. Sus hijos Michael Alexander, Ryan y Brannon, tienen ahora 15, 13 y 10 años, de edad respectivamente. Viajan cada semana a México para visitar a su madre. En cada viaje desean que sea la última travesía y que ella se pueda retornar a Estados Unidos, pero eso queda sólo en sueño.

 

La situación de Emma fue denunciada por las organizaciones La Raza y Madres Soñadoras Internacional, organización a la que se adhirió la mexicana y que tiene como finalidad defender los derechos de mujeres migrantes que fueron deportadas de Estados Unidos. Su caso sigue en proceso de ser definido por las autoridades del vecino país.

 

REGRESAN 800 MIGRANTES DIARIAMENTE

 

Cifras de  la Red Migrante revelan que actualmente un promedio de 800 migrantes regresan a México diariamente de Estados Unidos, la mayor parte de ellos deportados. La organización civil apunta que esta cifra se incrementará de manera importante, en la medida que empiecen a aplicarse las acciones de deportación masivas, anunciadas por el presidente estadounidense.

 

Sin embargo, no sólo han sido los trabajadores indocumentados mexicanos quienes han sufrido la ola de deportaciones registrada durante la administración del entonces presidente estadounidense Barack Obama, sino que dicha situación también ha perjudicado a personas de otras nacionalidades.

 

Datos del Colegio de la Frontera Norte (Colef), indican que ciudadanos de Guatemala, Honduras y El Salvador, también han sido deportados. La mayor parte de ellos tenían menos de un año de permanencia en el vecino país.

 

Las cifras del Colef revelan una mayor efectividad de los servicios de migración estadounidense, ya que mientras en el periodo 2009-2011, 40% de las deportaciones correspondían a personas con menos de un año de permanencia en Estados Unidos, en el lapso 2013 y 2016, dicho volumen ascendió a 87%.

 

Hay muchas respuestas que se mantienen en el aire ¿Una vez que el presidente Enrique Peña Nieto suspendió su visita a Estados Unidos, cuáles serán las medidas reales de protección a los ciudadanos de origen mexicano en ese país?

 

¿Cuáles son la acciones concretas para atender a la oleada de deportados mexicanos que se puede presentar, una vez que operen plenamente las acciones anti-inmigrantes de Trump?

 

¿Cómo satisfacer sus necesidades de empleo, capacitación, vivienda, educación, salud, en un país como México, que de por si no soluciona esos problemas a su población?

 

De cumplirse las amenazas de Trump, de deportar a por lo menos a 3 millones de ilegales, tendremos en puerta una crisis humanitaria a la que urgen soluciones rápidas y efectivas, no sólo discursos.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

22-Jan-2017

MONTERREY: ¿ALGUIEN LO SABÍA?

 

¿Alguien sabía que un adolescente de Monterrey pensaba disparar en contra de su profesora y de sus compañeros de escuela? Las autoridades de Nuevo León dicen que no. El video del trágico suceso revela por lo menos dos señales que deben ser investigadas a fondo.

 

¿Qué le comentaron dos de sus condiscípulos al joven que disparó, segundos antes de que accionara su arma y de que al menos uno de ellos pudiera abandonar el salón sin que nada le sucediera?

 

Al inicio del video, que tuvo amplia difusión en redes sociales y medios de comunicación, se acerca un primer chico con el tirador, se agacha para comentarle algo al oído y sale del salón. Inmediatamente después se acerca un segundo muchacho y le comenta también algo al adolescente. También se dirige a la puerta, en donde supuestamente va entrando quien parece ser el primero de los muchachos que regresa.

 

Aquí sucede algo desconcertante, el segundo muchacho retorna y apunta a su propia cabeza, a la altura de la sien, con el índice de su mano izquierda y rápidamente sale del salón. De inmediato, el tirador empieza a disparar.   

 

Posteriormente, sale del aula un tercer muchacho, pero a diferencia de los otros, este no tiene un acercamiento con el tirador. Abandona el salón cuando la masacre ya ha ocurrido.

 

Las imágenes de un video no son concluyentes en ninguna investigación policiaca. Sin embargo, sí llama mi atención que dos chicos se acercaran al tirador segundos antes de esa tragedia.

 

No acuso a nadie, pienso que esas breves conversaciones pudieron ser irrelevantes, sólo observo el video y reflexiono ¿saben las autoridades que le comentaron esos dos chicos al joven que finalmente disparó su arma? ¿sabían estos chicos lo que iba a suceder en su salón instantes después? Habrá que preguntarles de manera directa.

 

El vocero del Grupo de Coordinación de Seguridad de Nuevo León, Aldo Fasci Zuazua, informó algunos datos importantes respecto al caso: el arma era propiedad del padre del tirador, quien es cazador; el muchacho sufría depresión, pero no era tan grave como para cometer un acto como el ocurrido; no se ha comprobado la participación de cómplices; no hay confirmación de que el ataque haya sido inducido mediante las redes sociales.

 

La última afirmación del funcionario fue subrayada en relación a la versión surgida en algunos medios de comunicación respecto a que el chico que disparó participaba supuestamente en sitios de facebook, como “Legión Hulk”, que alienta a cometer ilícitos entre sus miembros.

 

Sin embargo, a consecuencia de lo ocurrido la Policía Cibernética actuó en horas para bajar sitios web detectados, en donde se incita a cometer actos violentos, especialmente entre niños y jóvenes.

 

UN CHICO CON UNA HISTORIA PECULIAR

 

De acuerdo con los datos proporcionados por el círculo de compañeros de escuela del  muchacho, se trataba de un joven de 15 años de edad con comportamiento aparentemente normal, al que le gustaban grupos musicales de moda. El carácter del estudiante del Colegio Americano del Noreste era agradable incluso.

 

Sin embargo, existen tres datos que son relevantes: el muchacho se acababa de incorporar a esa escuela, su padre y él mismo eran cazadores con conocimiento en el manejo de las armas y había sido tratado por depresión.

 

Con una experiencia de 38 años en el manejo académico y de orientación escolar de  adolescentes, la psicóloga Martha Laura López Jiménez opina que “en el momento de ver el video se observa en el chico un nivel de frustración importante”.

 

El muchacho dispara hacia cierto sector del salón. La profesora del grupo es la primera en recibir una de las balas. Es como si el muchacho hubiera expresado “no me estás pelando, no me estás haciendo caso, te voy a dar tu merecido”, indica la especialista.

 

La licenciada en Psicología por la UNAM y conferencista en temas relacionados con sexualidad y educación, entre otros, expresa que el acto del muchacho revela una alta dosis de patología que reflejaría una gran problemática de tipo emocional. Menciona que encuentra en este caso la característica del adolescente que toma decisiones sin ponderar las consecuencias.

 

Respecto al hecho de que el padre del adolescente sea cazador, Martha Laura expresa que “el gusto por la cacería revela pasión, diversión y placer por privar de la vida a un ser vivo, sin importar su tamaño”.

 

Su reciente integración a dicha escuela, es un punto que no debe ser menor. La psicóloga destaca que entre los adolescentes existe un profundo sentimiento de ser aceptados en cualquier círculo social y si este es muy cerrado sienten un fuerte rechazo.

 

También evalúa la posibilidad de que el muchacho haya participado en alguna red social que fomente la violencia. Expone que, por naturaleza, los adolescentes son impulsivos y altamente influenciables, especialmente cuando no existe contención de una figura parental.

 

“Hay detonadores como la pertenencia a esos grupos, en donde si te atreves (a hacer lo que el grupo sugiere), eres el héroe”, subraya.

 

 

Vemos como se forma en el país una cadena de muchachos que se visten igual, se peinan igual, por influencias externas, sin pensar que cada persona es única. Antes los amigos los veíamos de manera física, ahora los muchachos tienen “amigos” virtuales, que pueden estar al otro lado del mundo, pero a los que ni siquiera conocen, agrega

 

Y recuerda la frase de una académica: “el adolescente prefiere ser de lo peor que no ser nada, porque está formando su identidad”.

 

Menciona que los padres no estamos educados a enseñar a nuestros adolescentes la percepción del riesgo, damos por hecho que ellos lo saben y eso es falso.

 

Los chicos reciben una enorme cantidad de información de todos lados y no saben cómo  procesarla, lo cual aunado a las presiones sociales de sus amigos y a la falta de contención de sus figuras parentales, propician un contexto adverso para los jóvenes.

 

Destaca que los expertos en redes sociales recomiendan varios puntos importantes respecto al uso de redes sociales, entre los cuales se encuentran: limitar el tiempo de acceso a la red, limitar las edades a las cuáles tienen acceso las personas y que los adultos supervisen los contenidos que ven sus hijos.

 

Lamenta la actitud de padres de familia que proporcionen tabletas a bebés para que se entretengan, mientras la familia está en un restaurante, por ejemplo, lo que ha dado pie incluso a que las empresas fabriquen protectores para las pantallas de los dispositivos que comúnmente son tirados por esos pequeños.

 

Considera que los padres deben contar con las claves de acceso de sus hijos a computadoras y celulares para verificar que observan sus hijos, porque la privacidad de ellos se debe dar hasta que estos actúen de manea responsable.

 

¿EN QUÉ HEMOS FALLADO?

 

La psicóloga considera que el Gobierno debería proporcionar elementos sociales para que estas patologías disminuyeran, pero sucede todo lo contrario. “Los muchachos están expuestos a la corrupción de los gobernantes”, apunta.

 

Algunos de los chicos a los que ha orientado vocacionalmente le han comentado que ellos quieren ser narcotraficantes “porque se la llevan fácil y se ganan un montón de lana”. No hemos tenido una administración pública saludable, hay un fuerte deterioro social”, enfatiza.

 

Este fuerte desencanto también es compartido por agrupaciones como Citizen Go, que señala que en Monterrey fallamos todos:

 

El Sistema Educativo, incapaz de combatir el bulling; el Sistema de Mochila Segura, que habría garantizado mayor seguridad; la Secretaría de Educación, por no preocuparse por los graves problemas educativos; los Medios de Comunicación, generadoras de narcoseries que proponen a delincuentes como ejemplo a seguir; las Televisoras, que emitieron el brutal video del crimen, violando la Ley al Menor; las Redes Sociales, que no detectan a tiempo un video que se viralizó dañando la integridad de menores; la Familia, que no exige a sus hijos responsabilidades; la Sociedad, que ridiculiza los valores de respeto, esfuerzo y disciplina.

 

¿Se volverá a repetir un caso así? ¿Qué haremos para impedirlo? ¿Volveremos a fallar?, pregunto yo.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com 

14-Jan-2017

EL DESPOJO DE CASA EN EL EDOMEX

  La señora María de la Luz Valera García, una viuda de 82 años de edad, como muchos adultos mayores mexicanos, con su casa, como principal patrimonio, no imaginaba que al rentarla prácticamente iba a ser despojada de ella, por los vacíos legales que existen en materia de arrendamiento.

 

Sin embargo, no dejará que esto ocurra y confía en que las autoridades del Estado de México atenderán su caso para solucionarlo. Julio Ángel Alonso Mendoza, quien la pretende despojar de su propiedad, se hace pasar por funcionario del municipio mexiquense de Tecámac, situación que fue desmentida por la Dirección de Comunicación Social local. Dicho individuo nunca ha laborado en esa alcaldía.

 

 Alonso Mendoza es todo un caso: en Tecámac ha sido acusado de diversos abusos cometidos en contra de ciudadanos de la zona, siempre ostentándose como falso “funcionario”. En realidad, dicho individuo fue despedido de los comedores comunitarios de la Sedesol del Estado de México, en donde laboraba, debido a diversas tropelías que cometió en su cargo.

 

En nuestro país no existen cifras definitivas acerca de número de inmuebles que son invadidos por grupos  organizados, muchos de ellos apoyados subrepticiamente por partidos políticos, como el PRI, Morena o el PRD, entre otros, y tampoco existen estadísticas sobre el total de individuos y familias que se apropian de departamentos o casas, en lo que representa una evidente “invasión hormiga”.

 

En el Estado de México el delito de despojo se ha convertido en una práctica usual que, lamentablemente no es castigada, porque no existe una legislación clara y las lagunas jurídicas permiten que haya un crecimiento importante de dicho ilìcito, de acuerdo a especialistas inmobiliarios consultados.

 

La historia de la señora María de la Luz es como la de muchos adultos mayores en nuestro país, que dependen de la renta de un inmueble como su principal fuente de ingresos.

 

En agosto de 2013 firmó un contrato de arrendamiento con Julio Ángel Alonso Mendoza. El año siguiente, cuando esta persona debía renovar el contrato, simplemente empezó a esconderse.

 

La propietaria del inmueble lo buscó en varias ocasiones y cuando al fin fue posible localizarlo, el sujeto pretextó que cambiaría de aval, lo cual le sirvió como un “argumento” para no firmar el contrato de 2014.

 

Posteriormente, Julio Ángel Alonso Mendoza pagó de manera irregular la renta y a partir de febrero de 2016 ya no realizó un solo pago a su casera. Ya no se le pudo localizar de manera telefónica, porque cambió el número de su celular.

 

Este problema se convirtió después prácticamente en una historia de terror para la señora Valera, ya que Alonso Mendoza le advirtió que jamás se saldrá de la casa que inició rentando, localizada en la calle de Azucenas, manzana 129, lote 53, Código Postal 55770, municipio de Tecámac, Estado de México.

 

 La persona que firmó como aval del contrato de arrendamiento, Susana Padilla Guzmán, con dirección en calle Nicolás Bravo, manzana 3, lote B 22, Unidad Habitacional Héroes Ecatepec, tercera sección, tampoco se ha hecho responsable de la actuación de su representado.

 

En tanto, la propietaria del inmueble se ha dado cuenta que no sólo no obtiene ingreso alguno de la renta de su propiedad, sino que Julio Ángel Alonso Mendoza en la práctica ya se quedó con su casa y debido a las deficiencias de una legislación que protege el delito de despojo, más que castigarlo, deberá emprender un juicio que le será costoso y desgastante.

 

En tanto, Alonso Mendoza señala que es intocable, porque sostiene que se encuentra protegido por autoridades de alta jerarquía a nivel estatal.

 

De acuerdo con especialistas inmobiliarios, crece en el país el número de personas que se organizan con el fin último de despojar a los personas de sus propiedades, fingiendo que las rentarán durante un tiempo, pero suspendiendo el pago del alquiler, después de un año. Saben que el tiempo que permanezcan ahí les da derechos: ese es su modus operandi.

 

Conforme al artículo 378 del Código Penal vigente en el Estado de México, “comete el delito de despojo, el que de propia autoridad y haciendo violencia física o moral a las personas, o furtivamente o empleando amenaza o engaño, ocupa un inmueble ajeno o hace uso de él, o de un derecho que no le pertenezca”.

 

En definitiva, en este caso se puede tipificar dicho delito, pero en la práctica, la legislación mexiquense es muy “maleable” y permite que quienes renten una casa o departamento logren el amparo de la justicia, alegando que no cuentan con un lugar en donde habitar o que finjan haber realizado mejoras a la propiedad, con lo cual incluso se puede caer en el absurdo de que exijan indemnización por ello.

 

De acuerdo con un estudio de la Sociedad Hipotecaria Federal sobre el “Estado Actual de la Vivienda en México”, el alquiler representa 14.4% del ingreso de los hogares que rentan una casa-habitación, o sea, que la renta de casas se ha convertido en una entrada económica importante para muchas familias, pero el delito de despojo también ha aumentado significativamente.

 

De 2010 a 2015, se presentaron casi 19 mil denuncias ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal por el delito de despojo, lo que evidencia la magnitud de este ilícito.

 

¿Se estarán repitiendo en esa zona del Estado de México, las prácticas de despojo que realizaron los ex gobernadores de Veracruz y Quintana Roo, Javier Duarte y Roberto Borge, respectivamente, quienes utilizaban a familiares y amigos para despojar de inmuebles a propietarios legítimos?

 

Dichos gobernadores no sólo saquearon al erario, sino que invadieron, por medio de testaferros, propiedades que les gustaron y ahora están en sus manos.

 

Las autoridades de Tecámac informaron que no toleraran que Alonso Mendoza viole la ley y atenderán de manera expedita las denuncias que presente la ciudadanía en su contra, incluido el caso de la señora María de la Luz Valera García

 

 CONTACTO.- javiervelazquezf@gmail.com

05-Jan-2017

EL ‘GASOLINAZO’ Y LAS PROCLAMAS SUBVERSIVAS

 Johnatan Ruiz fue sorprendido por la policía en el momento menos esperado a mediados del diciembre pasado. Pudo haber sido condenado a tres años de prisión por algo que es común en cualquier zona del país: mostrar su inconformidad en redes sociales.

 

Ruiz no es delincuente, simplemente es un taxista que mostró su malestar hacia trabajadores del volante que él considera “piratas”. Los policías que lo aprehendieron le dijeron con sorna y de manera seca: “ya te chingaste, eres un pinche subversivo”.

 

En Querétaro, en donde vive el taxista, la ley prevé que cualquier persona que incite a otras a realizar acciones que pueden considerarse como desestabilizadoras pueden ser acusadas de “apología del delito”.

 

Johnatan propuso a todos sus contactos taxistas que tenía en la aplicación Whatss App de su teléfono inteligente que realizaran un bloqueo en las calles para protestar en contra de las operaciones de las empresas de autos de alquiler Cabify y Uber.

 

“La banda ya está organizada para los bloqueos”, animaba Johnatan. La idea era que taxistas impidieran la entrada de vehículos a la ciudad de Querétaro para que las autoridades ya no dejaran trabajar en dicha urbe a los taxistas “piratas”. No sabía en el problema que se estaba metiendo.

 

En Querétaro simplemente convocar a una marcha, y no se diga más a un bloqueo vehicular, puede ser considerado como un delito. ¿Existe entonces en esa ciudad libertad para disentir? me gustaría una respuesta de las autoridades.

 

A cambio de ser dejado en libertad fue obligado a retractarse públicamente. “Que las autoridades hagan lo que crean conveniente”, manifestó el taxista y regresó con miedo a su casa. En Querétaro y en otras ciudades del Bajío hay movilizaciones populares en contra del gasolinazo de inicios de año. En las redes sociales se hacen nuevas proclamas para protestar en contra del infame aumento.

 

Fui testigo de la escasez de gasolina y de la manera en que de especula con el carburante desde diciembre. “Tuvo suerte de cargar su tanque, en días pasados no nos han surtido las pipas”, me comentó un despachador de una estación de servicio queretana.

 

“¿Ustedes sí tienen gasolina o también la están escondiendo? Es la tercera gasolinera que recorro y en las otras no había”, reclamó un automovilista molesto al mismo despachador.

 

La ley queretana tiene vacíos legales que pueden hacer reo de la ley a cualquiera que incite a un acto público considerado como de agitación social. Sin embargo, la gente muestra su malestar y algunos convocan a seguir bloqueando gasolinerías. Le faltarán policías al gobierno queretano en caso de que ello ocurra.

 

En el Museo de los Conspiradores de la bella ciudad de Querétaro se da cuenta de los movimientos históricos que dieron vida finalmente a la independencia nacional.

 

En Querétaro se reunían los insurgentes, bajo la protección del corregidor Miguel Domínguez y de su esposa, Josefa Ortiz de Domínguez. 

 

En ese museo se cuenta la historia del noble criollo Mariano, segundo Marquez de Raspiz, quien fue implicado en varias redes de conspiración del Bajío, pero a nivel de proclamas y ante la justicia de principios del siglo XVII pagó por ello.

 

El gobernador panista de la entidad, Francisco Domínguez, aplicó la ley por “apología del delito” al taxista Ruiz. El gobernador, cuando fue candidato a la primera magistratura, llamó a actos que hoy pueden ser calificados como delito. Cómo cambian las cosas.

 

Tiempos diferentes. Hace doscientos años los conspiradores y subversivos del orden hoy son héroes. El museo queretano da muestra de la inconformidad de la población por los altos impuestos de España.

 

Hoy los mexicanos protestan por el gasolinazo. Antes lo hacían de boca en boca. Hoy lo hacen por redes sociales.

En la Ciudad de México, Oaxaca, Guerrero, y otras entidades, convocar a un bloqueo por las circunstancias que sean, no es un delito, en algunas otras sí lo es.

 

Las épocas son muy diferentes. La inconformidad es la misma.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

28-Dec-2016

LA NAVIDAD DEL ILEGAL

 

José González Pérez lo volverá a intentar. Ni la migra ni las amenazas de Donald Trump lo frenarán. Volverá a pagar a un “pollero” para que lo meta a Estados Unidos.

 

El jornalero agrícola no aguantó ya la nostalgia de regresar a México. La querencia le ganó, la nostalgia lo derrotó. Las ganas de ver a sus hijos y a su esposa lo hizo retornar.

 

Está feliz, porque diciembre es el mes propicio para ver a su grande familia. Casi todos los días, desde que empezó el mes ha estado de fiesta. Todos sus parientes de Michoacán lo quieren ver.

 

Todos quieren saber cómo le va. Muchos de sus primos también se la quieren jugar. En México no hay empleo y desean darle otra vida a sus familias. Lo que ganan aquí apenas les alcanza para malvivir.

 

José lo sabe por experiencia propia. Sabe lo que es tener un hijo pequeño enfermo y no tener dinero para comprar las medicinas. Por eso se quiso ir a Estados Unidos y juró que no regresaría.

 

Estará aquí en diciembre, en enero y febrero. Ya para marzo se la jugará otra vez. Viajará a Tijuana y pagará nuevamente para que un "pollero" lo meta a California.

 

José está ahora en Tacámbaro, Michoacán. Regresó de California, Estados Unidos, en donde trabajó en la pisca de productos agrícolas durante tres años.

 

El mexicano de 38 años de edad encontró en el campo californiano una salida para las penurias económicas familiares. En Michoacán trabajaba como albañil, pero las obras de construcción en las que laboraba se fueron acabando hasta que se quedó sin trabajo.

 

En un par de meses ya no tenía dinero. No la pensó más. Buscó a sus amigos que ya habían estado del otro lado. Le dijeron cuanto debía pagar y a quién para que lo pasará a Estados Unidos.

 

Juntó el dinero que necesitaba y se fue en autobús hacia la frontera. Allá ya lo esperaba el "pollero". Lo pasaron en un pequeño camión, abajo de un cargamento de alfombras. En el vehículo viajaba con otros 10 indocumentados. Era un "cargamento" chico de pollos.

 

El viaje, sin embargo, tuvo un momento trágico, cuando uno de sus compañeros, no aguantó la sofocación y tuvo que ser bajado en el camino.

 

“Los polleros” se querían deshacer de él. Lo dejaron en una carretera secundaria de California. Engañaron a su compadre que se quedó con él. Le dijeron que cerca estaba un centro comunitario de asistencia, en donde podía ser atendido. Le mintieron. Nunca hubo hospital, alguno y el hombre murió deshidratado.

 

Esa historia la conoció José ya cuando trabajaba en la pisca. Se quedó en la mente para siempre. Dijo que no se volvería a exponer, pero finalmente ya no aguantó más y regresó a México, tenía ganas de abrazarlos.

 

Ahora no sabe cómo regresará a Estados Unidos. Goza las fiestas de diciembre. Lo único que sabe es que ni la migra ni las amenazas de Trump evitarán que se vuelva a pasar de ilegal.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

17-Dec-2016

TODO A PULMÓN

 

Julio César nació a los seis meses de gestación con una discapacidad de las vías respiratorias, uno de sus pulmones estaba bien formado y sólo una tercera parte del otro funcionaba. Se hubiera pensado que no sobreviviría.  Su vida ha sido llena de padecimientos, cuesta arriba siempre, pero se sobrepuso a todo y ahora a los 15 años de edad es campeón nacional de natación.

 

Sufre padecimientos propios de personas de edad avanzada, pero libra su batalla diaria, no sólo para tratar de llevar una vida normal, sino para destacar en su deporte. Sin embargo, su peor enemigo no es la discapacidad que tiene, sino el burocratismo, la incomprensión y la falta de atención de las autoridades gubernamentales del Estado de México y deportivas que le dan la espalda y no le brindan apoyo.

 

La vida de Julio César González Buendía fue complicada en su etapa de niño, pero fue mucho peor en su adolescencia, cuando en 2014 después de una operación para tratarte una lesión de rodilla, por complicaciones diversas y por su estado pulmonar, tardó 6 horas en despertar y 3 días en recuperarse en el hospital, cuando se trataba originalmente de una operación ambulatoria.

 

Después de ese episodio, los médicos empezaron a descubrir un rosario de enfermedades en él, que limitan su calidad de vida, pero no sus ganas de estudiar ni de hacer deporte.

 

El muchacho no puede tener emociones fuertes, porque padece hipertensión arterial. Desde niño ha sufrido problemas hepáticos que le impiden tener una alimentación normal y, por ello, está sujeto a una dieta estricta, en la cual no puede comer alimento alguno que tenga conservadores o grasas que su cuerpo no puede digerir.

 

Debido a su problema de displasia broncopulmonar, desde pequeño tiene un sinnúmero de alergias hacia cualquier tipo de comida y los médicos le pronostican que a medida de que pasen los años aumentará su número de alergias.

 

Esta problemática de las vías respiratorias, a consecuencia de que es “seismesino” le provoca que las enfermedades que padece le duren más que a cualquier persona en condiciones normales, de tal manera que a un chico de su edad que padezca gripa durante una semana a Julio César le puede durar mes y medio, una indigestión 15 días o una alergia severa hasta dos meses.

 

Por si esto no fuera suficiente, en julio de este año, su madre, Julieta Buendía Hernández, lo encontró en una ocasión con un cuadro raro de lo que parecía asfixia. De inmediato lo llevó con el médico, que descubrió que el muchacho padecía SAOS, Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño en grado severo, mejor conocida como apnea del sueño.

 

El riesgo de que sufriera un paro cardíaco con el tiempo era inminente y para evitar esto, Julio César tiene que dormir conectado a un aparato que le lanza aire y prácticamente evita que deje de respirar mientras duerme. Adicionalmente, le descubrieron  el síndrome de Miding, un padecimiento que le provoca incrementos y descensos de la presión arterial durante la noche en pocos segundos.

 

La cantidad de medicamentos que se le suministran es tal que debe comer siempre antes de que los ingiera para que su estómago no sufra las consecuencias.

 

Los huesos del muchacho no se formaron bien, no tienen la fuerza de los de una persona normal, por lo cual no puede realizar deportes de alto impacto. Es aquí como encontró en la natación un remanso en su vida.

 

ATLETA CON CAPACIDADES EXTRAORDINARIAS

 

Pese a su condición, Julio César es un atleta de alto rendimiento. En los últimos cinco años ha nadado junto con personas con capacidades normales. En dos horas, el muchacho nada entre 3 mil 800 y 5 mil metros.

 

El adolescente practica natación en la alberca “Paola Espinosa” de Cuautitlán Izcalli, con atletas sin problemas de salud. Los médicos están sorprendidos, porque sólo con un pulmón que trabaja de manera normal no se explican su capacidad.

 

Su madre se comunicó con el Comité Paralímpico, organismo que mostró interés por el muchacho. Ingresó el 24 de septiembre pasado, no sin antes recibir una certificación del DIF como persona discapacitada.

 

En el Comité Paralímpico surgió un problema, incongruentemente no existe una categoría para que él pueda competir como “displásico” y decidieron colocarlo entre los discapacitados intelectuales, a pesar de que el muchacho muestra la inteligencia normal de un joven que está en primero de preparatoria.

 

GANADOR DE TRES MEDALLAS

 

En sólo un mes desde que inició sus entrenamientos en el Comité asistió a los juegos nacionales, fue rankeado para los panamericanos y muy posiblemente forme parte de la selección nacional en su especialidad.

 

Con tan buenas perspectivas, asistió del 4 al 7 de diciembre en Morelia, Michoacán, a los Juegos Deportivos Nacionales para Atletas con Discapacidad Intelectual, en los que participaron 850 competidores del país. En la justa, el muchacho ganó tres medallas (un primer lugar y dos segundos en diversas pruebas de natación), superando a seleccionados nacionales y medallistas.

 

Entre los entrenadores se le empieza a mencionar como el novato del año, debido a la capacidad deportiva que demuestra.

 

FALTA DE APOYO DE LAS AUTORIDADES

 

La historia de Julio César González Buendía es la de miles de deportistas de alto rendimiento, que pese a tener una discapacidad, están abandonados por las autoridades. La madre del muchacho buscó el respaldo del ayuntamiento en donde entrena, Cuautitlán Izcalli, pero el presidente municipal, Víctor Estrada, medallista olímpico, conocedor en carne propia de las vicisitudes sufridas por los atletas, simplemente le ha volteado la espalda. Quizá porque ahora ya es político y no atleta. Qué corta es la memoria humana.

 

El muchacho puede de un día para otro dejar de competir, porque financieramente su familia no tiene como pagarle los traslados, hospedaje, alimentación y todos los gastos derivados de las competencias a las que asiste.

 

La madre del chico señala que este ha recibido el apoyo del rector del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México, Pedro Luis Grasa Soler, en donde estudia Julio César, con una beca del 40%, con un horario especial, pero señala que una beca de 100% sería más que justa por el esfuerzo demostrado por el deportista.

 

Julieta Buendía Hernández seguirá tocando puertas para exponer el caso de su hijo. En meses pasados, fue recibida por un asistente de la senadora Ana Gabriela Guevara, quien escuchó su caso y puede buscar a Carlos Padilla Becerra, presidente del Comité Olímpico Mexicano para plantearle su problemática.

 

Opino que el ejemplo de Julio César es más digno de apoyar por el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, que el de chicas que cumplen XV años y para las cuales el mandatario consigue financiamiento. Esos absurdos sólo pasan en México, pero el mandatario estatal tiene oportunidad de orientarse y apoyar causas más justas.

 

“Siempre he luchado por lo que quiero, no me sé dejar vencer”, dice Julio César.

 

En la vida del chico tiene mucha validez la letra de esa canción de Miguel Ríos que relata: “que difícil se me hace, seguir pagando el peaje de esta ruta de locura y ambición. Un amigo en la carrera, una luz y una escalera y la fuerza de hacer todo a pulmón, todo a pulmón”.

 

Contacto.- javiervelazquez@gmail.com

11-Dec-2016

MANCERA Y SANTA ANNA

 

Quiénes tienen acceso a la oficina del  Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, relatan que esta semana el político estaba más que enojado. Las cosas no le salieron del todo bien. Los canales de comunicación con los legisladores locales del Partido de la Revolución Democrática (PRD) de plano llegaron a un nivel de alto decibelaje.

 

En 1858, los mexicanos de ese entonces tuvieron que aguantar que el presidente de la República, “su alteza serenísima”, Antonio López de Santa Anna, aplicara un impuesto absurdo a puertas y ventanas de las viviendas, a fin de obtener recursos a toda costa. En las redes sociales, en los últimos días, a Mancera se le llegó a comparar con tan infausto personaje, cuando los capitalinos detectaron que el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México proponía un cobro a la plusvalía de los inmuebles en la capital que quedara inscrito en la primera Constitución capitalina.

 

En los tiempos de Santa Anna, el impuesto fijado a las puertas era mayor que el determinado a las ventanas, de tal manera que los mexicanos decidían usar su ventana también como puerta para pagar menos.

 

El gravamen de Santa Anna era totalmente irracional e injusto. La posibilidad de que los capitalinos paguen un impuesto o contribución por la plusvalía que generen sus inmuebles le ganó a Mancera una comparación con cualquier gobernante de país comunista o con el cojo Santa Anna. ¡¡Oh, atroz comparación la que recibió don Miguel!!

 

La historia de este suceso inició cuando Miguel Ángel Mancera presentó ante la asamblea que creará la Constitución Política de la Ciudad de México un artículo, por medio del cual el gobierno capitalino pueda captar beneficios que generan los grandes desarrollos inmobiliarios para favorecer a los sectores sociales más empobrecidos.

 

 La idea no parecía inadecuada, pero la manera en que se redactó (siempre la “maldita” redacción de las leyes),  proponía en el artículo 21, inciso “C”, numeral 7, que  los derechos de edificación fueran administrados por el gobierno de la ciudad, para distribuir las cargas y beneficios que imponga el ordenamiento territorial, “incluyendo la recuperación de las plusvalías generadas”, que deberán aplicarse en pro de los sectores de bajos ingresos.

 

La posibilidad de que se aplicara un impuesto sobre la plusvalía de los inmuebles desató tal condena de la sociedad, que Mancera reculó y determinó el retiro de su propuesta, pero ¡¡oh sorpresa”!, en la nueva Ley de Vivienda de la Ciudad de México aprobada por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal el pasado día 6, sí se aprobó que las autoridades capitalinas capten los beneficios de la plusvalía.

 

 Quienes tiene derecho de picaporte a las oficinas de Miguel Ángel Mancera relatan que entonces el político sin partido entonces sí tronó y en la menor oportunidad que tuvo señaló que ejercerá sus funciones para vetar cualquier cambio legal que signifique el cobro de un nuevo impuesto en la capital del país y no sólo eso, sino que pidió a los legisladores hacer cambios adecuados en su propuesta para que haya claridad con los ciudadanos.

 

El pasado día 6, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobó por 34 votos a favor, 21 abstenciones de los diputadores del Partido del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena)  y cero votos en contra la Nueva Ley de Vivienda de la Ciudad de México.

 

Dicha ley tratará de racionalizar el sector de vivienda en la ciudad en todos sentidos, pero fue el artículo 94 el que desató la polémica. Dicho apartado señala que:

 

“El Gobierno de la Ciudad de México, deberá generar e implementar mecanismos para la captación de plusvalías, generadas por las acciones urbanísticas. Esta captación se destinará a la defensa y fomento del interés común, a través de acciones y operaciones encaminadas a distribuir y sufragar equitativamente los costos del desarrollo urbano, así como al mejoramiento del espacio público, infraestructura urbana y, en general, del entorno urbano del territorio de la Ciudad de México. La Secretaría de Finanzas deberá asignar al Instituto (de Vivienda del Distrito Federal) un porcentaje de los recursos obtenidos por captación de plusvalías, para la adquisición de reservas territoriales para la construcción de vivienda de interés social y popular y la producción social del hábitat y vivienda”.

 

La redacción de dicho artículo, como se aprecia, es totalmente inadecuada. Sí deja en claro que el gobierno capitalino captará plusvalías y lo que es peor ¿a que se refiere cuando señala “acciones urbanísticas”? ¿Se trata de la plusvalía, entendida como el incremento del valor de un inmueble, que captarán las autoridades de nuevos proyectos o a las casas y edificios que ya existen?

 

En relación al debate, el diputado local perredista, Leonel Luna, trató de negar, sin demostrarlo, que el dictamen de la Ley de Vivienda no obliga de ninguna manera a imponer una carga tributaria adicional, “sino a la orientación del destino de recursos a la producción de un hábitat más amable y socialmente más responsable”, declaración que suena más a palabrería hueca que a una explicación convincente.

 

Los malos entendidos entre el Jefe de Gobierno capitalino y la Comisión de Vivienda de la ALDF se pusieron de tal manera, que esta última y en especial la bancada perredista optó por retirar el artículo mencionado de la Ley de Vivienda, sin que hasta el momento de redactar este comentario se sepa el nuevo contenido del fatídico artículo 94. Habrá que esperar cuáles son sus nuevos términos.

 

Un refrán muy famoso señala que “en los detalles está el diablo” y, sin duda, en la ley reglamentaria los capitalinos nos llevaremos la sorpresa de conocer cuáles serán los mecanismos por medio de los cuales el gobierno mancerista captará los nuevos recursos provenientes de la plusvalía de los inmuebles.

 

¿Cómo se medirá la plusvalía de cada inmueble, en base a que parámetros? ¿En qué periodo se aplicará la medición de la plusvalía? ¿Qué entidad pública será la encargada de realizar dicha medición? ¿Participarán empresas privadas valuadoras en dicho proceso? ¿Se licitará o se realizarán por adjudicación directa?, son algunas de las múltiples dudas que deberán responderse.

 

Los capitalinos ya pagan un impuesto predial que se aplica sobre el monto actualizado de las propiedades y al menos tienen la esperanza de que Mancera cumpla su palabra, empeñada en noviembre pasado, de que no habrá incrementos de impuestos para 2017.

 

Hasta donde pude investigar, los diputados del PRD no quitarán el dedo del renglón para que el gobierno capitalino pueda captar de alguna manera la plusvalía generada por los inmuebles citadinos. El secreto estará en los métodos a seguir.

 

Ojalá y los capitalinos no recibamos un amargo regalo de Navidad.

03-Dec-2016

EL POLÍTICO QUE CREÍA EN DIOS

“Quiero vivir estos meses con una gran pasión, quiero llegar a mi casa con una gran sonrisa para hacer feliz a mi esposa, quiero llevarla al cine y no mostrar ningún dolor, porque mi única vocación en estos meses es sonreír para que mi esposa sea feliz”.

 

Durante una comida celebrada en 2008 en un restaurante japonés de la colonia Del Valle, así lo confesaría Carlos Abascal Carranza a su amigo Luis Carlos Ugalde, quien quedó estupefacto ante las palabras de su interlocutor, por la fortaleza y el amor a su familia que mostraba en los momentos que la enfermedad lo devoraba. La siguiente vez que sabría algo de él sería durante su velorio. Abascal fallecería víctima del cáncer, el 2 de diciembre de 2008, un día como hoy, exactamente hace 8 años.

 

Esta versión recopilada por María Luisa Aspe Armella, doctora en Historia, de voz del propio Ugalde, retrata de cuerpo entero a quien fuera secretario del Trabajo y de Gobernación durante el sexenio de Vicente Fox.

 

Estudiosa de la historia contemporánea de la iglesia en México, Aspe Armella es experta en rubros como la formación social y política de los católicos mexicanos, áreas de estudio universitario que, debe decirse, no son tan comunes de abordar por los investigadores en nuestro país.

 

A inicios de la semana que hoy concluye, María Luisa Aspe Armella dio a conocer su libro: “Un cristiano en la vida pública: Carlos María Abascal Carranza”, en la que hace un análisis biográfico de la vida y obra del personaje que lo llevó a revisar 2 mil 614 documentos de Abascal con un volumen de 30 mil fojas.

 

En este contexto, es de destacar la observación de Aspe Armella, en el sentido de que “Estamos tan acostumbrados en al país al espectáculo de la perversión de la política que cuesta trabajo reconocer un funcionario que se la juega por el bien común. La aparente contradicción vital de Carlos Abascal –católico tradicional y político eficaz, no es tal”.

 

LA POSIBILIDAD DE UN GOBIERNO INTERINO

 

De acuerdo a Luis Carlos Ugalde, presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), entre 2003 y 2007, fue Abascal, como secretario de Gobernación, quien logró evitar una crisis política que se hubiera convertido en una crisis constitucional en las elecciones presidenciales del 2006.

 

Abascal Carranza había llegado a la Secretaría de Gobernación el 2 de junio de 2005, después de que renunciara a ese cargo Santiago Creel, tras los serios cuestionamientos a su gestión que había sufrido por parte de los partidos de oposición.

 

La disputa por la Presidencia de la República en 2006 fue enconada, a tal grado que Abascal Carranza sabía que su partido, el PAN, podría perder las elecciones. La doctora Aspe Armella señala que en una reunión con sus subalternos de la Secretaría de Gobernación en vísperas de las elecciones del 2 de julio de ese año, Abascal les advirtió:

 

“Se le entregará el poder a quien diga el pueblo de México, y la Secretaría de Gobernación y este gobierno no debe intervenir. Me voy a indisponer irremediablemente en contra de quien aquí, utilizando más alá de las facultades que tiene legalmente, tuerza la voluntad popular para cualquier otro sentido, aquí somos árbitros y vamos a arbitrar las condiciones… qué no haya ninguna duda, el que no esté de acuerdo con eso que ahora mismo se levante”.

 

En este entonces, la votación tan cerrada a favor del candidato presidencial panista, Felipe Calderón, provocó, desde mi punto de vista, una postura radical del aspirante del PRD, Andrés Manuel López Obrador, quien bloqueó con sus huestes gran parte de la avenida Paseo de la Reforma que estuvo a punto de ser la piedra de toque para propiciar un conflicto político-social de proporciones inimaginables.

 

En una entrevista,  Ugalde comentó a Aspe Armella que “tanto grupos de mexicanos, como algunos sectores intelectuales sugerían como salida al conflicto un gobierno interino y o convocar a una nueva elección y fue Abascal quién logró llamar a la mesura…”.

 

LAS PREOCUPACIONES DE  SALINAS

 

El ex presidente Carlos Salinas de Gortari reveló a la doctora Aspe Armella que en alguna ocasión buscó a Abascal a sus oficinas a la Secretaría de Gobernación. Salinas mostraba preocupación porque el cardenal Juan Sandoval Iñiguez, arzobispo de Guadalajara, solicitaba la reapertura del caso del asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, ocurrida durante la administración salinista.

 

“De acuerdo con la versión oficial del gobierno salinista, el prelado había sido asesinado por un grupo de sicarios pertenecientes al cartel de los Arellano Félix, quienes lo habían confundido con ‘El Chapo’ Guzmán por tener autos iguales”, indica la versión escrita por Aspe Armella.

 

El cardenal Sandoval Íñiguez insistía en que realmente no había sido una confusión, sino que había sido un asesinato planeado, pues el día que fue baleado el extinto cardenal se reuniría con el delegado apostólico en México, Girolamo Prigione, para presentarle pruebas de la colusión entre altos funcionarios del gobierno y el crimen organizado.

 

En esa reunión, Abascal le habría dicho a Salinas de Gortari que la Secretaría de Gobernación, a su cargo, estaba convencida de la versión oficial, porque incluso los procuradores de justicia de extracción panista habían llegado a tal conclusión.

 

El ex presidente quería saber su opinión respecto a las razones por las cuales grupos de la Iglesia Católica eran tan críticos con la administración salinista, a lo cual Abascal contestó, según la versión del propio Carlos Salinas, que: “El artículo 130 era un agravio tan grande para la Iglesia y una bandera incluso nuestra –de los panistas de reivindicación-, que algunos sectores no podían soportar que un presidente de extracción priista hubiera promovido la reforma al 130, que finalmente logró la reconciliación entre el Estado Mexicano y la Iglesia Católica en particular porque fue para una reforma para reafirmar libertades de creencias”.

 

Abascal ofreció al ex presidente efectuar una reunión con él y quienes lo involucraban en el asunto Posadas Ocampo; sin embargo, el encuentro no se logró concretar por el rápido avance de la enfermedad de Abascal, una vez que se encontró fuera del gobierno foxista. No obstante, la relación de Salinas de Gortari y Abascal se mantuvo de manera cordial.

 

EL ÚLTIMO DISCURSO

 

Relata Aspe Armella que el 26 de noviembre de 2008, pocos días antes de su muerte, Abascal asistió a la Universidad Anáhuac del Sur, en donde recibió un doctorado Honoris Causa. “Estaba a unos días de fallecer, agotado, débil, lleno de dolores (tantos que el más leve roce en su mano lo lastimaba), físicamente incapaz de hablar por más de dos minutos seguidos…”. Sin embargo, Carlos Abascal Carranza dio un discurso y llamó a los jóvenes a trabajar por el bien de la nación.

 

Después de este encuentro, iba a participar en un encuentro anual de obispos en el Lago de Guadalupe, Estado de México, pero para la fecha en que se realizó esa reunión, él ya estaba internado en el hospital.

 

FUNCIONARIO CATÓLICO "CRITICADO" EN UN PAÍS DE CATÓLICOS

 

Atacado por sus ideas religiosas, en una situación peculiar, si se toma en cuenta que México es un país en el que 80% dice profesar la religión católica, Abascal Carranza supo dialogar incluso con los sectores más críticos a su permanencia como funcionario público. Se recuerda, por ejemplo, el diálogo que estableció en 2006 con los líderes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), que bloqueó mucho tiempo la capital de ese estado para apoyar la demanda de alza salarial de los profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

 

Negoció con liberales y agnósticos y de muchos de ellos ganó incluso su amistad. Producto de un proceso histórico que dividió hace muchos años al Estado de la Iglesia, aún muchos políticos evitan manifestar cuál es su preferencia religiosa si es que la tienen, situación que ha sido una constante entre los hombres del poder.

 

En otras latitudes, es común que cualquier servidor público pueda expresar su fe religiosa si es que la tiene, sin que haya motivo para que nadie se rasgue las vestiduras. Parece que, como país, no hemos madurado lo suficiente para saber distinguir que el profesar un credo no hace a los funcionarios peores o mejores, sino que es el servicio a la comunidad, la vara con la que deben ser medidos, no la fe que profesan.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com


26-Nov-2016

LA MOCHILA ESCOLAR ANTIBALAS

Su menuda imagen apareció en una exposición de ciencias en Tamaulipas y a nivel nacional conmocionó a todos quienes lo vieron por medio de la televisión. Su invento simplemente se convirtió en un producto que puede salvar la vida a muchos niños: una mochila escolar blindada.

 

No hablamos de Siria, país hundido en una guerra que parece interminable y en donde han muerto menores de edad, sino de México y, en concreto del fronterizo estado, en donde en los últimos seis años han sido asesinadas 4 mil 500 personas por los carteles del narcotráfico, de acuerdo a cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), niños, muchas de ellas.

 

Juan David Hernández Rojas, es un muchacho de 11 años,  alumno de la Escuela Primaria “Lázaro Cárdenas del Río”, de la ciudad de Matamoros, y dio a conocer su invento hace unos días en la “ExpoCiencias Tamaulipas y Certamen de Creatividad e Innovación Tecnológica”.

 

En los últimos años, en Matamoros han sido frecuentes las balaceras entre bandas enemigas y entre el hampa y efectivos policiacos y militares, en no pocas ocasiones los enfrentamiento se han producido frente a los planteles escolares.

 

El 16 de marzo de este año, el Grupo de Coordinación Tamaulipas informó que en la ciudad de Matamoros integrantes de un grupo criminal agredieron a elementos de las fuerzas federales y en su huida causaron lesiones a dos mujeres ajenas a los hechos. 

 

De acuerdo a medios locales, la agresión se ocurrió a las 13:20 horas en los sectores sur y poniente de la ciudad, precisamente a la hora de entrada del turno vespertino y salida del matutino de varias escuelas, lo que causó pánico entre padres de familia ante el estruendo de la metralla. 

 

Comercios de la zona cerraron sus puertas de manera momentánea debido a que el fuego cruzado alcanzó sus negocios, y otros lo hicieron por temor a que los delincuentes entraran a refugiarse en ellos. 

 

El incidente se originó cuando en el cruce de las calles Juan Carlos Primero y Príncipe de Asturias del Fraccionamiento Villa Española, de la ciudad de Tamaulipas elementos de las fuerzas federales se encontraron con delincuentes a bordo de varias camionetas.

 

Los criminales abrieron fuego contra los federales y continuaron su escape por la avenida principal del Fraccionamiento Victoria y posteriormente, cerca de un centro comercial ubicado en la Colonia Puerto Rico, volvieron a atacar a los efectivos de la ley, reportaron las autoridades locales. 

 

En este punto resultó lesionada por rozón de impacto de bala un ama de casa que se encontraba en compañía de su esposo. Después, en Privada Lomas del Porvenir y Avenida del Trabajo, colonia Infonavit Buenavista, una joven resultó herida también por el rozón de un proyectil.

 

En otro suceso anterior, aún se recuerda el enfrentamiento registrado en 2009, entre sicarios y soldados en la ciudad de Reynosa. El tiroteo duró tres horas y provocó el cierre de una amplia zona de la ciudad, plagada de escuelas y comercios. Por altavoces, las autoridades locales prevenían a la población civil para que se encerrara en casas, negocios y planteles escolares. 

 

SIMULACROS EN LAS ESCUELAS ANTE LOS TIROTEOS

 

En Tamaulipas, por lo menos desde el 2014, los niños no sólo salen al patio a realizar ejercicios como parte de sus clases de educación física, sino para aprender cómo deben actuar en caso de que se presente un tiroteo afuera de su escuela.

 

Así de grave es la situación en esa entidad, y repetimos, no hablamos de niños de Siria o de otro país en guerra, sino de niños mexicanos que han sido víctimas de la violencia que prevalece imparable en dicha entidad de la República Mexicana.

 

Los niños salen al patio de su escuela y empiezan su rutina. A la orden de un profesor, los pequeños, especialmente de primarias y secundarias, se arrojan al piso, se cubren la cabeza con las manos y encogen sus piernas sobre el pecho.  Con esa posición presentan un blanco menor que si estuvieran de pie.

 

Algunas escuelas organizan dichos simulacros de manera interna, con los profesores; otras, ante la alarma que se presenta en sus zonas, recurren a la capacitación de las autoridades policiacas.

 

Esta situación de continua violencia, es lo que inspiró a los padres de Juan David para diseñar una mochila que internamente tiene una capa de blindaje para proteger el cuerpo de su vástago en caso de que se presente una balacera.

 

Aparentemente la mochila de lona, de color negro, parece normal, pero también cuenta con un sistema GPS, que permite a los padres del menor localizarlo en caso de que el niño fuera secuestrado y también tiene una alarma que Juan David puede accionar, si un hampón lo pretende asaltar.

 

Entrevistado por reporteros de televisión y de medios impresos locales, cautivados por el invento familiar, el pequeño Juan David muestra cómo se puede utilizar su mochila como un escudo anti balas.

 

Se coloca la mochila frente a su cabeza, aparentando como podría protegerse de una bala perdida. A la pregunta de un periodista acerca de si su mochila será producida a gran escala hasta convertirse en un negocio lucrativo por la necesidad de los padres de proteger a sus hijos, Juan David no da una respuesta concreta.

 

Sólo sabe que en Matamoros, su ciudad, las balaceras son frecuentes y es necesario que los niños no sean heridos por el fuego cruzado.

 

Hasta donde ha llegado la situación de violencia en “Mataulipas”, como ahora llaman al estado de Tamaulipas muchas personas oriundas de la región, que las familias deben recurrir a este tipo de acciones para proteger a los pequeños.

 

Nada hicieron los gobernadores Tomás Yarrington, ahora prófugo y por quien se ofrecen 15 millones de dólares y quien protegió a los carteles de la droga, ni Eugenio Hernández, también acusado por la DEA estadounidense de tener tratos con criminales ni el incompetente Egidio Torre Cantú, por parar en seco la violencia.

 

Los tamaulipecos tendrán que seguirse protegiendo por si mismos. Eso lo saben Juan David y sus papás.

 

Contacto.- javiervelazquezf@gmail.com

18-Nov-2016

UN AÑO SIN JUSTICIA

 Para los catedráticos de Venezuela, Alexandra María Colmenares Ávila y Claudio Enrique Contreras Ochotegui, 2016 ha sido el año más largo de su vida. En lugar de estar en su país impartiendo clases en la universidad como siempre lo hicieron. Se encuentran presos en penales de alta seguridad de México, a donde llegaron de vacaciones y les “sembraron” droga.

 

Su historia provocó el malestar de la comunidad académica en Venezuela, que indignada constataba otro caso más de injusticia cometido en nuestro país. En su expediente existe una larga cadena de irregularidades, pero ellos siguen en la cárcel.

 

En la ciudad de Caracas, en un acto de desesperación 3 mil empleados de la Biblioteca Nacional, en donde laboraban los detenidos, firmaron un pliego petitorio demandando justicia en este caso plagado de anomalías.

 

Los catedráticos fueron invitados por familiares que viven en México a pasar las vacaciones de fin de año de 2015 a Los Cabos, Baja California, con todos los gastos pagados. Fue un viaje largamente planeado que se convirtió en una pesadilla que les cambió la vida.

 

Los esposos venezolanos arribaron al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México el 20 de noviembre del año pasado, cerca de las 21:00 horas, en el vuelo AV22 de la línea aérea Avianca, procedente de Bogotá, Colombia, y que tuvo como origen la ciudad de Caracas, Venezuela. Era la primera vez que salían de su país y tenían mucho interés en conocer México.

 

A la banda de equipaje de la  Terminal 1 del aeropuerto llegaron las maletas de ese vuelo Todo era normal hasta que los agentes aduanales Melitón Zapata Moreno, Nancy Suárez González, Paul Manrique Miranda y Guadalupe Medina Sánchez, abrieron una maleta de color negro, sin llantas, maltratada y sucia, en donde detectaron cuatro tabletas de madera con un polvo amarillento que al ser sometido a reacciones químicas (Reagent for Cocaine Salts and Base Caution) resultó ser cocaína y dos tapas de goma conteniendo lo que se identificó como heroína.

 

La sorpresa de los venezolanos llegó al pavor, cuando fueron acusados por los aduanales de narcotráfico. La cantidad de irregularidades en este caso forma una larga cadena.

En su declaración, contenida en la averiguación previa A.P. PGR/SEIDO/UEIDCS/601/2015, los aduanales afirman que los inculpados “de propia mano traen consigo su equipaje de manera voluntaria y sin que el equipaje haya sido manipulado por persona diferente a dichos pasajeros”.

 

 Sin embargo, quedó asentado ante el juzgado que lleva el caso que en un video del aeropuerto aparece un sujeto con chaleco (al parecer personal de aduanas del Aeropuerto) cargando la maleta de color negro. Detrás de él están los inculpados y atrás de ellos otro sujeto con vestimenta similar al primero cargando un contenedor al parecer de color azul sin apreciarse el contenido del mismo debido al ángulo de la cámara ¿Qué había en el contenedor? Nadie lo sabe. Primera sospecha.

 

Alexandra María siempre trató de reclamar que su maleta no llegaba, pero no había personal de Avianca. Su esposo llevaba otra maleta. Ella declaró que “cuando me pasaron a la oficina en el aeropuerto para indicarme que había droga en mi maleta fue cuando me percaté y confirmé que la maleta no era mía, era una maleta con características similares (de color negro como miles que llegan al aeropuerto), pero no es mi maleta, una maleta no se desgasta ni se ensucia en un solo viaje”, como estaba la que, según los agentes aduanales, era de ella. Segunda sospecha.

 

La maleta de la señora se encontraba plastificada desde el punto de origen y la que le mostraban no estaba embalada ni tenía ruedas ni menos el candado con números que tenía la de ella. Los aduanales explicaron que los perros que detectan drogas pudieron haber retirado el plástico al hacer su tarea. Sin embargo, en el video del aeropuerto se observa a los canes olfatear maletas sin dañar maleta alguna y mucho menos, detectar estupefacientes. Tercera sospecha.

 

A los presuntos acusados de daños contra la salud jamás les leyeron sus derechos ni les informaron que podían contar con un abogado ni se les permitió hacer la llamada telefónica a que tiene derecho cualquier detenido. Simplemente les dieron a firmar un documento de cuyo contenido no explicaron ampliamente las autoridades. Cuarta sospecha.

 

Cuando llega cualquier turista siempre se llena una forma aduanal y migratoria por persona. Este fue el caso, sin embargo, jamás apareció la forma llenada por la señora, sólo la de su esposo, como si se tratara de una sola “maleta familiar”. Quinta sospecha. A pesar de que los aduanales acusaron a la mujer de ser propietaria del maletín negro, su marido también fue inculpado, sin más pruebas, sólo por viajar con ella. Sexta sospecha.

 

Los agentes del SAT iniciaron un interrogatorio de  la pareja, sin tener facultades para ello, ya que esto sólo compete al agente del Ministerio Público Federal ¿Por qué estaban tan interesados los aduanales en incriminarlos a la fuerza? Séptima sospecha.

 

Los venezolanos, padres de familia, abuelos afables, fueron detenidos a alrededor de las 21:20 horas de ese 20 de noviembre y fue hasta las 00:25 horas cuando se les puso a disposición del agente del Ministerio Público Federal, es decir, tres horas después y no de manera inmediata, como marca la legislación mexicana ni se asentó el registro de detención a que se refiere el Artículo 16 Constitucional, así como el 193 del Código Federal de Procedimientos Penales. ¿Qué pasó en todo ese tiempo? Octava sospecha.

 

Los aduanales indicaron que el “operativo” inició a las 21:20 horas, pero en el video del aeropuerto se observó que la maleta fue “desarmada” a  las 20:56. Además, la cámara de video de la banda 10 a la que llegó al equipaje, estaba enfocada a la banda 12. Novena sospecha.

 

La lista de las violaciones al debido proceso es vasta, no alcanzaría este espacio para enumerarla. No obstante, el Juzgado Sexto de Distrito de Procesos Penales Federales en la Ciudad de México no consideró nada de ello y el domingo 29 de noviembre de 2015 decretó auto de formal prisión a la pareja. Llegaron juntos enamorados de un viaje y de un país en donde pensaron que pasarían días de descanso acompañados de familiares y acabaron separados. Alexandra María en el Penal de Alta Seguridad de Nayarit, de donde fue trasladada posteriormente a una cárcel de Morelos y Claudio Enrique en otro penal de Chiapas, en donde permanece.

 

De la detención de los profesores venezolanos, la Procuraduría General de la República no emitió ninguna información en su momento. Además, no se hizo público ni el volumen ni el destino de los estupefacientes decomisados.

 

Claudio Colmenares, quien tenía 48 años de edad en el momento de su detención, es licenciado en Sociología y en Administración; su esposa, Alexa Contreras, de 50, es

licenciada en Recursos Humanos y Administración de Personal. Ambos tienen postgrados y en minutos, sin pruebas fehacientes, se convirtieron en supuestos delincuentes.

 

RENUNCIA SOSPECHOSA DE VISTAS ADUANALES

 

En el exceso del “tortuguismo”, fue hasta casi un año después cuando los inculpados pudieron carearse con los vistas aduanales que los acusaron. Extrañamente, de los cuatro funcionarios que estuvieron presentes en la “detección” de la droga, 3 de ellos renunciaron a su puesto en el transcurso del caso y se presentaron en calidad de “ciudadanos”.

 

En una sesión que duró seis horas a mediados de octubre, los ex aduanales cayeron en contradicciones en puntos esenciales como el gramaje de la supuesta droga incautada, la hora en que ocurrió el decomiso e incluso en la manera que ocurrieron los hechos. El careo se había suspendido en cuatro ocasiones por razones no dadas a conocer por las autoridades.

 

PERDIDA LA CADENA DE CUSTODIA

 

De acuerdo a los abogados de oficio que defienden a los presuntos implicados, quienes no cuentan con recursos para pagar a un litigante particular, la Procuraduría General de la República perdió la cadena de custodia, porque, de manera especial, no ha informado cuál fue el destino de la droga supuestamente detectada.

 

La PGR realizó pruebas periciales en los teléfonos móviles de los catedráticos sin que se haya podido encontrar alguna llamada sospechosa que los ligue a grupos delincuenciales. Además, la dependencia cuenta con los títulos profesionales que los acreditan como profesionistas en sus países. De la misma manera, tiene en su poder documentos que certifican que los profesores no tienen antecedentes penales en su país de origen ni en ningún otro. En resumen, la PGR no cuenta con pruebas fehacientes que los involucre en dicho delito.

 

Con la ex procuradora, Arely Gómez, el caso simplemente se enturbió, ahora con el nuevo titular de la PGR, Raúl Cervantes, la defensa muestra su confianza en que la dependencia se desista de las acusaciones infundadas, ante la falta evidente de pruebas, pero estamos en México, en donde la justicia opera al revés. Ojalá me equivoque.

 

javiervelazquezf@gmail.com  

11-Nov-2016

POLICÍAS SACRIFICADOS

 

En memoria de mi perrita Mía, guardián de mi hogar, que hoy murió

 

Omar Cruz Tagle, policía preventivo de la Ciudad de México, había despertado la   mañana del 29 septiembre de este año como cualquier día para dirigirse a su trabajo. Ni él ni su familia imaginaban que ya no volvería nunca más a su hogar.

 

Como todos los días, Omar realizaba un recorrido de vigilancia, cuando personal del Centro de Comando y Control (C2) Poniente detectaron un asalto en una bodega ubicada en la avenida Cuitláhuac, colonia Prohogar, delegación Azcapotzalco.

 

Dos hampones ingresaron armados a la bodega y amagaron a trabajadores del establecimiento. “¡¡¡Esto ya valió madres cabrones!!!, ¡¡¡Denos todo lo que tengan y al que se pase de listo le meto un balazo en la cabeza!!!, gritó un hampón.

 

Los delincuentes les robaron teléfonos celulares y 12 mil pesos en efectivo a sus víctimas. En unos cuantos minutos, los asaltantes se encontraban ya a bordo de un taxi Nissan Tiida, de colores rosa y blanco y huyeron en la unidad rumbo a la calzada Vallejo.

 

Los elementos del C2 lanzaron una alerta y eso permitió a Omar ubicar al vehículo cuando circulaba por la calle 17, de esa colonia. El policía le marcó el alto a la unidad vehicular, pero de inmediato uno de los ocupantes le disparó con un arma de fuego al preventivo.

 

Omar enfrentó con su arma de cargo a los hampones, al tiempo que pedía apoyo por medio de su radio. En minutos, otro policía preventivo se presentó en el sitio para tratar de someter a los delincuentes.

 

Ese día, sin embargo, no era de fortuna para Omar, recibió un balazo en el tórax y pronto empezó a desangrarse. En la refriega, uno de los asaltantes resultó también lesionado, en el interior del taxi, mismo que presentaba reporte de robo.

 

El compañero de Omar solicitó ayuda a la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México y al lugar del enfrentamiento arribaron más elementos preventivos, quienes finalmente sometieron a los dos hampones.

 

Omar fue llevado de emergencia al Centro Hospitalario del IMSS en la Raza. Los médicos hicieron todo lo posible por tratar de salvarle la vida, pero el policía no pudo resistir y falleció.

 

El hombre que asesinó a Omar sólo tenía una pequeña herida en el tobillo. Incluso los paramédicos que atendían el asunto consideraron que no debía ser trasladado a ningún nosocomio. De ahí, directamente fue llevado al Ministerio Público.

 

 

 

 

Al enterarse de los acontecimientos, el secretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México, Hiram Almeida Estrada, lamentó el fallecimiento de Omar Cruz Tagle y expresó sus condolencias a los familiares.

 

Almeida estrada también giró instrucciones para brindar apoyo económico y jurídico a los familiares del policía, quien murió en cumplimiento de su deber. Sus seres queridos no se iban a quedar sin protección.

 

Morir defendiendo al ciudadano

 

La historia de Omar es similar a las de 14 policías preventivos capitalinos, como él, que han perdido la vida entre enero y octubre del presente año, todos abatidos cuando cumplían su deber.

 

Muchos ciudadanos relacionan a los policías, con actos de corrupción, que, no cabe duda,  los hay, pero casi nunca recapacitan que si alguien hace frente a un hecho delincuencial en el momento que ocurre, ese es el policía preventivo, “el azul”, como los conocemos los capitalinos desde siempre.

 

Atrás de cada uno de los 88 mil policías de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, hay una historia de vida, enmarcada por padres, esposa e hijos, en la mayor parte de los casos. Para ellos, ese es su trabajo, evitar que se sigan cometiendo delitos en esta urbe, tan caótica casi siempre.

 

Literalmente se juegan la vida todos los días. Saben cuando salen de sus casas, pero no saben si van a regresar. Así le sucedió a Omar.

 

Su salario, que tiene un promedio de entre 12 mil y 10 mil pesos mensuales no llega a compensar económicamente el alto riesgo que enfrentan. Las finanzas del Gobierno de la Ciudad de México no se encuentran en bonanza, eso es conocido públicamente, pero, al igual que los bomberos, el importante papel que tienen policías preventivos y de tránsito, hace necesario que por lo menos se les duplicara el sueldo.

 

Claro hay buenos y malos elementos, como en todas las dependencias y empresas privadas. A los malos hay que sancionarlos o despedirlos, pero a los buenos, sin duda, hay que estimularlos económicamente. El riesgo que corren a diario los policías, vale la pena ser reconocido.

 

CONTACTO.- javiervelazquezf@gmail.com

 

 

07-Nov-2016

‘BIG BROTHER’  CONTRA EL DEL DELITO

 

PRIMER CASO.- Un cuentahabiente acudió una mañana al banco a realizar un retiro elevadísimo de dinero por tratarte de una ventanilla, 6.2 millones de pesos, que colocó en una maleta negra. La operación era observada a detalle por el miembro de una banda de delincuentes que se encontraba en el interior de la institución.

 

Un pequeño mensaje enviado mediante celular fueron la clave: “el que va saliendo en este momento va cargado”. El destino del cuentahabiente estaba sellado.

 

El señor fue interceptado en cuanto abandonó el banco por dos individuos, armados con pistolas, quienes sabían que su víctima tenía en su poder una suma elevada. No hubo resistencia y los ladrones huyeron a toda velocidad por calles de la colonia Lomas de Chapultepec, en algunas incluso en sentido contrario.

 

Pronto, se inició una persecución que terminó cuando la motocicleta de los hampones derrapó, debido al exceso de velocidad y los ladrones fueron detenidos por personal de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSP).

 

En ese momento fueron asegurados José Alberto Martínez Duarte y Jonatán Flores Lozano, de nacionalidad colombiana, miembros de la banda “Los Versa Cross”, quienes tenían dos años de realizar asaltos a cuentahabientes de la capital del país y que estaban relacionados con por lo menos 50 atracos.

 

Esos 6 millones 200 mil pesos, que fueron recuperados por su propietario, representaban de hecho su mayor “golpe” cometido en un solo asalto.

 

SEGUNDO CASO.- El señor “Pérez” se trasladó una mañana a una institución bancaria de la colonia San José Aculco, de la delegación Iztapalapa para realizar un retiro de dinero, después de lo cual abordó un taxi para dirigirse a su casa. Inesperadamente, el vehículo fue interceptado por una motocicleta y un auto, del cual bajaron cuatro hombres armados.

 

Uno de los individuos, lo amagó con un revólver, calibre .357 y lo despojó de su dinero. La banda huyó a bordo de un automóvil compacto. En pocos minutos, elementos policiacos iniciaron una persecución por la colonia mencionada hasta que lograron detener a la banda, compuesta por los colombianos Gilbert Narváez Ortiz, Darwin Alonso Betancourt Bedoya, Cristian Camilo Salas Sánchez, Luis Fernando Alferez Parrado, Milton Farudt Betancourt Betancur y por el mexicano José Luis Galván Espinoza.

 

TERCER CASO.-  El 26 de septiembre pasado, a las 10:00 de la mañana, el tuitero Édgar Medina estaba atrapado en el tránsito vehicular en el Periférico, a la altura de la fuente de Petróleos Mexicanos cuando fue testigo de un asalto simultáneo.  Dos individuos armados atracaban a los conductores de autos Mercedes Benz y Audi que estaban cercanos.

 

El testigo grabó la escena con su celular y lo subió a la red social Twitter, de donde fue replicado por el periodista de espectáculos Javier Poza y se volvió viral. Medina pidió ayuda a la agencia de Atención Urbana de la Ciudad de México, pero los hampones pudieron huir sin que nadie los detuviera  en ese momento. Sin embargo, días después, varias personas relacionadas con el ilícito fueron detenidas, una de ellas un menor de edad, de 17 años.

 

CÁMARAS QUE TODO LO VEN

 

En todos los casos anteriores, las cámaras del Gobierno de la Ciudad de México fueron un elemento determinante en la captura de los delincuentes. Son 140 mil cámaras que se encuentran distribuidas en toda la metrópoli, convertidas en los ojos de las autoridades, el “Big Brother” que todo lo observa y lo vigila.

 

Así como en la famosa novela “1984” de George Orwell, en la cual “El Gran Hermano” lo puede observar todo, en la ciudad de México este sistema de cámaras permite a las autoridades contar con un monitoreo muy completo de lo que pasa en calles, avenidas y lugares públicos.

 

Se ha vuelto algo común para los televidentes observar todas las semanas en las cadenas televisoras la manera en que operan  los delincuentes para cometer delitos en la vía pública, pero también la forma en que actúa la policía capitalina para detenerlos, como si se tratara de una teleserie, pero es la realidad que se vive en las calles de la Ciudad de México.

 

De acuerdo con información de la Dirección Ejecutiva de Comunicación Social de la SSP, la capital del país es la que está mejor tecnificada para hacer frente a la delincuencia, a la altura de urbes en donde existe un avance importante en este terreno, como son las ciudades de Nueva York, Los Ángeles y Chicago, con las cuales existen importantes convenios de capacitación de especialistas en ambas direcciones.

 

Las cámaras se encuentran ubicadas en puntos estratégicos, de tal manera de que pueden cubrir las áreas en donde en determinado momento no se ubicara alguno de los 88 mil policías preventivos capitalinos que patrullan la ciudad.

 

Las cámaras trabajan las 24 horas de los 365 días del año y en el momento que sus operadores detectan que se comete un delito, en seguida informan a patrullas de la dependencia para que tomen cartas en el asunto, pero no sólo eso, sino que son importantes instrumentos para prevenir ilícitos, ya que en cuanto detectan a personas con actitud sospechosa se ponen en alerta para evitar que se cometa un delito.

 

Las cámaras no sólo se encargan de la vigilancia para evitar la comisión de posibles delitos, sino que también monitorean el tránsito vehicular, de tal manera que se puede detectar a tiempo cualquier problema que se presente de manera inesperada en este ámbito.

 

Luis Acevedo Pesquera, director Ejecutivo de Comunicación Social de la SSP, explica que los postes en donde se encuentran situadas las cámaras cuentan con botones que pueden ser oprimidos por las personas que sufren una emergencia y en un promedio de dos a tres minutos los solicitantes reciben una respuesta para su llamado, al igual que si lo hace un ciudadano marcando el número 066.

 

Cuando se produce una alerta de este tipo las cámaras dan seguimiento a la ruta de huída de los delincuentes, se realiza un cerco policiaco hasta que los delincuentes son aprehendidos, escenas que ya se han hecho comunes en las transmisiones de televisión.

 

Las autoridades policiacas capitalinas también monitorean todo el tiempo las redes sociales, que se han convertido en sus aliadas para atender casos en los que se está cometiendo un delito. Las alertas de los ciudadanos hacen posible que la policía preventiva pueda atrapar a los delincuentes en flagrancia en muchos casos.

 

El caso de los asaltos simultáneos ocurridos sobre Anillo Periférico, en el cruce de Reforma, generó una gran respuesta de las autoridades. Fueron destacados 250 policías preventivos para desalentar los asaltos en diversas intersecciones de esa importante vialidad. Finalmente, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal logró aprehender a 7 miembros de una banda dedicada al asalto de automovilistas que fueron quienes cometieron dichos atracos.

 

Otra  herramienta que es  útil en la denuncia de hechos delictivos es la aplicación para teléfonos móviles Mi Policía, que se puede descargar de manera gratuita y por medio de la cual los ciudadanos pueden presentar denuncias, entre otras funciones.

 

“El problema que tenemos es la falta de denuncia, ya que muchos delitos que se cometen no se denuncian y muchos delincuentes por eso se mantienen impunes”, explicó Luis Acevedo.

 

javiervelazquezf@gmail.com

28-Oct-2016

EL DELINCUENTE QUE SE HIZO MAGISTRADO Y LUEGO DEJÓ DE SERLO

 El delincuente que se hizo magistrado y luego dejó de serlo Luis Carlos Vega Pámanes fue un joven delincuente en los años ochenta. Fue acusado de robo y homicidio, pero como se puede lograr cualquier objetivo si se quiere. Tres décadas después, de hampón se convirtió nada menos que en el Presidente del Superior Tribunal de Justicia de Jalisco. Vaya ejemplo de superación personal.

 

La vida es nada menos que una rueda de la fortuna. Ayer Vega Pámanes pidió licencia a tan honroso cargo para poder enfrentar nuevamente cargos legales. Sencillamente se le acusa de tratar de proteger a delincuentes. Él, en un grito de rabia, advierte que sus “errores” de juventud lo persiguen y ahora algunos políticos pretenden acabar con su carrera en el poder judicial. Su futuro personal vuelve a ser incierto como hace 32 años.

 

La historia de esta desazón empezó en 1984 cuando al joven estudiante, de 20 años de edad, Luis Carlos Vega Pámanes, alias “El Caballo”, se le acusó de un robo perpetrado con su cómplice Gustavo Gómez, alias “Avo”. Una tarde el par de sujetos habían asaltado a algunos estudiantes por el rumbo de Tlaquepaque, Jalisco.

 

Los relatos periodísticos de la época refieren que después de cometido su atraco se refugiaron en la Facultad de Química de la Universidad de Guadalajara, en donde robaron un auto Volkswagen y huyeron a calles de colonia Atlas de la perla tapatía, en donde atropellaron a dos mujeres, María Dolores Guzmán y María de Jesús Ledezma, de 52 y 62 años de edad, respectivamente, la primera de las cuales perdió la vida por las lesiones sufridas.

 

La policía pisaba los talones de los hampones, quienes finalmente fueron atrapados, tras una andanada de balazos con las autoridades. Se les decomisó un botín de 11 mil pesos y diversas joyas. Vega Pámanes purgó varios años en prisión, pero de manera por demás curiosa, trate usted de buscar el expediente judicial de este caso y no lo encontrará: simplemente desapareció.

 

No se sabe si este extraño caso de desaparición de expediente se deba quizá a que en diciembre de 2012, el señor licenciado Luis Carlos Vega Pámanes fue nombrado, con toda la ceremonia que ello amerita, como presidente del Superior Tribunal de Justicia de Jalisco.

 

La vida le había dado otra oportunidad a Luis Carlos y todo estaba de maravilla cuando el 29 de julio de este año hizo una llamada extraña a Salvador Caro, jefe de Policía de Guadalajara, por medio de la cual le pedía que soltada a dos hombres a quienes se les había detectado afuera de una sucursal de Banorte con posesión de armas de fuego.

 

Se trataba de Víctor Manuel Andalón Zaragoza y Víctor Emmanuel Andalón Ramírez, de 43 y 22 años de edad, respectivamente, a quienes Vega Pámanes identificó como guardaespaldas de un empresario prominente del cual no quiso dar a conocer su nombre “porque el sistema de justicia oral no lo permite”.

 

En una espléndida investigación periodística realizada por el Grupo Reforma, en una grabación se escucha la voz pausada de Vega Pámanes, quien dice conocer al “patrón” de los detenidos y pide por favor que no sean remitidos al ministerio público, como debió haber ocurrido de manera normal.

 

Para el presidente del Superior Tribunal de Justicia de Jalisco, los detenidos sólo realizaban su labor de guardias en el lugar que fueron detenidos, en tanto que las autoridades policiacas jaliscienses argumentaban que los detenidos, padre e hijo, eran investigados como presuntos responsables de los delitos de robo y portación de arma.

 

El jefe policiaco, Salvador Caro, notificó a su jefe, Enrique Alfaro, presidente municipal de Guadalajara, y líder del Partido Movimiento Ciudadano, de las presiones ejercidas por el magistrado y este no se quedó con los brazos cruzados y presentó una denuncia ante la Procuraduría General de la República en contra de Vega Pámanes por delitos cometidos en contra de la administración de justicia.

 

Revanchismo político

 

Vega Pámanes organizó una conferencia de prensa para dar a conocer su punto de vista. Aseguró que en el fondo de este caso se encuentra la revancha política de Movimiento Ciudadano, porque Vega Pámanes se opuso a la designación del magistrado Leonel Sandoval como integrante del tribunal jalisciense, mediante una controversia constitucional. Sandoval era apoyado por el partido naranja.

 

Argumenta que la grabación dada a conocer por el diario “Reforma” se encuentra manipulada, editada y sacada de contexto. Menciona que él sólo pretendía que se cumpliera la ley, porque las personas detenidas no habían sido puestas a disposición de un ministerio público de manera inmediata, como marca la ley.

 

Acusa al jefe policiaco Caro por grabar su voz de manera intencionada para hacer creer que él quería pedir la liberación de los inculpados, cuando en realidad sólo pretendía que fueran puestos a disposición de la autoridad competente.

 

Llaman la atención varias cosas en este caso, Vega Pámanes refiere que “el patrón” de los supuestos guaruras detenidos pidió su intervención. ¿Quién es ese desconocido patrón que pidió tal favor? ¿Qué poder tiene como para que el presidente del Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco actúe como si fuera un abogado de los detenidos, acusados de delincuentes? ¿Quiénes son el resto de “empresarios” que el mismo Vega Pámanes ha reconocido que le han pedido favores para hablar a favor de algunos detenidos? ¿Enrique Alfaro y Salvador Caro actuaron por consigna de un partido en contra de Vega Pámanes?

 

Todo este embrollo tiene un mar de fondo que deberá ser aclarado, tratándose del máximo tribunal de impartir justicia en Jalisco.

 

Los ciudadanos de ese tan importante estado tienen derecho a saber en manos de quien está el poder judicial y a quien a que intereses responden los mandos del poder ejecutivo y policiaco.

 

Luis Carlos Vega Pámanes renunció ayer a su cargo. Sería relevado en diciembre como presidente del Superior Tribunal de Justicia de Jalisco. Este suceso le adelantó lo que iba a ocurrir de cualquier manera.

 

Dice que el atropellamiento en que se vio involucrado hace más de 30 años ya lo pagó ante la justicia, pero lo sigue persiguiendo como una maldición. Hoy nuevamente enfrentará cargos. En su interior anhela nuevamente no ser señalado como delincuente como lo fue en 1984. No quiere que su pesadilla personal vuelva a repetirse.

 

El texto original de este artículo fue publicado por la Agencia Quadratín en la siguiente dirección: https://mexico.quadratin.com.mx/historias-surrealistasjavier-velazquez-27/

 

 

24-Oct-2016

LA HORA DE LA JUSTICIA SIN ROSTRO

 Primera escena (México): El juez Vicente Antonio Bermúdez Zacarías sale a ejercitarse cerca de su casa de manera despreocupada. Se le acercan dos desconocidos y uno de ellos lo alcanza para dispararle un tiro a quema ropa en la nuca que lo mata de manera instantánea.

 

Segunda escena (México): Después de ese homicidio, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y casi todos los partidos políticos claman porque se establezca un sistema de “justicia sin rostro” para que no se conozca la identidad de los jueces y demás impartidores de justicia y evitar que estos puedan ser objeto de atentados, mientras que la organización México Evalúa se pronuncia en contra de una medida de ese tipo, porque  “se mandaría el mensaje a la delincuencia de que el estado está en jaque”.

 

Vicente Antonio era un juez joven, cuya carrera se encontraba en franca consolidación. Además de sus éxitos profesionales, tenía una vida familiar feliz. Era de esas personas de las que suelen decirse que nada les faltaba.

 

El 17 de octubre pasado, cuando lo asesinaron, el juez 5 de distrito en materia de amparos y juicios civiles federales, había salido a correr, como lo hacía casi todos los días. Hacía ejercicio de manera despreocupada, sin estar acompañado de escolta, a pesar de que muchos de los casos en que trabajaba hubieran requerido de que no se le dejara solo en momento alguno.

 

Eso lo conocían los asesinos, a tal grado que después de dispararle con una pistola a centímetros de distancia, huyeron casi caminando, según se aprecia en el video grabado por una cámara que se encontraba en la calle, en una escena repetida en los últimos días por los medios de comunicación ante el pasmo de los espectadores.

 

Es aterrador observar la sangre fría con que actúan los delincuentes, la indefensión del juez, la soledad de una calle por la que dos asesinos se retiran del lugar, sin que nada pase, sin ser detenidos. Esa calle vacía de autoridad, como la mayor parte de las que tiene el país.

 

Se desconoce quién fue la mano que armó al sicario que disparó en contra del juez a quema ropa. Vicente Antonio participaba en la resolución penal de casos importantes. Cualquiera de ellos puede guardar relación con su homicidio.

 

El juez había rechazado un amparo solicitado por Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, en contra de su proceso de extraditado a Estados Unidos. Por otra parte, decretó el arraigo de Abigael González Valencia, alias El Cuini, uno de los principales capos del Cartel de Jalisco Nueva Generación.

 

También había negado el amparo para proteger de las acciones de la justicia a Gilberto López Astudillo El Gil, acusado de participar en la presunta desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero.

 

Y en un caso reciente, de apenas más de un mes, el juez negó la protección de la justicia federal al empresario de origen libanés Naim Libien Kaui, propietario del diario Unomásuno, acusado de fraude fiscal.

 

Muchos presuntos sospechosos, ninguno vinculado a proceso por este homicidio. Sólo especulaciones en una investigación que a la fecha no arroja resultados concretos.

 

El caso colombiano

 

El 30 de abril de 1984, el ministro de Justicia de Colombia, Rodrigo Lara Bonilla, viaja en su auto Mercedes Benz por una avenida de Bogotá, cuando es alcanzado por una motocicleta en donde viajan dos hombres. El hombre que va atrás saca una metralleta y dispara en contra del vehículo del funcionario, sin que sus escoltas puedan evitar el homicidio.

 

Lara Bonilla había descubierto la verdadera personalidad mafiosa del capo Pablo Escobar, quien en aquel tiempo era asambleísta en el Congreso de Colombia. Como resultado se inicia la persecución de Escobar, quien es desaforado y es suspendida su visa a Estados Unidos.

 

El 30 de octubre de 1986, el juez colombiano Gustavo Zuluaga viaja a bordo de su auto por la avenida Bolivariana de la ciudad de Medellín, cuando un vehículo lo intercepta, descienden tres hombres que lo asesinan a balazos. Zuluaga había girado un auto (orden) de detención en contra de Pablo Escobar y de su primo Gustavo Gaviria.

 

Las amenazas de muerte del cartel de Medellín en contra del juez habían durado cuatro años. Primero fueron de manera telefónica, hasta que un día el auto de su mujer Carmela fue interceptado por varios desconocidos. La mujer fue bajada del vehículo y el auto empujado hacia un barranco. “La próxima vez usted irá adentro”, le dicen. A pesar de las amenazas, el juez siguió con su trabajo. Él quería una vida normal con su esposa, deseaban tener una niña. Ángela, su hija, nació pocos meses después de la muerte de su padre.

 

El 16 de noviembre de 1986, el más importante miembro del equipo de trabajo de Lara Bonilla, el coronel de la Policía de Colombia, Jaime Ramírez Gómez fue asesinado en su auto mientras regresaba de unas vacaciones con su familia.

 

Ante la cascada de homicidios cometidos por la delincuencia organizada en Colombia, se realizan cambios legales en 1991 para proteger la identidad de los jueces y a todo el personal del sistema judicial que participara en los procesos legales iniciados en contra de los capos del narcotráfico.

 

De esa manera, se determinó que “la protección de los jueces contará con una cortina de sigilo que permite al funcionario ocultar hasta su propia fisonomía cuando tenga que interrogar a los sindicados, para lo que se valdrá de modernos sistemas electrónicos. En las providencias no figurarán su nombre ni su firma”.

 

Se determinó que, además, la protección se extiende a investigadores y testigos. Los testimonios de acusación de la Policía Judicial, así como los peritajes, sólo tendrán el número de orden del agente que las produjo, mientras que los testigos tampoco firmarán, únicamente pondrán su huella digital y, en caso de ser necesario, se les cambiará hasta de identidad”.

 

De igual manera, se fijó que “la Policía Judicial, a la cual se le asigna la investigación, tampoco registrará un solo nombre de quienes aportan pruebas, pues figurarán con el número de orden que les haya sido asignado en la respectiva unidad”.

 

Patética situación de México

 

Mientras en países como Colombia, en donde la delincuencia organizada ha asesinado a miles de personas relacionadas con la impartición de justicia, se adoptaron acciones concretas y prácticas para evitar que estos funcionarios fueran corrompidos o ajusticiados por los criminales, en México sencillamente no se ha tomado acción alguna al respecto.

 

Es patético escuchar planteamientos como el de la presidenta de la organización México Evalúa, Edna Jaime, en el sentido de que el sistema de justicia sin rostro no es una solución para impedir que los jueces sean victimados por los delincuentes.

 

Claro que la solución de los hechos de delincuencia en nuestro país requieren de acciones más profundas que tienen que ver con el abatimiento de la pobreza, cero tolerancia a la impunidad y a la corrupción y la generación de un entorno social y económico más adecuado, pero indudablemente, el sistema de justicia sin rostro debe ser aplicado cuanto antes, con la finalidad de que los delincuentes no conozcan la identidad de los jueces que llevan su caso y actúen para corromperlos, amedrentarlos o en el peor de los casos, para asesinarlos, como ha sucedido durante muchos años en México.

 

Se equivoca la señora Jaime, al afirmar que con el sistema de justicia sin rostro se mandaría una señal negativa de que la delincuencia tiene en jaque al Estado mexicano, porque las instituciones del país ya están en jaque desde hace muchos años y parece que de esto no se ha dado cuenta la señora Jaime, que alguien se lo haga ver, por favor. La justicia sin rostro no es una solución de fondo en los problemas de impartición de justicia, pero sí permitirá que los magistrados hagan su trabajo sin temor a ser reprimidos por delincuentes.

 

Justicia sin rostro ahora o seguirán los homicidios de jueces. javiervelazquezf@gmail.com

 

El texto original de este artículo fue publicado por la Agencia Quadratín en la siguiente dirección: https://mexico.quadratin.com.mx/historias-surrealistasjavier-velazquez-26/

 

La política me da risa es una publicación de Yazmín Alessandrini. Todos los derechos reservados. 2011-2017 Aviso de Privacidad  admin WSI BMS